Nadie se quiere ir…

El canciller argentino Felipe Solá habló hoy del impacto económico que genera la pandemia de Covid 19 y sus implicancias en los debates internos del Mercosur. Vaticinó que el mundo que se viene “va a ser cada vez más regionalizado y por eso nadie se quiere ir” del bloque.

Las discusiones que teníamos sobre acuerdos extra Mercosur se mencionaron, pero todo el mundo sabe que están semisuspendidas por las circunstancias que vivimos. Los temas quedan inmersos en la cuestión de la pandemia”, manifestó esta mañana en declaraciones a CNN Radio.

Y resaltó: “El Mercosur tiene sus problemas, pero las diferencias quedaron atrás. El tema central es `yo de acá no me quiero ir´. Eso predomina en los cuatro países, más allá de las visiones diferentes. Está la idea de fortalecer el Mercosur y la prudencia sobre el mundo que vendrá, donde primará un mundo de regiones, y en ese sentido fortalecer el Mercosur es fundamental”.

Logramos por primera vez que los acuerdos con países de Latinoamérica, de América Central, que nos interesan comercialmente, estuvieran sobre la mesa. Se puede abrir la economía a nivel regional a un ritmo razonable sin que se rompa el bloque del Mercosur”, indicó.

El canciller manifestó: “El mundo no estaba preparado para esta pandemia. Ni siquiera había un simulacro, y más allá de si la OMS actuó bien o mal, que en todo caso es una discusión para dentro un tiempo, no hay ninguna posibilidad de enfrentar una pandemia sin los organismos multilaterales, sin que todos recurramos al mismo organismo multilateral, en este caso la OMS. Estar en contra de esto implica otra idea muy equivocada que es ‘me salvo solo, puedo hacerlo solo, lo que pasa en otros países no me influye’, y eso es equivocado”.

En relación a la conversación que mantuvo el jueves el Presidente Alberto Fernández con su par de Corea del Sur, Moon Jae in, el ministro indicó: “Teníamos problemas con el acuerdo con Corea; el Presidente mantuvo una charla con su par y el mandatario coreano planteó el tema del acuerdo comercial y a su vez nosotros le planteamos que nunca habíamos podido sortear las barreas fitosanitarias que a veces eran usadas como barreras paraarancelarias”.

En tanto, explicó que “es falso que Fernández hubiera dado un `portazo´ cuando habló Bolivia. Había dicho que él podía quedarse hasta cierta hora, que era hasta que terminaran los presidentes del Mercosur. Del mismo modo que no estuvimos cuando habló Josep Borrell, el representante de la UE”. De todos modos, resaltó que “para nosotros Añez no es la presidenta de Bolivia. No hemos reconocido a ese gobierno”.

Lacalle presidente

Lacalle asume Presidencia Pro Tempore del Mercosur con la mira en acuerdos externos. Apostará a la aceleración del TLC con UE en el semestre. El mandatario uruguayo llamó a abandonar la “falsa dicotomía” Estados Unidos/ China. El alto representante de la UE, Joseph Borrell, invitado a la Cumbre.

Asunción, 2/07/2020.- El presidente de la República Oriental del Uruguay, Luis Lacalle Pou, asumió este jueves la presidencia pro témpore del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) que fue entregada en forma oficial, y en sesión virtual, por el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez.

El primer mandatario expresó que en esta gestión lo que Uruguay va a buscar es apostar a que el bloque sea “real y no de papel”, y que se termine lo empezado, refiriéndose a la firma del Acuerdo del MERCOSUR con la Unión Europea.

Durante la cumbre virtual de Jefes de Estado del Mercosur y Estados Asociados, Lacalle Pou hizo énfasis en su compromiso de concretar el acuerdo de comercio internacional. “El Mercosur tiene el deber de terminar lo que ha empezado. Tenemos que firmar con la Unión Europea y con el EFTA (Asociación Europea de Libre Comercio)”, sostuvo.

Asimismo, aseguró que la suscripción del acuerdo con la Unión Europea será una de las prioridades de la gestión uruguaya en la conducción del bloque regional. En ese sentido, anunció que trabajará fuertemente con la presidencia pro tempore de la CE, ocupada por Alemania, para tener resueltos los temas legales del acuerdo comercial, para lograr la ratificación en cada estado de la Unión Europea.

Asimismo, el nuevo presidente pro tempore abogó por un “sinceramiento” de los intereses externos de cada país del Mercosur, teniendo en cuenta las distintas velocidades y profundidad conque cada país del bloque avanza en los distintos acuerdos negociados.
Llamó a abandonar la “falsa dicotomía” entre Estados Unidos y China, puntualizando que los países que triunfaron en su desarrollo establecieron buenas relaciones con ambas potencias internacionales. Refirió la propuesta uruguaya de concertación de un TLC con Estados Unidos entregada al secretario Pompeo, sin haber obtenido respuesta.

En el mismo sentido, hizo hincapié en que China ha manifestado una y otra vez formalmente la vocación de profundizar las relaciones con el Mercosur, pero opinó que hubo “una especie de omisión de nuestro bloque de responder adecuadamente esta formalidad”.

Por otra parte, instó a los países del Mercosur a trabajar la zona de libre comercio, consolidar el trato nacional de los productos y perfeccionar la unión aduanera. Resaltó que durante la lucha contra la pandemia COVID-19 se demostró la vocación humanitaria de las naciones.

Uruguay asumió la PPT sin su canciller

Lacalle asumió la presidencia pro tempore del Mercosur, poco después de haber aceptado la renuncia de Ernesto Talvi, que ejerció el cargo durante cuatro meses.

Este es el motivo por el que en la toma de posesión de la presidencia pro tempore, apareció flanqueado por Carolina Ache Batlle, como ministra interina de Relaciones Exteriores, y no por su canciller.

Días atrás, el jefe diplomático calificó como “un error”, el apoyo presidencial al candidato de Estados Unidos, el cubano-estadounidense Mauricio Claver Carone, a ocupar la presidencia del Banco de Integración y Desarrollo BID, rompiendo así la histórica tradición de mantener la institución bajo la órbita de un país latinoamericano. El dirigente del Partido Colorado, fue acompañado por el ex presidente Sanguinetti en su descalificación, máxime teniendo en cuenta que uno de los presidentes fue el uruguayo, ex canciller Enrique Iglesias entre 1998 y 2005, por el espacio de dos períodos. La asunción de Francisco Bustillo, pone también en entredicho el futuro de la alianza gubernamental, ya que no pertenece al partido de su predecesor.

La UE en la Cumbre del Mercosur

El alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Joseph Borrell, fue uno de los invitados especiales de la 56° Cumbre de Jefes de Estados Partes y Asociados del Mercosur celebrada en la fecha de modo virtual.

Celebró que pese a las actuales circunstancias marcadas por la pandemia, tanto en Europa como América Latina y el Caribe, la Unión Europea y el Mercosur hayan logrado un acuerdo de asociación moderno, ambicioso, amplio y equilibrado que llevó muchos años construir.

En estas circunstancias celebramos el acuerdo de asociación y el futuro de las relaciones entre Europa y el Mercosur; es un verdadero placer, no solamente institucional sino también personal, poder decir que después de 20 años intensos, marcados de vaivenes, poder anunciar la finalización de las negociaciones. Ayer lo anuncié en el Parlamento Europeo, presentándolo como un acuerdo moderno, ambicioso, amplio y equilibrado”, expresó.

Manifestó que dicho acuerdo ofrece un instrumento sólido que reportará importantes beneficios económicos y sociales para ambos bloques y al mismo tiempo representa un claro compromiso de ambas regiones con el comercio internacional sustentado en principios y normas formales y justas.

Este Acuerdo es el mayor alcanzado nunca por la Unión Europea y el primero que firma el Mercosur con otro gran bloque regional. Será una zona de libre comercio que beneficiará a unas 800 millones de personas, casi una cuarta parte del PIB mundial, pero además de esas cifras generará mejores condiciones para un proceso de transferencia tecnológica y aumentar la competitividad de nuestras economías. Auguró cooperación para la capacitación en los empleos del mañana, teniendo en cuenta la gran franja de jóvenes de la región.

Indicó que la situación global obliga a aspirar a mayores niveles de igualdad y a ser más responsables con nuestras sociedades en el marco del cumplimiento de la Agenda 2030 del desarrollo sostenible y del Acuerdo de París, que también son elementos clave del acuerdo birregional.

Con este acuerdo ambos bloques asumen el compromiso de colaborar en temas de interés global como la economía digital y demuestran el alto compromiso de la Unión Europea y el Mercosur, considerando que el futuro depende de las capacidades digitales que requieren el comercio de hoy, señaló Borell.

También manifestó que existe un importante trabajo de comunicación por realizar para presentar este Acuerdo a los parlamentarios que tienen que ratificarlo y a los ciudadanos que tienen que comprendernos y asumirlos y que ese esfuerzo de comunicación lo tienen que hacer de manera conjunta. (Hace pocos días, el parlamento holandés tuvo una moción negativa en relación con el acuerdo, y es conocida la postura de Francia y los países que subsidian a su sector agrícola. N del E).

Indicó que Europa y América Latina son dos de las regiones más afines del mundo, con rica historia común, afinidad cultural y fuertes lazos sociales construidos día a día y también por una fuerte apuesta por el multilateralismo efectivo que es lo que necesita esta época de crisis y de incertidumbre por la cual transitamos. “Nos encontramos actualmente en una crisis global sin precedentes y es una prueba de resistencia y de resiliencia para la sociedad, la economía y la gobernanza mundial”, apuntó.

El resultado de superar esta crisis dependerá de nuestra capacidad de cooperación, de movilizar la acción colectiva a nivel internacional, porque la cooperación internacional es fundamental para superar las consecuencias de un problema que no conoce fronteras ni distingue de nacionalidades”, agregó, al tiempo de recordar lo dicho por el Papa Francisco, que frente a esta crisis solo cabe una respuesta colectiva porque nadie puede pretender salvarse solo.

Aunque reconoció que partimos de distintos niveles de desarrollo, aseguró que “es el momento de cooperar para encontrar soluciones, para darnos apoyo mutuo, para evitar sea aún más devastador para todos”, precisó.mercosurabc

Ningún suelo más querido

Los presidentes de los países que integran el Mercosur y los Estados asociados al bloque expresaron hoy un fuerte respaldo al reclamo de soberanía de Argentina sobre las Islas Malvinas en el marco de la LVI Cumbre de Jefes de Estado, que se llevó a cabo por videoconferencia.

Así lo expresaron los mandatarios de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay (Estados partes), además de Bolivia, Chile y Colombia (Estados asociados) en el Comunicado Conjunto aprobado durante la reunión realizada en Asunción.

En el Comunicado Conjunto, los jefes de Estado “reafirmaron los términos de la Declaración de los Presidentes de los Estados Partes del Mercosur, la República de Bolivia y la República de Chile, firmada el 25 de junio de 1996 en Potrero de los Funes, República Argentina, denominada Declaración de las Malvinas, y reiteraron su respaldo a los legítimos derechos de la República Argentina en la disputa de soberanía relativa a la Cuestión de las Islas Malvinas”.

Además, destacaron que “la adopción de medidas unilaterales no es compatible con lo acordado en las Naciones Unidas”, y recordaron “el interés regional en que la prolongada disputa de soberanía entre la República Argentina y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, alcance, cuanto antes, una solución de conformidad con las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas y las declaraciones de la Organización de los Estados Americanos, del Mercosur, y de otros foros regionales y multilaterales”.

Les agradezco la posición que han tomado con Malvinas. Es un mandato constitucional imprescriptible y la negociación es una obligación ineludible para Argentina. Encontramos la solidaridad del Mercosur respecto del tema”, expresó el canciller argentino Felipe Solá.

En tanto, el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería, Daniel Filmus, destacó que “históricamente el bloque ha mantenido esta postura respecto de la Cuestión Malvinas y valora particularmente que nuestros hermanos de la región reiteren su llamamiento al Reino Unido a negociar en los términos que plantean las resoluciones de las Naciones Unidas”.

Única e integrada

El presidente Alberto Fernández destacó esta mañana la “necesidad de que integremos una Nación única a nivel regional” para enfrentar el desafío de “construir un mundo más equilibrado”. Lo hizo en la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur y Estados Asociados, que por primera vez en la historia se realizó de forma virtual por medio de videoconferencia debido a la pandemia de coronavirus.

Pensar el Mercosur significa entender que estamos absolutamente obligados a buscar un destino común porque los pueblos nos exigen que así sea”, dijo el mandatario argentino y añadió: “América Latina, por origen y por destino, está llamada a ser una región única y absolutamente integrada”.

Somos el continente más desigual en la distribución del ingreso, y nos toca afrontar ese desafío sabiendo que estamos ante  la mayor crisis mundial”, describió Fernández desde la residencia de Olivos, donde estuvo acompañado por el canciller Felipe Solá y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz.

Estoy aquí para que nos unamos y trabajemos más juntos que nunca”, señaló el Presidente y convocó a sus pares de la región a ver “cómo asumimos el desafío de construir un mundo más equilibrado; y antes, cómo empezamos a ponerle fin a la desigualdad que lastima día a día a América Latina”.

Más adelante expresó: “Espero que en no mucho tiempo más superemos esta pandemia, la vamos a superar con el mundo, no solos, porque como bien dice el papa Francisco “aquí nadie se salva solo”.

La Cumbre contó con las exposiciones además de los presidentes de los estados partes del bloque, Mario Abdo Benítez de Paraguay; Jair Bolsonaro de la República Federativa del Brasil, y Luis Lacalle Pou, de la República Oriental del Uruguay.

También expusieron los mandatarios de los Estados asociados Jeanine Añez del Estado Plurinacional de Bolivia; Sebastián Piñera de Chile, e Iván Duque Márquez de Colombia.

Fueron invitados especiales el Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y Vicepresidente de la Comisión Europea, Josep Borrell, y el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno.

Durante el encuentro virtual se presentó un informe sobre la presidencia Pro Témpore de Paraguay, que dejó ese lugar para que sea ocupado por Uruguay para un nuevo período de seis meses.

Ni inocentes ni anacrónicos

En su segunda intervención durante la LVI Reunión Ordinaria del Consejo del Mercado Común (CMC) del Mercosur, realizada de manera virtual, el canciller Felipe Solá dijo que incluso en medio de la pandemia “hay que pensar en la preservación y en la generación de empleo”.

No podemos perder de vista ni la reactivación del tejido industrial y comercial, ni el mercado ni interno ni su asociación con la posibilidad de exportar y garantizar la preservación y creación de empleo, preparando ya, desde ahora, el corto plazo al salir de la pandemia”, afirmó.

Recomendó mirar las exportaciones de alimentos, no porque sean la salida única y definitiva sino “porque están más rápidamente al alcance de la mano que otros sectores”.

Subrayó Solá la postura argentina frente a la agenda de relacionamiento externo del bloque: “Conectarse más y mejor, para nosotros, no es ni abrirnos inocentemente ni cerrarnos anacrónicamente. Consiste en no obligarse por razones ideológicas a una posición u a otra, sino en mirar estrictamente los objetivos nacionales y los objetivos del conjunto, los objetivos del grupo”.

Nosotros ya dijimos que no nos vamos de ninguna mesa de negociación, que mantenemos las negociaciones y que en ellas queremos estar codo a codo con nuestros hermanos del Mercosur”, dijo. Y añadió: “Pero no queremos acelerar. Con pandemia el daño es aún mayor que antes y la incertidumbre continúa”. 

En ese marco, explicó: “Hay dos miradas muy distintas del Mercosur, y las dos son legítimas y dignas de ser discutidas. Una, la mirada argentina, es pensar el Mercosur como un lugar que debe ser integrarse mucho más, dentro de sus países y a nivel del comercio intra-Mercosur y de los flujos de intercambio científico y cultural. También es una mirada argentina negociar con el resto de los países que no integran el Mercosur.”

Explicó que primero debe producirse un aumento de la integración “en todo el sentido de la palabra (física, cultural o comercial) para hacer más sólidas nuestras economías, mientras nos preparamos para alcanzar un nivel tecnológico mayor”.

Hay otra mirada que ve al Mercosur como plataforma para buscar la inversión de las cadenas de valor globales”, contrapuso. “Esa mirada piensa que ya estamos listos y que podemos constituirnos en plataforma.”

El canciller argentino recogió palabras de su par brasileño Ernesto Araújo cuando éste exhortó a comerciar más con México y las naciones del Caribe y de América central.

Dijo Solá sobre el acuerdo con la Unión Europea: “Es estratégico para ellos y va más allá de lo comercial. Por eso debe ser aprobado por los parlamentos. De ellos y nuestros. Es un acuerdo entre dos espacios regionales que tienen como ningún otro caso a nivel global una gran y amplia agenda de coincidencias, en valores y en instituciones y sociedades democráticas, en materia de plena vigencia de los derechos humanos, de igualdad de oportunidades sin distinción de raza, de culto, de género, de posición social y cultural. Y ahí está uno de sus activos más fuertes del acuerdo. Tenemos mucho para ganar con equilibrio y cooperación. Un acuerdo de asociación; no un acuerdo comercial solamente”, concluyó.

Mercosur

El Canciller, Felipe Solá, junto al Jefe de Gabinete, Guillermo Justo Chaves, y el vicecanciller Pablo Tettamanti, en la reunión del Consejo del Mercosur.


Además, participa Jorge Neme, Secretario de Negociaciones Economicas Internacionales, y María del Carmen Squeff, Subsecretaria de Mercosur, designada embajadora ante Naciones Unidas.

Los gobiernos pasan…

El canciller argentino Felipe Solá participó hoy de la LVI Reunión Ordinaria del Consejo del Mercado Común (CMC) del Mercosur donde afirmó que el bloque regional es una “política de Estado. Los gobiernos pasan y el Mercosur queda”, dijo.

El Mercosur para nosotros es el proyecto político externo más importante de los últimos 30 años, que ha perdurado más allá de los gobiernos. A nivel global la identidad Mercosur tiene prestigio”, resaltó Solá quien participó del encuentro junto al Secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme; el Secretario de Relaciones Exteriores, Pablo Tettamanti, el Jefe de Gabinete de la Cancillería, Guillermo Justo Chaves, y la Subsecretaria del Mercosur y Negociaciones Económicas Internacionales, María del Carmen Squeff.

Ante sus pares de Paraguay, Antonio Rivas Palacios;  Brasil, Ernesto Araújo, y Uruguay, Ernesto Talvi; Solá agradeció a la Presidencia Pro-Témpore de Paraguay el esfuerzo realizado en la coordinación de las reuniones y foros que reportan al Foro de Consulta y Concertación Política del Mercosur, que pese al contexto extraordinario de la pandemia por el COVID 19 han podido desarrollar sus respectivas agendas durante este semestre.

A la pandemia la sentimos como una tragedia, pero nos ha unido”, señaló. Y planteó además: “Integrar no significa pensar todos lo mismo, sino buscar acuerdos. No significa ver el mundo de la misma manera. Tenemos ideas e historias distintas. La integración es paso a paso, proyecto por proyecto con cada uno de nuestros países, conversar cada uno de los puntos para ir avanzando. Conversar para avanzar. Integración es voluntad de integrarnos, y salir al mundo unidos”

El canciller argentino hizo también mención al Acuerdo de Libre Comercio Unión Europea-Mercosur y otras negociaciones comerciales en marcha y dijo que nuestro país “va a estar en todas las mesas de acuerdo. De ninguna manera vamos a obstruir el avance de acuerdos ni vamos a ser más pesimistas que el más optimista.”

En aquello que tengamos que discutir con el mundo, hagámoslo lo más unidos posible. Seremos así mucho más fuertes y más respetados por un mundo que está teniendo una tendencia a cerrarse”, afirmó.

Les agradezco la posición que han tomado con Malvinas. Es un mandato constitucional imprescriptible y la negociación es una obligación ineludible para Argentina. Encontramos la solidaridad del Mercosur respecto del tema”, dijo para concluir.

Por último, el ministro hizo referencia a la presidencia Pro Témpore que se inicia a cargo de Uruguay: “Felicito a Uruguay porque sé que lo van hacer muy bien. Sepan que cuentan con nuestra compañía, nuestro consejo, nuestro aporte y nuestra amistad de siempre”.

A %d blogueros les gusta esto: