La Defensoría del Pueblo de la Nación registró 168 femicidios en los primeros siete meses del año

El Observatorio de Femicidios de la Defensoría del Pueblo de la Nación informó que entre el 1 de enero y el 31 de julio de 2020 se registraron 168 víctimas de femicidio confirmadas, incluyendo 13 femicidios vinculados, dos personas Trans y dos suicidios feminicidas.

Según el informe, el período de aislamiento social y preventivo contra el COVID-19, trajo aparejada la convivencia de la víctima con su agresor, y con ello, la dificultad de protegerse, independientemente de los diferentes dispositivos de comunicación que se implementaron. El riesgo se mantuvo latente y se advirtió un aumento de casos de femicidios.

En comparación con el mismo período en 2018 y 2019 hubo mayor cantidad de casos, ya que anteriormente se habían registrado 157 y 155 femicidios respectivamente.

El trabajo contiene la totalidad de casos relevados de asesinatos de mujeres (niñas, adolescentes y/o adultas) y personas Trans, perpetradas por hombres por razones asociadas con su género, caratuladas como femicidio o por muerte dudosa bajo sospecha de femicidio y, también, incluye los casos de femicidios vinculados y suicidios feminicidas.

El Observatorio volvió a insistir en visibilizar los casos de suicidios feminicidas, hecho que se produce cuando las mujeres se quitan la vida como consecuencia de los abusos sistemáticos perpetrados por los hombres, y que, aún hoy, siguen impunes.

Las provincias donde más femicidios se produjeron son: Buenos Aires con 67 casos, Santa Fe con 22, Tucumán con 11, Misiones con 9 y Córdoba con 8.

Analizando el mismo período en el año 2019, se observa que las provincias Santa Fe y Misiones contabilizan el doble de casos. En cambio, en Córdoba disminuyeron un 50%, en Mendoza un 80% y, en Corrientes y Entre Ríos el 35% cada una.

Dentro de las características principales de las víctimas, en lo que refiere al rango etario, se detectaron 17 víctimas menores de 18 años, de las cuales 11 tenían menos de 10 años.

En cuanto a las víctimas colaterales, se detectó que 136 niños quedaron sin madre a causa de los femicidios.

En cuanto al vínculo, se pudo determinar la existencia de una relación preexistente entre la víctima y el victimario, concluyendo que la mayoría de los crímenes se producen dentro de un vínculo de pareja o en el seno familiar.

El 73% de los asesinatos se ejecutaron en los domicilios de las víctimas o en un entorno familiar. Esta tendencia se mantiene con respecto a períodos anteriores, el hogar de la víctima es el lugar donde más se vulneran sus derechos.

Sobre la modalidad: de las 168 víctimas de femicidio, 11 mujeres fueron violadas, 3 de ellas fueron violadas hasta la muerte como única modalidad.

Los golpes, el apuñalamiento y el uso de armas de fuego fueron los métodos más empleados para cometer los femicidios.

En el período observado también se confirmó el suicidio de 23 femicidas y 7 intentos sin consumar. Es de destacar que se advierte que en comparación con años anteriores este indicador se redujo, siendo que, en 2018, 35 femicidas acabaron con sus vidas sin haber sido juzgados, y en 2019 se suicidaron 38 con la misma característica.

Se intentó conocer cuántas de estas víctimas habían efectuado una denuncia por violencia de género y el dato que se obtuvo fue que solo el 17,3% había denunciado a su atacante.

En años anteriores las denuncias ascendían a 21,6 % en 2018  y  22,6% en 2019, lo que demuestra que a las víctimas se les dificulta poder realizar la denuncia correspondiente.

Cabe destacar que este informe contiene datos que podrían ser modificados conforme avancen las investigaciones y las causas.

El Observatorio de Femicidios de la Defensoría del Pueblo de la Nación, obtiene su información de distintos portales de noticias de internet que contienen secciones policiales y de información general, tanto de alcance nacional como provincial y local, en diarios de tirada nacional como también del interior del país, en los servicios de las agencias de noticias y mediante consultas en los buscadores de internet.

Femicidio: encontraron el cuerpo de la joven de Junín en una obra en construcción

Fuentes judiciales aseguraron que la muerte se habría producido el mismo día de su desaparición, el 26 de julio, y que el cuerpo habría sido enterrado el día 27. El hallazgo se produjo por personal policial y autoridades judiciales bajo los escombros de una obra en construcción donde se presupone trabajaba la ex pareja de Rosa Fernández y único acusado por el femicidio.

La Plata, (InfoGEI).- Ayer por la mañana, se conoció la noticia del hallazgo del cuerpo sin vida de la juninense Rosa Inés Fernández, quien se encontraba desaparecida desde hacía 17 días. El hallazgo se produjo por personal policial y autoridades judiciales en inmediaciones de las calles Siria y Necochea, bajo los escombros de una obra en construcción.

El fiscal Estéban Pedernera, declaró que después de avanzar en alguna de las líneas investigativas “pudimos recolectar testimonios que nos llevaron a los indicios que iban pesando sobre Sandro González, ex pareja de Rosa Fernández, y toda esa sumatoria más los datos que pudimos lograr nos permitieron llegar a una aprehensión en urgencia, ante el peligro inminente de fuga”.

Las fuentes judiciales aseguraron que la muerte se habría producido el mismo día de su desaparición, el 26 de julio, y que el cuerpo habría sido enterrado el día 27.

Luis Chami, Director de Seguridad del municipio, dijo al diario local La Verdad que se trató de un femicidio y señaló que “la responsabilidad recae sobre Sandro González, ex pareja de la víctima”, quien aún no declaró ante la justicia.

No lo esperábamos, mantenía la esperanza de que se había ido, no se nos cruzaba”, manifestó al tiempo afirmó que el femicida “no solo hizo un pozo, sino que se tomó el trabajo de hacer un túnel”.

Está esclarecido”, aseguró Chami. “Está el imputado, un testimonio clave que lo incrimina y el cuerpo en la obra donde él trabajaba. Ahora se lo va a elevar a juicio rápidamente porque las pruebas que hay son muy contundentes”, finalizó.

Tras darse a conocer la noticia, el intendente de Junín, Pablo Petrecca, se solidarizó con la familia de la joven. “Tristeza y dolor por Rosa Inés.  En este momento tan terrible quiero decirle a su familia que estoy con ellos y que vamos seguir acompañándolos. No están solos”, expresó el jefe comunal a través de sus redes sociales.

Hoy es un día triste para nuestra ciudad, pero les pido a todos los vecinos más que nunca que nos unamos en paz en este momento de dolor”, continuó Petrecca, al tiempo que agregó “las fuerzas de seguridad detuvieron al culpable, y el caso ya fue esclarecido. Ahora la justicia determinará la pena que le corresponde al asesino”. (InfoGEI) Mg

Intento de femicidio en Maquinista Savio: fue al trabajo de su ex mujer, le disparó y se suicidó

El hombre fue identificado como Florencio Gervasio Yaquino, quien murió en el acto. Por su parte, su víctima, Fabiana Andrea Encina, fue trasladada en estado de suma gravedad al hospital Erill, donde permanecía internada y en serio riesgo de vida.

La Plata, 04 Ago (InfoGEI).- La localidad de Maquinista Savio, vivió un aberrante hecho este lunes por la mañana cuando un hombre de 56 años le disparó en la cabeza a una mujer, de 52, y luego se suicidó de un balazo en el cráneo.

El suceso tuvo lugar en un local de la ruta provincial 26 y la calle Corrientes. Personal policial que hacía operativos a escasos 30 metros del lugar escucharon las detonaciones de los disparos y concurrieron al lugar, donde se encontraron con dos cuerpos tendidos en el piso, un gran charco de sangre y el arma con la cual se realizaron los disparos.

El hombre fue identificado como Florencio Gervasio Yaquino, quien murió en el acto. A su lado yacía gravemente herida la víctima, llamada Fabiana Andrea Encina.

Según fuentes del caso, el agresor irrumpió en el local donde trabajaba la mujer, la sacó a los empujones hacia la calle y extrajo un arma de fuego, tras lo cual efectuó un disparo que impactó en la cabeza de Encina y luego se quitó la vida.

La mujer, con quien Yaquino había estado en pareja, fue trasladada en estado de suma gravedad al hospital Erill, donde permanecía internada y en serio riesgo de vida.

En el caso intervino personal de la seccional Escobar 4ta a cargo del comisario Walter Villa, de otras divisiones de la Bonaerense, Policía Científica e integrantes de la Ayudantía de la Fiscalía de Maquinista Savio.

El portal El Día de Escobar informó que la causa fue caratulada como “tentativa de Homicidio y suicidio”, y está a cargo del fiscal Cristian Fabio. (InfoGEI) Mg

Mató a Su Madre

Hallaron muerta en su casa a Ema Rosa Colque, de 49 años, desaparecida hace dos semanas. Fue encontrada enterrada en el patio de su casa en Castelar sur. Su hijo confesó el crimen.

La Plata, (InfoGEI).-  El cuerpo de la mujer fue encontrado en la parte trasera de su casa de la calle Cogliati al 4009, barrio San Juan, de Castelar sur. En el oeste del Gran Buenos Aires. Había sido vista por última vez la tarde del 12 de junio.

Según indicaron fuentes judiciales al portal El Cactus, el hijo de la mujer, de 20 años se presentó ante las autoridades con un relato poco creíble sobre el asesinato de su madre. Finalmente el femicida se quebró y confesó el brutal asesinato.

Relató que en un primer momento escondió el cuerpo en un galpón ubicado en la vivienda y finalmente la enterró.  Tras el hallazgo, se constató que el cadáver presentaba heridas producidas por un objeto corto-punzante.

Daniel Alejandro Colque de 20 años quedó detenido e imputado por “homicidio agravado por el vínculo”. (InfoGEI)Jd

Cultura del Desprecio

La problemática de los femicidios y la violencia de género contra adultas mayores, es un tema que no se visibiliza, muchas veces por la discriminación contra esta franja etárea.

La problemática de los femicidios y la violencia de género contra adultas mayores “no está instalada” ni es “visible” en la sociedad y en muchos casos se relaciona con la “cultura del desprecio hacia los viejos” o “gerontofobia” que es necesario revertir, según advierten especialistas en derecho de la vejez.

Desde el inicio de la cuarentena debido a la pandemia del coronavirus, que tiene a las personas mayores de 60 años como principal grupo de riesgo, se registraron al menos ocho femicidios que tuvieron como víctimas a adultas mayores.

En las últimas horas, en el partido bonaerense de Escobar, una mujer de 77 años fue asesinada de un puntazo en el cuello y por el femicidio detuvieron a su esposo, de la misma edad.

También se registraron en este período de aislamiento casos de violencia que terminaron con los dos integrantes de la pareja muertos, como el ocurrido el 20 de abril último en San Fernando, donde un hombre de 83 años mató a su esposa de 84 de un martillazo en la cabeza y luego se suicidó, o al día siguiente en Rosario, cuando otro de 76 asesinó a tiros a su pareja de 74 y se mató.

Con este aislamiento social se generan mas probabilidades de que una persona mayor que convive con otra sufra situaciones de violencia y no pueda denunciarlo, y uno de los motivos, además del temor y la dificultad práctica para hacerlo, es que el tema de la violencia en la vejez no está instalado en la sociedad”, aseguró a Télam la investigadora del Conicet y abogada especialista en derecho de la vejez, Isolina Dabove.

Para la profesional, quien dirige una maestría en esa rama del derecho, si en un contexto de normalidad ya le era difícil a una mujer adulta mayor denunciar este tipo de hechos, en el actual aislamiento resulta más adverso.

La dificultad viene dada además porque los hechos de violencia son generalmente motivados en actuaciones de personas de confianza, ya sea personas cercanas, parientes e, incluso, cuidadores”, explicó.

Según Dabove, la violencia hacia esas mujeres tiene “múltiples razones: la mas profunda es la cultura del desprecio hacia los viejos, que termina siendo asumida por la persona, que se ubica en lugar de descarte y se somete al discurso social gerontofóbico”.

¿Cómo se va a sentir entonces una persona autorizada a hacer una denuncia de violencia si no hay una sociedad que acompañe en una cultura de respeto?”, reflexionó.

Por su parte, la gerenta de Género del PAMI, Adriana Herrero, contó a Télam que la violencia contra los adultos mayores es uno de los temas que es necesario visibilizar y, que a tal fin, en ese organismo se llevan a cabo capacitaciones en perspectiva de género con orientación gerontológica.

No es lo mismo una mujer en situación de violencia, que una mujer mayor en situación de violencia con dependencia psíquica, física, emocional. Son más los posibles agresores: familiares, referentes afectivos, cuidadores, entonces ¿dónde denuncia esa mujer?”, expresó Herrero, en una entrevista concedida con motivo de conmemorarse hoy el Día Mundial de Toma de Conciencia Contra el Abuso y Maltrato en la Vejez.

La funcionaria agregó que en general las adultas mayores víctimas de femicidio soportaron “al menos 10 años de historia de violencia” antes de ser asesinadas.

En la misma sintonía, Dabove destacó como uno de los impedimentos de denuncia el valor “afectivo”, ya que “la persona mayor generalmente se somete al otro en busca de cariño y es muy duro tener que denunciar a hijos o a quien la cuida”.

Hay que tener muchos recursos personales y sociales; si no hay una sociedad que acompañe desde el respeto a una persona por ser mayor es difícil”, expresó.

Casos de femicidio cometidos fuera de la pareja, fueron los ocurridos el 16 de mayo pasado en San Justo (Santa Fe), donde una mujer de 69 años fue asesinada por su hijo de 32, con quien convivía, y el 28 de marzo, cuando otra mujer de 70 fue hallada asesinada en Salta y detuvieron a su nieto y a un amigo.

Sobre el contexto de aislamiento, Dabove dijo que juega en contra el “miedo a represalias” y “las dificultades de acceder al teléfono para denunciar. Hay miedo e imposibilidad practica que pedir auxilio”.

Y puntualmente, respecto de la violencia en el seno de las parejas mayores, destacó que muchas veces “han vivido en una cultura patriarcal, donde en general la mujer tiene una actitud de sumisión, de apropiación del ámbito de lo domestico y no de toma de decisiones”.

Es un sector demográfico al que hay que prestar atención. Las mujeres mayores son las que están más comprometidas con esta lógica patriarcal. No solo hay casos de violencia física que llegan a muertes o lesiones, sino también de violencia económica”, agregó

“No nos olvidemos de las viejas, porque demográfica y estadísticamente la vejez es un fenómeno femenino. Sobre las mujeres jóvenes, en edad reproductiva, ya hay clara consciencia, hay una sociedad que acompaña y una cultura transformada a ese proceso, ahora hay que sumarle la mirada de la gerontología”, concluyó la especialista.

De acuerdo al relevamiento de casos publicados por Télam, desde el inicio de la cuarentena hubo ocho femicidios de mujeres mayores, mientras que en todo 2019, según el informe oficial de la Corte Suprema, se contabilizaron 31.

Asumimos que hay muchas más, pero el tema es cómo están caratuladas las causas. Hay que problematizarlo. Esto existe, tiene sus particularidades. De todo esto se trata la toma de conciencia sobre el maltrato”, concluyó por su parte la gerenta de Género del PAMI (Télam).

A %d blogueros les gusta esto: