Exministra de Correa, acogida en la Embajada argentina en Quito “por razones humanitarias”

“La señora Pesantes se encuentra alojada con carácter de huésped por razones humanitarias en la residencia oficial de la Embajada argentina en Quito”, informó a través de un comunicado la Cancillería argentina.

La exministra de Transportes y Obras Públicas de Ecuador durante el Gobierno de Rafael Correa (2007-2017), María de los Ángeles Duarte Pesantes (2010-2013), sentenciada a ocho años de prisión por un delito de cohecho, ha sido acogida en calidad de huésped “por razones humanitarias” en la residencia oficial de la Embajada de la Argentina en Quito.

“La señora Pesantes se encuentra alojada con carácter de huésped por razones humanitarias en la residencia oficial de la Embajada argentina en Quito”, informó este jueves a través de un comunicado la Cancillería argentina.

Pesantes, quien también se desempeñó como ministra de Vivienda, fue sentenciada a ocho años de prisión en abril de este año por cohecho dentro del denominado “Caso Sobornos”, que investiga supuestos actos de corrupción y financiación ilegal del movimiento Alianza PAIS entre noviembre de 2013 y febrero de 2014 por parte de varias multinacionales, entre ellas la constructora brasileña Odebrecht.

El Gobierno de Ecuador señaló también a través de un comunicado que “tuvo conocimiento de que la señora María de los Ángeles Duarte” ha ingresado en la Embajada de Argentina en la capital ecuatoriana.

No obstante, le comunicó a las autoridades argentinas que Duarte fue procesada y sentenciada “en un proceso independiente” y “con todas las garantías” por la Justicia de Ecuador por cohecho.

Las autoridades ecuatorianas expresaron su preocupación ante esta situación a sus homólogos argentinos y su intención de facilitar toda la información necesaria para demostrar la legalidad del proceso judicial llevado a cabo contra la que también fue ministra de Inclusión Económica y Social durante el Gobierno de Correa, reseñó la agencia de noticias Europa Press.

Pesantes, al igual que Correa y el resto de los sentenciados, ha presentado ante el Tribunal Nacional de Justicia de Ecuador un recurso de casación, como última alternativa antes de que el veredicto se lleve a cabo.

Correa y su exvicepresidente, Jorge Glas, quien ya está cumpliendo condena por haber sido hallado culplable de organizar una red de sobornos junto a otras 19 personas, fueron señalados por la Fiscalía por haber supuestamente elaborado una trama de corrupción para recibir dinero de Odebrecht a cambio de contratos públicos.

El expresidente ecuatoriano, quien actualmente reside en Bélgica, de donde es originaria su esposa, negó en todo momento estas acusaciones y denunció una persecución política en su contra.

El gigante brasileño de la construcción admitió en 2016 haber creado una red de sobornos que repartió millones de dólares en coimas a políticos en Latinoamérica y África para adjudicarse contratos de construcción (Télam).

A %d blogueros les gusta esto: