Alberto Fernández: “No quiero más dividir la suerte de los argentinos según el gobernante que les toque”

El presidente Alberto Fernández encabezó ayer al mediodía en la residencia de Olivos el acto de anuncio de obras y la firma de convenios de adhesión al Programa “Casa Propia – Construir Futuro” con los municipios de Avellaneda, Quilmes, Berazategui y Florencio Varela para la construcción de más de 3 mil viviendas.

Quiero una Argentina donde el Estado garantice que las posibilidades de desarrollo ocurran para todos”, afirmó el mandatario junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; y el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi.

Tal vez no lo sepan, pero para mí el barrio Azul es una formidable inspiración para mi Gobierno. No quiero más dividir la suerte de los argentinos según el gobernante que les toque”, enfatizó el Jefe de Estado al analizar el caso de ese conglomerado en función de las asimetrías que atravesó en su urbanización según su pertenencia a Quilmes y Avellaneda.

Sobre el brote de coronavirus en ese barrio en el momento de mayor expansión de la pandemia, el Presidente explicó que “fue una formidable inspiración por el ejemplo de vida que dieron a los argentinos”, y destacó: “Había que darle un mínimo de igualdad de condiciones a la gente de ese barrio para que pudiera pensar en desarrollarse. Por eso allí debe siempre estar el Estado para terminar con esas desigualdades”.

Valoró que los “sectores más humildes y necesitados fueron los que mejor entendieron el riesgo, mejor se cuidaron y más nos ayudaron en la tarea de prevenir la propagación de la pandemia. Para cada hombre y mujer que vive en el barrio Azul eterna gratitud, como eterna gratitud para el resto de los argentinos que viven en barrios necesitados y tuvo la actitud de acompañarnos silenciosamente a sobrellevar el tema”.

Participaron además del acto los ministros del Interior, Eduardo de Pedro; Obras Públicas, Gabriel Katopodis; y Desarrollo Social, Daniel Arroyo; la titular de Aysa, Malena Galmarini; y los intendentes de Quilmes, Mayra Mendoza; Avellaneda, Alejo Chornobroff; Berazategui, Juan José Mussi; y Florencio Varela, Andrés Watson.

El programa “Casa Propia – Construir Futuro” es una política de desarrollo territorial y urbano de alcance federal y con perspectiva de género, a cargo del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, que busca mejorar las condiciones habitacionales mediante el acceso a 264 mil viviendas en todo el país.

Por su parte, el gobernador de Buenos Aires explicó que después de las políticas activas del Estado en la pandemia para hacer testeos, contener los contagios, y garantizar el aislamiento preventivo y obligatorio en el barrio Azul, “sobre todo en los sectores más vulnerables, se determinó que el barrio tenga los servicios sociales básicos, con viviendas y mejoras en instalaciones eléctricas, luz y agua”.

Los convenios de adhesión contemplan la construcción de 1.250 viviendas en el municipio de Quilmes; 900 en Berazategui; 300 en Avellaneda; y 600 en Florencio Varela. Sobre esto, el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat afirmó que “se va a generar un trabajo sólido que fundamentalmente tiene que ver con la defensa de un proyecto” sobre el que definió: “El Estado es el dinamizador pero el usuario definitivo es la gente”.

Además, anunció que a partir de marzo “estaremos lanzando 60 mil viviendas en toda la Argentina para poner” al país “de pie con trabajo, con equidad y con desarrollo para que la Argentina se reconstruya a partir de algo maravilloso como es la vivienda propia”.

A su turno, la intendenta de Quilmes aseguró: “Poder tener redes de agua y la infraestructura socio comunitaria básica parecía un sueño, pero se hizo realidad con voluntad política y de trabajo”.

Los acuerdos suscriptos entre el Gobierno nacional y el municipio de Quilmes incluyen la instalación de luces led en el barrio Azul (Ministerio de Obras Públicas), y la rectificación y unificación de la traza del Acceso Sudeste a cargo de Vialidad Nacional, por una inversión total de 750 millones de pesos.

Además, contemplan la ejecución de la red secundaria de agua para ese barrio, cuyo monto asciende a 30.223.000 pesos, en el marco del Plan Agua y Cloaca Más Trabajo, por parte de Aysa; y la construcción de un punto de inclusión (Ministerio de Desarrollo Social) para la implementación del proyecto “Base operativa social Barrio Azul, área de contención”. Por otro lado, la intendenta Mendoza firmó un convenio para la construcción de 32 viviendas con el Instituto Provincial de la Vivienda.

A %d blogueros les gusta esto: