Santiago Cafiero: “La Argentina tiene que volver al sendero de la producción y del empleo y el FMI tiene que entender eso”

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se refirió al apoyo de Alberto a Evo Morales: “La foto de ayer de Alberto con Evo da mucho orgullo”, “Alberto actuó ante el silencio y la complacencia del Gobierno de Macri con el Golpe en Bolivia” y “Sin pedirle permiso a nadie, a ninguna potencia, Alberto le dijo a Evo que podía venir a Argentina para esta asilado cerca de su pueblo”. “El presidente hizo lo correcto con Evo. Y no hay que pedir permiso para hacer lo correcto”, agregó.

En declaraciones a El Destape Radio, Cafiero aseguró: “El Gobierno de Macri se llamó a silencio ante un Golpe en un país vecino. Es un capítulo más en lo penoso que fue Macri” y “Tenemos la voluntad y la vocación de recomponer un bloque regional autónomo y que defienda los intereses de los latinoamericanos”.

Sobre la reforma judicial, el funcionario dijo: “No tenemos fecha de entrega de las propuestas del Consejo Asesor de la Reforma Judicial. Es un Consejo autónomo”, “Sufrimos un bloqueo del tratamiento del pliego de Rafecas por parte de la oposición” y “Hoy Rafecas sigue siendo el candidato del Gobierno para Procurador”.

Asimismo, Cafiero aseveró: “Este gabinete lleva 8 de 11 meses en pandemia. Y hemos logrado una inversión histórica en materia hospitalaria y salud” y “Nuestra posición sobre el aborto es pública y es la misma hace tiempo”.

Ante la visita del FMI, dijo: “La Argentina tiene que volver al sendero de la producción y del empleo y el FMI tiene que entender eso”, “El FMI tiene que entender que en Argentina no hay lugar para ajustes” y “No estamos para recetas viejas del FMI. Nunca funcionaron”.

Sobre la nueva fórmula jubilatoria indicó: “Siempre el RIPTE es el mejor indicador para actualizar jubilaciones, porque son los salarios activos formales”, “Con Macri los jubilados siempre persiguieron de atrás a los precios”, “Suspendimos la fórmula del macrismo porque les hacía perder a los jubilados” y “Los aumentos que dimos crecieron 8 puntos por encima de la inflación. Es la primera vez en mucho tiempo que pasa eso”.

Alberto Fernández: “El pueblo no se equivoca y ha vuelto por las urnas a reivindicar el proyecto que Evo representa”

El presidente Alberto Fernández junto a su comitiva acompañó esta mañana al exmandatario boliviano, Evo Morales, en su regreso al país vecino a través del Paso Internacional La Quiaca, en la provincia de Jujuy.

Desde allí, el jefe de Estado argentino expresó: “Nuestro objetivo es garantizar que nuestro querido compañero y hermano, Evo Morales, regrese a su patria de la que nunca debió haber salido y nunca debería haber sido maltratado como lo fue”, y aseguró: “El pueblo no se equivoca y ha vuelto por las urnas a reivindicar el proyecto que Evo representa”.

Somos parte de una Patria Grande que quiere crecer, quiere justicia, y quiere el desarrollo no para algunos sino para todos. Una patria que quiere abrazar a todos, y que cada uno de los latinoamericanos sea parte de este continente maravilloso” expresó el mandatario y reforzó: “No queremos países para algunos, sino países para todos, en los que todos puedan crecer y desarrollarse”.

Para lograr ese objetivo hay un instrumento que nunca debemos olvidar y que es el más importante con el que contamos, que se llama democracia, y es el deber de cada uno de nosotros ir en socorro de aquellos pueblos que se ven amenazados o directamente lastimados por levantamientos como el que sufrió Bolivia hace un año atrás”, subrayó.

Y aseguró: “Estoy muy feliz de haber podido tenderle la mano y albergar a Evo, a Álvaro y a los compañeros de Bolivia en nuestra tierra”.

Morales permaneció casi un año exiliado en Argentina tras sufrir un golpe de Estado el 10 de noviembre de 2019, motivo por el que debió abandonar el país y dirigirse inicialmente a México, para arribar a nuestro país el 12 de diciembre de ese año, donde permaneció hasta hoy.

Por su parte, Morales expresó: “Estoy sorprendido por el acompañamiento del pueblo argentino y especialmente por el hermano, presidente Alberto Fernández” y afirmó: “Nunca vamos a olvidar que me salvaron la vida. Me sentí como en casa en Argentina, y parte de mi vida queda en el país después de estar 11 meses aquí”.

El exmandatario boliviano agradeció el apoyo del Presidente, el de todo el gabinete nacional y de los movimientos sociales argentinos y aseguró: “Somos parte de una familia, venimos de muy abajo y entendemos los problemas políticos, económicos y sociales” de la región.

Somos la Patria Grande, un pueblo que trabaja en solidaridad pero también en contemporaneidad”, explicó Morales y recordó el trabajo del expresidente argentino, Néstor Kirchner. Al finalizar, aseguró que “la lucha de los pueblos continuará mientras siga el capitalismo y el imperialismo”.

Al concluir el acto, el Presidente acompañó a Morales a la frontera, donde se fundió en un abrazo con el ex vicepresidente Álvaro García Linera, quien también recibió la protección del Estado argentino ante la persecución que sufrió en su país.

El presidente Fernández llegó a La Quiaca en la tarde de ayer, donde fue recibido por el intendente municipal, Blas Gallardo. Lo hizo acompañado por los ministros de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Felipe Solá; Interior, Eduardo de Pedro; Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; los secretarios de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; y Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi; además del senador, Jorge Taiana; y el diputado, Eduardo Valdés.

El mandatario argentino viajó a Bolivia el pasado sábado para participar de la ceremonia de asunción presidencial de Luis Arce, que se realizó el domingo en la Asamblea Legislativa Plurinacional, en la ciudad de la Paz. Allí, Fernández mantuvo audiencias y encuentros bilaterales con mandatarios y dirigentes de otras naciones.

Evo Morales se reunió con Milagro Sala y advirtió que “tarde o temprano llega la justicia”

Antes de dejar el país tras un año de exilio, Morales fue a la casa de Sala, en el barrio de La Ciénaga, donde la dirigente cumple prisión domiciliaria.

El expresidente boliviano y referente del Movimiento al Socialismo (MAS) Evo Morales visitó este domingo a la dirigente social Milagro Sala en su casa del barrio Cuyaya, de la capital jujeña, donde cumple con una prisión domiciliaria, y advirtió que “tarde o temprano llega la justicia”.

La reunión con Sala fue una de las últimas actividades de Morales en su despedida del país, después de haber permanecido exiliado casi un año tras haber sido forzado a dejar el Gobierno de Bolivia.

El referente del MAS no quiso dejar Argentina sin cumplir una promesa que le había realizado a Sala en el día de su cumpleaños, el 20 de febrero último, cuando la saludó a través de una videollamada.

Morales llegó a Jujuy acompañado de su exvicepresidente Álvaro García Linera y el ministro de Cultura, Tristán Bauer, quienes recibieron un afectuoso saludo de residentes bolivianos en el aeropuerto Horacio Guzmán, de Ciudad Perico, ubicado 30 kilómetros al sur de San Salvador de Jujuy.

Desde allí se trasladaron hasta el domicilio de Sala, en calle Gordaliza al 1700 del barrio Cuyaya, donde se preparó una breve ceremonia con la participación de amautas de los pueblos Tupí guaraní y comunidad Coya, que impartieron bendiciones a los presentes.

En un breve encuentro, dado que Morales tenía previsto llegar a La Quiaca esta noche para cenar con el presidente Alberto Fernández, la dirigente destacó el gesto del expresidente boliviano de visitarla en su casa, donde cumple con el arresto domiciliario por diversas causas judiciales.

Que hoy esté acá siendo solidario conmigo, con la prisión que estoy teniendo, es un gesto de que es un excelente compañero, que se dedicó a militar continuamente, formó conciencia y ha devuelto dignidad a los hermanos boliviano”, resaltó.

Tras destacar que “los hermanos bolivianos volvieron a recuperar la presidencia”, Sala hizo entrega a Evo de un compendio de las obras de la Tupac Amaru y artesanías jujeñas.

Por su parte, el referente del MAS se mostró emocionado tras reencontrarse con Sala después de varios años y aseguró que “Milagro hace milagro”.

Comparto tu lucha, tarde o temprano llega la justicia”, expresó Morales y cerró: “Mucha fuerza, mucho trabajo, estamos contigo y vamos a luchar por los pueblos”.

La presencia de un referente de los pueblos originarios en un territorio donde se vive la cultura de la Pachamama generó que se armara un “círculo integrador para intencionar la partida” hacia la ciudad boliviana de Villazón, señaló a Télam Marta Zerpa, de la comunidad coya de Cerro Blanco de la localidad de Abra Pampa.

La referente indígena aseguró que las comunidades fueron “soporte en este tiempo”, en referencia al exilio de Morales, y por ello aportaron su “medicina y ceremonia”.

Para nosotros es un día de mucha luz y mucha alegría en Jujuy como en toda Bolivia”, expresó Zerpa.

Morales y Sala fueron sahumados con el tabaco de la selva y con la coa (hierba), dado que fue “un encuentro esperado desde hace mucho tiempo”, según indicaron los participantes.

Para los amautas, además de tener un carácter simbólico desde lo político, la ceremonia tuvo “un marco integrador desde la cosmovisión andina y la cosmovisión amazónica”.

Participaron del encuentro Raúl Noro, el esposo de Sala, junto a diputados provinciales como Alejandra Cejas, Emanuel Palmieri y Fátima Tisera, además del funcionario del PAMI Juan Manuel Esquivel y el dirigente justicialista Juan Giusti, entre otros.

También estuvieron integrantes de Madres y Familiares de Detenidos Desparecidos de Jujuy y de la asociación de ex presos políticos.

Por su parte, Morales será despedido mañana a las 10 por el presidente Fernández en La Quiaca, para luego encabezar una caravana de dos días que marchará desde Villazón hasta el Trópico de Cochabamba, su tierra natal, adonde llegará el 11, a un año exacto de su partida al exilio.

Antes, en La Quiaca, Morales y García Linera recibirán un doctorado honorario de la Universidad Nacional de Jujuy.

A %d blogueros les gusta esto: