Felipe Solá: “no puede salir el presidente del BID de una reunión virtual”

A días del acuerdo de deuda alcanzado con los bonistas, el canciller Felipe Solá resaltó hoy como antecedente clave que la gira del Presidente Alberto Fernández en Europa sirvió para que los mandatarios europeos tomaran conocimiento de la situación de crisis económica que atraviesa el país y que “fue ocultada por Macri en la cumbre del G20”. Además habló de las elecciones para renovar la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo y sobre la pandemia. 

Al historiar la situación actual dijo el canciller: “La gira del presidente Fernández que comenzó en enero en Jerusalén y siguió por Italia, Alemania, España y Francia, tuvo un doble impacto: por un lado los países europeos oyeron del boca del Presidente cuál era la situación económica real y financiera, y sobre todo oyeron qué había pasado financieramente en la Argentina. Muchos se declararon sorprendidos, porque tenían la versión de 2018 del G20 en Buenos Aires, donde se ocultó la debacle y el Gobierno apareció hablando de otros temas cuando ya tenía una situación gravísima de endeudamiento con el Fondo y con la deuda soberana”.

En declaraciones a Radio con Vos, Solá recordó que la jefa del gobierno alemán Angela Merkel, “por ejemplo, nos dijo que no se había llevado esa impresión de Argentina en el G20”. Y agregó: “No hablaron con mucha gente de la Argentina. Estaban todos los mandatarios encerrados en Puerto Madero y conversaron sólo con el gobierno de aquel momento, pero luego de la gira del Presidente Fernández les quedó clara la situación, que se enfocó en el futuro acuerdo con el FMI más que en el acuerdo con los bonistas privados. Esto luego se difundió, y por eso fue muy útil la gira”.

Y continuó: “Lo siguiente fue una acción llevada a cabo por Martín Guzmán y su equipo y el Presidente, con algún complemento de parte de Cancillería, con la Embajada argentina en Estados Unidos en algún momento y tratativas en otros lugares, pero siempre manteniendo el estado de reserva de la información y hablando previamente con Guzmán”.

Solá explicó además que la Argentina “necesita mostrar lo que le ha pasado, mostrar que está dispuesta a salir adelante, que no tiene un gobierno que pueda ser acusado de estatista o colectivista, o de no ser un gobierno democrático y republicano”.

La Argentina debe demostrar que tiene identidad y dignidad”, señaló el canciller. “A los países fuertes les gusta la sumisión del otro. Nosotros no creemos en la sumisión. Hemos dicho siempre lo que pensábamos y no hemos tenido ninguna actitud de sumisión. Hemos mantenido independencia, que no quiere decir prejuicio ni ponerse ‘en contra de’ a priori. Hemos dicho las palabras adecuadas y tenemos diálogo con todos, y sobre todo con el que quiere tener diálogo con nosotros”.

En relación a las elecciones en el BID, el ministro indicó: “Sostenemos la candidatura de Gustavo Beliz. Estamos de acuerdo con otros países  latinoamericanos en pedir un aplazamiento de la reunión del 12 y 13 de septiembre, por la cuestión del coronavirus y por la imposibilidad de una negociación personal de los gobernadores, tal como se llaman los que eligen en el BID”. Y fue enfático al señalar “ese aplazamiento es necesario porque no puede salir algo tan vital para nosotros como el nuevo presidente del BID de una reunión virtual”. 

Desde que nació el BID en 1959 el Presidente Eisenhower dijo que tendría sede en Washington pero con una presidencia latinoamericana, y ahora algunos quieren romper con esa tradición que es muy importante para nosotros. El BID es fundamental para el futuro, pensando en el final de la pandemia. Para la reconstrucción en nuestras economías en fundamental tener una visión latinoamericana en el BID porque somos los más golpeados económicamente”, manifestó.

Éste es un año que nunca olvidaremos”, afirmó. “La pandemia lo cubre todo y está detrás de todos los comportamientos gubernamentales y de las personas. Es un Gobierno que está manteniendo la tasa de mortalidad muy baja si lo comprarás con otros países. Al retrasar con la medida de cuarentena muy larga el pico, profundizamos el cansancio de la gente. Pero ésa era la alternativa: o retrasamos el pico, o tenemos una enorme cantidad de muertos”.

He visto ese colapso inmediato que tuvieron Inglaterra, Italia, China y España en menor medida. Evitar eso tiene costos: el alargamiento de la situación de cuarentena. Pero el problema no es la cuarentena, sino la pandemia. La comprensión que ha tenido la gente sobre el Gobierno es mayoritaria. Lo que importa ahora es salir no solo de la cuarentena, sino salir del problema económico” concluyó.

Felipe Solá: “la vacuna tiene que ser accesible para todos”

El canciller Felipe Solá realizó hoy declaraciones en las que hizo referencia a las gestiones que viene realizando el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto para que la vacuna para el Covid- 19 “sea accesible para absolutamente para todos”.

Los cancilleres de América Latina tuvimos anoche una videoconferencia con nuestro colega chino y allí él, respecto del Covid 19, nos manifestó que los descubrimientos y la vacuna de China iban a estar accesibles absolutamente para todos. Es algo que no se dice todos los días, lo planteó como un bien común y además defendió el multilateralismo”, afirmó el Canciller en diálogo con radio La Red.

Solá señaló que durante las múltiples reuniones por videoconferencias con cancilleres de todo el mundo “se habla mucho de cooperación con América Latina, especialmente desde Europa”. En cuanto al mundo luego de la pandemia, se esperanzó que haya “una carrera entre potencias para ver quién coopera más, quién es más generoso””.

En el ámbito nacional indicó: “No creo que lo que deje la pandemia se parezca a la crisis de 2001, allí no hubo cambios internacionales sino un problema endógeno. Teníamos un tipo de cambio altísimo, con un dólar que se había devaluado 240 por ciento, una inflación de 40 por ciento anual, salario en dólares muy bajo y el gasto público diluido. Había buenos precios internacionales de las materias primas, así que Argentina resolvió de a poco ese piso tan bajo, primero con exportaciones. Había un envión hacia arriba, todo el mundo miraba al futuro. Ahora veo una situación social compleja pero cuando se está preparado mentalmente el impacto es menor; es una situación generalizada; algunos se van a enojar con todo derecho y otros, con la obligación de ayudar, van a poner y ayudar”.

Luego afirmó: “No hay interna entre Cristina y Alberto. Cuando se dice que hay problemas parece que Cristina fuese de afuera, pero es la vicepresidenta de la República, está totalmente unida y tiene todo el derecho de opinar”.

“Hay ‘fuego amigo’ de una cantidad de gente que cree que pertenece a un colectivo pero no pertenece ni a una combi, son monoplaza de las redes. Algunos quieren distinguirse, no quieren que nada del gobierno los toque, eso es inmaduro. Dicen ‘yo soy yo y mis ideas’. Pero lo que veo es que ninguna organización importante protesta contra el gobierno, ni los trabajadores organizados, ni la Iglesia ni lo empresarios. Sólo veo gente que quiere hacerse ver, quieren ser título y aparecer, son seis o siete”, añadió.

Exportaremos conocimientos en materia de agricultura

El canciller Felipe Solá mantuvo hoy una reunión de trabajo con AAPRESID, la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa. En ese marco dijo que “una de las exportaciones más importantes de la Argentina es el conocimiento en materia de agricultura” y ofreció ayuda a los empresarios para que con el objetivo de expandirse hacia el mundo cuenten con el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto.

Tenemos la agricultura más competitiva del mundo si la medimos en incorporación de tecnología y de pensamiento acumulado”, dijo el Canciller. “El desafío es vender ese paquete para que en otros países (los Estados Unidos o Australia, si podemos, pero no dejemos de pensar en naciones de América central o estados africanos como Angola y Mozambique) se termine haciendo agricultura argentina, con tractores argentinos, cosechadoras argentinas, técnicos argentinos y empresarios argentinos.”

Solá estuvo acompañado por el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme. Por AAPRESID asistieron a la reunión por teleconferencia Alejandro Petek, José Luis Tedesco y Marcelo Torres entre otros.

El Ministro y el Secretario le prestaron especial atención a la propuesta de AAPRESID de desarrollo agrícola que tiene en cuenta los desafíos del cambio climático y sugiere buscar nuevas formas de medición de la huella de carbono.

No hay que subestimar el agro pensando que exporta bienes primarios, porque todo tiene detrás un proceso de tecnología, trabajo y conocimiento”, dijo Solá. “Si el primer valor de la cadena está asegurado porque garantizamos seguridad, calidad y sustentabilidad el reto que tenemos por delante es salir del primer eslabón hacia productos de mayor valor en la cadena.”

Exportemos maíz, pero también maíz transformado en carne y carne convertida en carne preparada”, ejemplificó Neme.

El Secretario explicó que la Cancillería está interesada en “estimular la exportación de proyectos “llave en mano”, que generen agricultura en otros países con maquinaria argentina, semillas argentinas, empresarios argentinos y trabajadores argentinos”. Mencionó, entre otros destinos posibles, Etiopía, Mozambique, Angola, Túnez, Nigeria, Cuba, Bulgaria, Rumania y Kazajstán.

No puede ser que a la Argentina vengan a comprar pero nosotros no salgamos a vender más, y para esa meta la Cancillería compromete su ayuda”, dijo Neme.

Nadie se quiere ir…

El canciller argentino Felipe Solá habló hoy del impacto económico que genera la pandemia de Covid 19 y sus implicancias en los debates internos del Mercosur. Vaticinó que el mundo que se viene “va a ser cada vez más regionalizado y por eso nadie se quiere ir” del bloque.

Las discusiones que teníamos sobre acuerdos extra Mercosur se mencionaron, pero todo el mundo sabe que están semisuspendidas por las circunstancias que vivimos. Los temas quedan inmersos en la cuestión de la pandemia”, manifestó esta mañana en declaraciones a CNN Radio.

Y resaltó: “El Mercosur tiene sus problemas, pero las diferencias quedaron atrás. El tema central es `yo de acá no me quiero ir´. Eso predomina en los cuatro países, más allá de las visiones diferentes. Está la idea de fortalecer el Mercosur y la prudencia sobre el mundo que vendrá, donde primará un mundo de regiones, y en ese sentido fortalecer el Mercosur es fundamental”.

Logramos por primera vez que los acuerdos con países de Latinoamérica, de América Central, que nos interesan comercialmente, estuvieran sobre la mesa. Se puede abrir la economía a nivel regional a un ritmo razonable sin que se rompa el bloque del Mercosur”, indicó.

El canciller manifestó: “El mundo no estaba preparado para esta pandemia. Ni siquiera había un simulacro, y más allá de si la OMS actuó bien o mal, que en todo caso es una discusión para dentro un tiempo, no hay ninguna posibilidad de enfrentar una pandemia sin los organismos multilaterales, sin que todos recurramos al mismo organismo multilateral, en este caso la OMS. Estar en contra de esto implica otra idea muy equivocada que es ‘me salvo solo, puedo hacerlo solo, lo que pasa en otros países no me influye’, y eso es equivocado”.

En relación a la conversación que mantuvo el jueves el Presidente Alberto Fernández con su par de Corea del Sur, Moon Jae in, el ministro indicó: “Teníamos problemas con el acuerdo con Corea; el Presidente mantuvo una charla con su par y el mandatario coreano planteó el tema del acuerdo comercial y a su vez nosotros le planteamos que nunca habíamos podido sortear las barreas fitosanitarias que a veces eran usadas como barreras paraarancelarias”.

En tanto, explicó que “es falso que Fernández hubiera dado un `portazo´ cuando habló Bolivia. Había dicho que él podía quedarse hasta cierta hora, que era hasta que terminaran los presidentes del Mercosur. Del mismo modo que no estuvimos cuando habló Josep Borrell, el representante de la UE”. De todos modos, resaltó que “para nosotros Añez no es la presidenta de Bolivia. No hemos reconocido a ese gobierno”.

Ni inocentes ni anacrónicos

En su segunda intervención durante la LVI Reunión Ordinaria del Consejo del Mercado Común (CMC) del Mercosur, realizada de manera virtual, el canciller Felipe Solá dijo que incluso en medio de la pandemia “hay que pensar en la preservación y en la generación de empleo”.

No podemos perder de vista ni la reactivación del tejido industrial y comercial, ni el mercado ni interno ni su asociación con la posibilidad de exportar y garantizar la preservación y creación de empleo, preparando ya, desde ahora, el corto plazo al salir de la pandemia”, afirmó.

Recomendó mirar las exportaciones de alimentos, no porque sean la salida única y definitiva sino “porque están más rápidamente al alcance de la mano que otros sectores”.

Subrayó Solá la postura argentina frente a la agenda de relacionamiento externo del bloque: “Conectarse más y mejor, para nosotros, no es ni abrirnos inocentemente ni cerrarnos anacrónicamente. Consiste en no obligarse por razones ideológicas a una posición u a otra, sino en mirar estrictamente los objetivos nacionales y los objetivos del conjunto, los objetivos del grupo”.

Nosotros ya dijimos que no nos vamos de ninguna mesa de negociación, que mantenemos las negociaciones y que en ellas queremos estar codo a codo con nuestros hermanos del Mercosur”, dijo. Y añadió: “Pero no queremos acelerar. Con pandemia el daño es aún mayor que antes y la incertidumbre continúa”. 

En ese marco, explicó: “Hay dos miradas muy distintas del Mercosur, y las dos son legítimas y dignas de ser discutidas. Una, la mirada argentina, es pensar el Mercosur como un lugar que debe ser integrarse mucho más, dentro de sus países y a nivel del comercio intra-Mercosur y de los flujos de intercambio científico y cultural. También es una mirada argentina negociar con el resto de los países que no integran el Mercosur.”

Explicó que primero debe producirse un aumento de la integración “en todo el sentido de la palabra (física, cultural o comercial) para hacer más sólidas nuestras economías, mientras nos preparamos para alcanzar un nivel tecnológico mayor”.

Hay otra mirada que ve al Mercosur como plataforma para buscar la inversión de las cadenas de valor globales”, contrapuso. “Esa mirada piensa que ya estamos listos y que podemos constituirnos en plataforma.”

El canciller argentino recogió palabras de su par brasileño Ernesto Araújo cuando éste exhortó a comerciar más con México y las naciones del Caribe y de América central.

Dijo Solá sobre el acuerdo con la Unión Europea: “Es estratégico para ellos y va más allá de lo comercial. Por eso debe ser aprobado por los parlamentos. De ellos y nuestros. Es un acuerdo entre dos espacios regionales que tienen como ningún otro caso a nivel global una gran y amplia agenda de coincidencias, en valores y en instituciones y sociedades democráticas, en materia de plena vigencia de los derechos humanos, de igualdad de oportunidades sin distinción de raza, de culto, de género, de posición social y cultural. Y ahí está uno de sus activos más fuertes del acuerdo. Tenemos mucho para ganar con equilibrio y cooperación. Un acuerdo de asociación; no un acuerdo comercial solamente”, concluyó.

Mercosur

El Canciller, Felipe Solá, junto al Jefe de Gabinete, Guillermo Justo Chaves, y el vicecanciller Pablo Tettamanti, en la reunión del Consejo del Mercosur.


Además, participa Jorge Neme, Secretario de Negociaciones Economicas Internacionales, y María del Carmen Squeff, Subsecretaria de Mercosur, designada embajadora ante Naciones Unidas.

Los gobiernos pasan…

El canciller argentino Felipe Solá participó hoy de la LVI Reunión Ordinaria del Consejo del Mercado Común (CMC) del Mercosur donde afirmó que el bloque regional es una “política de Estado. Los gobiernos pasan y el Mercosur queda”, dijo.

El Mercosur para nosotros es el proyecto político externo más importante de los últimos 30 años, que ha perdurado más allá de los gobiernos. A nivel global la identidad Mercosur tiene prestigio”, resaltó Solá quien participó del encuentro junto al Secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme; el Secretario de Relaciones Exteriores, Pablo Tettamanti, el Jefe de Gabinete de la Cancillería, Guillermo Justo Chaves, y la Subsecretaria del Mercosur y Negociaciones Económicas Internacionales, María del Carmen Squeff.

Ante sus pares de Paraguay, Antonio Rivas Palacios;  Brasil, Ernesto Araújo, y Uruguay, Ernesto Talvi; Solá agradeció a la Presidencia Pro-Témpore de Paraguay el esfuerzo realizado en la coordinación de las reuniones y foros que reportan al Foro de Consulta y Concertación Política del Mercosur, que pese al contexto extraordinario de la pandemia por el COVID 19 han podido desarrollar sus respectivas agendas durante este semestre.

A la pandemia la sentimos como una tragedia, pero nos ha unido”, señaló. Y planteó además: “Integrar no significa pensar todos lo mismo, sino buscar acuerdos. No significa ver el mundo de la misma manera. Tenemos ideas e historias distintas. La integración es paso a paso, proyecto por proyecto con cada uno de nuestros países, conversar cada uno de los puntos para ir avanzando. Conversar para avanzar. Integración es voluntad de integrarnos, y salir al mundo unidos”

El canciller argentino hizo también mención al Acuerdo de Libre Comercio Unión Europea-Mercosur y otras negociaciones comerciales en marcha y dijo que nuestro país “va a estar en todas las mesas de acuerdo. De ninguna manera vamos a obstruir el avance de acuerdos ni vamos a ser más pesimistas que el más optimista.”

En aquello que tengamos que discutir con el mundo, hagámoslo lo más unidos posible. Seremos así mucho más fuertes y más respetados por un mundo que está teniendo una tendencia a cerrarse”, afirmó.

Les agradezco la posición que han tomado con Malvinas. Es un mandato constitucional imprescriptible y la negociación es una obligación ineludible para Argentina. Encontramos la solidaridad del Mercosur respecto del tema”, dijo para concluir.

Por último, el ministro hizo referencia a la presidencia Pro Témpore que se inicia a cargo de Uruguay: “Felicito a Uruguay porque sé que lo van hacer muy bien. Sepan que cuentan con nuestra compañía, nuestro consejo, nuestro aporte y nuestra amistad de siempre”.

A %d blogueros les gusta esto: