Glenn Postolski: para la Democracia “es un desafío recuperar el espíritu de la Ley de Medios”

En las últimas semanas se advierte, por parte de los medios hegemónicos y algunos dirigentes opositores, una agudización de lo que se denomina el discurso del odio. No es algo nuevo en nuestro país, parece ser una constante histórica por parte de quienes asumen la representación política y comunicacional del poder económico.

La Plata, (InfoGEI).- El interrogante que se abre entonces es cómo se enfrenta este fenómeno comunicacional (disputa de sentido) que viene desde el fondo de nuestra historia, y que tanto daño hace en la sociedad, dividiendo a los argentinos.

En diálogo con el programa Pasa de Todo, que se emite por Mestiza, la radio  de la Universidad Arturo Jauretche, con la conducción del periodista Gabriel Wainstein, Glenn Postolsky, licenciado en Ciencias de la Comunicación, docente universitario e investigador, y ex Decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, profundiza en este tema.

Lo que está en disputa es la construcción de sentido. El núcleo de construcción de poder hegemónico por parte de la avanzada conservadora, son los propietarios de los sistemas comerciales de medios que han sabido trabajar hace décadas sobre la construcción de la subjetividad de nuestras sociedades” explica.

Yo creo que es deber de los gobiernos que representan los poderes nacionales y populares dar una disputa en ese campo, que tenga como eje central la voluntad democrática. Frente a esta lógica, hay que pensar en una construcción a mediano y largo plazo, donde el Estado, a través de diferentes vectores que atraviesan desde el campo educativo hasta todo un conjunto de herramientas democráticas, tendría que aportar elementos para que la ciudadanía no se entregue de manera tan sencilla a esas campañas”, detalla.

La guerra judicial (o lawfare)

Ante la pregunta acerca de que políticas se deberían llevar adelante desde el gobierno respecto a la “lawfare”, tomando como ejemplo la intervención de la Agencia Federal de Inteligencia dispuesta por el Poder Ejecutivo y las causas que se llevan adelante en la justicia, Postolski reflexiona: “Estamos hablando de articulaciones que son de muy diferente índole. Tanto lo que denominamos organismos de inteligencia como el Poder Judicial dan cuenta de una dimensión que abarca la estatalidad. El sistema de medios privados concentrado forma parte de una dinámica donde, si bien el Estado regula, su forma histórica de instalación en la sociedad argentina viene de la mano de lo que denominamos el mercado. Entonces tienen distinta ontología para pensar las formas de intervención inmediata.”

Sótanos de la Democracia

Postolski advierte: “Yo relativizaría la idea de que los servicios de inteligencia o el Poder Judicial han tenido un viraje ante la asunción del gobierno de Alberto Fernández, creo que hay una situación de latencia frente a un cambio en la correlación de fuerzas que varió. El artilugio del lawfare, las fake news y el manejo de las causas y el funcionamiento de lo que se ha denominado los “Sótanos de la Democracia”, están vigentes e irrumpen en los escenarios de manera no azarosa, como se puede visualizar en los acontecimientos de los últimos tiempos.

“Ley vigente cercenada”

En cuanto a cómo construir una especie de dique frente a la lógica mediática privada comercial el comunicador destaca “El Estado y una movilización social muy importante dio cuenta de una legislación, la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que si bien sigue en vigencia ha sido cercenada por los decretos de Mauricio Macri, que recortaron en buena parte su espíritu. Una de las primeras cuestiones es que valdría la pena tratar de militar para que todo lo que en esa ley implicaba mayor pluralidad, mayor diversidad, de alguna manera, con intervención del Poder Legislativo, vuelva a estar vigente. Yo creo que hay un desafío para las fuerzas democráticas para recuperar el espíritu de esa ley”.

La Defensoría del Público

Otro aspecto que considera relevante es el papel de la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual: “Tiene como rol principal articular con los emisores, también con los privados, para establecer mecanismos de diálogo que permitan entender que ellos gozan de lo que es un privilegio de nuestra sociedad: las licencias. Estas se otorgan por una determinada cantidad de tiempo, y deben ser honradas en base a una práctica democrática que esté lejos de lo que ellos mismos han definido como el periodismo de guerra. No pueden ser detentores de licencias de medios audiovisuales aquellos que los utilizan como una voluntad discrecional para establecer diferencias con proyectos políticos antagónicos a sus intereses”.

La disputa del sentido

“Existen un conjunto de sinergias del campo nacional y popular que permiten visibilizar otras formas discursivas y dar la disputa por la creación de sentido: las radios comunitarias y alternativas, el sistema comunicacional de las universidades públicas nacionales, la militancia activa en las redes. Son escenarios con una dimensión muy relativa respecto al lugar de preponderancia que toman los medios masivos de comunicación, particularmente en esta etapa de pandemia, pero todos los sistemas cobran relevancia. Particularmente se debe encontrar en el sistema de servicio público de canales nacionales y provinciales otro actor importante para generar herramientas en esta disputa de la agenda con la que vienen desarrollando los medios hegemónicos”, señala.

Momento histórico

Con respecto al momento de contrahegemonía que se expresó durante el Bicentenario, Postolski destaca las diferencias entre los dos momentos políticos, “Al 2010 con todo un recorrido. Había un escenario latinoamericano, había un proceso de fortalecimiento político y de liderazgos que hizo que en ese momento histórico apareciera con una potencia muy fuerte la capacidad de los sectores nacionales y populares para ser los artífices en la construcción de esa hegemonía. El escenario en que se está llevando adelante la experiencia política del Frente de Todos es muy diferente, no sólo por el retroceso a nivel nacional y latinoamericano sino porque la pandemia ha hecho que muchos procesos se tornen más complejos y difíciles para poder ser llevados a cabo. Es responsabilidad de las experiencias políticas nacionales y populares construir las condiciones para que vuelva a darse la posibilidad de generar esa hegemonía, en un escenario donde, más allá de haber triunfado en las últimas elecciones, está claro que la correlación de fuerzas no es favorable. Ante esos desafíos hay que tener una clara capacidad de lectura y análisis para saber cómo, en que velocidades y con qué recursos se cuenta para avanzar en ese terreno”, concluyó. (InfoGEI)Jd

Nuevo impulso para Consejo Asesor de Comunicación para la Infancia

Por Miguel Monforte-SIGNIS Argentina

El CONACAI es el Consejo Asesor de la Comunicación Audiovisual y la Infancia, conformado en 2010 a partir del artículo 17 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual de la Argentina.

El objetivo original de este consejo es la elaboración de propuestas para mejorar la calidad de la programación de la radio y la televisión argentina dirigida a niñas, niños y adolescentes.

Para ello el CONACAI trabaja estableciendo criterios cualitativos sobre contenidos recomendados y señalando aquellos que pudieran resultar inconvenientes para esta audiencia.

En la búsqueda de una composición multidisciplinaria, pluralista y federal, estuvo inicialmente integrado por el Estado Nacional, a través del Ministerio de Educación, Ministerio de Desarrollo Social y Foro Parlamentario por la Infancia, dependiente del Poder Legislativo, gobiernos provinciales, gremios vinculados al sector educativo y organizaciones sociales dedicadas a la comunicación y la infancia.

Dentro de estas organizaciones, SIGNIS Argentina, Asociación Católica para la Comunicación, fue una de las convocadas y tuvo participación activa a través de dos consejeros elegidos en nuestra institución para llevar a cabo esta tarea: Adrián Baccaro e Isabel Gatti.

El funcionamiento de este organismo se daba en forma plenaria con un promedio de cinco reuniones por año calendario, y la metodología de trabajo incluía la conformación de comisiones organizadas en función de objetivos concretos.

Adrián Baccaro, consejero de SIGNIS Argentina ante el CONACAI, expresa lo siguiente acerca de esta experiencia: “Creo que para SIGNIS Argentina fue un logro muy importante haber participado de este proceso de manera tan protagónica, porque puedo dar fe de que fuimos nosotros quienes dimos el primer impulso de articulación de organizaciones de la sociedad civil, allá por 2004. Ese camino que maduró en la inclusión de artículos sobre infancias y medios en la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual de 2009 y que en 2011 se materializó en el Consejo, fecha desde la que participamos con consejeros de nuestra Asociación.”

En 2016, una nueva gestión de gobierno intervino en el CONACAI con el pasaje a otra órbita gubernamental, recambio de autoridades y propuestas que fueron en contra del espíritu pluralista original, que intentó relegar la participación de organizaciones que no dependían del estado, entre ellas SIGNIS Argentina.

Ante esta situación, estas instituciones se reunieron para evitar esta proscripción y seguir sumando sus puntos de vista e interacciones en el CONACAI, aunque la realidad se mostró entonces bastante adversa, no bajaron los brazos.

Sobre esto, Baccaro refiere: “El CONACAI fue puesto en cuestión por el gobierno que en Argentina gobernó entre 2015 y 2019, desarticulado y puesto entre paréntesis. Por un decreto interno en 2017 se quiso relegar aún más a las organizaciones de la sociedad civil, las que respondimos en conjunto negándonos a un rol marginal.”

Recientemente, el gobierno de la República Argentina, que asumió en 2019 con el presidente Alberto Fernández a la cabeza, anunció oficialmente que deja sin efecto las resoluciones que habían afectado el funcionamiento original del CONACAI, devolviendo el rol protagónico a las asociaciones que, como SIGNIS Argentina, aportan su experiencia y trabajo en este tipo de consejos democráticos, y se planifica un nuevo impulso a la labor colaborativa dentro del Consejo Asesor de la Comunicación Audiovisual y la Infancia de la Argentina.

Sobre esta nueva situación, Isabel Gatti, presidenta de SIGNIS Argentina, que también ocupara el cargo de consejera oportunamente, manifiesta: “Es una gran alegría celebrar la nueva convocatoria del CONACAI. Este Consejo fue creado por la Ley 26522 por su famoso artículo 17. Uso la expresión “famoso” porque creo que son pocas las veces en que un artículo copia una declaración de un conjunto de organizaciones de la sociedad civil y lo transforma en parte de una ley. Es un orgullo para SIGNIS Argentina aparecer junto a otras prestigiosas organizaciones que trabajan por la democratización de las comunicaciones en ese espacio. Aún tenemos un tema pendiente: que pueda ser impulsado por el conjunto de nuestro país. Por cuestiones políticas no se pudo avanzar durante el gobierno anterior en este tema. Deseamos vivamente que esta nueva convocatoria tenga la amplitud suficiente para abarcar a todos los sectores.”

Adrián Baccaro propaga esta intención fuera de los límites de la Argentina: “Finalmente quiero remarcar que esta experiencia tiene un carácter relevante para la región como modelo para SIGNIS sobre el importante rol que podemos cumplir desde las Asociadas Nacionales en incidir en la concreción de este tipo de políticas en todas las naciones.”

Nueva Defensora del Público

Miriam Lewin: “Nos ponemos al servicio de audiencias activas y diversas”. Por cuatro años, Lewin arranca una gestión participativa y de puertas abiertas, con nuevas propuestas para el contexto de pandemia y con la intención de ampliar las competencias del organismo.

La periodista Miriam Lewin fue designada Defensora del Público, por resolución conjunta de ambas Cámaras del Congreso de la Nación, a propuesta de la Comisión Bicameral de Promoción y Seguimiento de la Comunicación Audiovisual, las Tecnologías de las Telecomunicaciones y la Digitalización, como establece la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Lewin, con amplia experiencia , sobre todo en periodismo de investigación en radio, televisión y medios gráficos y digitales, es autora de seis libros, algunos de ellos traducidos a otros idiomas.  Fue tallerista y dio conferencias en el exterior. Sus investigaciones tuvieron repercusión en la Argentina y en el mundo. También participó en la producción de documentales y actualmente uno de sus libros  está en proceso de convertirse en serie televisiva. 

Al asumir hoy, la Defensora expresó su intención de esforzarse para poner la Defensoría de pie, “al servicio de las audiencias, sobre todo aquellas que tienen menos posibilidad de hacer oír  sus voces en los medios de comunicación. Queremos audiencias activas y diversas. La comunicación debe ser un derecho en la Argentina, tal como lo plasmó en el 2009 la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, con la lucha y el trabajo de muchos sectores. Voy a convocar a todas y todos los que hicieron posible que estemos iniciando esta nueva gestión, en un organismo normalizado”. 

Lewin llega a una Defensoría que sufrió años de vaciamiento institucional, tras un período de acefalía y  una intervención, en el 2018, que la llevó a una parálisis casi total. “Nos encontramos con muchas/os trabajadoras/os con alta capacitación y propuestas de acción que lograron vencer el inmovilismo, manteniendo vivo, pese a todo, el espíritu de la Ley”, declaró.

El 14 de noviembre de 2012, con la aprobación de la amplia mayoría de la Cámara de Diputados y Senadores, se designó a la primera Defensora del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, la también periodista Cynthia Ottaviano, quien construyó junto a su equipo de trabajo un organismo federal, único en el mundo por sus características.

Recuperaremos las líneas de acción y el ímpetu de esa gestión, e incorporaremos nuevas, adaptándonos al desafío actual de la  pandemia. Queremos que la Defensoría  se constituya en el instrumento que el  público conozca y use para hacer valer sus derechos en los medios de comunicación.  Un organismo  efectivamente federal  y ágil. Vamos a trabajar también mano a mano con periodistas de los medios comerciales , que están muy preocupadas/os por las condiciones en que se desempeñan  y se manifiestan abiertas/os a  y construir herramientas que les ayuden a optimizar sus capacidades”. 

Llegamos con entusiasmo, muchos planes y la intención de ampliar las competencias del organismo, articulando con otros ámbitos del Estado y de la sociedad civil. Vamos a llevar adelante una gestión democrática y participativa, de puertas abiertas a las/os comunicadores, medios comunitarios ,  cooperativos y de pueblos originarios, universidades y  escuelas, trabajadoras y trabajadores de la industria audiovisual, y a toda la población”.

Nota: La carta completa a la población de la Defensora del público, puede leerse en este  ENLACE WEB

El decreto de designación de la Defensora puede consultarse en este vínculo en el Boletín Oficial de la República Argentina.

A %d blogueros les gusta esto: