Facundo Molares el rehén argentino de Jeanine Añez regresó al país

Luego de largas e intensas gestiones del Gobierno argentino, el ciudadano Facundo Molares, detenido en el Estado Plurinacional de Bolivia desde noviembre de 2019, regresó hoy a nuestro país para recibir atención médica, tal como lo autorizaron las recientes resoluciones judiciales del país vecino.

Acompañado por autoridades bolivianas y de la embajada argentina, Facundo Molares abordó el T-11 de la Fuerza Aérea enviado por Presidencia de la Nación a La Paz, avión que lo trasladó hasta la base aérea de El Palomar, Provincia de Buenos Aires, para luego ser transportado a un centro de atención médica. Fue recibido por el director general de Asuntos Consulares Gustavo Dzugala.

Molares fue detenido de manera irregular por el gobierno de facto de Jeanine Añez en noviembre de 2019 y desde entonces estuvo en prisión preventiva, mientras era tratado en un hospital por una herida de bala y problemas renales. A su delicada situación, se le sumaron complicaciones previas, que dieron lugar a reiteradas gestiones para asegurar un tratamiento médico adecuado.

A partir de la asunción del nuevo presidente Luis Arce, el canciller Solá restableció contactos con las nuevas autoridades bolivianas y entabló un diálogo con el Ministro de Justicia Iván Lima, quien se mostró receptivo con el caso, a fin de darle una pronta solución, además de haberse comprometido a preservar la salud del ciudadano argentino.

Sometido a un proceso judicial irregular y con acusaciones que el Ministerio Público Fiscal nunca acompañó de cargos concretos en su contra, durante su prolongada detención Molares fue transferido de penal y debió soportar que cuatro audiencias para el tratamiento de su caso fueron postergadas y dilataran aún más la situación.

Desde el primer momento, por instrucciones del ministro Felipe Solá, la Cancillería, a través de sus autoridades, de la embajada en La Paz, del consulado en Santa Cruz, y del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, mantuvieron contacto permanente con sus familiares e hicieron innumerables reclamos y gestiones por Molares.

Luego del diálogo que mantuvo Solá con Iván Lima, actual Ministro de Justicia de Bolivia, el 26 de noviembre pasado la Cancillería argentina fue informada sobre la decisión del Tribunal Número 1 Penal de Sentencia de la ciudad de Montero, quien autorizó que la prisión preventiva pudiera ser sustituida por otras instancias y que, en vista de los argumentos del abogado de Molares y del Consulado argentino en Santa Cruz de la Sierra, el detenido recibiera atención médica en la República Argentina.

Cabe destacar que dicho Tribunal boliviano consideró que, además de atender su salud, Molares debería presentarse periódicamente ante el Consulado boliviano en Buenos Aires, hasta que se resuelva el caso de fondo.

El Presidente mantuvo una reunión bilateral con su par de Bolivia, Luis Arce

El presidente Alberto Fernández mantuvo esta tarde en la Casa Grande del Pueblo de la ciudad de La Paz una reunión bilateral con su par de Bolivia, Luis Arce.

Fue luego de asistir al acto de toma de posesión, la fotografía oficial y el almuerzo ofrecido por Arce a los Jefes de Estado y de Gobierno en la sede del poder ejecutivo nacional del país vecino.

Participaron también del encuentro el vicepresidente de Bolivia, David Choquehuanca, y el canciller argentino, Felipe Solá.

”Es un día muy importante, Bolivia recupera la democracia”, dijo el Presidente

El presidente Alberto Fernández manifestó su “amor, cariño y compromiso con el pueblo de Bolivia” y aseguró estar “muy contento” de que esa nación “se haya expresado y que tengamos autoridades legítimamente constituidas”.

El mandatario argentino participó este mediodía en la ciudad de La Paz de la ceremonia de posesión de mando del presidente Luis Arce y del vicepresidente David Choquehuanca en el Hemiciclo de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia.

Al entrar al recinto para presenciar el acto de asunción los legisladores y dirigentes sociales presentes lo recibieron con un aplauso. “Gracias Alberto, el pueblo te saluda”, le manifestaron a viva voz.

Hoy es un día muy importante, Bolivia recupera la democracia”, afirmó el Presidente y dijo: “Se termina la pesadilla que duró un año exacto. Estoy muy contento de estar acá y de que el pueblo boliviano se haya expresado y que tengamos autoridades legítimamente constituidas”.

Todo mi amor, todo mi cariño y todo mi compromiso con el pueblo de Bolivia”, enfatizó al realizar declaraciones.

Al ser consultado por el regreso de Evo Morales al país luego de un año de exilio en la Argentina, Alberto Fernández detalló que lo encontrará esta tarde en la ciudad argentina de La Quiaca, desde donde mañana retornará mañana el ex presidente de Bolivia a su patria. “Lo veo hoy en La Quiaca y mañana lo acompañaré hasta Bolivia”, detalló.

Del acto de asunción participaron también el Rey de España Felipe VI, el vicepresidente de ese país, Pablo Iglesias; los presidentes de Colombia, Iván Duque, y de Paraguay, Mario Abdo Benítez, y delegaciones oficiales de todo el mundo.

Alberto Fernández asistió a la ceremonia acompañado por el canciller, Felipe Solá; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; los secretarios de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; general de la Presidencia, Julio Vitobello, y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi; el senador Jorge Taiana y el diputado Eduardo Valdés.

Desde allí se dirigió a la Casa Grande del Pueblo, sede del poder ejecutivo nacional del país vecino, donde realizó el saludo protocolar a los recién asumidos presidente y vicepresidente de Bolivia.

En ese lugar, Fernández participa de la foto y el almuerzo oficial, y posteriormente mantendrá una audiencia bilateral con Luis Arce.

El presidente mantuvo una reunión bilateral con su par de Colombia, Iván Duque

El presidente Alberto Fernández mantuvo esta mañana una reunión bilateral con su par de Colombia, Iván Duque, en el marco de su visita a Bolivia para participar de la ceremonia de asunción del presidente electo de ese país, Luis Arce.

También formaron parte del encuentro el canciller Felipe Solá, el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; y por Colombia, la ministra de Relaciones Exteriores, Claudia Blum, y la jefa de Gabinete de la Presidencia de la República, María Paula Correa Fernández.

El Presidente mantuvo una audiencia con el Rey de España, Felipe VI

El presidente Alberto Fernández mantuvo una audiencia con el Rey de España, Felipe VI, en la ciudad de La Paz donde se encuentran para participar de la ceremonia de asunción del presidente electo de Bolivia, Luis Arce.

Por España participaron también el vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030 en el Gobierno, Pablo Iglesias; y la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González, entre otros funcionarios.

Acompañaron al Presidente durante el encuentro el canciller Felipe Solá; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; los secretarios de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; general de la Presidencia, Julio Vitobello, y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi; el senador Jorge Taiana y el diputado Eduardo Valdés.

Arce asumió como presidente de Bolivia con un discurso conciliador

Durante su discurso de asunción, el flamante mandatario denunció que a partir del golpe del 10 de noviembre de 2019 su país “fue escenario de una guerra interna y sistemática contra el pueblo, especialmente contra los más humildes” pero no mencionó a su mentor político, Evo Morales.

Luis Arce Catacora asumió este domingo al mediodía como presidente constitucional de Bolivia al prestar juramento ante la Asamblea Legislativa Plurinacional con un discurso de tono conciliador y sin aludir a su mentor político, el exmandatario Evo Morales.

Iniciamos una nueva etapa en nuestra historia y queremos hacerlo con un Gobierno que sea para todos y todas sin discriminación de ninguna naturaleza. Nuestro Gobierno buscará reconstruir nuestra patria en unidad para vivir en paz”, remarcó el flamante mandatario boliviano.

Gobernaremos con responsabilidad e inclusión afrontando los cambios para que Bolivia vuelva a la senda de la estabilidad en el menor tiempo. Venceremos a la pandemia y triunfaremos sobre la crisis porque somos un pueblo luchador”, afirmó en su mensaje ante el Parlamento, de unos 30 minutos.

Arce evitó referirse a su padrino político y jefe de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales, quien tiene previsto retornar a Bolivia mañana desde su exilio en la Argentina, al cumplirse un año de su abrupta salida del poder.

Vestido con traje azul y camisa clara, sin corbata, Arce puso su mano derecha sobre el corazón para jurar “por los próceres de la independencia, por nuestra Madre Tierra, por los dioses de nuestros ancestros, por nuestras hermanas y hermanos que dieron la vida por la democracia y por la igualdad entre todos los seres, desempeñar las altas funciones como presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, en estricto cumplimiento de la Constitución Política del Estado y las leyes del Estado Plurinacional de Bolivia”.

El “sí, juro” con que respondió a la extensa fórmula desató un ola de aplausos y gritos de “jallalla” (viva en idioma aimara), mientras el vicepresidente David Choquehuanca, quien asumió minutos antes y condujo la Asamblea Legislativa, completaba el juramento.

Si así lo hace, que nuestros próceres de la liberación, que nuestros héroes contra el Estado colonial y el pueblo boliviano lo premie, caso contrario lo castigue. Queda, hermano, usted posesionado como presidente del Estado Plurinacional de Bolivia”, completó Choquehuanca entre los aplausos de todo el recinto.

En los balcones estaban el rey de Espala, Felipe VI, junto al vicepresidente de su país, Pablo Iglesias; y los presidentes de Argentina, Alberto Fernández; Paraguay, Mario Abdo Benítez, y Colombia, Iván Duque, entre otras delegaciones internacionales.

Tras la jura, Choquehuanca le colocó la banda presidencial tricolor y la medalla de presidente, con una cinta con los mismos colores de la bandera de Bolivia, y todos cantaron el himno, en un clima de emoción, con el puño izquierdo en alto.

El flamante mandatario se mostró muy emocionado en algunos momentos de su discurso, cuando se le quebró la voz. La televisión mostró las lágrimas que corrían por el rostro de Arce mientras entonaba el himno nacional tras haber recibido el mando de la nación.

Pese al discurso conciliador, criticó brevemente a la expresidenta de facto, la derechista Jeanine Añez, a quien responsabilizó de haber promovido la persecución política y provocado la crisis económica tras una deficiente gestión de la pandemia, reseñó la agencia de noticias AFP.

Vamos a recuperar los niveles de crecimiento que el Gobierno de facto hizo añicos y lo haremos reduciendo la pobreza y las desigualdades económico y sociales”, remarcó Arce, tras sostener que repondrá el modelo económico implantado durante los 14 años de Gobierno de Evo Morales (2006-2019), el cual en casi 12 años fue ministro de Economía.

En primer término, Choquehuanca -indígena, al igual que Morales- hizo un emotivo discurso en el que tampoco mencionó al lider cocalero forzado a renunciar hace un año luego de haber ganado una elección presidencial con un resultado que fue rechazado por una auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) en un polémico pronunciamiento, ya que nunca probó el fraude electoral que denunció.

Por el contrario, estudios académicos hechos en Estados Unidos demostraron que la victoria de Morales había sido limpia.

Morales felicitó desde la Argentina a su delfín: “Junto al pueblo, cuidaremos al gobierno, a nuestro proceso de cambio, trabajaremos por la unidad y saldremos de la crisis económica por el bien de próximas generaciones”, escribió en su cuenta de Twitter.

El exmandatario retornará mañana desde la frontera con la Argentina, donde se refugió tras un breve asilo en México, para recorrer unos 1.110 kilómetros por tierra hasta la región cocalera del Chapare, donde lo aguardarán sus bases campesinas.

La jornada de asunción del nuevo Gobierno había comenzado a las 7 con una ceremonia ancestral en la plaza Murillo, en La Paz, de la que participaron Arce y Choquehuanca, en la que se recordó a los muertos en las masacres de Sacaba (Cochabamba) y Senkata (El Alto), tras la destitución de Morales.

El Consejo Nacional de Amautas y Guías Espirituales inició los actos protocolares de posesión pidiéndole a la Pachamama y al Tata Inti unidad, reconciliación entre los bolivianos y sabiduría a los nuevos gobernantes para sacar adelante al país y recuperarlo de la crisis que se encuentra sumido en la actualidad.

Jamás será pisado el poncho, somos dueños legítimos de la Patria, los inquilinos nos quisieron engañar pero no somos vengativos, los perdonamos, pero debemos reconciliarnos y espero que reflexionen”, manifestó el Abuelo Lucas, presidente vitalicio del Consejo de Amautas Ancestrales de Tiwanaku.

Encuentro bilateral con el vicepresidente de España, Pablo Iglesias

El Presidente concluyó su primera jornada de su viaje a Bolivia con un encuentro bilateral con el vicepresidente de España, Pablo Iglesias, con quien compartió una cena. El mandatario argentino estuvo acompañado por el Ministro del Interior, Eduardo de Pedro.

El mandatario arribó esta tarde al Aeropuerto Internacional El Alto de la Ciudad de la Paz, donde fue recibido por el Presidente de la Cámara de Senadores de Bolivia, Andrónico Rodríguez, y de Diputados, Freddy Mamani.

Luego, mantuvo una audiencia con el Rey de España, Felipe VI, de la que también participaron el vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030 del Gobierno de ese país, Pablo Iglesias; y la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González, entre otros funcionarios españoles.

Acompañaron al Presidente durante el encuentro el canciller Felipe Solá; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; los secretarios de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; general de la Presidencia, Julio Vitobello, y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi; el senador Jorge Taiana y el diputado Eduardo Valdés.

Mañana, antes de participar de la ceremonia de asunción en la Asamblea Legislativa Plurinacional, el presidente Fernández se reunirá con su par de Colombia, Iván Duque.

Una vez concluidos el acto de toma de posesión, la fotografía oficial y el almuerzo ofrecido por Arce a los Jefes de Estado y de Gobierno en la Casa Grande del Pueblo, el mandatario argentino mantendrá una audiencia bilateral con el recién asumido presidente de Bolivia.

Antes de regresar al país, Fernández sostendrá en la Casa Grande del Pueblo una reunión con el candidato a Presidente por la República del Ecuador, Andrés Arauz.

El Presidente viaja esta tarde a Bolivia para participar de la asunción de Luis Arce

El presidente Alberto Fernández partirá esta tarde con destino a Bolivia para participar de la ceremonia de asunción del presidente electo de ese país, Luis Arce, que se realizará mañana en la Asamblea Legislativa Plurinacional, en la ciudad de La Paz, desde las 10 de la mañana hora local (11 de la Argentina).

El Presidente aprovechará el viaje para mantener audiencias y encuentros bilaterales con mandatarios y dirigentes de otras naciones. Por ejemplo, hoy mismo tendrá una audiencia con el Rey de España, Felipe VI, que está programada para las 20 horas.

Más tarde, el mandatario tendrá un encuentro bilateral con el vicepresidente de esa nación, Pablo Iglesias. Mañana por la mañana mantendrá una reunión bilateral con su par de Colombia, Iván Duque.

Finalmente, tras los actos oficiales el presidente Fernández se reunirá además con el candidato a presidente del Ecuador, Andrés Arauz.

La comitiva que acompaña al Jefe de Estado a Bolivia está integrada por el canciller, Felipe Solá; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; los secretarios de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; general de la Presidencia, Julio Vitobello, y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi; el senador Jorge Taiana y el diputado Eduardo Valdés.

También viajará junto al mandatario el canciller uruguayo Francisco Bustillo.

Tras la toma de posesión, Luis Arce y su vice, David Choquehuanca, recibirán el saludo protocolar de los asistentes y posteriormente se tomarán la fotografía oficial.

Se estima que a las 13.15 horas local el presidente argentino participará del almuerzo oficial ofrecido por Arce a los Jefes de Estado y de Gobierno, Jefes de Delegaciones e Invitados Especiales en la Casa Grande del Pueblo.

“Bolivia ha recuperado la democracia”, dice Luis Arce tras ganar la Presidencia y promete un gobierno de “unidad nacional”

Bolivia “ha recuperado la democracia, quiero decirle sobre todo a los bolivianos, hemos recuperado las esperanzas”, dijo Luis Arce en rueda de prensa junto a su vicepresidente David Choquehuanca

El candidato del MAS  Luis Arce, afirmó que Bolivia “ha recuperado la democracia” tras ganar este domingo las elecciones presidenciales en primera vuelta, y prometió que conformará un gobierno de “unidad nacional”.

Vamos a trabajar para todos los bolivianos, vamos a construir un gobierno de unidad nacional”, agregó Arce, quien agradeció en Twitter “el apoyo y confianza del pueblo boliviano”.

El economista Luis Arce, que fue artífice del milagro económico de Evo Morales y era su hombre en los comicios del domingo, será el próximo presidente de Bolivia, según dos proyecciones privadas.

Según el canal de televisión Unitel, Arce, candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), se impuso en la primera vuelta de las elecciones con 52,4% de los votos, muy por encima del 31,5% de su inmediato rival, el centrista Carlos Mesa.

La fundación Jubileo dio a Arce el 53% de los votos y a Mesa el 30,8%.

Evo Morales celebró anoche la victoria del candidato de su partido: “Lucho (apodo del candidato del MAS) será nuestro presidente (…) el devolverá a nuestra patria el camino del crecimiento económico”, dijo Morales en una declaración leída a la prensa en Buenos Aires.

La presidenta de facto que llego al gobierno a través de un golpe de estado, Jeanine Añez, enemiga acérrima del MAS, también admitió su victoria.

“Aún no tenemos cómputo oficial, pero por los datos con los que contamos, el Sr. Arce y el Sr. Choquehuanca han ganado la elección. Felicito a los ganadores y les pido gobernar pensando en Bolivia y en la democracia”, escribió en Twitter.

En Bolivia el gobierno de facto retiene ilegalmente a un observador del congreso argentino violando tratados internacionales

Migración Bolivia retuvo ilegalmente al diputado Federico Fagioli, miembro de la Misión de Observación del Congreso Argentino luego que este arribó al aeropuerto internacional de la ciudad de El Alto.

Pese al reclamo del personal diplomático, sin ninguna explicación le quitaron sus documentos y lo retuvieron en el aeropuerto, incumpliendo de esta manera los tratados internacionales que permite la llegada de veedores internacionales para los comicios generales.

En un video publicado por Radio Éxito, se puede ver como la Policía Nacional, que trabaja bajo las órdenes del ministro de Gobierno, Arturo Murillo, discute con el cuerpo diplomático argentino que trata vanamente de hacer entender que este procedimiento es ilegal.

Un día antes el director General de Migración, Marcel Rivas, amenazaba inicnado lo siguiente en su cuenta de Twitter: El @TSEBolivia remitió invitaciones para “acompañar” las elecciones a 4 conocidos agitadores de extrema izquierda vinculados al régimen criminal de Maduro. @MIGRACION_BOL hará cumplirá la ley 370, quienes violen el objeto determinado de su ingreso sufrirán las consecuencias.

Hace unos días La Internacional Progresista (IP), que agrupa a políticos, activistas y organizaciones de izquierda de todo el mundo, reclamó al Gobierno transitorio de Bolivia que respete el papel de los observadores en las elecciones generales del país que se realizarán el domingo.

Llamamos a las autoridades del Gobierno, funcionarios y a todo el mundo político a respetar el importante papel que los observadores electorales pueden desempeñar para garantizar la democracia”, dijo esa organización en su cuenta de Twitter.

Los lineamientos sobre el reconocimiento internacional de los Observadores Electorales, aprobado por la Comisión Europea para la Democracia a través del Derecho (Comisión de Venecia), señala que: “Debe garantizarse que ninguna autoridad gubernamental ejercerá presión a algún ciudadano nacional o extranjero que trabaje para, o provea de información a, una misión de observación electoral nacional o internacional (incluso a través de represalias o incentivos). Debe garantizarse a los observadores electorales por parte de las autoridades gubernamentales, el desarrollo e implementación de las actividades de los observadores electorales”

A %d blogueros les gusta esto: