La CTA-A junto a movimientos sociales confluirán mañana en una protesta en la Ciudad de Buenos Aires.

Movimientos sociales y organizaciones sindicales marcharán mañana hacia la Legislatura porteña, en el marco de un plan de lucha con un amplio abanico de reivindicaciones que van desde el “repudio a la represión a los que luchan”, el reconocimiento a la carrera profesional de enfermería y un “aumento salarial de emergencia”, entre otros puntos.

Trabajadores de la salud, de espacios comunitarios, auxiliares de la salud, ATE Nacional y la CTA-Autónoma, entre otros sectores, se concentrarán desde las 11, frente al Congreso Nacional y en el Obelisco porteño para marchar, luego, rumbo a la sede ubicada en Perú e Hipólito Yrigoyen, donde confluirán en un acto.

De la convocatoria participan además el Movimiento Somos Barrios de Pie, el Frente de Organizaciones en Lucha, el Sindicato de la Salud Privada, la Federación de Profesionales de la Salud (Fesprosa), la Asociación de Licenciados de Enfermería (ALE), las comisiones internas de todos los hospitales de la Ciudad y el sindicato de Trabadores de Osplad, la obra social de los docentes.

La jornada de protesta fue anunciada en una conferencia de prensa realizada esta mañana en el Obelisco porteño, de la que participaron dirigentes del amplio espectro de las organizaciones sociales y gremiales convocantes.
El Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez “Larreta no responde a nuestras demandas y nos reprime. Los trabajadores y trabajadoras de la salud, educación y espacios comunitarios nos cansamos de la falta de respuesta a nuestros reclamos”, dijo a Télam Pablo Spataro, secretario general de la CTA-A Capital Federal.

En esa línea, el dirigente sindical argumentó que “los y las trabajadoras de enfermería están realmente agotados, al igual que el resto de los trabajadores de salud, y con sueldos por debajo de la línea de pobreza”.

La jornada de mañana se enmarca en un paro general con movilización anunciado por los trabajadores de la salud nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y de los trabajadores y trabajadoras agrupados en la Asociación de Licenciados de Enfermería (ALE) de la Ciudad de Buenos Aires.

“Nos movilizamos porque los estatales, como los trabajadores de la salud, hemos puesto el cuerpo en la primera línea de la batalla sanitaria para enfrentar el coronavirus. Los enfermeros y las enfermeras trabajan con elementos de seguridad insuficientes y de mala calidad, con protocolos de trabajo ineficientes y fallas en los sistemas de bio seguridad y han recibido como respuestas palos del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”, remarcó Spataro.

Entre los reclamos figuran además el pedido de “reconocimiento” a la carrera profesional enfermeros y enfermeras de todos los hospitales porteños; la implementación de las Comisiones de Medio Ambiente y Trabajo en todos los nosocomios y que se realicen los protocolos de trabajo para el cuidado de los trabajadores y pacientes.

A esas demandas se suma el reclamo de una recomposición salarial “porque muchos de los trabajadores de la salud están con salarios abajo de la línea de la pobreza, con un sueldo de 36.000 pesos”, puntualizó el titular de la CTA-A.

De la manifestación formarán parte distintos movimientos sociales porteños que vienen reclamando desde hace meses un “reconocimiento económico” para aquellas personas que desarrollan tareas solidarias en comedores y merenderos comunitarios desde que se desató la pandemia de coronavirus. (Agencia Télam)

Protesta argentina por ejercicios militares en Malvinas

El Gobierno argentino ha tomado conocimiento de que durante este mes el Reino Unido ha realizado, una vez más, ejercicios militares en las Islas Malvinas. En este ejercicio intervinieron, además del buque patrullero HMS Forth, la Compañía de infantería británica  A y la aeronave A400M junto a los Typhoons de la 1435 Flight de la RAF, que forman parte del despliegue militar de ocupación ilegal del Reino Unido en las Islas Malvinas.

El Secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus, aseguró que “los ejercicios británicos violan todas las recomendaciones aprobadas por las Naciones Unidas y por los acuerdos de los países con costas en el Atlántico Sur. Argentina reitera el llamado al Reino Unido a no realizar acciones militares en la región y a retomar las negociaciones diplomáticas por la soberanía en las islas en las condiciones que establece la resolución 2065 de la ONU”.

La República Argentina, a través de la Cancillería, rechaza en los términos más contundentes la realización de estas maniobras navales, aéreas y militares en territorio argentino ilegítimamente ocupado por el Reino Unido, que constituyen una injustificada demostración de fuerza y un deliberado apartamiento de los llamamientos de las numerosas resoluciones de las Naciones Unidas y de otros organismos internacionales, que instan tanto a la Argentina como al Reino Unido a reanudar las negociaciones, a fin de encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía que involucra a ambos países en la Cuestión de las Islas Malvinas.

El Gobierno argentino seguirá manteniendo su rechazo a la presencia militar británica en el Atlántico Sur, bregando por el apoyo internacional en ese sentido, que ya se ha manifestado en numerosos esquemas regionales, bajo la premisa de que esa presencia es contraria a la política de la región de apego a la búsqueda de una solución pacífica para la disputa de soberanía.

En particular, la persistencia del Reino Unido en la realización de ejercicios militares en el Atlántico Sur, contraviene específicamente la resolución 31/49 de la Asamblea General de Naciones Unidas que insta a ambas partes (la Argentina y el Reino Unido) a que se abstengan de adoptar decisiones unilaterales que entrañen la introducción de modificaciones en la situación mientras las Islas Malvinas están atravesando por el proceso de negociación recomendado por la ONU.

La presencia militar contradice también la resolución 41/11 de la Asamblea General (Zona de Paz y Cooperación en el Atlántico Sur) que, entre otras disposiciones, exhorta a los estados de todas las demás regiones, en especial a los estados militarmente importantes, a que respeten escrupulosamente la región del Atlántico Sur como zona de paz y cooperación, en particular mediante la reducción y eventual eliminación de su presencia militar en dicha región.

Incidentes en Protesta

Empleados de la Municipalidad de Córdoba agrupados en el Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (SUOEM) protagonizaron hoy incidentes durante una protesta por el conflicto que mantienen por reclamos salariales y disminución de jornada laboral, entre otros temas.

En videos que se difundieron en diferentes redes sociales, se puede observar el accionar de manifestantes arrojando bombas de estruendo contra el edificio de la Municipalidad local, mientras que dañaron un vehículo utilitario estacionado que pertenece a la Secretaria de Comunicación de la Municipalidad.

El secretario de Gobierno municipal, Miguel Siciliano, repudió la conducta de los manifestantes, y dijo a Canal 12: “Uno puede entender que un gremio pueda manifestarse por lo que entiende son derechos, pero no podemos comprender esta violencia”.

Lo que se rompe nos corresponde a todos, arreglar nos cuesta plata a todos, no es una manera legítima de reclamar. Córdoba necesita empezar a dialogar, es lo que piden los vecinos, no podemos avalar esta violencia, apelamos a la paz social”, aseveró.

La manifestación había comenzado con un “sirenazo” de inspectores municipales que reclamaban cuestiones como la quita de poderes de policía y la reducción del 30% en sus salarios por tareas de inspectoría.

Los vecinos nos piden a gritos que esto no vuelva a pasar. Esto no es propiedad ni del intendente, de un empleado, ni mío, es de todos los cordobeses, no podemos permitir que se actúe con este grado de violencia”, siguió Siciliano (Télam).

A %d blogueros les gusta esto: