Economía con perspectiva de género: de la brecha salarial a la brecha patrimonial

El informe realizado por el CEPA (Centro de Economía Política Arfentina) aporta datos contundentes respecto de un indicador que no suele tener la misma visibilidad que la medición de las brechas de ingresos entre varones y mujeres. “Se trata de lo que hemos denominado brecha patrimonial y que refiere a la desigual distribución de las propiedades entre varones y mujeres, considerando como fuente primaria de estudio la base del Impuesto a los Bienes Personales de AFIP del año 2018″, concluye el informe.

Para complementar esta información patrimonial, se publican los datos de brechas de ingresos en el sector privado registrado, que es el que más se acerca según su fisonomía a las características de las y los aportantes en Bienes Personales. Se aclara que la distinción es binaria (varón/mujer) porque las bases estadísticas aparecen sólo con la distinción por sexo, sin incluir grupos LGTTBI+.

Los principales resultados son los siguientes:

  • En relación a la brecha de ingresos, para el año 2019 las mujeres percibieron, en promedio, una masa salarial 23% más baja que la de los varones. Los datos se corresponden con un análisis del sector privado registrado, lo cual excluye al mundo informal o no registrado.
  • Se observa que un 28% del total de las mujeres se encuentra en el segmento de menores ingresos (desde 0 a $20.000), mientras que en los varones este segmento representa una cifra menor, de  22,8%.
  • A medida que los ingresos son más altos, se profundiza la menor presencia femenina.Cuando nos posicionamos en el rango de salarios de $500.000 a $2.500.000 en adelante, no sólo los varones tienen un ingreso 12,3% mayor en promedio sino que, es mayor la proporción de varones en ese rango: 0,3 versus 0,1% de mujeres.

En lo que refiere a los patrimonios, entre los principales resultados de informe, se encuentran los siguientes:

  • La cantidad de mujeres alcanzadas por el impuesto a los Bienes Personales en Argentina (el más progresivo de la estructura tributaria y que se aplica sobre el patrimonio) para el año 2018 sumó 237 mil casos aproximadamente. Del 100% de las personas alcanzadas por el impuesto, el 34% corresponde a las mujeres y el 66% a los varonesSe evidencia una clara distribución asimétrica en la distribución de la titularidad de los patrimonios según género.
  • Al observar la evolución histórica de la participación de las mujeres en la composición de las personas alcanzadas por el impuesto a los bienes personales, se extrae que si  bien se fue incrementando sostenidamente desde el año 2009, está lejos de resultar equitativa. Al año 2018 la participación asciende a 34%, ubicándose 8 puntos porcentuales respecto de 2009, cuando había sido aún más regresiva, de 26%.
  • A 2016 los bienes declarados por las mujeres valen tan sólo un 28,3% del total de los bienes declarados en la base del impuesto a los bienes personales.Puede observarse que desde 2015 se registra un relativo estancamiento de la valorización de los bienes detentados por mujeres: 27% representaban sobre el total de los bienes declarados en 2015, ascienden a 27,7% en 2016, 27,5% en 2017 y 28,3% en 2018. Cabe considerar que en el año 2009, la incidencia de los bienes de las mujeres era todavía menor, de 24,8% sobre el total de lo declarado en el impuesto.
  • Esto significa que no solamente las mujeres son un tercio de los titulares del impuesto a los Bienes Personales, sino que además el valor de sus bienes es aún más bajo que ese tercio que representa su titularidad. La feminización de la pobreza tiene su contrapartida en la masculinización de la riqueza.
  • Al observar la evolución de la valorización de los bienes declarados por mujeres  podemos identificar que, si bien la misma se ha incrementado, lo hace a un ritmo 50% menor que el incremento de la cantidad de titulares mujeres en el impuesto. Si la cantidad de mujeres titulares de patrimonios que pagan Bienes Personales crece al 3% anual acumulativo entre 2009 y 2018, el valor de sus patrimonios sobre el total de los bienes declarados crece al 1,5% acumulativo en igual período.
  • En las mujeres, en el sector de profesionales, científicas y técnicas se encuentra el 25,5% de quienes aportan en Bienes Personales, mientras que un 17,7% se ubica en el sector inmobiliario y otro 11% en servicio de asociaciones y servicios personales. En el caso de los varones, el 31% son profesionales, científicos y técnicos y el siguiente 9,9% pertenecen al rubro inmobiliario, otro 8,9% a servicio de asociaciones y servicios personales.
  • Otras ramas de actividad que son relevantes para los varones de mayores patrimonios es agricultura, donde el 9,5% de quienes aportan en bienes personales declaran ese rubro, mientras que en mujeres esa magnitud es solo de 3,67%. Por otro lado, los varones más ricos tienen entre sus actividades relevantes la industria (pertenecen en un 2,41% a dicho rubro), la construcción (1,25%) y transporte (3,49%), mientras que en las mujeres esa participación es bastante más baja, alcanzando sólo 0,9% en industria, 0,25% en construcción y 1,16% en transporte.
  • En lo que refiere a las actividades típicamente feminizadas, se observa que un 9,17% de las mujeres con mayor patrimonio se ubica en el sector salud, mientras que en los varones ese porcentaje es más bajo, de 6,38%. A su vez, un 2,76% de las mujeres se encuentra en la rama enseñanza y ese porcentaje en varones es tan solo de 0,79%.
  • En definitiva, la feminización de la pobreza tiene su contrapartida en la masculinización de la riqueza en una sociedad donde el 10% de la población con más ingresos está compuesto en un 62% por varones, mientras que el 10% con menos ingresos está compuesto mayormente por mujeres (69%).

En la radio faltan mujeres: poca presencia femenina en el medio que cumplió 100 años

El 27 de agosto pasado la radio argentina cumplió 100 años y sigue siendo abrumadora la falta de mujeres cis, lesbianas, trans y travestis en el medio. El informe 2020 de “Nos Quemaron por Brujas” analiza la distribución de roles según género en los programas más escuchados de la Ciudad.

Por Analía Ávila | Foto: Daniela Morán

La falta de paridad de género en los medios de comunicación tiene un seguimiento desde hace años por colectivos de comunicadores y distintos organismos nacionales e internacionales. En la Argentina lo realizan la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género (RIPVG), Periodistas Argentinas y la Red de Periodistas Feministas (creada en 2018 en apoyo a la ley IVE), entre otras organizaciones. Actualmente hay tres proyectos de ley presentados que buscan la paridad.

Queremos enfocarnos en lo que sucede en el medio radial. El 27 de agosto pasado se cumplieron 100 años de la radio argentina y si hacemos un recorrido desde aquella primera emisión en 1920 hasta nuestros días nos encontramos con una abrumadora falta de voces de mujeres cis, lesbianas, trans y travestis en determinados roles.

Agencia Paco Urondo  dialogó al respecto con Julia Mengolini, abogada, periodista y fundadora de Futurock (radio online), que en junio pasado participó del Segundo encuentro hacia una ley de representación justa en los medios de comunicación, convocado por la diputada nacional Mónica Macha y el medio feminista LatFem. Julia fue contundente en su opinión: “Si nos ponemos a mirar el panorama completo y a hacer números, creo que realmente es una vergüenza lo que sigue pasando con las mujeres en la radio porque no refleja el avance que hicimos en la vida real, en la esfera pública. Las mujeres vamos ocupando otros espacios en los lugares de toma de decisión, en la política, seguimos viviendo en un patriarcado pero estamos avanzando a paso firme. Creo que en la radio seguimos teniendo un lugar sumamente secundario, sigue habiendo pocas mujeres conduciendo programas, ni hablar de las pocas mujeres que hay como directoras de radios y que todavía las mujeres seguimos siendo las que leemos el mensaje y contamos cómo está el clima, una especie de objeto decorativo que le hace la segunda al señor inteligente”.

Por su parte, la periodista y locutora Luisa Valmaggia, conductora de Abrir el juego y Clave china en Radio Cooperativa, manifestó a APU: “Las mujeres hemos ido ganando espacios en las radios no tanto como conductoras, que las hay pero son las menos, porque todavía existe el prejuicio de que las opiniones de las mujeres valen menos que las opiniones de los hombres, eso es algo que todavía hay que seguir luchándolo”. Y concluyó: “Las mujeres tenemos que pelear el salario o el caché que nos van a pagar porque siempre se les paga más a los hombres, siempre intentan ponernos al lado de un hombre como complemento, y es parte de los prejuicios que se replican en otras áreas de la sociedad y en otras profesiones. Hay ahí un largo camino todavía por andar, y lo están haciendo bien las colegas jóvenes que llegan”.

Informe “Faltamos en la radio 2020”

La productora de contenidos feministas Nos Quemaron por Brujas (NQPB) comenzó siendo un programa radial que propició contenidos “con una mirada feminista que erradique el sexismo, los estereotipos y la revictimización para desnaturalizar los discursos misóginos y LGBTINBodiantes”. Entre 2012 y 2016, salió al aire por FM Fribuay, emisora comunitaria de La Matanza, al oeste del conurbano bonaerense; luego pasó a Radio Presente, situada en el ex Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio Olimpo en el barrio de Floresta, CABA. En 2017, la Dirección General de la Mujer les otorgó el premio Lola Mora en el rubro Radio con perspectiva de género. Sus integrantes son: Ángela Ciorciari, Celeste Farbman, Jesica Farias, Laura Mangialavori y Raquel Pazo.

En 2017 NQPB hizo un primer relevamiento sobre paridad de género en el medio radial. En agosto de este año publicó el informe “Faltamos en la radio 2020” donde actualiza y analiza la participación de las mujeres cis, lesbianas, trans y travestis, y la distribución de roles según género en los programas radiales de AM y FM matutinos de mayor audiencia de la Ciudad de Buenos Aires. Los roles analizados fueron: conducción y co-conducción; locución; móvil; producción; coordinación de aire; operación; humor y las columnas de política, economía, deportes, cultura y espectáculos, y de temas policiales y judiciales. Del documento se desprenden los siguientes datos más destacados:

Conducción: el 78 por ciento de las personas que conducen son varones. Hubo un aumento de su participación comparado con el informe de 2017, que era del 69%. Esto impacta en las participaciones de mujeres que se reduce al 22% -y que en 2017 ascendía al 31%-.

Locución: el 90% de las personas que se desempeñan en esa labor son mujeres.

Humor: si bien la mayoría de quienes lo hacen son varones (80%), podemos revistar que hay presencia de mujeres cis (10%) y de mujeres trans (10%).

Deporte y operación técnica: en cada caso, en un 100 por ciento en manos de varones.

Columnas: con respecto al 2017, en política hay mayor participación femenina: el 67% son mujeres (contra el 14% de hace tres años), pero podemos evidenciar esta columna en sólo 3 de 14 programas. En tanto que 9 en materia económica, mientras en el primer informe había nula participación femenina, ahora observamos que aumentó hasta alcanzar el 20%. Cultura y espectáculos tiene una mayor prevalencia femenina, alcanzando el 70%, mientras que en 2017 este número era inferior: 43%

Coordinación de aire y producción: la mayoría es masculina, 67% de varones en el primer caso, 68% en el segundo.

La paridad se logra únicamente en el ámbito de la calle: los móviles quedan con 50 por ciento de presencia femenina y 50, masculina.

Conclusiones y sugerencias

Así como en otros campos, también en la radio existen brechas basadas en el género que se expresan en los roles que cada persona ocupa. También observamos que dicha distribución de los roles según género trae consigo desigualdades en los salarios, en la representación gremial y en las trayectorias profesionales; además de ser contraria a los valores nodales de la vida democrática como el derecho a la comunicación y la libertad de expresión, ya que los afecta sensiblemente”, se expresa al final del informe de NQPB, entre las conclusiones.

Y acercan recomendaciones como la aplicación de la Ley Micaela, de formación en género, a todas las personas que se desempeñen en los medios de comunicación. También proponen diseñar organismos internos de consulta especializada en temáticas de género; fomentar la incorporación de la agenda de género en los temas habituales de los programas y que la consulta a especialistas no esté restringida sólo a varones cis (especialmente en temas “duros” como política y/o economía); trabajar con especial atención la artísitica de la radio, incorporando un lenguaje no binario ni sexista, así como también la musicalización de los programas.

Por último, que el cupo sea un piso y no un techo: es fundamental la inmediata aprobación de una normativa que garantice la representación justa en los medios de comunicación, incluida la radio.

Fuentes: https://www.agenciapacourondo.com.ar/

La pandemia COVID-19 aumentará la brecha de pobreza entre mujeres y hombres

La crisis del COVID-19 aumentará drásticamente la tasa de pobreza de las mujeres y ampliará la brecha entre hombres y mujeres que viven en la pobreza extrema, asegura un reciente informe publicado por ONU Mujeres y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Según el documento, para 2021, por cada 100 hombres jóvenes que vivan en pobreza extrema habrá 118 mujeres. Las mujeres asumen la mayor parte de la responsabilidad del cuidado de la familia, ganan menos, ahorran menos y tienen trabajos mucho menos seguros, una situación que se ha intensificado con la crisis del coronavirus.

Se esperaba que entre 2019 y 2021 la tasa de pobreza de las mujeres disminuyera en un 2,7%, pero las proyecciones ahora apuntan a un aumento del 9,1% debido a la pandemia y sus consecuencias, advirtieron las agencias.

El resto de datos indican que, si bien la pandemia afectará a la pobreza global en general, las mujeres sufrirán el impacto de manera desproporcionada, especialmente aquellas en edad reproductiva: para 2021, por cada 100 hombres de 25 a 34 años que vivan en pobreza extrema (con 1,90 dólares al día o menos) habrá 118 mujeres, una brecha que podría aumentar a 121 mujeres por cada 100 hombres para 2030.

El aumento de la pobreza extrema de las mujeres, en particular en esa etapa de sus vidas, es una dura muestra de los profundos defectos en la forma en que hemos construido nuestras sociedades y economías”, aseguró en un comunicado la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka.

La representante de ONU Mujeres aseguró que las mujeres asumen la mayor parte de la responsabilidad del cuidado de la familia, ganan menos, ahorran menos y tienen trabajos mucho menos seguros.

De hecho, en general, el empleo de las mujeres corre un mayor riesgo que el de los hombres, en un 19%. Las pruebas que tenemos aquí de múltiples desigualdades es fundamental para impulsar una acción política rápida y reconstructiva que sitúe a las mujeres en el centro de la recuperación de la pandemia”, agregó.

Las mujeres tienen menos protección social

El informe explica que, en general, la pandemia arrastrará á a 96 millones de personas a la pobreza extrema para 2021, entre ellas 47 millones de mujeres y niñas. De este modo, el número total de mujeres y niñas que viven en la pobreza extrema aumentará a 435 millones, y las proyecciones muestran que este número no volverá a los niveles anteriores a la pandemia por lo menos hasta 2030.

ONU Mujeres y el PNUD resaltan que la pandemia plantea una grave amenaza a las perspectivas de erradicar la pobreza extrema para fines de esta década, y que la realidad podría ser aún más desalentadora, ya que estas proyecciones de aumento de las tasas de pobreza para mujeres y niñas solo tienen en cuenta la revisión a la baja del producto interno bruto (PIB), excluyendo otros factores, como que las mujeres abandonen la fuerza laboral debido a responsabilidades de cuidado infantil.

Más de 100 millones de mujeres y niñas podrían salir de la pobreza si los gobiernos implementaran una estrategia integral dirigida a mejorar el acceso a la educación y la planificación familiar, salarios justos e iguales y expandir las transferencias sociales”, aseguró Achim Steiner, administrador del PNUD.

Según Steiner, las mujeres tienen menos probabilidades de beneficiarse de las medidas de protección social.

Invertir en la reducción de la desigualdad de género no solo es inteligente y asequible, sino también una decisión urgente que los gobiernos pueden tomar para revertir el impacto de la pandemia en la reducción de la pobreza”, expresó.

Recomendaciones

El informe recalca que no es imposible evitar retroceder en el progreso hacia la igualdad de género y hace algunas recomendaciones:

Abordar la segregación ocupacional
Mejorar las brechas salariales de género
Solucionar el acceso inadecuado a servicios de cuidado infantil asequibles
Introducir paquetes de apoyo económico para mujeres vulnerables en los países
Aumentar las medidas de protección social dirigidas a mujeres y niñas
Ampliar la disponibilidad de investigación y los datos sobre los impactos de género del COVID-19
Fuente: ONU

El Presidente se reunió con empresarias y funcionarias para analizar la agenda del sector productivo

El presidente Alberto Fernández mantuvo esta tarde en la residencia de Olivos una reunión de trabajo con un grupo de empresarias y funcionarias con las que analizó la agenda del sector productivo de la Argentina.

Durante el encuentro se habló sobre la necesidad de impulsar espacios donde las mujeres sean protagonistas y de achicar las brechas de género, de la importancia de las iniciativas para brindar apoyo a las emprendedoras y del compromiso, tanto de los sectores públicos como privados, para fomentar la participación de mujeres en los debates y en la toma de decisiones.

Las asistentes felicitaron al Presidente por el acuerdo alcanzado con los acreedores externos y destacaron la resolución de la Inspección General de Justicia para que las sociedades en constitución o que se constituyan en adelante lo hagan con órganos de administración que respeten la diversidad de género.

Fernández, por su parte, valoró que las mujeres tienen “una mirada distinta que puede ayudar a buscar soluciones novedosas” y consideró que “es importante que esta mirada se incorpore, porque es más amplia, integradora y rigurosa”.

En la reunión también se trataron temas como los desafíos actuales y de corto plazo del sector productivo, las políticas postpandemia para que la economía vuelva a crecer y medidas sectoriales.

El Presidente estuvo acompañado por la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco; la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y la asesora presidencial Cecilia Nicolini.

Por parte del sector empresario, participaron Paula Altavilla, directora para el Cono Sur de Whirpool; Laura Barnator, gerenta de Unilever; Dolores Fernández Lobbe, gerenta General de Walmart Argentina; Verónica Andreani, directora de Andreani; Cecilia Castelli, fundadora de Todomoda; Carolina Castro, directora de Industrias Guidi Autopartes; Jimena Sabor, directora de Síntesis Biológica, y Edith Encinas, Secretaria de la cooperativa de trabajo La Cabaña y presidenta de Federación ACTRA.

México: violencia contra mujeres periodistas

2020 ha sido el año más violento contra las mujeres periodistas en México. Así lo revela el informe “Cartografía de la violencia contra las periodistas”, presentado el pasado 2 de julio por el Programa de Libertad de Expresión y Género de Comunicación e Información de la Mujer (CIMAC).  

El mapa digital ofrece una descripción de todos los casos de violencia contra mujeres periodistas registrados en ese país entre el 2002 y el 2020, detallando en cada uno la localidad y la fecha del suceso, el cargo de la periodista, el tipo de medio donde se desempeña y el tipo de cobertura que originó la agresión, de agresor y de violencia ejercida (tanto de modo general, como en relación a la libertad de expresión).

Por medio de la herramienta, la organización contabilizó 127 ataques contra comunicadoras solo en lo que va del año, que se suman a los otros 144 registrados durante el gobierno de Manuel López Obrador (2018-), y que develan una preocupante realidad: una mujer periodista es violentada cada dos días.

En lo que respecta al periodo analizado dentro del informe -2002 a 2020- CIMAC registró en total 898 agresiones, entre los que están incluidos 19 feminicidios.

La investigación de casos de corrupción por parte de las mujeres periodistas está entre las principales causas de la violencia. 70% de las agresiones fueron perpetradas contra reporteras que investigaban hechos relacionados con desvío de fondos y violaciones graves a los Derechos Humanos.

Lydia Cacho, periodista y defensora de derechos humanos de las mujeres, considera que la cultura machista y el poder patriarcal también tienen mucho que ver, opinión que comparte Edison Lanza, relator especial de Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Para el abogado, el que la mujer esté muchas veces asociada al espacio privado del hogar y los cuidados coadyuva a que sea blanco de ataques cuando asume roles más activos dentro del espacio público y confronta los espacios de poder. De hecho, el informe manifiesta que las autoridades son los principales agresores.

El anális muestra que los hechos violentos suceden principalmente en espacios institucionales (46%), comunitarios (30%), digitales (18%) y laborales (3%).

En lo concerniente a los tipos de violencia, el mapa identifica que la psicológica -a través de amenazas, desprestigio de la labor periodística y hostigamiento- es la más recurrente (77%), seguida de la física (37%) -expresada por medio de detenciones arbitrarias, privación ilegal de la libertad y ataques con armas de fuego.

También predominan la violencia patrimonial (12%) -relacionada con el allanamiento de viviendas, el despojo del material de trabajo y daños a los bienes de las periodistas- y la sexual (6%).

Asimismo, el recurso digital muestra que los estados con más casos registrados son Ciudad de México, Veracruz, Puebla, Coahuila y Guerrero.

Tanto Cacho como Lanza coinciden en que, para contrarrestar de alguna manera la problemática, es necesario que haya más mujeres en los puestos de decisión y reforzar las medidas de protección a los periodistas en riesgo.

Ingrese al mapa aquí.

Fuente: Cimac Noticias.

Mujeres que hablan de mujeres

La Municipalidad de Azul informa que se encuentra abierta la convocatoria para participar de “Noche de Arte… en casa” – Episodio Mujeres que hablan de mujeres-  cuyo objetivo es propiciar una noche de expresión artística desde la ventana, balcón o zaguán de las casas de la ciudad, en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

La actividad será transmitida en vivo desde la cuenta oficial de Instagram de la Dirección de Cultura de la Municipalidad (culturaazul2020) el sábado 27 de junio de 19 a 21.

Podrán participar todas aquellas personas mayores de dieciocho años (en caso de ser menores deberán contar con la autorización del o los adultos responsables), que cuenten con domicilio en Azul y que quieran compartir sus expresiones artísticas vinculadas a temáticas femeninas con música, teatro, danza, literatura o stand up.

La inscripción se encuentra abierta hasta el jueves 25 de junio a las 14 y quienes deseen participar de la convocatoria podrán hacerlo a través de las redes sociales de la Dirección de Cultura o enviando un correo electrónico a secretariadecultura@azul.gob.ar para solicitar el formulario.

A %d blogueros les gusta esto: