El Presidente habló con Sebastián Piñera tras eliminarse el cobro de roaming para la telefonía móvil entre Argentina y Chile

El presidente Alberto Fernández mantuvo esta tarde desde la Residencia de Olivos una videollamada con su par de Chile, Sebastián Piñera, en la que los mandatarios celebraron la eliminación del cobro de roaming entre ambos países a partir de hoy, por lo que el uso de telefonía móvil al cruzar las respectivas fronteras tendrá los mismos costos que la tarifa local.

Esto sí que es como integrar territorio definitivamente porque un argentino que habla en Chile es lo mismo que un chileno que habla en Argentina y eso me pone muy contento”, señaló el Jefe de Estado a su par chileno, que en el momento de la conversación se encontraba en la ciudad de Arica, en el norte del país vecino, en la frontera con Perú.

En ese contexto, Piñera remarcó que “tenemos hoy en día una gran noticia para los argentinos y chilenos” y añadió: “En el fondo vamos a estar separados por la cordillera pero unidos por la tecnología”.

Además, durante la charla, ambos presidentes analizaron las situaciones que viven sus respectivos países a raíz de la pandemia de Covid-19 que afecta al mundo.

En esa dirección, Fernández consignó que “estamos trabajando mucho, tratando de llevar como todos adelante este tema del coronavirus, pero creo que bien. Vamos poco a poco ordenándolo, con buena atención sanitaria”.

Agregó que “allí cerca donde estás vos, hoy tenemos el mayor problema, en Jujuy, en el norte argentino, pero después en el resto del país está todo muy contenido en términos sanitarios. Así que estamos bien, gracias a Dios bien”.

Posteriormente, Piñera le manifestó que “lo importante y así lo hemos visto, es que resista el sistema de salud para poder prestarles atención a todos, pero es un virus que no perdona a nada ni a nadie”.

El Jefe de Estado consideró que “va a llevar mucho tiempo poder superar esto, pero hasta acá tenemos más o menos el 55 por ciento de las camas de terapia intensiva ocupadas, con lo cual hemos logrado resistir la demanda de la gente. Y como bien decís, nosotros pensamos inicialmente que se iba a concentrar sólo en el área metropolitana de Buenos Aires y se terminó expandiendo en todo el país”.

Lo vamos a derrotar entre todos. Ahora en América latina estamos más tranquilos porque vamos a tener vacunas para todos y ese es un gran dato. Y acá hay un amigo que va a estar siempre al lado de los chilenos, ayudándolos”, cerró Fernández, quien invitó a Piñera a que visite Argentina próximamente, recibiendo una respuesta afirmativa.

La eliminación del cobro de roaming entre Argentina y Chile, se implementó a través del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) y dispone que el uso de telefonía móvil al cruzar las fronteras de ambos países tendrá los costos que la tarifa local y la misma calidad de la prestación.

La identificación se realizará, como hasta ahora, a través de la tarjeta SIM, y así el usuario podrá conectarse con un operador de otra red abonando el costo de la tarifa de su país. El costo de las llamadas y consumo de datos no insumirá cargos extras y será el mismo que si estuviera conectado a la red de su propio operador.

“El pueblo debe entender que la comunicación es un derecho humano”

El titular de ARBIA, Osvaldo Francés, advirtió que la decisión del presidente Alberto Fernández de declarar servicios esenciales a la telefonía celular, internet y la televisión paga “es un golpe al poder real” y traerá una respuesta que requiere “un importante poder político para soportarla”. 

El presidente de la Asociación de Radiodifusoras Bonaerenses y del Interior de Argentina (ARBIA), que nuclea a cooperativas, radios familiares pequeñas y medianas de todo el país pero especialmente de la provincia de Buenos Aires, Osvaldo Francés, celebró la decisión del presidente Alberto Fernández de firmar el el Decreto de Necesidad y Urgencia 690, que declara “servicios públicos esenciales y estratégicos en competencia” a la telefonía celular y fija, internet y la televisión paga”. En diálogo con Radio Provincia consideró que “el pueblo debe entender que la comunicación es un derecho humano y no un negocio de unos pocos empresarios”, y analizó que la reacción no se hará esperar y requerirá “un fuerte poder político y un pueblo movilizado” para soportarla. 

La firma del instrumento legal fue anunciada el último viernes por el jefe de Estado Nacional y el oficialismo se ha movido rápidamente para darle aval parlamentario, algo que logró en la Comisión Bicameral del Congreso de la Nación que sesionó en ausencia de la oposición que se abroqueló detrás de los intereses de las corporaciones.

Contra el poder real

El Decreto tiene una clara dirección que va contra el poder real, y la verdad es que hemos conocido las consecuencias de esta clase de decisiones con la Ley de Medios, por ejemplo”, reflexionó Francés en declaraciones al programa radial Zoom. En esa línea, subrayó que “los que manejan el casi el 80% de la comunicación en toda Latinoamérica en realidad tienen intereses en múltiples actividades y sus accionista son extranjeros, con lo cual todo lo que sea regulación les representa un dolor de cabeza”.

El referente de la Coalición por una Comunicación Democrática señaló además que las corporaciones mediáticas “tienen sus operadores y gerentes en la política para denostar este tipo de medidas: hay que tener en claro que estas corporaciones usan los medios para defender sus otros intereses y hacer todo lo que sea en detrimento de los derechos del pueblo”. “Pasó con la Ley de Medios, todos recordamos que una de las primeras medidas del gobierno de Macri fue derogar, vía Decreto de Necesidad y Urgencia, el espíritu de la norma”, apuntó.

Experiencias en el mundo

Francés expuso la falacia de uno de los argumentos más remanidos como la supuesta “venezualización” de la Argentina al tomar decisiones que afectan los intereses de las grandes corporaciones en pos de garantizar derechos elementales como es el de la comunicación. Puntualmente, recordó que en países como Estados Unidos, México, España o Finlandia tienen normas muy similares. “Los países más avanzados en el ejercicio de la democracia, regulan a la comunicación como un derecho humano, lo que pasa es que se rompen negocios y esto siempre genera reacciones”, consideró.

El titular de ARBIA entendió, no obstante, que “para hacer frente a la respuesta de las corporaciones hay que tener un poder político fuerte y un pueblo movilizado, lo que se complica por la pandemia que estamos atravesando: pero el pueblo debe entender que la comunicación es un derecho humano y no un negocio de los empresarios”. 

Consejo federal

La decisión de la gestión que conduce Alberto Fernández plantea además desafíos hacia el futuro, fundamentalmente para una ciudadanía que debe comprometerse para participar en el debate público y las mesas de decisión cuando están en juego sus derechos fundamentales. Para Francés, sería viable retomar la idea de conformar un Consejo Federal de Comunicación, que incluya a todas las expresiones y reúna a representantes de los sindicatos, los profesionales, las universidades, las organizaciones sin fines de lucro y las provincias, entre otras. “En esto habíamos avanzado hasta que asumió Macri y vía DNU, con el ex ministro Oscar Aguad, lo borró de un plumazo”, lamentó. 

Pluralidad de voces

ARBIA nuclea a muchas radios y medios de pequeña escala, fundamentalmente de la provincia de Buenos Aires, un sector duramente castigado durante los cuatro años del gobierno de Mauricio Macri. “Nos fue muy mal porque nosotros seguimos parados en la vereda que estuvimos cuando peleamos por la Ley de Medios, y en Buenos Aires cayó todo en manos de la coalición que gobernó la Nación y la provincia”, relató Francés. 

En esa linea contó que “no tuvimos acceso a las pautas y si a esto le sumamos el 3000% de aumento de la energía eléctrica y el incremento del costo de la comunicación, el escenario es el peor: tenemos un cálculo de que en estos años han cerrado más de 500 medios porque no hubo asistencia de ningún lado”. 

Por estas horas, hay conversaciones avanzadas con la Jefatura de Gabinete de la Nación y la Secretaría de Medios, en pos de resolver la situación de los medios más chicos, a través de pautas publicitarias pero también de subsidios que se canalizan a través de organismos nacionales. “Estamos hablando, a nivel nacional, unas 3000 emisoras que el Gobierno está tratando de sostener a través de organizaciones como FARCO, ARBIA o FADICRA; que nuclea a periódicos cooperativos de papel y digitales”, resumió y cerró: “Nosotros planteamos que cada uno tiene que llevarse lo que le corresponde pero nadie puede quedarse afuera”. 

Fuente: https://agenciafoco.com.ar/

A %d blogueros les gusta esto: