En Azul hay que ganar 17.989 pesos para no ser indigente

Así lo revela un estudio del Observatorio de Precios de Azul para una familia de cuatro integrantes (dos adultos y dos menores de 10 años) , el informe establece además para el mes de septiembre, el valor de la canasta básica en 5.803 pesos. Entre los que más aumentaron están los productos de verdulería y hay bajas en el pan, el aceite y el queso cremoso.

La CABaA (canasta básica de alimentos), en el mes de septiembre presentó un valor de $5803.- con una variación mensual de 6,5%, con un acumulado de 24,6% durante 2020. La variación de este mes supera la baja observada
en el mes anterior y muestra una continuidad alcista de los precios retomada a partir de agosto, luego de la desaceleración observada de abril a junio.

Se han observado variaciones significativas en algunos productos.
Durante el último mes se observaron variaciones positivas y negativas. Entre estas últimas, lo que más ha bajado fue el pan (-10,0%), el aceite (-7,2%) y el queso cremoso (-5,8%), aunque de todos ellos solo el pan tiene una incidencia relativamente importante en el valor de la canasta.

Por otro lado, la manzana ha presentado una variación sumamente importante (60,9%) representando una incidencia relativa muy alta y siendo la responsable del 60% del aumento del valor de la canasta.

En términos generales, los productos de verdulería presentaron fuertes aumentos: papa (25,2%), cebolla (9,1%) y naranja (14,3%). En su conjunto, los productos de verdulería explican en 92% de la variación del valor de la CABaA.

El valor de la CABaA representa un 34,4% del SMVM, con una tendencia alcista, lo que representa un valor levemente elevado.

En relación a la línea de indigencia, una familia de cuatro integrantes (dos adultos y dos menores de 10 años) precisa $17989.- para adquirir los alimentos básicos para preparar sus comidas.

Toda la información se encuentra públicamente disponible en opazul.net.ar.

El relevamiento de precios se continúa realizando en alrededor de quince puntos de venta de la ciudad, desde aquellos con mayor superficie a los pequeños comercios o mercaditos de barrio, con una dispersión geográfica uniforme dentro de los límites de la ciudad. Este relevamiento de precios se está realizando desde septiembre de 2018.

Argentina destaca informe de la ONU sobre los derechos humanos en Bolivia

El Gobierno argentino defiende firmemente la democracia en toda América Latina y, en este sentido, resalta la importancia del Informe publicado el 24 de agosto de 2020  por la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, sobre la situación de los derechos humanos tras el golpe de estado luego de las elecciones del 20 de octubre de 2019 en Bolivia.

En dicho informe se registran, “en particular a partir del 10 de noviembre, episodios violentos, como incendios, saqueos de bienes privados y públicos”, en cuyo contexto la Oficina de la Alta Comisionada documentó “diversas violaciones de derechos humanos, incluyendo al derecho a la vida y seguridad, a la libertad, a la prohibición de la tortura y otras formas de maltrato, y al derecho a la libertad de expresión”, en un escenario de protestas “mayoritariamente pacíficas”, en que la policía no cumplió con su deber de protección.

El informe releva asimismo la utilización de municiones letales, algo negado por el gobierno de facto de la ex Senadora Jeanine Añez, en operaciones conjuntas entre la policía y las Fuerzas Armadas, el 15 y el 19 de noviembre en Sacaba (Cochabamba) y Senkata (El Alto), con el saldo de 19 muertos.

En su informe, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos denuncia “un patrón de persecución judicial contra autoridades o personas asociadas con el MAS”, con “más de 150 procedimientos penales iniciados contra ex funcionarios de ese Gobierno, por delitos como terrorismo, sedición e incumplimiento de deberes, “vaga y arbitrariamente aplicados para restringir sus derechos”, en procedimientos en que se relevan “violaciones a las garantías del debido proceso y la presunción de inocencia, con irregularidades en la notificación de las órdenes judiciales, el arresto de testigos, el hostigamiento, detención y el enjuiciamiento de abogados defensores, debilidad de pruebas respaldatorias y la exposición pública de los detenidos”, además de la aplicación de “medidas excepcionales como la detención preventiva”.

Los relevamientos documentados por la Oficina de la Alta Representante ratifican la convicción del Gobierno argentino sobre las graves violaciones a los derechos humanos cometidas a partir del golpe de Estado que siguió a las elecciones del 20 de octubre pasado en Bolivia, al tiempo que renuevan nuestro compromiso por la pronta recuperación de la legitimidad democrática.

En este sentido, el Gobierno argentino insta a las autoridades del Estado a seguir las recomendaciones formuladas por la Alta Representante y exhorta a todos los actores políticos, gubernamentales y sociales en Bolivia a comprometerse en el proceso electoral del 18 de octubre próximo.

El Jefe de Gabinete presentó el tercer informe ante la Comisión Bicameral de la Legislatura

En su presentación, enfocada en las medidas tomadas para enfrentar los efectos de la pandemia, Bianco estuvo acompañado por el ministro de Salud, Daniel Gollan.


La Plata, 11 de agosto de 2020.- El jefe de Gabinete, Carlos Bianco, presentó hoy ante legisladores de la provincia de Buenos Aires el tercer informe elaborado por el Poder Ejecutivo para la Comisión Bicameral de Seguimiento, Fiscalización y Control para la Emergencia. En su exposición, realizada en el recinto del Senado provincial, Bianco estuvo acompañado por el ministro de Salud, Daniel Gollan.

Luego de una exposición en la que el ministro Gollan explicó la situación epidemiológica, el jefe de Gabinete expuso las acciones desarrolladas por las distintas áreas del gobierno provincial en general y detalló, más específicamente, las principales medidas sanitarias, económicas y sociales implementadas para enfrentar el avance del covid-19 y paliar los efectos de la crisis provocada por la pandemia.

En este sentido, destacó la realización de obras de infraestructura y la compra de equipamientos e insumos para reforzar el sistema de salud, lo que incluye, entre otras cosas, el inicio de obras para la construcción de 95 hospitales, guardias y centros de atención primaria, la puesta en funcionamiento de 20 unidades sanitarias móviles y ocho hospitales modulares, la duplicación de la cantidad de camas de terapia intensiva del sector público para adultos y la compra de respiradores, monitores multiparamétricos, bombas de infusión, camas de terapia, barbijos e insumos médicos en general.

En el terreno económico y productivo, el jefe de Gabinete destacó el lanzamiento del programa de Asistencia a Sectores Afectados por la Pandemia (ASAP), que comprende medidas tributarias, asistenciales y de financiamiento para sostener el empleo, destinadas a sectores productivos que fueron afectados en su funcionamiento por la pandemia. Este conjunto de iniciativas incluye, entre otros instrumentos, un programa de asistencia tributaria de emergencia instrumentado por ARBA, un programa de preservación de las fuentes de empleo que desarrolla el Ministerio de Trabajo y un programa de asistencia financiera del Banco Provincia con tres líneas de financiamiento.

Paralelamente, se establecieron líneas de crédito promocionales con tasas preferenciales, tanto para el pago de sueldos como para capital de trabajo, y se lanzó una nueva línea de Provincia Leasing para financiar a los municipios. En el mismo sentido, se potenció la asistencia financiera a los municipios con más de 13.700 millones de pesos desde el inicio de la pandemia.

El jefe de Gabinete destacó que las medidas tomadas por el gobierno provincial fueron adoptadas en articulación con el gobierno nacional y con las autoridades de los 135 municipios bonaerenses, y señaló que la pandemia plantea “un marco muy complejo que nos tiene en una crisis sanitaria y económica muy fuerte, como está sucediendo en todos los países del mundo”. Bianco destacó que pese a ello “demostramos que el gobierno de la provincia de Buenos Aires no solo se ha puesto en marcha, sino que está llevando con relativos logros esta etapa tan complicada para la Argentina en general y la provincia en particular”.

Finalmente, remarcó el esfuerzo realizado: “Hemos evitado el colapso del sistema de salud y alejado los miedos que existían al comienzo de la pandemia respecto de que los médicos no iban a contar con insumos de protección, que se iba a caer en el desabastecimiento, que iba a haber saqueos, que habría estallidos sociales, etcétera. Nada de eso ha sucedido, gracias al trabajo y la inversión millonaria que realiza el gobierno provincial”.

La presentación del informe del Poder Ejecutivo ante la Comisión Bicameral de Seguimiento, Fiscalización y Control para la Emergencia de la Legislatura se realiza de manera periódica según lo dispuesto por para la Ley 15.165 de emergencia social, económica, productiva y energética.

La sesión fue encabezada por el senador Francisco Durañona (presidente de la comisión), acompañado por la vicegobernadora Verónica Magario (presidenta del Senado) y Federico Otermín (presidente de la Cámara de Diputados). En esta oportunidad, para dar cumplimiento a los protocolos sanitarios establecidos, los legisladores miembros de la comisión participaron de manera remota a través de videoconferencia.

Bianco y Gollan dieron detalles sobre la situación epidemiológica y las medidas para contener la pandemia

El jefe de Gabinete también se refirió al no acompañamiento del proyecto de ley de financiamiento por parte de la oposición en la Legislatura bonaerense.

La Plata, 3 de agosto de 2020.- El jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y el ministro de Salud, Daniel Gollán, brindaron hoy detalles acerca de la situación epidemiológica en la provincia de Buenos Aires y las medias tomadas por el gobierno bonaerense para contener el avance de la pandemia de covid-19. En el encuentro con los medios de prensa, realizado en el Salón Dorado de la Casa de Gobierno bonaerense, los funcionarios estuvieron acompañados por el subsecretario de Salud y Cuidados Integrales, Nicolás Kreplak.

En su presentación, el ministro Gollán expuso las tres dimensiones en las que trabaja el gobierno de la provincia en materia sanitaria: la contención del número de casos, la ampliación de la capacidad sanitaria y la búsqueda de avances en materia terapéutica.

El ministro destacó las medidas de cuidado y prevención que se han venido tomando tanto desde el gobierno nacional como el provincial, lo que ha permitido que el que el nivel de contagios esté avanzando a una velocidad acotada.

En este sentido, remarcó que ese ritmo controlado tiene que ver con que hay actividades que no están funcionando, por lo que la liberación de más actividades llevaría aparejado el aumento de casos. No obstante, la pandemia avanza tanto en el interior de la provincia como en los distintos cordones del área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y en la propia Ciudad Autónoma de Buenos Aires, si bien a diferentes velocidades, lo que exige un tratamiento integral de la situación.

Gollán remarcó a ambos lados de la avenida General Paz el virus es el mismo y tiende a comportarse de la misma manera, sin hacer distinciones políticas, por lo que pidió a los medios de comunicación un tratamiento del tema con rigor científico.

Asimismo, el ministro de Salud expresó preocupación por el aumento de la ocupación de las camas de terapia intensiva en toda la provincia y especialmente en el AMBA, donde ya se encuentran ocupadas el 63% de las 2.821 camas disponibles para adultos tanto en el sector público como en el privado. Pese a la ampliación constante del número de camas, el crecimiento de los contagios ha hecho que este porcentaje se incremente sostenidamente, y que dentro de la cifra sea cada vez mayor la proporción de pacientes de covid-19.

Paralelamente, Gollán presentó otras medidas que el gobierno bonaerense viene implementando en materia sanitaria, tales como la ampliación del número de laboratorios que realizan testeos de covid-19, que en la actualidad llegan a 41 y han realizado cerca de 360.00 pruebas, a un ritmo de 7.600 por día.

Esta ampliación ha permitido que hasta la fecha el 48% de los testeos realizados en todo el país correspondan a la provincia de Buenos Aires. El ministro también destacó el esfuerzo que se realiza en materia de compra de equipamientos (entre ellos, 1.054 respiradores y unas 1.000 camas de terapia intensiva) e insumos sanitarios (entre ellos, barbijos N95 y quirúrgicos, así como camisolines). En lo que hace a alternativas terapéuticas, Gollán destacó que están por comenzar los ensayos con suero hiperinmune, el cual permitirá ampliar la capacidad de realizar tratamientos.

Por su parte, el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, afirmó que se va a continuar con el esquema de fases de aislamiento y distanciamiento social, preventivo y obligatorio que se viene implementando en la provincia, en el marco de un permanente monitoreo de los indicadores sanitarios para evaluar la toma de medidas.

Bianco remarcó el absoluto acuerdo con la medida presidencial de suspender las reuniones sociales en todo el país, a raíz de episodios de público conocimiento en los que diversos comportamientos irresponsables se tradujeron en brotes.

En tal sentido, destacó la enorme necesidad de que las y los bonaerenses sean conscientes de la importancia de actuar con responsabilidad. En lo referido al esquema de fases, Bianco señaló que 37 distritos se encuentran en fase 3, 46 en fase 4 y 52 en fase 5. Asimismo, dijo que se siguen poniendo en vigor protocolos específicos para el funcionamiento de distintas actividades.

El jefe de Gabinete destacó el permanente trabajo que realiza el estado provincial tanto en materia sanitaria como económica y social para asistir a la población con ingresos y atención sanitaria y alimentaria: “Estamos haciendo un esfuerzo grandísimo y millonario con la ayuda del gobierno nacional y recursos propios de la provincia, asistiendo a los municipios para que puedan afrontar sus gastos corrientes y los que implica la atención de la pandemia”, afirmó.

Finalmente, el jefe de Gabinete fue consultado sobre la falta de acompañamiento del proyecto de ley de financiamiento por parte de la oposición en la Legislatura bonaerense. Al respecto, Bianco señaló que la oposición debería dar una explicación a por qué está asfixiando financieramente a la provincia, y agregó: “Nosotros establecimos una política de financiamiento responsable, a diferencia de una clarísima política de endeudamiento irresponsable del gobierno anterior”.

En este sentido, señaló que el proyecto prevé la extensión de los plazos de devolución del fondo de emergencia otorgado a los distritos, algo que los propios intendentes de Juntos por el Cambio les solicitan a sus legisladores.

Asimismo, está contemplada la toma de endeudamiento con organismos internacionales de crédito para el desarrollo, a plazos y tasas muy convenientes, destinados a infraestructura vial y educativa, construcción de viviendas populares y dotación de agua potable, así como financiamiento en pesos en el mercado local destinado a saldar la deuda con proveedores heredada de la gestión anterior y a seguir ofreciendo asistencia financiera a los 135 municipios de la provincia.

Bianco agregó que la oposición parecería “estar poniendo palos en la rueda” como parte de una estrategia que busca un beneficio político o electoral, y concluyó: “Nosotros estamos pensando todos los días en evitar muertes, en mejorar la atención sanitaria. Se ve que ellos ya están especulando con las elecciones del año próximo. Nosotros no”.

Profundo retroceso en el mercado de trabajo durante el gobierno de Macri

La economía argentina, y particularmente el mercado de trabajo, registró un profundo retroceso en sus principales variables en los cuatro años que duró la gestión de Mauricio Macri. Se observa una tímida recuperación en el primer trimestre pre-pandemia que transcurre en el verano 2020, apenas asumido Alberto Fernández, pero ya en el mes de marzo empiezan a sentirse los efectos negativos de la pandemia.

Este informe se propuso contrastar ambos periodos en relación a las variables que publicó AFIP y Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Nación para el universo de trabajadores/as registrados/as privados y empresas privadas. A continuación detallamos las principales conclusiones:

  • Entre 2015 y 2019 se reduce la cantidad de empleadores en 24.505 casos. En el período de pandemia, la caída es similar y alcanza los 18.546 casos.
  • Entre 2015 y 2019 se reduce la cantidad de trabajadores/as registrados/as del sector privado en 230.264 casos. En el período de pandemia, la caída es de 173.507 casos. Nuevamente se presentan valores similares. La gestión de Cambiemos parece haber significado una pandemia en cámara lenta, aunque sin virus.
  • Durante el macrismo la pérdida de poder adquisitivo de la masa de salarios ascendió a 16,7% (tomando 2015 en promedio y 2019 en promedio). Como dato complementario, cuando la comparación de la masa salarial se realiza punta a punta entre noviembre 2015 y noviembre 2019, la caída real fue de casi 20 % (19,5%).
  • La evolución en 2020 muestra que la masa salarial real había logrado una recuperación hasta febrero 2020. El último mes pre-pandemia (febrero) registra una suba interanual de la masa salarial registrada 2,4% en términos reales. Al comparar febrero 2020 con diciembre 2019 se registra una suba de 12,1% real, lo cual es considerable teniendo en cuenta además, que si existe efecto estacional, este sería a la baja.
  • Luego de la recuperación mencionada (a febrero 2020) la masa salarial tuvo como resultado de la pandemia, el retorno a los valores mínimos de diciembre de 2019. La masa salarial al mes de abril 2020 perdió 11,7% respecto de febrero 2020 (punta a punta) y se ubicó al mismo valor real que a diciembre 2019.
  • Durante el macrismo, la caída de la masa salarial se explica en un 84% por la pérdida de los salarios contra la inflación y sólo 16% lo explica la pérdida de puestos de trabajo. De aquella frase de Prat Gay sobre la elección entre salarios y empleo, se constata que la preferencia por la preservación de los puestos de trabajo fue una parte central de las estrategias sindicales en el periodo, aunque con grandes excepciones dadas por sindicatos que –en distintas coyunturas- pelearon por paritarias por encima de la inflación.
  • Durante los meses analizados de la pandemia, la caída también se explica mayoritariamente por la reducción de salarios en términos reales (63%), mientras que la retracción de empleo explica el restante 37%.
  • Se observa que tanto en el macrismo como en la pandemia, y por distintas razones pero ambas orientadas a estrategias defensivas, se priorizó la protección del empleo a costa del salario. La inflación elevada del macrismo afectó fuertemente el nivel salarial en el marco de un proceso donde la economía real se vio fuertemente deprimida con 3 años de caída y sólo uno de crecimiento. A la par, el proceso regresivo condenó fuertemente a la industria mientras que otras actividades ganaron, pero se trató de los sectores con escasa  generación de empleo (agro, energía y sector financiero). En la pandemia, tanto desde el gobierno nacional como desde el rol sindical, se prioriza mantener intacta la estructura productiva mientras dura el aislamiento para garantizar la puesta marcha posterior. La pérdida de ingresos provisoria está asociada a esa estrategia deliberada de sostenimiento de puestos de trabajo, como se registra en el acuerdo UIA-CGT para suspensiones.
  • Cuando se analiza la caída del empleo registrado por tamaño de empresa se observa que durante los años de la gestión de Cambiemos la expulsión de trabajadores se concentró en las empresas de mayor porte: el 42% de los despidos fueron por parte de empresas con más de 1500 trabajadores. Despidieron las grandes, las pymes quebraron. En cambio, en los meses de febrero a abril de 2020, ese segmento de empresas grandes sólo concentró el 8% del total de casos de destrucción de empleo. Es decir, en los cuatro años que van entre noviembre de 2015 y noviembre de 2019, la dinámica de la empresa pyme (con menos de 1500 trabajadores/as) fue la de intentar retener al trabajador/a, mientras que las grandes empresas utilizaron el mecanismo de ruptura laboral como herramienta de mejora de rentabilidad. En cambio, el impacto de la pandemia golpeó de lleno en el segmento de empresas más pequeñas, que explican el 92% de la pérdida de empleo. No se descarta, dado el corto tiempo de análisis de impacto del COVID-19, que haya un pase a la inactividad forzosa y que la recuperación posterior pueda poner en marcha el universo pyme.
  • Al observar la participación según actividad de la caída de empleo neta del sector privado, se registra en el macrismo un protagonismo de la pérdida de empleo industrial, la cual explica el 72% del total (166.116 respecto de 230.264). En la pandemia, al contrario, no hay protagonismo especifico de una actividad, sino que se observa que los retrocesos son transversales a varias actividades económicas: la industria cae “sólo” 8,5%, mientras que otros sectores golpeados son Construcción (-33,2%), Hoteles y Restaurantes (-14%) y Comercio (-9,8%). Mientras que el macrismo tuvo políticas dirigidas a desfavorecer a un sector específico de la economía –la actividad industrial- en la pandemia se produce una afectación concomitante en varios sectores.

Descargue aquí el informe completo elaborado por el CEPA (Centro de Economía Política).

Ley de Alquileres

Alimentada por las crecientes dificultades de acceder a la vivienda junto con un sostenido proceso de inquilinización particularmente en los grandes centros urbanos, el jueves 11 de junio se dio sanción definitiva en el Senado a la llamada “ley de alquileres”. El universo alcanzado no es menor: al cuarto trimestre de 2019 los hogares inquilinos en CABA alcanzaron el 32% del total, 22% en La Plata, 30% en Córdoba y 20% en Rosario y Santa.

Entre los principales cambios que impulsa la ley de alquileres se encuentran: la extensión de los contratos mínimos para vivienda a tres años; la actualización de los precios de alquiler por promedio de inflación y salarios con una periodicidad anual; la regulación de los depósitos en garantía; la obligatoriedad de registrar los contratos ante AFIP; la diversificación de las garantías que puede presentar el inquilino para no ser obligado a presentar una garantía propietaria, entre otros.

El sector inmobiliario reclama que su rentabilidad está en sus mínimos históricos. Sin embargo, ello no está vinculado a una reducción de la renta, ya que los alquileres se mantienen estables en términos reales, sino al descalce de monedas producido por la peculiaridad del mercado inmobiliario: inmuebles que cotizan en dólares y alquileres que se cobran en pesos. De esa forma, en un escenario de estabilidad de precios de venta, la rentabilidad inmobiliaria está fuertemente vinculada a la evolución del tipo de cambio, y se reduce ante escenarios de fuertes devaluaciones como han ocurrido durante los últimos años.

Respecto de la nueva regulación que establece un criterio objetivo de actualización anual de precios de alquiler por promedio de inflación y salarios se observan los siguientes resultados:


—En un contrato iniciado en enero de 2014, la brecha entre los precios de mercado relevados y los ajustes que derivan de un promedio de inflación y salarios, se va a ampliando sucesivamente. Un contrato que a fines de 2016 pagaba 6.893 pesos, pagaría 5.309 pesos si hubiera existido la ley de alquileres. Es una diferencia de más de 1.500 pesos o más del 20%.
—Si tomamos como ejemplo un contrato iniciado en enero de 2017, durante el segundo semestre de 2018 pagó casi 12.000 pesos de alquiler. De haber ajustado mediante la ley de alquileres pagaría 9.459 pesos, 2.500 pesos de diferencia. Cerca de la finalización del contrato, a fines de 2019, paga 15.471, mientras con la ley pagaría 12.792, casi 2.700 pesos de diferencia (cerca del 20%).

Se advierte que la regulación de la actualización de precios de alquiler mediante promedio de salarios e inflación contribuye a generar una mayor estabilidad del precio de los alquileres, especialmente por la estructura de ajustes anuales en vez de semestrales como se venía dando.

Además, la nueva fórmula de actualización por promedio entre inflación y salarios logra generar una dinámica estable en la actualización anual de los precios de los alquileres, ya que se establece a partir de criterios objetivos, y vinculados a la evolución general de los precios de la economía, logrando conformar un marco regulatorio que reduce la incertidumbre propia de la falta de regulación del sector.

Los análisis socioeconómicos de las poblaciones inquilinas y rentistas muestran que los mercados de alquileres, bajo la actual situación, producen una dinámica regresiva en términos de distribución del ingreso. Se realizaron estimaciones para el AMBA (cuarto trimestre de 2019) arrojando los siguientes resultados: el 81% de la renta total de alquileres es apropiada por el 20% más rico (quintil 5). En cambio, el 20% de menores ingresos sólo se apropia del 1% del total, y el 60% de los hogares de menores ingresos recibe menos del 9% del total de renta de alquileres generada.

Finalmente, mencionar que la registración obligatoria de los contratos ante AFIP, establecida por la ley votada, permitirá ampliar la base de la recaudación tributaria, especialmente en aquellos segmentos de población que perciben más ingresos en concepto de renta, ubicados mayoritariamente en los quintiles de ingresos superiores, dotando así de mayor progresividad a la recaudación tributaria (CEPA).

A %d blogueros les gusta esto: