Conferencia de prensa sobre la situación epidemiológica y el esquema de fases en la Provincia

El jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y el ministro de Salud, Daniel Gollan, expusieron esta mañana la información sobre la situación epidemiológica en la provincia de Buenos Aires en el marco de la pandemia de COVID-19 y el esquema de fases de aislamiento y distanciamiento social, preventivo y obligatorio en los distritos bonaerenses. 

Durante la conferencia de prensa que tuvo lugar en el Salón Dorado de la Casa de Gobierno, Gollan detalló las cifras de casos en la Provincia y señaló que el nivel de contagios sigue creciendo de manera acelerada en el interior de la Provincia, que ya representa el 17% del total de los casos y donde los tiempos de duplicación vienen bajando de forma progresiva. 

En cuanto al nivel de ocupación de camas de terapia intensiva, el Ministro dijo que de las 6.258 con las que se cuenta en toda la provincia el 52,6% se encuentran ocupadas, mientras que al considerar en particular el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) las cifras son de 3.041 camas y un 66,3% de ocupación. 

Finalmente, Gollan destacó la inversión realizada por la Provincia para hacer frente a la pandemia, que asciende a un total de $ 22.416.697.500 destinados a equipamiento, obras de infraestructura y asignaciones presupuestarias para personal sanitario. La cifra representa un promedio de $ 67.563 por paciente de covid-19 y de $ 1.266 por habitante bonaerense. El Ministro calificó esta inversión como “un hecho inaudito e histórico” y afirmó que “en conjunto con la responsabilidad de la población, el aporte de las y los trabajadores de la salud, las organizaciones sociales, las organizaciones libres del pueblo, las universidades, las y los intendentes, el Estado nacional y el Estado provincial” es lo que ha permitido a la provincia de Buenos Aires atravesar la pandemia.

Por su parte, el jefe de Gabinete expuso la situación del esquema de fases de aislamiento y distanciamiento social, preventivo y obligatorio: 44 municipios se encuentran en fase 3, 73 en fase 4 y 18 en fase 5. Bianco se refirió a la proximidad del día de la primavera y, en este sentido, apeló a la responsabilidad para no realizar las clásicas reuniones estudiantiles: “No estamos en condiciones de realizar festejos masivos. No nos juntemos en parques y plazas”. 

Asimismo, Bianco sostuvo que “esperamos seguir consensuando y coordinando acciones no solo con el Gobierno nacional sino también con el de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires” en el marco de la pandemia. Ante la pregunta sobre la situación planteada en torno a la coparticipación, Bianco señaló que “lo que está sucediendo es poner más equidad a la distribución de los recursos nacionales. Esto es absolutamente necesario y es un reclamo histórico de la provincia de Buenos Aires”. “Para darle una solución a los problemas estructurales que tiene la provincia se necesitan mayores recursos. Es por eso que el presidente de la Nación ha tenido la sabia decisión de devolverle a la Provincia recursos que se le habían dado al distrito más rico de Argentina”, concluyó.

Kicillof dijo que es un “error” avanzar en aperturas y habló de momento “crucial”

El gobernador se mostró con intendentes oficialistas y opositores para dar un mensaje de “unidad”, pero se diferenció de las decisiones de Horacio Rodríguez Larreta.

El gobernador Axel Kicillof sostuvo este lunes que avanzar en nuevas aperturas es un “error”, sostuvo que estamos en un “momento crucial” de la pandemia, al tiempo que dijo que la situación en el AMBA es de “una estabilidad tremendamente frágil” y consideró que la tendencia creciente de contagios volvió a consolidarse en los últimos días.

Es un error abrir prematuramente, es un error abrir de más. Es un error y no estamos de acuerdo, en esta situación no podemos acompañar más aperturas. Lo que logramos en cinco meses no lo podemos perder en cinco días. Con qué cara le voy a explicar a los médicos que mientras no dan abasto nosotros seguimos autorizando y autorizando actividades”, enfatizó el gobernador en conferencia de prensa.

Así, Kicillof ratificó lo que ya había trascendido el fin de semana: en la provincia no se habilitarán las reuniones al aire libre de un máximo de 10 personas, permiso que quedó establecido para todo el país este lunes en el decreto presidencial que extiende el aislamiento hasta el próximo 20 de septiembre.

En ese sentido, dijo que desde la reunión del viernes con el presidente Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta, la tendencia creciente de casos se consolidó. “Esto no es una crítica son datos. El virus no sabe nada de política”, sostuvo. Y en relación al jefe de Gobierno de la Ciudad, dijo que seguirán trabajando en conjunto porque el AMBA “es una zona sanitaria urbana única”.

Consultado sobre los nuevos permisos en la Ciudad, sostuvo que “el problema no está puntualmente en ninguna de esas actividades, que con los protocolos pueden no ser tan contagiosas”, en referencia a la apertura de bares y restaurantes con mesas al aire libre, pero consideró que las actividades “se van sumando y van generando simbólicamente la imagen de esto ya pasó, cuando en realidad nada pasó”.  Y añadió: “En la provincia creemos que hay que tener más cautela”.

En el inicio del mensaje, el gobernador destacó la necesidad de dar “un mensaje de unidad” con intendentes oficialistas y opositores al compartir la conferencia con los jefes comunales de Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora; Juan Zabaleta, de Hurligham, Mayra Mendoza, de Quilmes; y también con Julio Garro, de La Plata y Néstor Grindetti, de Lanús.

Quiero enviar un mensaje de unidad al pueblo de la provincia de Buenos Aires en esta circunstancia tan, pero tan complicada con intendentes oficialistas y opositores (…) en representación de los 135 municipios”, sostuvo el mandatario.

En la conferencia, también estuvo presente Elisa Estenssoro, jefe de la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital San Martín de La Plata para contar “una situación que no todos ven, que no todos conocen, y otros que quieren ocultar”, según dijo Kicillof.

Asimismo, el gobernador se refirió a los discursos anticuarentena, al señalar que el aislamiento “no es una pérdida de libertad, es una ganancia de salud”. Y señaló: “A veces parece que hay que explicar lo básico. No es que se perdió la libertad, nos estamos cuidando. Creo que es un momento crucial, porque este es el mal menor. Seguir cuidándonos es el mal menor. Si a este virus le das un poco de ventaja se escapa”, indicó el gobernador.

Por otro lado, envió un mensaje a la oposición al señalar que “este no es un año electoral”. Y pidió: “No es momento de hacer política, necesitamos que nos ayuden. Hay una parte que parece que quisiera que la gente salga y se contagie para después mirar y decir que fue mucha”.

El gobernador se refirió puntualmente a la situación del interior bonaerense, que hoy también genera fuerte preocupación entre las autoridades sanitarias. “Hoy el virus está empezando a golpear muy fuerte al interior de la provincia. Antes representaba el 5% de los casos, hoy está arriba del 11%”, explicó. Y añadió que en esos municipios 1 de cada 250 habitantes tiene coronavirus.

Por último, Kicillof sostuvo que “no se trata de perseguir a nadie” en relación a las personas que incumplen la cuarentena, sino de pedir responsabilidad. (DIB) MCH

A %d blogueros les gusta esto: