Hoy fueron confirmados 11.712 nuevos casos de COVID-19

Con estos registros, suman 1.102.301 positivos en el país, de los cuales 909.586 son pacientes recuperados y 163.414 son casos confirmados activos.
En las últimas 24 horas, se notificaron 406* nuevas muertes, son 244 hombres y 161 mujeres. Al momento la cantidad de personas fallecidas es 29.301**.


*Una fallecido, residente en la provincia de Buenos Aires, no registra dato de sexo.
**Una mujer residente en la provincia de Córdoba fue reclasificada.
244 hombres
77 residentes en la provincia de Buenos Aires
36 residente en la Ciudad de Buenos Aires (CABA)
1 residente en la provincia de Chaco
22 residentes en la provincia de Córdoba
2 residentes en la provincia de Corrientes
6 residentes en la provincia de Entre Ríos
10 residentes en la provincia de Jujuy
8 residentes en la provincia de La Rioja
7 residentes en la provincia de Mendoza
6 residentes en la provincia de Neuquén
9 residentes en la provincia de Río Negro
14 residentes en la provincia de Salta
3 residentes en la provincia de Santa Cruz
22 residentes en la provincia de Santa Fe
1 residente en la provincia de Santiago del Estero
4 residentes en la provincia de Tierra del Fuego
16 residentes en la provincia de Tucumán
161 mujeres
68 residentes en la provincia de Buenos Aires
28 residentes en la Ciudad de Buenos Aires
2 residentes en la provincia de Chubut
10 residentes en la provincia de Córdoba
1 residente en la provincia de Corrientes
5 residentes en la provincia de Entre Ríos
5 residentes en la provincia de La Rioja
4 residentes en la provincia de Mendoza
3 residentes en la provincia de Río Negro
10 residentes en la provincia de Salta
15 residentes en la provincia de Santa Fe
10 residentes en la provincia de Tucumán

En las últimas 24 hs fueron realizados 26.448 testeos y desde el inicio del brote se realizaron 2.850.102 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 62.809 muestras por millón de habitantes.


Monitoreo de internados y camas UTI
Casos confirmados COVID-19 internados en UTI: 5.038
(Información reportada por las jurisdicciones)
Porcentaje ocupación total de camas UTI adulto:

  • Nación: 64%
  • AMBA: 61,8%
    (Información reportada por las jurisdicciones)
    Detalle por provincia (Nº de confirmados | Nº de acumulados)*:
  • Buenos Aires 3.694 | 531.014
  • Ciudad de Buenos Aires 515 | 144.505
  • Catamarca 7 | 638
  • Chaco 137 | 13.227
  • Chubut 544 | 12.981
  • Córdoba 1.271 | 77.266
  • Corrientes 114 | 2.383
  • Entre Ríos 352 | 14.292
  • Formosa 2 | 145
  • Jujuy 38 | 17.652
  • La Pampa 68 | 2.524
  • La Rioja 49 | 7.173
  • Mendoza 652 | 43.601
  • Misiones 12 | 229
  • Neuquén 395 | 19.778
  • Río Negro 308 | 22.088
  • Salta 95 | 17.877
  • San Juan 10 | 1.396
  • San Luis 136 | 5.629
  • Santa Cruz 86 | 8.555
  • Santa Fe 1.733 | 96.239
  • Santiago del Estero 240 | 8.625
  • Tierra del Fuego** 305 | 10.357
  • Tucumán 949 | 44.127
    (Aclaración: aquellas provincias con dígitos en negativo han reclasificado sus casos a otras jurisdicciones según lugar de residencia)
    *Aquellos casos confirmados que no están notificados por residencia, fueron contabilizados por provincia de carga.
    **Se incluyen 13 casos existentes en las Islas Malvinas según información de prensa (debido a la ocupación ilegal del Reino Unido, Gran Bretaña e Irlanda del Norte no es posible contar con información propia sobre el impacto del COVID -19 en esa parte del territorio argentino).
    La notificación y carga de datos en el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS) respecto a la cantidad de infectados y de las personas fallecidas es responsabilidad de cada una de las jurisdicciones.
    Aclaración: la notificación de los casos por jurisdicción se realiza teniendo en cuenta la residencia según el Registro Nacional de las Personas y en caso de no estar notificado la provincia de residencia, se asigna la provincia de carga. Pudiendo variar en función de la investigación de la jurisdicción.
  • Para más información sobre la situación de COVID-19:
  • https://www.argentina.gob.ar/salud/coronavirus-COVID-19
  • https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019

Maduro anuncia que Venezuela desarrolló un fármaco que anula el covid-19 “al 100%”

Se basa en la molécula DR10, que se usa como tratamiento contra la hepatitis C, el virus de papiloma humano (VPH) y el ébola.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado que su país ha logrado desarrollar una medicina que anula “al 100%” el coronavirus.

El fármaco se basa en la molécula DR10, que se usa como tratamiento contra la hepatitis C, el virus de papiloma humano (VPH) y el ébola, así como otras enfermedades. El Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) realizó el estudio al respecto.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado que su país ha logrado desarrollar una medicina que anula “al 100%” el coronavirus.

El fármaco se basa en la molécula DR10, que se usa como tratamiento contra la hepatitis C, el virus de papiloma humano (VPH) y el ébola, así como otras enfermedades. El Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) realizó el estudio al respecto.

'Minipulmones' cultivados en laboratorio permiten a científicos observar cómo el coronavirus infecta los alvéolos y hallar soluciones más eficientes

“Hoy puedo decir oficialmente que esta molécula […] ha sido probada para covid-19, se han hecho todas las investigaciones […] dicho estudio duró 6 meses, dando como resultado la aniquilación al 100% del virus covid-19”, declaró el mandatario este 25 de octubre.

Quiero decir que Venezuela ha conseguido una medicina que anula al 100% el coronavirus”, afirmó. La medicina actúa contra el coronavirus “sin ningún tipo de toxicidad que afecte a las moléculas sanas”, destacó el presidente venezolano.

El estudio se ha certificado por parte de expertos y científicos, dijo, agregando que “se va a proceder en los próximos días a construir la ruta para, a través de la Organización Mundial de la Salud, ratificar los resultados obtenidos por el IVIC”. “Al obtener dicha ratificación de la Organización Mundial de la Salud, procederemos a preparar la producción masiva, las alianzas internacionales para la producción masiva de esta molécula y aportarla a nivel mundial como una cura contra el coronavirus”, señaló.

Si al COVID lo traían los pobres, por Nicolás Beckdorf

¿Cuál sería el escenario social y político argentino si la pandemia no hubiera llegado de la mano de quienes pueden viajar a Europa, sino con los sectores más postergados del país y la Patria Grande?

Por Nicolás Beckdorf (*)

¿Se imaginan cuál hubiese sido el escenario en el presente mes de octubre si los generadores de este virus pandémico fueran los marginados, los pobres, los “cabecitas negras”, los últimos y olvidados de nuestra sociedad?

El dengue es una enfermedad que se reconoce entre otras causas por el vulnerable contexto social en el cual emerge. En el caso del COVID-19, que ya produjo más de 1 millón de muertes a nivel mundial, fue categorizado por Donald Trump como “el virus chino” en relación a su brote original en el gigante asiático. Pero, más allá de esto, su ingreso a la Argentina tuvo que ver con el tránsito de personas a países del primer mundo: Italia, Australia, China, Inglaterra, Francia, entre otros. Entonces, ¿qué ocurriría en ciertos sectores acomodados y de privilegio si al virus los traían los pobres?

En El medio pelo de la sociedad argentina, Arturo Jauretche escribió sobre las formas en que las clases medias “ni chichas ni limonadas, ni fu ni fa” y las élites imponen criterios de poder sobre las clases chusmas. Las que se identifican con (y son) de la alta clase forman parte de la gente principal. Los segundos, en cambio, son calificados por los anteriores como inferiores por no pertenecer al linaje de la alta sociedad argentina.

En este sentido, en las últimas manifestaciones convocadas por el núcleo duro de Cambiemos, liderado por Mauricio Macri desde Francia, se produjeron hechos de violencia e intolerancia que alertaron a la sociedad sobre cómo pensar la convivencia cívica en estos tiempos. Sólo con imaginar que los pobres y la clase inferior caldearon un virus pandémico encontraríamos la denuncia que estos grupos pregonan sobre la falta de libertades, en segundo o en tercer orden. Siguiendo las ideas de Jorge Halperín en su nota “El odio es contagioso”, el periodista retoma las palabras del intelectual checo Havel, quien alertó oportunamente sobre las múltiples expresiones de discriminación y odio brotadas en los primeros días de la caída del muro de Berlín o, según Fukuyama, del fin de la historia. Dice que el odio colectivo es más peligroso que el individual porque libera a los hombres de la soledad, del abandono, del sentimiento de debilidad, de la impotencia y del desprecio y así, evidentemente, les ayuda a hacer frente a su complejo de fracaso de un ser menospreciado.

Aunque las prácticas de violencia no son constitutivas sólo de las protestas en tiempos de pandemia, hace unos meses, un grupo de vecinos del barrio Colonia Esperanza de Neuquén golpearon y amenazaron de muerte al enfermero Daniel Porro. Terminaron por incendiar su casa tras enterarse que regresaba de hacerse el hisopado en el hospital para el cual trabaja. Algo parecido en gravedad ocurrió en abril con una médica de la provincia de La Rioja. También prometieron quitarle la vida si volvía a su hogar y terminaron por incendiar su automóvil. Es así que la falta de entendimiento y compasión se tornó algo frecuente para algunos. Hasta con los trabajadores de la salud.

Por otra parte, Halperín también describe al odio como la actitud de negativizar al enemigo, al distinto. Desde los ámbitos del poder político y comunicacional, este fenómeno de negativizar al que es diferente se alienta constantemente. “El que roba y mata lo hace porque es pobre”, “qué negro de mierda”, “lo hace porque es inmigrante y vive en las villas”, son discursos de ciertos sectores que muestran que tanto en el pasado como actualmente se criminalizan, violentan e invisibilizan las realidades de las clases más pobres. Por esto sería un enorme sacrificio que algunos abandonen su menosprecio para que puedan entender cómo viven quienes padecen el hambre, la informalidad, el hacinamiento y otras problemáticas.

El reciente caso del panadero Gerardo Caivano, vecino de La Matanza que asesinó a quien intentó robarle dentro de su camioneta, y el posterior linchamiento por parte de vecinos al cómplice del ladrón, nos traslada a 2014, año en el cual se produjo una serie de linchamientos en distintas ciudades del país. Mientras la prensa alentaba el incendio contra lo que fue el último año de gobierno de Cristina Fernández, la intolerancia se hizo notar en este tipo de actos de justicia por mano propia. Surgieron algunas posturas a favor de la pena de muerte, otras que justificaban las reacciones violentas, y del lado opuesto quienes lo veían cómo parte de una impronta fascista. Los hechos per se, muestran la defensa de la propiedad de unos pocos por encima del derecho de la vida de cualquiera. En este caso fueron pibes de bajos recursos que, luego de intentar quedarse con un celular o cartera, terminaron siendo violentados o asesinados. Así, la muerte de los otros encuentra en momentos atenuados de descontento, en palabras del gran filósofo francés Foucault, la clausura definitiva: La seguridad.

Entonces, ¿sería un sinsentido una expresión de grupos violentos contra los barrios vulnerables, semilleros de cientos de homicidios por día?

Si se sostiene que quienes viven en las villas miseria, de origen extranjero, con carencia espiritual y vinculados a negocios narcotraficantes, fueran una suerte de ejecutores voluntarios de la pandemia, las denuncias desde el poder y los grupos movilizados sumarían más razones a su caos psicológico. En los medios de poder comunicacional: “Primer muerto por COVID.

La enfermedad de la pobreza”; “un virus que debe ser atacado, si no lo pagamos todos”; “el virus mata a quienes pagan los impuestos”, podrían ser, en una dirección coherente con las editoriales del poder, títulos en los cuales se buscaría atribuir culpas a la marginalidad y a las clases populares.

Así, por todos los muertos que los outsiders hubieran generado (y a los que la prensa le importa), los actores de poder crearían el chivo expiatorio ideal y responsable de todos los males, al cual no hay que dejar de mirar.

Luego del asesinato del joven afroamericano George Floyd en los Estados Unidos, los grupos supremacistas se levantaron en armas para defender sus propiedades ante las grandes movilizaciones. Un viejo fantasma de revueltas recorrió el país del norte. Aunque en Argentina la realidad es otra, los gritos de negativización del Otro por parte de manifestantes identificados con los intereses de poder, y las conductas de los grupos libertarios y terraplanistas políticos, ya se dieron a conocer. Es por eso que si el COVID hubiera nacido en la pobreza, invitaría a pensar no sólo una implosión en nuestro implícito acuerdo como sociedad. Es decir, sumado a un contexto económico por demás delicado, la realidad estaría cerca de un escenario doloroso y cruento impulsado por grupos que hoy naturalizan cada vez más al linchamiento cómo práctica de justicia.

Sin deseo de promover condenas hacia quienes fueron y vinieron a los países del primer mundo, a esto se haría referencia si, de modo contrario, los desposeídos hubieran traído el virus. Ante la pérdida de familiares y cercanos todos los días, no habría lugar ni momento para que sientan los padecimientos de la marginalidad aquellos que se identificaron siempre con el poder y las ideas dominantes. Al contrario, sintiéndose amenazados por un bando criminal y contagiado, estarían más cerca de expresarle, ya sin pudor, a la sociedad su deseo de clase reprimido e históricamente insatisfecho por la malaria peronista. En una crisis generalizada por los que son calificados como la chusma plebeya esto sería posible. El ejercicio de la memoria nos lleva a momentos oscuros donde el poder y grupos de civiles llegaron a golpear las puertas de los cuarteles militares y las comisarías pidiendo la eliminación de una crisis política y social en medio de un orden alterado. Esta vez, también en nombre de un bien, por la defensa de la república y su integridad física, los contagiados del odio arremeterían contra la culpable de otra tragedia mal contada.

(*) Nicolás Beckdorf es sociólogo.

Fuente: https://www.agenciapacourondo.com.ar/

Con dos nuevas muertes en las últimas horas, ya suman 42 las victimas fatales por Covid-19 en Azul

En el parte oficial de ayer, difundido hoy por la municipalidad se informa que fallecieron un vecino de 78 y una vecina de 55 años, ambos de Azul, que se encontraban internados en el Hospital Dr. Ángel Pintos.

Se reportaron 14 nuevos casos positivos en la ciudad, ascendiendo el total de portadores a 297 (265 en Azul, 30 en Chillar y 2 en Cacharí), recuperándose 17 vecinos de Azul. 

El total de recuperados desde el comienzo de la pandemia asciende a 994. 

¿Qué les cuesta ponerse un barbijo y mantener distancia?: el mensaje del intendente de Tandil a sus vecinos

Luego de decretar el pase de la ciudad al “semáforo rojo”, el intendente de Tandil, Miguel Lunghi, se mostró muy enojado con los vecinos del distrito por el aumento de casos y apeló a la responsabilidad individual con un fuerte mensaje.

La Plata, 23 Oct (InfoGEI).- Luego de decretar el pase de la ciudad al “semáforo rojo”, el intendente de Tandil, Miguel Lunghi, se mostró muy enojado con los vecinos del distrito por el aumento de casos.

“¿Qué les cuesta ponerse un barbijo y mantener distancia? ¡No seamos estúpidos!”, dijo el alcalde al confirmar el cambio de fase de su distrito ante la suba de casos. “Tandil es un pueblo bueno pero pido que reaccione. No hay vacunas ni remedio, ni se ha hecho nada mal. No es una cuestión de fases o semáforo. El problema es la responsabilidad individual”, aseguró Lunghi.

Tenemos que disminuir la circulación viral. Hay que salir a trabajar con todos los protocolos y volver rápido a casa; salir de recreación y volver rápido a casa. Si no, tendremos problemas serios”, advirtió.

Contrario a sus posturas al principio de la pandemia, el jefe comunal amenazó con cerrar las actividades. “No me va a temblar el pulso, pero vamos a entrar en un conflicto social. La gente no tiene plata para llegar a fin de mes. Además, no hay cantidad suficiente de inspectores y de policías”, sostuvo.

No es cuestión de plata, es cuestión de responsabilidad civil. Si se juntan en forma clandestina, tiran por la borda el esfuerzo de todos y ese esfuerzo debe ser valorado. Tandil es un pueblo bueno pero pido que reaccione”, finalizó. (InfoGEI) Mg

Kicillof brindó detalles de la nueva etapa del aislamiento y el distanciamiento social, preventivo y obligatorio

El gobernador Axel Kicillof anunció esta tarde las medidas que se tomarán en el marco de la nueva etapa del Aislamiento (ASPO) y Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DSPO) en la provincia de Buenos Aires. Fue durante una conferencia de prensa celebrada en el Salón Dorado de la Gobernación, acompañado por el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y el ministro de Salud, Daniel Gollan.

El Gobernador repasó la situación epidemiológica de la Provincia y destacó que en el Área Metropolitana se observa “una lenta, paulatina y sistemática disminución de casos positivos desde hace siete semanas, lo que representa una reducción del 47% respecto a la última semana de agosto”.

En ese marco, indicó que las nuevas habilitaciones de actividades para el Gran Buenos Aires regirán a partir del lunes 2 de noviembre, en tanto se sostenga la disminución de casos.

En el interior hemos visto una tendencia contrapuesta: aumentaron los casos, pasando de 500 a 1400 por día en promedio. Por ello, seguiremos trabajando con el sistema de fases que establece qué actividades están permitidas”, afirmó Kicillof, y agregó: “En tanto mejore la situación epidemiológica, estaremos en condiciones de continuar con una apertura gradual e intermitente, siempre respetando protocolos estrictos”.

En relación a la presencialidad en las escuelas, Kicillof explicó que “las decisiones se están tomando en base a la situación epidemiológica de cada uno de los distritos, como resultado del criterio resuelto por el Consejo Federal de Educación, que caracteriza a los municipios según su alto, medio y bajo riesgo”.

De acuerdo a las evaluaciones epidemiológicas, hay 15 distritos que desde el 10 de octubre se mantienen en “riesgo bajo” y se espera que la semana próxima 6.772 niños, niñas y adolescentes vuelvan a sus 338 escuelas de gestión estatal y privada.  Por otro lado, 10 distritos que se encuentran en riesgo bajo desde la última semana, están abocados a reforzar las actividades de planificación, capacitación y organización para poder regresar a la presencialidad desde la semana del 02 de noviembre. Esto implica que otros 6.482 estudiantes van a poder regresar a sus 357 escuelas.

De esta manera, Kicillof destacó que “En distritos con bajo riesgo de contagios ya se estaría recuperando algún grado de presencialidad, de manera escalonada y progresiva”.

Donde el riesgo es alto no habrá regreso a la presencialidad por el momento”, señaló el Gobernador, y recordó la puesta en marcha del programa ATR, para recuperar la revinculación de 300 mil estudiantes: “Cuando hay riesgo de contagio, en vez de llevar a los chicos a la escuela, vamos a ir con la escuela a buscar a los chicos”.

Además, el Gobernador se refirió a la temporada de verano 2020-2021 y los protocolos anunciados esta semana: “La temporada no vuelve tal como la conocíamos. Para poder descansar necesitamos hacerlo con muchísimo cuidado, ser responsables y respetando todos los protocolos”. En este sentido, aseguró que el Estado va a acompañar con el “fortalecimiento del sistema sanitario, la asistencia y el testeo”.

Si hoy bajan los casos es porque hicimos lo que había que hacer: trabajar con prudencia y seguridad”, dijo Kicillof y concluyó: “Esta pandemia no va a poder con nuestros sueños y nuestros proyectos, simplemente debemos posponerlos, seguir cuidándonos y trabajando unidos”.

La Provincia trabaja para la detección y el seguimiento de casos y contactos estrechos de COVID-19

Como parte del trabajo que realiza para enfrentar la pandemia, el Gobierno de la Provincia fortaleció la estrategia de detección y seguimiento de contactos estrechos mediante la ampliación de la red de Centros de Telemedicina Universitarios COVID-19 (CETEC-U) hacia el interior del territorio bonaerense.

La Plata, 22 de octubre de 2020.-La iniciativa se implementa a través del “Programa de fortalecimiento de la prevención y seguimiento frente al COVID-19” y tiene como objetivo detectar de manera rápida, eficiente y ágil los casos positivos de la enfermedad y realizar el seguimiento y acompañamiento de sus contactos estrechos. 

El Programa es desarrollado de manera conjunta por la Jefatura de Gabinete y el Ministerio de Salud de la Provincia, en articulación permanente con la labor que realizan las secretarías de Salud de los municipios involucrados para contener la enfermedad. Asimismo, cuenta con la participación de universidades que, a través de convenios específicos, forman parte activa de la gestión de los centros. Cabe destacar que la plataforma informática que permite el funcionamiento de los CETEC-U fue desarrollada por personal de la Subsecretaría de Gobierno Digital de la Provincia.

En ese marco, ya se encuentran operativos 29 CETEC-U que abarcan los municipios de Almirante Brown, Avellaneda, Bahía Blanca, Balcarce, Chascomús, Florencio Varela, Hurlingham, José C. Paz, Junín, La Matanza, La Plata, Lomas de Zamora, Malvinas Argentinas, Mar del Plata, Marcos Paz, Merlo, Moreno, Necochea, Olavarría, Pehuajó, Pergamino, Pigüé, Quilmes, San Antonio de Areco, Tandil, Trenque Lauquen, Tres de Febrero y Vicente López, entre otros. Asimismo, se está gestionando la apertura de otros cinco: uno cubrirá la Región Sanitaria V y los otros estarán situados en los municipios de Chivilcoy, La Costa, Lanús y Luján.

Para el cumplimiento de su misión, desde los CETEC-U se realizan diariamente numerosas llamadas telefónicas. La información recogida en estas comunicaciones es ingresada en la plataforma informática desarrollada a tal efecto y, en base a ello, se inicia un seguimiento tanto de los casos de contagio como de sus contactos estrechos, a fin de controlar de manera rápida las posibilidades de transmisión del virus. Asimismo, los datos recabados por los CETEC-U permiten monitorear en tiempo real la evolución de la pandemia en distintas zonas del territorio bonaerense.

Covid-19: “Tandil es el carbón prendido de la región”

La recientemente designada como directora de la Región Sanitaria VIII por la Provincia, Martina Iparraguirre, explicó que no todos los Municipios se encuentran en la misma situación, y que de acuerdo a los gráficos Tandil presenta la curva más elevada de la sección, superando incluso a Mar del Plata, en términos proporcionales.

En este sentido, consideró que fue beneficiosa la inversión en tests rápidos, ya que se pudo abordar todo ese resto que ¨se estaba escapando¨de detectar.De todas maneras manifestó preocupación por el sistema sanitario local, el cual aseguró ¨está tenso¨y que si dos personas llegaran a necesitar camas colapsaría. ¨Hoy Tandil es el carbón prendido de la región¨, señaló y advirtió que es ahora el momento de sentarse y gestionar en conjunto.

Cabe mencionar que el mismo día de su asunción contempló que es “ahora más que nunca” cuando se necesita diseñar estrategias, aunar recursos y juntarse los distintos niveles de Gobierno.

¨Acá hay que echar mano y resolverlo con los tres niveles del Estado¨, aseveró, destacando que la sinergia y la articulación son la única manera de poder avanzar. Es justamente la ventaja con la que corre la ciudad, al contar con una funcionaria provincial que esté a disposición para generar esa coordinación, que incluso pueda permitir la gestión de derivaciones planificadas y no esperar a que deban realizarse por urgencia.

Ante esto, reveló que es algo que viene planteando al Sistema Integrado de Salud Público (SISP) y espera que lo analicen y puedan trabajar en conjunto, ya que no solamente cuentan con la disponibilidad de generar traslados dentro de la región VIII sino también a otras.

Finalmente, de cara a la temporada de verano, reveló que una de las postas sanitarias que se planifican estará en esta localidad. Sin embargo, señaló que Tandil primero debe resolver esta situación sanitaria de urgencia, antes de pensar en las vacaciones.

FUENTE : EL ECO DE TANDIL

Covid en Azul: otra muerte y 297 casos activos

Un vecino de Azul de 77 años, que estaba internado en el Hospital Pintos falleció en las últimas horas. Se detectaron 31 casos positivos en Azul, 4 en Chillar y 1 en Cacharí, con lo que suman 297 los pacientes que están atravesando el Covid-19(269 en Azul, 26 en Chillar y 1 en Cacharí). 

Se recuperaron 14 vecinos de Azul ascendiendo el total de recuperados a 931. Las personas fallecidas desde que la pandemia llegó a nuestra ciudad son 36.

1 2 3 30
A %d blogueros les gusta esto: