La CGT Regional Azul expresa su apoyo a los trabajadores y trabajadoras de la salud

En el marco de la pandemia por Covid-19, desde la CGT Regional Azul manifestamos nuestro apoyo a todo el personal de la salud del Partido y reconocemos el esfuerzo que está realizando manteniéndose en la primera línea de atención, cuidado y seguimiento de cada uno de los azuleños que así lo requieren.

El Partido de Azul, al igual que el país, está viviendo en los últimos días un crecimiento de casos positivos que, de no controlarse en el corto plazo, podría colapsar el sistema y hacer que el personal -escaso ante una situación ya de por sí extraordinaria como es una pandemia-, resulte realmente insuficiente para atender la emergencia sanitaria.

Ante tan delicado panorama, desde el Secretariado de la Confederación General del Trabajo Regional Azul apelamos a la responsabilidad social de todos y cada uno de los azuleños para superar esta difícil situación que hoy nos toca vivir.

Los trabajadores y trabajadoras de la salud merecemos una recomposición salarial

Nuestro sector, eternamente postergado a la hora de debatir presupuestos y decidir prioridades, hoy pide a gritos el reconocimiento que merece la enorme tarea que venimos llevando adelante. Con una sobrecarga laboral extrema, sin vacaciones ni licencias, con enorme exposición al contagio y la muerte, el equipo de salud está dejando todo para cuidar a la población frente a la peor crisis sanitaria de los últimos 100 años.

Por Pablo Maciel | Secretario Gremial de CICOP

La provincia de Buenos Aires ha destinado en lo que va de la pandemia unos $14.000 millones en insumos e infraestructura, sin dudas una cifra histórica. Es lo que permitió pertrechar rápidamente al sistema de salud con elementos de protección personal en cantidad e incrementar el número de camas y respiradoras a más del doble de lo que teníamos hace pocos meses atrás. Ese crecimiento no ha sido de la misma magnitud en materia de recursos humanos, que como alertó recientemente la SATI se ha transformado en el cuello de botella del sistema. La imagen de camas y respiradores fuera de servicio en el peor momento de la pandemia son ilustrativas del desbalance en la designación de los recursos.

Mientras el sistema de salud de la provincia creció en 1.500 camas y 1.132 respiradores, la cantidad de profesionales que ingresaron al sistema es de 700. En muchos hospitales tenemos cargos disponibles pero no podemos conseguir postulantes. Como lo venimos diciendo hace tiempo, el origen del problema está en los bajos salarios y el pluriempleo.

 Con un salario inicial de $46.800 en los hospitales y de $32.000 en los centros de salud va a ser muy difícil remontar los meses que tenemos por delante, con un personal sanitario agotado por el cansancio físico, mental y emocional. A esto se agrega la pérdida sostenida de personal por infecciones y muertes provocadas por la alta carga de exposición viral, la falta de medidas de protección y las malas condiciones laborales que padecemos en muchos establecimientos.
 
Si queremos superar lo que nos queda por delante y evitar el colapso del sistema de salud son necesarias algunas medidas básicas. En primer lugar es necesario un monitoreo preciso de la situación epidemiológica de cada distrito para regular adecuadamente las aperturas y restricciones en cada lugar. No hay margen para flexibilizar apresuradamente. La situación de provincias como Jujuy y Rio Negro son ejemplos de esto. Ambas provincias actualmente están ofreciendo cifras mayores a $200 mil a los médicos que estén dispuestos a viajar como bomberos para sofocar el incendio y aún así no consiguen personal. La dinámica de la pandemia no puede ser subestimada porque el precio es muy alto. Cuando se pierde el control es muy difícil volver a recuperarlo como  lo vimos meses atrás en Europa.
 
Nadie desconoce la delicada situación económica en la que nos encontró la pandemia ni las graves consecuencias que la misma está provocando en nuestra economía. Será el momento para que la historia no se repita y la salida de la crisis no sea por el doloroso camino del ajuste. Quizás sea el momento de equilibrar las cargas buscando los recursos en los sectores más concentrados recomponiendo el salario como elemento clave para dignificar el trabajo y para reactivar un mercado interno que actualmente está en terapia intensiva y sin respirador. La paritaria es un derecho de los trabajadores y es la herramienta para mejorar salarios y condiciones laborales.

COVID-19: América tiene el mayor número de trabajadores de salud infectados del mundo

La Organización Panamericana de la Salud cifra en unos 570.000 el número de trabajadores sanitarios infectados. Unas tres cuartas partes de los diagnosticados con la enfermedad son mujeres. Estados Unidos y México suman casi el 85% de todas las muertes por COVID-19 de estos profesionales en la región. El costo humano de la pandemia en América continúa alto con casi 4000 muertes al día.

El continente americano es la región con el mayor número de casos de COVID-19 entre los trabajadores sanitarios, alertó este miércoles la Organización Mundial de la Salud durante su encuentro semanal con los medios de comunicación.

Nuestros datos muestran que se han enfermado casi 570.000 trabajadores de la salud en toda nuestra región y más de 2500 han sucumbido al virus. Basándonos en estos datos, hasta la fecha, tenemos el mayor número de trabajadores de la salud infectados en el mundo”, advertía la directora de la Organización Carissa Etienne.

A modo de ejemplo, explicó que en Canadá los trabajadores de la salud representan más de un cuarto de todos los casos reportados de COVID-19, mientras que en Estados Unidos y México suman casi el 85% de todas las muertes por COVID de estos profesionales en la región.

Del mismo modo, destacó que casi tres cuartas partes de los trabajadores de la salud diagnosticados con COVID-19 en la región son mujeres, una cifra que arroja la cuestión sobre por qué hay tantos trabajadores infectados.

Etienne, atribuyó las cifras a la falta de entrenamiento del personal, a los hospitales abarrotados de pacientes y a la falta de equipos de protección personal, entre otros motivos.

Es por ello por lo que le pido a los países de las Américas que tomen las medidas necesarias para brindarles a nuestros trabajadores de salud la protección y la tranquilidad que se merecen ahora y en el futuro”, dijo Etienne.

Casi 4000 muertes diarias en la región

Pese a que se ha estabilizado el número de casos de COVID-19 en Brasil y en Estados Unidos, ambas naciones continúan reportando el mayor número de nuevos casos a nivel global.

En el Caribe se indica la tendencia contraria con un incremento del virus, mientras que, en América central, excepto en Costa Rica y Nicaragua que informaron sobre la cifra más alta de casos en un día, se experimenta una tendencia a la baja durante la última semana.

En América del Sur, Chile y Uruguay consiguieron aplanar la curva gracias al control efectivo de la infección, pero Etienne alertó que el costo humano de esta pandemia sigue siendo inaceptablemente alto con casi 4000 muertes al día en la región.

México evoluciona favorablemente

Cuestionado sobre la previsión de la OPS de que México alcanzaría el pico de casos en agosto, el doctor Ciro Ugarte, director de emergencias de salud, destacó que México es un país muy extenso y que la pandemia tiene diferentes grados de transmisión y de número de casos y fallecidos por Estados.

Esta semana un Estado está en semáforo rojo, veintiuno en naranja y diez en amarillo. Esto significa que hay una evolución positiva en algunos indicadores relevantes como la tendencia de número de casos, en ocupación de camas hospitalarias, cuidados intensivos, tasa de positividad de los exámenes, entre otros”, detalló.

Ugarte recordó que México cambió la definición de caso sospechoso de infección respiratoria aguda con el objetivo de captar más casos. El experto recomendó al país norteamericano, y a todos los países con tendencia a la reducción de casos, extremar las medidas de precaución.

Hay que mantener el distanciamiento físico, el uso de la mascarilla, la desinfección de manos. Es también preciso identificar tempranamente que una persona tenga sintomatología compatible con COVID, iniciar el aislamiento de las personas sintomáticas y la cuarentena de los contactos, contactar a los servicios (de salud) para iniciar el tratamiento adecuado y hacerla prueba correspondiente”.

Estados Unidos se desmarca de la iniciativa COVAX

Respecto al reciente anuncio de que Estados Unidos no participará en la cartera COVAX, una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud para desarrollar y proveer el acceso equitativo mundial a una vacuna contra el COVID-19, el doctor Marcos Espinal, director del departamento de enfermedades transmisibles, emplazó a la potencia norteamericana a reconsiderar su situación

Si un donante no está presente por supuesto esto va a tener un impacto. Aunque cada país es soberano y puede tomar sus propias decisiones, animamos a Estados Unidos a reconsiderar y participar en la COVAX, ya que es un bien público mundial que llevará vacunas a las personas que las necesitan en muchos países, no sólo en esta región, pero también en África y Asia”, destacó.

Regreso a las aulas durante la pandemia

Ante la pregunta de si Venezuela está preparada para el regreso de los estudiantes a los centros de enseñanza y qué recomendaría la OPS para la protección de estudiantes y maestros, el doctor Ugarte, dijo que, en un contexto de transmisión comunitaria, la concentración de personas de diversas edades crece la probabilidad de transmisión.

Ugarte indicó una serie de principios generales para cualquier país que empiece la apertura de los centros de enseñanza.

Si los colegios se van a abrir, implementar medidas específicas de ventilación de los ambientes, de distancia entre los escolares, el uso de protectores faciales, contar con lugares para desinfección de manos, tener lugares donde alternar las clases presenciales y establecer protección para los maestros, en particular los que tengan un riesgo mayor”, enumeró.

Destacó que, tras la apertura de colegios, en general, se incrementa el número de casos por lo que recomendó prepararse para esta situación y tomar las medidas inmediatas para la reducción de transmisión en los centros educativos y dar acceso a las pruebas de diagnóstico.

Incertidumbre ante los cambios estacionales

Al ser cuestionado por la llegada de la primavera y el verano en los países del sur y si la llegada del invierno en los del norte podría suponer un retroceso que agrave la situación, el doctor Espinal destacó la imprevisibilidad ante los cambios de temporada.

No podemos descartar que en el invierno haya otro pico en el norte en países que ya tuvieron su primera onda, pero tampoco en el sur se puede descartar porque hemos visto en países muy tropicales, como la República Dominicana, que en el verano también han reportado muchísimos casos. Hay que esperar y ver qué pasa”, dijo.

Con relación a Brasil destacó que la curva disminuye, pero no está plana y que el país sudamericano “no está fuera del problema” ya que durante los dos últimos días se reportaron entre 42.000 y 45.000 casos.

Fuente: https://news.un.org/

El Presidente se reunió con un grupo de terapistas y trabajadores de la salud

El presidente Alberto Fernández recibió esta tarde en la residencia de Olivos a un grupo de terapistas y trabajadores de la salud para interiorizarse sobre el trabajo que desarrollan en el marco de la pandemia de coronavirus COVID-19 y luego de la carta abierta difundida ayer por la Sociedad Argentina en Terapia Intensiva (SATI).

Acompañado por el ministro de Salud, Ginés González García, el Presidente se reunió con la epidemióloga María Martha Iglesias, la kinesióloga Claudia Mendoza, el médico y miembro de la SATI Arnaldo Dubin, el emergentólogo Alfredo Calixto Ramos, la promotora de salud Rocío Beatriz Domecq, el jefe de Clínica del Hospital Posadas Pablo Díaz Aguiar, la kinesióloga y psicóloga Liliana Coulatti y la psicóloga y operadora terapéutica Paola Lucero.

También estuvieron presentes la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti; el secretario de Calidad en Salud, Arnaldo Medina, y la directora de Enfermería del Ministerio de Salud, María Donatila Gómez Marquisio.

Preocupación por las medidas impositivas para trabajadorxs de la salud

Desde Radicales Azuleñxs en Evolución, queremos expresar nuestra preocupación frente a las medidas impositivas tomadas recientemente para lxs trabajadorxs esenciales de la salud.

Sin poner en duda nuestro acompañamiento a los beneficios impositivos, observamos que no solo no alcanzan a todos lxs trabajadorxs de la salud por igual, sino además alcanza a más varones que mujeres. Frente a esto vemos la necesidad de rever la medida, entendiendo que puede ser mejorada.

Con motivo de discutirse el proyecto de ley sobre exenciones al impuesto a las ganancias para personal esencial, el senador Martín Lousteau realizó una serie de planteos que compartimos completamente y que debemos seguir expresando, para que los que menos cobran y las mujeres dejen de ser discriminados.

En su intervención en la reunión de comisión de Presupuesto, Martín Lousteau expresó “¿Ponerle el cuerpo a la infección para cuidar a otros vale distinto de acuerdo al rango salarial que uno tiene? Es decir, a un trabajador que gana muchísimo le vamos a poner, por la exención en ganancias, plata en el bolsillo mucho más que a un trabajador que gana menos y apenas está alcanzado por el mínimo no imponible. Y si está por debajo del mínimo no imponible ni siquiera tiene beneficio, y sin embargo le están poniendo el cuerpo. Entonces, ¿por qué vale distinto uno que otro en cantidad de dinero? Pareciera extraño, pareciera que lo que se está diciendo que poner el cuerpo vale en función de lo que uno podría generar y me asombra  porque es una visión excesivamente economicista”.

Ante la publicación en el día de ayer de la reglamentación de la AFIP para acceder al beneficio de exención en el impuesto a las ganancias de personal esencial en esta pandemia generada por el COVID-19, el tema vuelve al debate.

Cabe recordar que en el debate de comisión, desde el oficialismo justificaron la imposibilidad de modificar el proyecto por la urgencia de la pandemia y prometieron mejorar la herramienta una vez aprobada. Hoy vemos que esa promesa no se llevó a cabo, es decir, los planteos y observaciones del senador Martín Lousteau se mantienen totalmente vigentes.

En la comisión Lousteau expresó “Un gran número de trabajadores de la salud gana menos que el mínimo no imponible, con lo cual no tiene ningún beneficio. Hay más mujeres -y esta es otra discriminación- dentro del sistema de salud que ganan menos del mínimo no imponible, que el total de hombres.  Es una doble discriminación, a los que menos ganan del sistema que no llegan al mínimo no imponible y dentro de ellos, a las mujeres que son la mayoría.

¿Esto es justo? ¿Esta es la mejor alternativa que tenemos para reconocer a todos los trabajadores que le están poniendo el cuerpo al virus para cuidarnos a todos? ¿Es justo discriminar a las mujeres porque ganan menos?

Hay cosas que se podrían discutir muchísimo mejor y hacer que esta ley cuide integralmente, más solidariamente, y probablemente más abarcativa que la que vamos a sancionar”.

Claramente no hubo respuesta a estos cuestionamientos, solo se votó sin dar lugar siquiera a mostrar datos que el Senador había elaborado para poder entender de qué estaba hablando.

Pese a las medidas adoptadas, la desigualdad sigue vigente. El Gobierno Nacional y el oficialismo en ambas Cámaras legislativas tienen la posibilidad de aceptar aportes constructivos para mejorar la medida.

Por esto, desde Radicales Azuleñxs en Evolución reiteramos nuestra preocupación y solicitamos que se permita avanzar hacia la equidad y eliminar toda discriminación hacia el personal esencial de la salud y, especialmente, hacia las mujeres.

A %d blogueros les gusta esto: