Llega al país el primer microscopio electroquímico de barrido, un instrumento clave para desarrollar e investigar materiales

Rotura de tuberías de agua, bicicletas que dejan de funcionar y esculturas con cobre rodeadas de un tono verduzco —como la cúpula del Congreso de la Nación— son sólo algunos ejemplos cotidianos del daño que puede producir la corrosión de metales. Con el objetivo de estudiar este fenómeno, el INTI adquirió una nueva tecnología que le permitirá obtener información muy precisa sobre la degradación de las propiedades de materiales. La degradación de las propiedades de un material por efecto del medio ambiente que lo rodea, denominada “corrosión”, ha sido un enemigo histórico de industrias como la metalmecánica, la construcción y

Seguir Leyendo

Share