Histórico: lanzan un plan de contingencia de prevención del suicidio en las cárceles bonaerenses

El programa estipula detectar indicios que presenten las personas privadas de la libertad que señalen situaciones de riesgo para que reciban cuidado y contención psicológica. Se trata de una iniciativa interdisciplinaria.

Por primera vez en la historia de la provincia de Buenos Aires se elaboró un plan de contingencia de prevención del suicidio en contexto de encierro luego de un trabajo interdisciplinario que contó con la colaboración de diversos organismos, y hoy se llevó adelante un encuentro en cada una de las dependencias del Servicio Penitenciario Bonaerense para presentar el programa.

La iniciativa se coordinó con especialistas de la Dirección Provincial de Salud Penitenciaria, de Salud Mental, del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), de la Subsecretaría de Política Penitenciaria del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires y de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de La Plata.

Durante esta jornada, donde se conmemora el Día Internacional de la Prevención del Suicidio, en todas las dependencias del SPB se llevaron a cabo encuentros entre las autoridades de las cárceles y de Salud Penitenciaria junto con referentes de los pabellones para presentar un video, afiches y un folleto que brindan detalles del plan de contingencia.

En las Unidades que integran el Complejo Penitenciario Centro Zona Sur, Unidad 2, 27 y 38 de Sierra Chica y 17 de Urdampilleta, la actividad convocó a una gran cantidad de internos que participaron activamente de la jornada. El Jefe de Complejo, Inspector Mayor Darío Castagnino, planteó la necesidad de brindar, especialmente en estos tiempos de pandemia, “contención a los privados de la libertad que se encuentran en una situación especial. Es un plan que merece todo el apoyo de los penitenciarios para lograr atravesar este momento de la manera más respetuosa y brindando herramientas de nuestros profesionales a los detenidos”.

El protocolo estipula un diagnóstico preventivo de las personas privadas de libertad que atraviesen situaciones de riesgo para poder brindarles contención y evitar situaciones de autodestrucción o suicidios.

En este marco es que el Jefe del SPB, Xavier Areses, pidió a los directores de todas las Unidades Penitenciarias de la Provincia un listado con las personas privadas de libertad que reúnan uno o varios factores de riesgo que permitan suponer una posible predisposición autodestructiva o de riesgo suicida a fin de establecer pautas para su prevención.

Los indicios a tener en cuenta son que la persona privada de la libertad sea sometida a aislamiento o sea rechazada socialmente, que exprese desesperanza o temor sobre el futuro, muestre señales de depresión, tales como: Ilanto, falta de emoción, falta de expresión verbal, apatía, angustia.

También incluye que se admita tener ideas actuales relacionadas con un suicidio, asumiendo que tiene planes actuales para suicidarse, o que ha tenido uno o más intentos suicidas previos o admite que el suicidio es actualmente una opción aceptable.

Asimismo, es un dato referencial que la persona privada de la libertad tenga pocos recursos de apoyo externos e internos (sociales, familiares, vinculares), que tenga antecedentes personales o familiares de suicidios, que se encuentre atravesando situaciones vitales y/o traumáticas tales como fallecimientos, procesos judiciales, conflicto familiares o ausencia de visita de su red afectiva primaria.

Otros indicios a considerar son que la persona detenida esté cursando una enfermedad crónica, grave, terminal, dolorosa o invalidante.

También que tenga un bajo rendimiento laboral y/o educacional, reiteradas faltas injustificadas y sin aviso, combinado con algún otro indicador, que tenga cambios en sus hábitos y conductas tales como: el ritmo habitual del sueño, alimentación, rechace la medicación, replegamiento, irritabilidad, agresividad, conducta desafiante con sus pares y autoridades, indefensión, entre otras.

Se deberá tener en cuenta que la persona privada de la libertad posea un trastorno cerebral orgánico como: epilepsia, daño cerebral, demencia, entre otros, o que posea un trastorno de personalidad, como: personalidad límite, antisocial, entre otros.

En esos casos el protocolo establece asistencia psicológica remota debido a la pandemia por el Coronavirus, pero antes se recomienda una contención personalizada hasta que tome intervención el profesional de la salud.

Desde que comenzó la pandemia ya fueron asistidas cerca de 200 personas privadas de la libertad por psicólogos de la Dirección Provincial de Salud Penitenciaria y del Servicio Penitenciario Bonaerense.

El programa preventivo cuenta con el sostén de los profesionales de la Subdirección General de Gerenciamiento Asistencial y Tratamental del SPB y se basa en el lema “Tomate un minuto para escuchar a una persona en contexto de encierro, puedes cambiarle la vida #Hablemos”.

Acuerdo de dos ministerios provinciales para fomentar actividades laborales agropecuarias

El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Julio Alak, se reunió ayer con su par de Desarrollo Agrario, Javier Rodríguez, y anunciaron que se van a realizar capacitaciones conjuntas para promover el trabajo de los internos que cumplen condena en cárceles del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Además, los funcionarios analizaron los programas de capacitación laboral que involucra el trabajo agropecuario dentro de las 63 unidades penitenciarias de la Provincia.

En este sentido, se trabajarán políticas dirigidas a fortalecer el crecimiento y desarrollo de la actividad agropecuaria observando la demanda de cada territorio.

Entre las actividades a desarrollar se encuentran la preparación del terreno y plantación, y demás actividades relacionadas a la creación de huertas y labores de cultivo.

Del encuentro participaron también, el subsecretario de Política Penitenciaria, Carlos Bonicatto; el director provincial de Políticas de Inclusión Laboral y Educativas, Marcelo Iafolla; y la directora de Acceso a la Justicia, Lucía Iañez.

Encuentro virtual de las internas trans con la Subdirección General de Políticas de Género

Días pasados se realizó el primer encuentro de las internas que integran el colectivo trans de la Unidad Penitenciaria Nº 2 de Sierra Chica con la Subdirección General de Políticas de Género del Servicio Penitenciario Bonaerense, a cargo de Ángeles Maribel Helguera.

Helguera es la primera oficial trans en la historia de la provincia de Buenos Aires y coordina un espacio cuyo objetivo es trabajar para que no se vulneren los derechos de las personas trans detenidas, garantizar el derecho a estar alojadas en un lugar digno y brindarles herramientas laborales y educacionales que les permitan acceder a una vida digna en libertad.

La charla se desarrolló en horas de la mañana por medio de la aplicación virtual zoom y en ella se reflexionó sobre la situación de encierro y se destacaron aspectos vinculados a la salud, educación y capacitación. También profundizaron sobre la actividad en el Taller de Costura en el que las internas trabajan desde el año 2018 donde participan 8 internas.

El espacio cuenta con la guía del profesor de Tapicería de la Unidad Nº2 Fabricio Alzamendi, aunque en este contexto de pandemia fue trasladado al pabellón de las internas para extremar los cuidados. “Se trató de una reunión muy productiva y de conocimiento mutuo. Donde las internas se presentaron y contaron sus expectativas. Estos encuentros se realizarán cada 15 días con las internas por el programa zoom para mantener un contacto cercano y así tener una comunicación más fluida”, destacó la oficial Daniela Di Matteo, quien coordina las actividades del colectivo trans en la Unidad 2.

Acuerdo de dos ministerios provinciales para fomentar actividades laborales agropecuarias en las Unidades Penitenciarias

El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Julio Alak, se reunió ayer con su par de Desarrollo Agrario, Javier Rodríguez, y anunciaron que se van a realizar capacitaciones conjuntas para promover el trabajo de los internos que cumplen condena en cárceles del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Además, los funcionarios analizaron los programas de capacitación laboral que involucra el trabajo agropecuario dentro de las 63 unidades penitenciarias de la Provincia.

En este sentido, se trabajarán políticas dirigidas a fortalecer el crecimiento y desarrollo de la actividad agropecuaria observando la demanda de cada territorio.

Entre las actividades a desarrollar se encuentran la preparación del terreno y plantación, y demás actividades relacionadas a la creación de huertas y labores de cultivo.

Del encuentro participaron también, el subsecretario de Política Penitenciaria, Carlos Bonicatto; el director provincial de Políticas de Inclusión Laboral y Educativas, Marcelo Iafolla; y la directora de Acceso a la Justicia, Lucía Iañez.

Donación de “Los indios rugby” a los “Pura sangre”

“Los Indios Rugby” de Bolívar donaron 13 pares de medias profesionales al equipo de la Unidad Nº17 “Los Pura Sangre”.

La Unidad Nº17 se encuentra entre los establecimientos carcelarios del SPB que han apostado al rugby, a través de la Fundación Espartanos, como una de las actividades tratamentales que se llevan adelante con los internos en pos de su reinserción social.

En este camino, a través del deporte, se han llevado a cabo distintas jornadas de rugby en las cuales los “Pura Sangre”, el equipo de la Unidad Nº17, ha recibido la visita de clubes de la zona.

El último encuentro fue a finales del año 2019 y en esa oportunidad el Club Indios Rugby de Bolívar visitó el campo de deportes de la Unidad por primera vez, jugaron varios partidos de carácter amistoso y durante el tercer tiempo los integrantes de “Los Indios” expresaron la posibilidad de poder colaborar con equipo de la Unidad a través de diferentes aportes y/o actividades.

El contexto actual no ha permitido el desarrollo de esta actividad deportiva, sin embargo “Los Indios Rugby” alientan a mantener el vínculo y no bajar los brazos ante esta situación, en este sentido enviaron a los “Pura Sangre” trece pares de medias profesionales para ir completando el conjunto deportivo.

La donación fue recibida por Subjefe de Tratamiento Alcaide Mayor Juan Manuel Nadal quien en coordinación con el profesor de educación física Juan Manuel González Prieto, a cargo del rugby, fueron los encargados de entregar las medias a los integrantes del equipo una vez que se restablezca la posibilidad de continuar con la práctica del rugby.

El Director de Unidad, Prefecto Mayor Mariano Ciancio Gelosi se mostró muy agradecido con este significativo aporte del Club Los Indios Rugby y destacó que “es importante mantener el contacto y el vínculo con las instituciones deportivas, nuestra tarea tratamental es fundamental y si la reforzamos a través del deporte, con responsabilidad y con acciones como la del equipo de “Los Indios”, es mucho más valioso aún”.

Kicillof inauguró junto al presidente Alberto Fernández nuevas obras para el sistema penitenciario

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, inauguró este viernes las obras de ampliación de los penales de Florencio Varela, San Martín y Magdalena, en un acto que contó con la presencia del presidente de la Nación, Alberto Fernández. Además, anunció el inicio de las obras de 15 hospitales en 12 complejos penitenciarios con aportes del Gobierno Nacional.

Este día marca un cambio de dirección en la política del sistema penitenciario y en la política carcelaria integral, que hace a la seguridad”, señaló Kicillof desde la Unidad N° 32 de Florencio Varela, donde estuvo acompañado por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak; el intendente local, Andrés Watson; y el subsecretario de Obras Públicas de la Nación, Martín Gill.

Estamos en una etapa donde se inauguran 364 plazas en las cárceles de la Provincia y es un plan que en los próximos meses prevé 2000 más. Un incremento que además viene acompañado de salones de usos múltiples e instalaciones de centros educativos”, remarcó el Gobernador y agregó: “En el sistema penitenciario bonaerense vamos a priorizar la formación en todos los niveles y en oficios”.

Asimismo, Kicillof destacó que la construcción de 15 hospitales “permite desarrollar una política sanitaria para los detenidos”. Al respecto, Gill detalló que “cada una de estas construcciones no solo tendrá el equipamiento para afrontar la situación de pandemia sino también para garantizar el derecho a la salud aún en el contexto de encierro”.

El Presidente Fernández, aseguró que “si en las cárceles damos la oportunidad de aprender y estudiar, estaremos creando mejores condiciones sociales para el futuro”. Subrayó además que “estamos generando espacios aptos para los que están condenados tengan, aún en la condena, posibilidad de desarrollarse”.

Por su parte, Alak indicó que “las obras tienen un inmenso valor porque disminuyen la superpoblación heredada, solucionan la cuestión de salud pública, mejoran las condiciones de trabajo del personal penitenciario y fundamentalmente es un aporte concreto para mejorar la seguridad ciudadana”.

En la Unidad 47 de San Martín estuvieron presentes el intendente Fernando Moreira, el subsecretario de Política Criminal, Lisandro Pellegrini; y el jefe del Servicio Penitenciario, Xavier Areses; y desde la Unidad 28 de Magdalena, el jefe de Gabinete de Ministros, Carlos Bianco; el intendente Gonzalo Peluso y el subsecretario de Asuntos Penitenciarios, Carlos Bonicato.

Bianco destacó que en la Unidad 28 se inauguraron seis nuevas aulas: “Hay una gran cantidad de internos que no tienen terminada la escuela primaria o secundaria y acá pueden completar sus estudios y generar un proceso de formación y trabajo que les va a permitir reinsertarse de un mejor modo”.

En esa línea, Watson remarcó que en Florencio Varela “hoy hay 144 plazas nuevas” y destacó que “un mejor servicio de justicia permitirá que las personas que hoy están privadas de la libertad puedan reinsertarse en la sociedad”. Por su parte, Moreira explicó que en San Martín se sumaron 64 nuevas plazas: “Están destinadas a personas privadas de la libertad que están cerca de terminar su condena, tienen módulos especiales para acompañarlos y prepararlos para el momento del egreso”. Mientras que Peluso, se refirió a las obras en Magdalena donde se sumaron 156 nuevas plazas: “Es una alegría que el gobierno haya tomado la decisión de hacer estas inversiones en lugares que comúnmente la política olvida”.

Las obras forman parte del Plan de Infraestructura Penitenciaria que se propone reducir, entre 2020 y 2023, el déficit de 18 mil plazas del sistema carcelario que entre 2016 y 2019 registró un ingreso masivo de 16.125 nuevos internos.

Alrededor de 100 internos reciben contención psicológica en la Unidad 38

Los profesionales Soledad Wibert y Luciano Vitali, integrantes de la sección Sanidad de la Unidad Penal Nº 38 de Sierra Chica, dependiente de la Dirección de Salud Penitenciaria, están llevando a delante un programa de contención psicológica para los privados de la libertad de este establecimiento en el marco de la pandemia por el Covid-19.

Desde que comenzó el aislamiento social y preventivo en el mes de marzo hasta la actualidad, el número de internos entrevistados de manera presencial ha aumentado a una cifra cercana a los 100.

Tenemos pacientes que asisten de manera voluntaria, otros por disposición judicial y otros que son derivados por las autoridades de la Unidad” contó la Licenciada en Psicología Soledad Wibert.

Angustia, depresión, trastornos de ansiedad. Son algunas de las patologías que presentan al momento de ser atendidos. Si bien los profesionales cumplen con sus horarios de servicio habituales, la disponibilidad es las 24 horas los siete días de la semana.

Hay muchos internos preocupados por sus familias, por la situación económica y laboral, encontramos que muchos manifiestan un sentimiento de culpa al estar detenidos y contar con las necesidades básicas cubiertas y en este contexto de pandemia sus familias cómo se encuentran en el afuera. También está el miedo porque alguno de sus familiares contraiga el virus, la situación se torna compleja” sentenció.

Si bien al comienzo de la pandemia, uniendo voluntades con el fin de cuidarse y cuidar a sus familiares, los internos de los establecimientos carcelarios optaron por no recibir visitas, la autorización del uso de celulares ha funcionado como un paliativo comunicacional importante, sin embargo, con el correr de los días, ha generado algunas controversias. “El chat diario con familiares ha provocado varias rupturas de vínculos por malos entendidos, una llamada no atendida o mensajes no respondidos”.

Finalmente, Wibert destacó que “es necesario este espacio de contención para que los internos puedan sobrellevar la pandemia de la mejor manera posible y así también tener una reinserción social efectiva”.

Alberto Fernández: “Queremos que el castigo tenga condiciones humanitarias”

El presidente Alberto Fernández participó esta mañana, a través de una videoconferencia desde la residencia de Olivos, de la inauguración de obras de infraestructura en tres cárceles del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), que incluyen 364 nuevas plazas, salones de usos múltiples, escuelas y talleres.

No podemos seguir mirando impávidos las condiciones de hacinamiento en que están hoy las cárceles”, señaló el mandatario en comunicación con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, que se encontraba en la Unidad N°32 de Florencio Varela, y afirmó: “El encierro debe tener límites éticos y no puede haber más penuria que esa”.

El Presidente aseguró: “La pérdida de la libertad es algo muy pesado para cualquier ser humano. Hay quienes dicen que es necesario que esa persona que hizo un mal se resocialice, y así tiene que ser”, y reafirmó: “Necesitamos que las personas que están en la cárcel soportando el castigo del encierro tenga la posibilidad de prepararse para el día en que vuelvan a estar libre”.

Asimismo, subrayó la importancia de que “el encierro no se convierta en un hacinamiento que vuelva más violento” a quien está preso, al tiempo que puntualizó: “Los condenados deben tener un trato humanitario y ético, tener la posibilidad de estudiar y formarse, ver a sus seres queridos”.

Tampoco queremos vivir en una sociedad en la que quede impune el delito, sino que queremos que cuando ocurre el delito sea castigado”, aseguró el mandatario.

El Plan de Infraestructura Penitenciaria de la provincia de Buenos Aires cuenta con una inversión de 800 millones de pesos, y prevé la edificación de un total de 1350 nuevos lugares de alojamiento para fines de este año. El proyecto tiene el objetivo de construir pabellones, salones de usos múltiples, escuelas y centros de salud.

Además, el Gobierno nacional destinó los fondos para la construcción de 15 nuevos hospitales penitenciarios de 382 m2; con 24 habitaciones individuales; ocho baños; servicios de laboratorio; salas de rayos, ecografías y mamografías; camas de terapia intensiva; y unidades de diálisis.

Desde la Unidad N°32 de Florencio Varela participaron del acto junto al gobernador bonaerense, el intendente, Andrés Watson; el ministro de Justicia y Derechos Humanos provincial, Julio Alak; además de funcionarios nacionales, provinciales y municipales.

El gobernador de Buenos Aires informó: “Hay un cambio de dirección en lo que respecta a la política carcelaria en la provincia porque en el gobierno anterior se pasó de 33 mil internos a casi 49 mil, aumentando solo en mil plazas la capacidad”, y puntualizó: “Esto fue insostenible, con decisiones dispersas y equivocadas”.

Nosotros asumimos con una huelga de hambre por falta de suministros, y planteamos una política de inversión, políticas sanitarias y educativas, de priorización en formación en oficios, y para garantizar condiciones humanas”, destacó Kicillof.

Las obras inauguradas están localizadas en las Unidades N°32 de Florencio Varela, N°28 de Magdalena, y N°47 de San Martín. En la primera, se construyeron 144 nuevas plazas distribuidas en tres pabellones, un salón de usos múltiples, un taller y una escuela; en la segunda, 156 plazas en tres pabellones, un SUM y una escuela; y en la tercera, 64 plazas en el sector de pre-egreso, y divididas en ocho casas nuevas, donde se alojan los internos que cumplen sus últimos meses de condena.

En todos los casos, las obras fueron trabajos que quedaron paralizados durante la gestión provincial anterior. Esto provocó una crisis humanitaria en las 58 cárceles bonaerenses, que llegaron a contar con una superpoblación del 100 por ciento en su capacidad de albergue, que fue condenada en 2018 por la justicia y por los organismos internacionales de derechos humanos.

De la comunicación también participaron funcionarios nacionales, provinciales y municipales, desde las Unidades N°47 de San Martín y N°28 de Magdalena.

La historia de Copito, un perro penitenciario que en su primera jornada laboral detectó drogas en seis encomiendas

Tiene dos años y este fin de semana empezó a cumplir funciones en la Unidad Penitenciaria Nª 17 de Urdampilleta. Señaló los paquetes que tenían oculto marihuana y pastillas de anfetaminas. Fueron notificados los responsables de los envíos de mercaderías a los detenidos.

En su debut laboral en un nuevo destino, Copito, un perro penitenciario, detectó drogas en seis encomiendas enviadas por familiares de detenidos a la cárcel bonaerense de Urdampilleta.

Copito es un Labrador Retriever color dorado que desde el miércoles pasado fue destinado a la Unidad 17 del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), para colaborar en las tareas de requisa, y en su primera jornada laboral “marcó” seis paquetes en los que luego se encontró marihuana y anfetaminas.

Los familiares enviaron a los internos 135 gramos de marihuana y 65 pastillas de anfetaminas ocultas en distintos elementos: paquetes de galletitas, de fideos, en carne picada y en las fichas de cables de alargue, pero Copito pudo detectarlo.

El perro nació el 20 de marzo de 2018 y ya a los 45 días comenzó con los entrenamientos para detectar estupefacientes. Luego de un año de preparación junto al guía Alejandro Alonso, un oficial del SPB, Copito cumplió funciones en la Dirección de Cinotecnia que tiene base en la localidad platense de Lisandro Olmos.

El perro participó en varios operativos de búsqueda de estupefacientes en establecimientos penitenciarios ubicados en la capital provincial, hasta que la semana pasada Copito fue destinado a prestar servicio en la Unidad 17 Urdampilleta, sumándose a otros tres perros, dos especializados en seguridad y uno en búsqueda de personas.

Así fue que este fin de semana Copito junto a su guía, el Sargento 1º Fernando Suárez, logró detectar elementos que no pueden ingresar a los penales en seis de las encomiendas que señaló.

El labrador fue adiestrado en la detección de drogas (marihuana, cocaína y anfetaminas) en la Dirección de Cinotecnia, que depende de la Subdirección General de Resolución de Incidentes y de la Dirección General de Seguridad del SPB.

 El trabajo de Copito es un indicador claro del trabajo profesional que el guía realiza con su perro, lo cual agiliza la labor de la sección requisa y acompaña a los agentes optimizando tiempo y recursos. Permanentemente nos ocupamos de perfeccionar cada área de trabajo mediante la capacitación y la inclusión de recursos que permitan optimizar nuestra función”, remarcó el inspector Mayor Darío Castagnino, Jefe del Complejo Penitenciario Centro Zona Sur.

Previo al trabajo de Copito, personal penitenciario realizó la habitual desinfección y sanitización de las encomiendas que se recibieron por parte de familiares o allegados de los detenidos, tal como lo establecen los protocolos en relación al Covid-19.

La Policía Local intervino para confirmar, mediante la aplicación de reactivos, que se trató efectivamente de estupefacientes, quienes confirmaron que se trató en total de 135 gramos de marihuana y 65 pastillas de psicofármacos.

Luego los internos fueron informados sobre las faltas cometidas por los ciudadanos remitentes de las encomiendas y se dio intervención al fiscal Lucas Moyano, quien es el titular de la UFI Nº 19 de Estupefacientes, perteneciente al Departamento Judicial Azul con sede en Olavarría.

“Formación lúdica”

El Servicio Penitenciario Bonaerense cuenta con 188 perros, 67 de los cuales cumplen funciones en la sede central de la Dirección de Cinotecnia, ubicada en La Plata, y 121 se encuentran distribuidos en las cárceles de la Provincia.

Los canes se especializan en cuatro variables: seguridad, o búsqueda de personas, de explosivos o de estupefacientes.

Diego San Sebastián es el titular de la Dirección mencionada, y explicó que “la base del entrenamiento es el juego. El perro lo que busca es una toalla para jugar”.

Los labradores son juguetones y eso los hace mejor para esta tarea. Desde cachorritos se los prepara con toallas aromatizadas con olores similares a la marihuana, la cocaína y las anfetaminas. Ellos buscan la tolla para jugar”, detalló San Sebastián.

Estamos orgullosos de Copito, él es muy operativo. En su primera jornada laboral en su nuevo destino mostró todo lo que aprendió”, agregó el funcionario penitenciario.

En los operativos, cada vez que el perro detecta el olor a droga, se le da una toalla para que juegue unos dos minutos, y luego vuelve a repetirse la búsqueda, que para el perro es un juego.

Concluyó la entrega de 45 mil cuadernillos de continuidad pedagógica y material de lectura en las unidades penitenciarias bonaerenses

En el marco del convenio firmado entre la Dirección General de Cultura y Educación y el Ministerio de Justicia de la Provincia, se realizó la entrega de material de lectura para la población general y cuadernillos de continuidad pedagógica para las y los inscriptos en los servicios educativos.

Con el objetivo de garantizar el acceso a la educación y a través del programa de inclusión “Más trabajo, menos reincidencia”, la Dirección General de Cultura y Educación y el Ministerio de Justicia entregaron material de lectura y continuidad pedagógica para las y los jóvenes y adultos alojados en dependencias del Servicio Penitenciarios Bonaerense.

El programa, que comenzó en el mes de junio, establecía la elaboración de material pedagógico específico dirigido a los internos que cursan algún nivel del sistema educativo provincial. Estas acciones permitieron avanzar de manera articulada en el desarrollo de propuestas y acciones educativas para implementar en contextos de encierro mientras continúa la suspensión temporaria de las clases presenciales. Asimismo, la cartera educativa elaboró un cuadernillo de actividades sobre temáticas generales para la población que no se encuentra cursando su escolaridad.

La iniciativa ‘Más trabajo, menos reincidencia’ está generando instancias de capacitación y empleo extramuros, la única manera de dar inserción y dignidad a quien cumplió una condena”, enfatizó con respecto al programa el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak.


Por su parte, la titular de la cartera educativa, Agustina Vila, expresó que se debe tener en cuenta que “si no hubo derechos básicos no hubo inserción”, y que por ese motivo “el acceso a la educación es un derecho social que debe ser garantizado para que se convierta en un hecho emancipatorio”.

En las unidades penales bonaerenses funcionan 123 servicios educativos de la DGCyE: 66 de nivel primario, en los que cursan 9.045 personas, y 57 de nivel secundario, en los que estudian 9.174 personas. Estos estudiantes recibieron cuadernillos especialmente planificados y producidos por la cartera educativa siguiendo los diseños curriculares y las estrategias pedagógicas que surgen del área de Educación en contexto de encierro.

En el marco del proceso de continuidad pedagógica y del refuerzo de los vínculos estudiantes-docentes, los cuadernillos resueltos por los estudiantes fueron devueltos, con los protocolos sanitarios correspondientes, a las y los directivos de cada servicio educativo para la posterior acreditación de sus saberes.


Por su parte, a través de la Dirección de Promoción de Derechos, el área educativa concretó también la producción de 25.881 cuadernillos con actividades culturales y de interés general para las personas que no se encuentren inscriptas en ningún nivel de enseñanza, con el objeto de acercar a la población penitenciaria a propuestas de vinculación con materiales educativos

A %d blogueros les gusta esto: