Fernández: “Acá no hay odio ni rencores, acá lo que hay es ganas de poner de pie a la Argentina”

Alberto Fernández dijo que “acá no hay odio ni rencores” y aseguró que “lo que hay es ganas de poner de pie a la Argentina y para siempre”. Así cerró su discursoen el acto de conmemoración del Día de la Lealtad que se llevó a cabo en la sede de la CGT.

El Presidente afirmó que su gobierno “está al frente de la recuperación” de Argentina, aseguró que “no claudicará” en sus convicciones y llamó a “la unidad de todos” para superar la crisis que originó la pandemia.

Dijo que su gestión empezó “un tiempo distinto, de reconstrucción” y afirmó: “Me toca a mí ponerme al frente de ese barco”. “Estoy orgulloso, porque estoy seguro de los intereses que represento”, aseguró el mandatario.

Al comenzar su discurso, Fernández afirmó que el 17 de octubre “la historia cambió para siempre” en Argentina, donde hay “una parte de la sociedad que le deseó el mal a quienes reclamaban un lugar en la sociedad”.

La CGT Regional Azul expresa su apoyo a los trabajadores y trabajadoras de la salud

En el marco de la pandemia por Covid-19, desde la CGT Regional Azul manifestamos nuestro apoyo a todo el personal de la salud del Partido y reconocemos el esfuerzo que está realizando manteniéndose en la primera línea de atención, cuidado y seguimiento de cada uno de los azuleños que así lo requieren.

El Partido de Azul, al igual que el país, está viviendo en los últimos días un crecimiento de casos positivos que, de no controlarse en el corto plazo, podría colapsar el sistema y hacer que el personal -escaso ante una situación ya de por sí extraordinaria como es una pandemia-, resulte realmente insuficiente para atender la emergencia sanitaria.

Ante tan delicado panorama, desde el Secretariado de la Confederación General del Trabajo Regional Azul apelamos a la responsabilidad social de todos y cada uno de los azuleños para superar esta difícil situación que hoy nos toca vivir.

La CGT repudió «la violencia política» y las amenazas contra Sergio Massa

Las amenazas que recibió Sergio Massa y su familia no pasaron desapercibidas para la CGT, que rápidamente condenó las agresiones hacia el titular de la Cámara de Diputados y repudió «la violencia política».

Para la central obrera, en un documento que firman los secretarios generales Héctor Daer, Carlos Acuña y el secretario de Prensa y Comunicación Jorge Sola, «cuando el debate político se transforma en intolerancia y violencia, la política se degrada hasta desaparecer.

No debemos pasar por alto el cobarde ataque a las instituciones democráticas y en ese sentido el movimiento obrero se solidariza con el Compañero Sergio Massa y su familia».

A %d blogueros les gusta esto: