Organizaciones sociales y políticas protestan en sedes de la Sociedad Rural

Las movilizaciones en la Ciudad de Buenos Aires, Salta, Rosario y Córdoba se expresan contra “la concentración de la riqueza y los capitales que controlan la exportación de alimentos y se niegan a bajar los precios”.

Organizaciones sociales y políticas, integrantes del espacio Paritaria Social y Popular, realizaban el mediodía de este martes protestas frente a distintas sedes de la Sociedad Rural Argentina (SRA), tanto en la Ciudad de Buenos Aires (Caba) como en algunos puntos del interior del país “contra los aumentos de los alimentos y las necesidades del pueblo”.

“Nos estamos manifestando en distintas sedes de la Sociedad Rural (SRA) porque creemos que no puede ser que cinco familias importantes de la Argentina, cinco transnacionales, sigan especulando con el precio de los alimentos de la mesa de los argentinos, y que pretenden condicionar al Gobierno nacional que encabeza el presidente (Alberto) Fernández. No lo podemos permitir”, dijo a Télam Laura Bitto, dirigente del Movimiento Popular (MP) La Dignidad.

No es posible que en nuestro país no se tomen medidas para limitar el poder discrecional de los monopolios que controlan el mercado de los alimentos”

Las manifestaciones se realizaron desde las 12.30, con epicentro en la casa central de la SRA en la Ciudad de Buenos Aires, ubicada en Florida al 400, en tanto protestas similares se desarrollaron en las sedes de la SRA de las ciudades de Salta, Rosario y Córdoba.

“Una vez más, un puñado de transnacionales y la mesa del campo especulan con los precios de los alimentos y las necesidades de todo el pueblo”, señalaron las organizaciones a través de un comunicado.

En ese sentido, los organizadores de la protesta responsabilizaron a las grandes cadenas exportadoras de alimentos y denunciaron que “concentran la riqueza y los capitales, controlan la exportación de alimentos y se niegan a bajar los precios”.

“Son parásitos voraces que pretenden equiparar los precios internacionales con los del mercado interno en tiempos de emergencia sanitaria y social”, cuestionaron.

“Necesitamos políticas públicas que corrijan problemas de fondo de manera urgente”

“El poder cartelizado del complejo-agroexportador transnacional, en el que cinco empresas (Cargill, COFCO, Bunge, ADM-Toepfer y Aceitera General Deheza) concentran prácticamente dos tercios de las exportaciones, sumado al poder de sus socios locales como la Sociedad Rural Argentina, organizan un nuevo embate que atenta otra vez contra el bolsillo de la clase trabajadora”, añadieron.

No es posible que en nuestro país, a diferencia de los países del llamado ‘mundo desarrollado’, sobre el que tanto teorizan los voceros de las élites en los medios, no se tomen medidas para limitar el poder discrecional de los monopolios que controlan el mercado de los alimentos. Necesitamos políticas públicas que corrijan problemas de fondo de manera urgente”, reclamaron finalmente.

La campaña Por una Paritaria Social y Popular es impulsada por las siguientes organizaciones: MP La Dignidad, La Barriada, Mil Flores, Nuevo Encuentro de Organizaciones Sociales de Rosario, Lealtad Vecinal, Pappem, Un futuro para todxs y Kompromiso Popular.

Asistencia alimentaria para celíacos

El Ministerio de Desarrollo de la Comunidad informa que sigue disponible la tramitación del beneficio que otorga el Programa de Asistencia Alimentaria al Paciente Celíaco (PAAC). La prestación, cuyo monto fue actualizado en un 400% respecto a la gestión provincial anterior, se percibe a través de una tarjeta y debe gestionarse en cada municipio.

El derecho, que está destinado a las personas celíacas que no cuentan con cobertura de obra social, brinda un monto mensual de 2 mil pesos para la compra de los alimentos específicos, a partir de la última actualización que impulsó el gobierno de Axel Kicillof. Anteriormente, durante la gestión de María Eugenia Vidal, se percibía una mensualidad de $400. 

Para acceder al programa, los interesados deberán acercarse a su municipio y presentar la certificación diagnostica y negativa de ANSES. Además, podrán realizar consultas al correo electrónico paac.mdc@gmail.com.

El PAAC contribuye a garantizar la seguridad alimentaria en personas con condiciones de vulnerabilidad social, quienes por su celiaquía necesitan asistencia especial. Para tal fin, el ministerio de Desarrollo de la Comunidad hace entrega de una tarjeta de débito, a través del Banco Provincia, con un monto de dinero mensual destinado a la compra de alimentos.

Calor y alimentos: cuidados básicos para consumir comida segura

Durante los meses de calor, los días se prestan para el picnic en la playa o en el parque, la comida se lleva en viandas y permanece varias horas fuera de la heladera. En verano también consumimos más frutas y verduras crudas, que si no son bien desinfectadas, pueden enfermarnos. También hay que manipular bien las carnes y los huevos, y cuidar los cambios de temperaturas de los alimentos frescos. 

El calor y los alimentos son un combo especial para la proliferación de bacterias. Es por eso que durante todo el año, pero en especial en verano, hay que tener cuidado con el tiempo en que la comida permanece fuera de la heladera. Al respecto, Luján Costa, Jefa del Departamento de Vigilancia, Información y Educación Alimentaria del Instituto Biológico “Tomás Perón”, institución perteneciente al ministerio de Salud bonaerense, señala que siempre cualquier alimento de alto riesgo, carnes, huevos, derivados y todos los que necesitan frío, no pueden estar más de dos horas fuera de la heladera: “En lo posible, ahora en verano cuando se está fuera de casa, siempre hay que tratar de mantenerlos en conservadora con hielo”. Con esta medida, lo que se evita es que la comida entre en una temperatura en la cual las bacterias pueden llegar a desarrollarse. “Mientras menos tiempo esté expuesto ese alimento a temperaturas cercanas a los 30 grados, menos riesgo va a tener de enfermarnos”.

Salmonella y Escherichia Coli, dos bacterias peligrosas

Una de las enfermedades frecuentes es la salmonelosis, causada por la Salmonella, que está principalmente en el pollo y los huevos. Esta bacteria está en los intestinos de esos animales y queda en la carne y huevos, y si no los manipulamos bien al cocinarlos, la podemos consumir junto con el alimento. Para evitar la infección, hay que realizar siempre la cocción completa, lavarse las manos y evitar la contaminación cruzada: “No hay que guardar el pollo en un plato al lado del tomate que voy a usar para la ensalada porque esas bacterias pueden pasarse a la fruta que voy a comer cruda. En el pollo la voy a matar con la cocción, pero no en el tomate”. Lo recomendable es conservar en la heladera siempre en un recipiente con tapa. Esta contaminación cruzada también se evita usando otra tabla, platos y utensilios para cortar el pollo crudo y los vegetales. Lo mismo con las manos, luego de manipular el pollo crudo hay que lavarse antes de tocar otro alimento que vayamos a consumir. 

La especialista detalla que la infección por Salmonella puede ocasionar la misma sintomatología que cualquier intoxicación transmitida por alimentos: vómitos, cefaleas, diarrea y malestar estomacal, un cuadro que, en niños y ancianos puede derivarse en grave.

En el caso del huevo, no hay que lavarlo ni cepillarlo antes de guardarlo, porque el huevo tiene una protección en su cáscara que hace que las bacterias no puedan ingresar. “Si yo lo cepillo, esa capa se sale. No es necesario lavarlo, pero de hacerlo solo previo a la cocción”. Además, ante la presencia de un huevo cascado o roto, hay que descartarlo inmediatamente”. 

Por otro lado, así como se encuentra la Salmonella en el pollo, en la carne de vaca en general se encuentra Escherichia coli, una bacteria que vive en el intestino de las vacas. De ahí que también es muy importante la cocción completa de la carne, ya que esa bacteria, al igual que la Salmonella, muere con el calor. “Sea el método de cocción que sea, siempre me tengo que asegurar que la carne esté bien cocida por fuera y por dentro”. Costa recuerda además que es importante que los niños menores de 5 años, incluso un poco mayores, no consuman carne picada o trozada por ser uno de los alimentos que más riesgo tienen de causar Síndrome Urémico Hemolítico, la enfermedad que ocasiona la Escherichia Coli: “Al estar picada o trozada, la bacteria puede estar tanto dentro como por fuera de la carne. Por eso hay que cocinarla muy bien y evitar que la coman los niños”.

Recomendaciones para el lavado de frutas y verduras

Para hacer una correcta desinfección de frutas y verduras lo ideal es sumergirlo en agua con unas gotitas de lavandina. Hoy en el mercado hay distintas marcas y distintos tipos, por eso es que tenemos que asegurarnos dos cosas: primero que en su rótulo tenga el logo que indica que es apto agua o apto alimentos. “Esto es fundamental porque no podemos usar cualquier lavandina para desinfectar alimentos porque puede ser tóxica”, detalla Costa. Por otro lado, hay que verificar en el rótulo cuál es la la dilución que indica para desinfectar alimentos, porque vienen con distintas concentraciones. “Siempre hablamos de las 2 gotitas por litro, pero puede variar, por eso siempre lo aconsejable es leer cada etiqueta”. 

La especialista destaca que la desinfección con lavandina se tiene que hacer incluso cuando al alimento se le saque la cáscara y luego se cocine. “Por supuesto que la verdura cruda tiene mayor riesgo de generar algún tipo de enfermedad. Hay que hacer principal hincapié en hacer una limpieza y desinfección profunda de los vegetales y frutas, sobre todo, los que consumimos crudos”, explica.

El uso correcto de la heladera y el freezer

La comida no puede estar más de dos horas fuera de la heladera, pero por otro lado, también hay que evitar refrigerar el alimento que aún está caliente. “Cuando uno cocina volúmenes muy grandes y lo vamos a guardar en la heladera, no es lo ideal guardar una olla o fuente caliente”.  Costa explica que lo ideal es hacer un proceso de enfriado, esto se logra fraccionando en porciones más pequeñas, o haciendo un baño maría invertido, es decir, colocando la fuente en otra más grande con agua y hielo. 

Con respecto al freezer también hay una serie de recomendaciones, como por ejemplo que solo se puede volver a freezar un alimento si se cambia el estado, es decir, de crudo a cocido. 

En relación al descongelamiento, Costa remarca una práctica habitual que es dejar el alimento descongelando a temperatura ambiente: “Nunca descongelen sus alimentos en la mesada o en la bacha, esto trae muchos riesgos porque queda sometido a temperatura ambiente, en donde las bacterias se reproducen”. La práctica ideal es prever lo que se va a cocinar y descongelar dentro de la heladera el día antes. Tampoco es aconsejable descongelar bajo el chorro de agua o sumergiendo en agua caliente, “todas estas prácticas son muy riesgosas”, subraya. 

También, si se trata de una porción chica, se puede usar el microondas para descongelar previo a la cocción, siempre revolviendo para que reciba el calor uniforme. 

Por último, cuando un alimento está ya cocido y se va a recalentar, siempre es muy importante volver a calentar a temperaturas altas, como si se estuviera volviendo a cocinar, “refrigerando no mato las bacterias, y si quedó alguna, solo la elimino con altas temperaturas, no entibiando. Hay que calentar en todas las partes, sobre todo en el microondas que calienta desparejo”, aclara.

Denuncian al intendente Montenegro por cortar el aporte de alimentos a los comités barriales

Mediante un comunicado los Comités Barriales de Emergencia (CBE), que asisten a miles de vecinas y vecinos marplatenses en situación de vulnerabilidad, denunciaron que el gobierno de Guillermo Montenegro implementa desde este viernes un corte en la entrega alimentaria. Se declararon en estado de alerta. Durante 2020 prepararon 45 mil viandas por semana.

La Plata, 08 (Por InfoGEI).- Los Comités Barriales de Emergencia denunciaron que el municipio local implementa desde este viernes “un corte en la entrega alimentaria que -con limitaciones- permite el funcionamiento de cientos de comedores barriales de Mar del Plata que desde el inicio de la pandemia redoblaron su asistencia en numerosos barrios de la ciudad”.

Según da cuenta el portal Qué Digital, ya en las últimas semanas de diciembre, desde la coordinación de los espacios compuestos por diversas agrupaciones y entidades sociales, políticas y barriales se habían mostrado en alerta ante el posible corte en la entrega semanal de alimentos frescos (verduras y carnes), finalmente habían logrado un acuerdo con el gobierno municipal.

Sin embargo, este viernes alertaron queno se hará efectiva la entrega que se realiza cada semana en los cuatro puntos de distribución dispuestos a lo largo de la ciudad para luego repartir esos alimentos a los cientos de comedores y merenderos barriales que forman parte de la red.

Así se lo hizo saber el gobierno municipal en la reunión de Mesa Social realizada este jueves, “no habrá entrega de alimentos frescos y que peligra la continuidad del mes de enero, alertaron desdelos CBE en el comunicado.

La organización explicó que en los últimos meses de 2020 contaban con cerca de20 toneladas de alimentos frescos (verduras y carnes) todas las semanas, que constituyen un aporte nutritivo fundamental a la hora del sostenimiento de las más de 350 ollas comunitarias en todo Mar del Plata y Batán. “En estos comedores y merenderos, sostenidos por una amplia variedad de instituciones y organizaciones sociales, se elaboraron más de 45 mil viandas semanales durante todo el año y se entregaban a los sectores más humildes”, remarcaron.

Por último, se informó que la semana que viene los CBE realizarán un plenario de delegadas y delegados para evaluar los pasos a seguir en el reclamo. (InfoGEI)Jd

Talleres de capacitación sobre producción, manipulación y consumo de alimentos a nivel familiar

En virtud del contexto epidemiológico que afecta a nuestro país desde el mes de marzo y en el marco de la “Convocatoria: Acciones de extensión frente a la emergencia por COVID-19”, de la Secretaría de Extensión UNICEN, un equipo interdisciplinario de la Facultad de Agronomía (UNCPBA) puso en marcha el proyecto “Optimización de la producción, manipulación y consumo de alimentos a nivel familiar, para una mejor calidad de vida”.

Este proyecto se trata de una iniciativa que busca generar un efecto multiplicador en la comunidad, a fin de impulsar hábitos saludables de alimentación y promover la manipulación de los alimentos. En particular, se trabajó con la población que asiste a tres Centros Comunitarios de la Ciudad de Azul: “Catequístico y Misionero Santa Teresita” (Villa Piazza Centro), “Dibujando Sonrisas” (Villa Piazza Sur) y “Amor de niños” (San Francisco).

La propuesta se llevó a cabo durante los meses de octubre, noviembre y diciembre del corriente año y contó con tres instancias secuenciales de capacitación en cada Centro: “Taller de huerta urbana km0 para familias en acción” a cargo de la Ing. Agr. Ana María Castagnino, la Ing. Agr. Belén Rosini y la Dra. Karina Díaz;  “Aprendiendo las guías para una alimentación Saludable”, a cargo de  la Lic. Marcela Brescia y la Lic. Carolina Fittipaldi y “Manos en acción: preparación segura de alimentos”, a cargo del Lic. Rodrigo Galizio y de la Dra. María de los Ángeles Dublan.

Cabe mencionar que el vínculo con estos Centros se inició a través de un grupo de becarios, docentes, Nodocentes y técnicos de la Facultad de Agronomía, que recolectan donaciones de alimentos no perecederos, ropa, calzado y útiles escolares para contribuir con las familias que allí asisten. Y en el contexto de pandemia, se formalizó a través del Voluntariado Universitario de la Facultad de Agronomía, en lineamiento con la Red Regional de Voluntariado Universitario COVID-19 de la UNCPBA.

 “Taller de huerta urbana km0 para familias en acción”

El objetivo del taller fue capacitar no sólo para la producción en huerta urbana familiar, sino también para, mediante un enfoque emprendedor, generar ingresos a través del viverismo. 60 personas fueron capacitadas en los talleres teórico- prácticos donde sembraron en bandejas un total de 7200 plantines con especies de estación. Se destacaron los aspectos productivos más importantes de cada una, como así también la forma de consumo, usos y propiedades. También se capacitó en la reproducción por esquejes de aromáticas y condimenticias.

Se enfatizó sobre el cambio de actitud de los ciudadanos en cuanto a la calidad de vida, sobre la valoración en la realización y la importancia de las producciones familiares urbanas para el ahorro en la canasta familiar, como así también, a nivel emprendedorismo. Por último, se mencionaron las ventajas de la Horticultura kilómetro cero (km0).  

“Aprendiendo las guías para una alimentación Saludable”

A través de la educación alimentaria es posible promover pautas de alimentación saludable, para mejorar la calidad de vida de los distintos hogares. En este marco, el objetivo del taller fue realizar una orientación a los concurrentes sobre las Guías Alimentarias para la población argentina, con el fin de enseñar qué alimentos pertenecen a cada grupo que forman la guía, la preparación y cocción de los mismos.

En este sentido, se les hizo entrega a los asistentes de un recetario que resalta la importancia del consumo de verduras, frutas, legumbres, cereales y harinas, entre otros alimentos, y de un bolsón de alimentos secos y alimentos frescos.

“Manos en acción: preparación segura de alimentos”

Este encuentro tuvo como objetivo fortalecer los conocimientos de los asistentes sobre la adecuada manipulación de los alimentos para reducir el riesgo de contraer Enfermedades Transmitidas por los Alimentos (ETAs). Se trabajó sobre cuatro ejes principales correspondientes a Limpiar, Separar, Cocinar y Enfriar.

Como cierre de este taller, se abordó la preparación de conservas de frutas y verduras, para un aprovechamiento diferido de sus propias producciones iniciadas en el taller de huerta. En este caso, se puso atención especial en la esterilización de los frascos para guardado y los cuidados a considerar durante el envasado. Finalmente, los asistentes recibieron alimentos no perecederos, hortalizas y frutas y lavandina, para poder poner en práctica lo aprendido en sus hogares. 

Cabe destacar que, en cada uno de los encuentros, se trabajó con un máximo de 20 asistentes y se tomaron todas las medidas sanitarias necesarias para evitar la propagación del Coronavirus, de acuerdo con lo establecido en los protocolos de bioseguridad. 

Comida a base de insectos, el alimento del futuro que ya llegó a Argentina

En búsqueda de fuentes de proteínas alternativas, especialistas del INTI realizaron una investigación sobre la obtención de polvo de una especie de grillo nativo y evaluaron su aplicación como ingrediente en productos alimenticios. Debido a su alto contenido proteico y a la variedad de aminoácidos esenciales encontrados, los resultados obtenidos hasta el momento son muy prometedores.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) anticipa que los insectos serán el “alimento del futuro” clave para los más de 9 mil millones de habitantes que se estiman para 2050, no sólo por su elevado nivel nutritivo sino también por sus beneficios económicos, ambientales y porque plantean un riesgo reducido de transmisión de enfermedades zoonóticas (de origen animal). En línea con esta tendencia mundial, especialistas del INTI avanzaron en un trabajo de investigación sobre el desarrollo de alimentos a base de polvos provenientes de insectos comestibles.

Al investigar sobre la producción de insectos comestibles en el ámbito nacional, nos encontramos con la empresa Grillos Capos, que los cría y comercializa para alimentación de mascotas exóticas. Nos contactamos con su fundador y comenzamos una colaboración para determinar el perfil nutricional del polvo de grillos de la especie Gryllus assimilis y estudiar posibles aplicaciones en alimentos”, detallan las profesionales del área de Desarrollo de Ingredientes del INTI, Mariana Murano, Désireé Lenz y Gabriela Gallardo.

El proceso consistió en la cría, faena y posterior congelación del insecto en cautiverio en las instalaciones de Grillos Capos. Luego se estudiaron las variables de secado y molienda para obtener un polvo con características organolépticas (que se perciben por los sentidos) y tamaño de partícula adecuadas para su mezcla homogénea con harina de trigo. Posteriormente se determinaron las características reológicas para evaluar posibles aplicaciones en alimentos panificados.

Respecto al perfil nutricional, se encontró que el polvo proveniente de grillos adultos y secado bajo condiciones óptimas, posee el mayor contenido proteico, alrededor de un 60% en base seca con un 37% de aminoácidos esenciales. En base a estos resultados, se prepararon mezclas con harina de trigo conteniendo un diez por ciento de polvo de grillo para elaborar panificados de gran calidad nutricional.

A partir de los datos reológicos hallados, se elaboraron prototipos de panes, muffins y budines, los cuales se desarrollaron en forma adecuada, similar a los productos tradicionales. El color observado fue semejante al de alimentos que contienen harinas integrales, con olor y sabor agradable.

El costo de la tonelada fresca de grillo producida a gran escala rondaría entre los 300 y 400 dólares, mientras que la de carne vacuna promedia los 5000 dólares y la de harina de pescado los 500 a 2000 dólares (según su origen)”, detalla Daniel Caporaletti, director de Grillos Capos.

Si bien en el país el consumo de insectos no está permitido por el Código Alimentario Argentino, desde INTI junto con otras entidades estatales —como el Instituto Nacional de Alimentos, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, el Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria— y privadas —Universidad Argentina de la Empresa y Grillos Capos— se está trabajando para promover su incorporación como un nuevo capítulo en el código”, anticipa Murano. Una vez que se apruebe, el INTI podrá acompañar a la industria para desarrollar productos que contengan insectos comestibles y así sumarse a la tendencia mundial en la búsqueda de nuevas fuentes proteicas alternativas.

Actualmente se está evaluando el potencial uso de estos grillos como materia prima para la obtención de concentrados proteicos para el desarrollo de suplementos dietarios con alto perfil nutricional.

Manos en acción: preparación segura de alimentos

En el marco del Proyecto de Extensión “Optimización de la producción, manipulación y consumo de alimentos a nivel familiar, para una mejor calidad de vida”, se llevó a cabo la primera edición del taller “Manos en acción: preparación segura de alimentos”, a cargo del Lic. Rodrigo Galizio y la Dra. María de los Ángeles Dublan, docentes de la Licenciatura en Tecnología de los Alimentos de la Facultad, con el acompañamiento de la Nut. Marcela Brescia. El mismo tuvo lugar el día 27 de noviembre en las instalaciones del Centro Catequístico y Misionero Santa Teresita (Bo. Villa Piazza Centro).

Este taller tiene como objetivo propiciar la utilización de buenas prácticas en la manipulación de alimentos, con énfasis en los cuidados en tiempos de pandemia.  Durante el mismo se abordan los principales conceptos referidos a las buenas prácticas de manufactura para la elaboración de alimentos inocuos, enfermedades de transmisión alimentaria, correcta utilización de temperaturas de cocción y conservación, al mismo tiempo que se hace énfasis en la forma de preparación y utilización de soluciones desinfectantes.

Por otra parte, para focalizar en la potencialidad que tiene el hecho de generar productos alimenticios a partir de excedentes de materia prima, se trabaja sobre la forma de elaboración y cuidados a tener en cuenta al momento de preparar conservas de frutas y/ o verduras, para posibilitar el consumo en diferido de ciertas producciones.  

En la oportunidad, los asistentes recibieron material gráfico referente a la preparación de soluciones de alcohol etílico e hipoclorito de sodio, como así también sobre la elaboración de mermeladas y la esterilización de frascos para su envasado. El taller culminó con la entrega de bolsones de alimentos frescos, secos y  botellas de hipoclorito de sodio .

Cabe aclarar que, el desarrollo de cada uno de los Talleres se lleva a cabo de acuerdo a lo establecido en el “Protocolo de Bioseguridad Voluntariado UNICEN COVID-19”.

Más información acerca del Proyecto de Extensión:

“Optimización de la producción, manipulación y consumo de alimentos a nivel familiar, para una mejor calidad de vida”, es uno de los proyectos presentados en el marco de la “Convocatoria: Acciones de extensión frente a la emergencia por COVID-19”, de la Secretaría de Extensión UNICEN y cuenta con tres instancias de capacitaciones, organizadas desde la Facultad en tres merenderos de la ciudad de Azul: “Taller de huerta urbana km0 para familias en acción” a cargo de la Ing. Agr. Ana María Castagnino, la Ing. Agr. Belén Rosini y la Dra. Karina Díaz;  “Aprendiendo las guías para una alimentación Saludable”, a cargo de  la Lic. Marcel Brescia y la Lic. Carolina Fittipaldi y “Manos en acción: preparación segura de alimentos”, a cargo de la Dra. María de los Ángeles Dublan y el Lic. Rodrigo Galizio; a los cuales se suman otros integrantes de este Proyecto.

Estas acciones de extensión se suman a las actividades que se están desarrollando desde el Voluntariado Universitario de la Facultad de Agronomía – Secretaría de Extensión UNICEN, iniciado en el mes de abril en el contexto de pandemia.

Las próximas instancias de capacitación programadas en el marco del Proyecto serán llevadas a cabo en el C.A.P.S. N°1 (Calle 98 N°1169, Barrio San Francisco), donde serán convocados miembros de la comunidad del merendero “Centro Comunitario Amor de Niños”.

La OMS indica que no hay evidencia de que el coronavirus se contagie a través de la cadena alimentaria

Hasta el momento no se han registrado casos de transmisión de COVID-19 en la comida, afirma la agencia que vela por la salud, mientras llama a invertir en la alianza para el desarrollo de tratamientos y vacunas para todos. “Es el mejor estímulo económico al que puede acudir el mundo”, sostiene.

La reacción a esta posibilidad se produjo tras la alerta de las autoridades chinas de que unas alas de pollo importadas de Brasil dieran positivo por COVID-19, conduciendo a la duda de si podemos contagiarnos a través de los alimentos, en este caso los congelados.

La doctora Maria Van Kerkhove, epidemióloga líder de la Organización Mundial de la Salud (OMS) explicó este jueves que entre los más de cien mil paquetes inspeccionados solo encontraron menos de diez infectados y recordó que anteriormente, junto con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, se publicaron directrices para las personas que tratan este tipo de alimentos.

El doctor Michael Ryan añadió que las personas ya están suficientemente asustadas con la COVID-19, por lo que es importante hacer un seguimiento de cerca de estos hallazgos para que la gente continúe con sus vidas cotidianas sin más temores.

No hay problema con la cadena alimentaria, por ahora ya hay suficientes problemas… Seguiremos investigando la situación, pero no hay evidencias de que la cadena alimentaria esté participando en la transmisión de este virus”.

¿Es posible infectarse dos veces de COVID-19?

Ante la cuestión de si hay evidencias de que alguna persona se haya infectado de coronavirus más de una vez, la doctora Van Kerkhove indicó que algunos países sugirieron esa posibilidad pero que no se ha confirmado hasta el momento y que se está intentando encontrar los casos donde se hubiera producido esta situación.

Fuente: https://news.un.org/

“Llegó el momento de avanzar hacia el etiquetado frontal de alimentos”

Así lo afirmó el Defensor del Pueblo Adjunto bonaerense, Walter Martello, ante la decisión del Ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, de impulsar una ley que obligue a poner un sello visible de advertencia en los paquetes de alimentos con exceso de calorías, azúcares, sodio y grasas saturadas.

En los últimos dos años, desde el Observatorio de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Defensoría, a cargo de Martello, se advirtió en reiteradas oportunidades -a través de informes y recomendaciones de políticas públicas- sobre la necesidad urgente de un cambio normativo que facilite herramientas efectivas para hacer frente a la epidemia de la obesidad, el sobrepeso y la malnutrición infantil.

Algunas indicadores hablan por si solos. En Argentina, 4 de cada 10 NNyA de entre 5 y 17 años tienen problemas vinculados al sobrepeso. A su vez, producto de la pandemia, recientes estudios científicos revelaron que el confinamiento agravó aún mas el problema de la obesidad infantil en países como Italia, situación que también podría registrarse en la Argentina.

Ante este panorama, con un simple cambio legislativo, se podría obligar al puñado de empresas que controlan el negocio de los alimentos procesados y ultraprocesados en nuestro país a que coloquen el sello “ALTO EN”. Este sistema comenzó a aplicarse el mes pasado en México, y se suma a las experiencias exitosas de Chile y Uruguay


Lamentablemente el lobby de sectores empresarios en nuestro país impidieron que se avanzara en este tipo de medidas. El gobierno anterior lo anunció y después dio marcha atrás, haciendo oídos sordos al pedido expreso del Comité de Derechos del Niño de la ONU que, en 2018, exhortó al Estado argentino a tomar medidas urgentes sobre seguridad alimentaria y nutrición infantil”, explicó Martello.

Este año se sumó la Declaración del Relator Especial de la ONU sobre el Derecho a la Salud, Dainius Pūras, la cual expresamente menciona que la adopción del etiquetado “promueve decisiones saludables, desalienta el consumo de productos alimenticios que pueden tener un impacto negativo en la salud y contrarresta los efectos de vivir en un ambiente obesogénico”.

Desde el Observatorio de Derechos de NNyA también se alertó -en reiteradas ocasiones- por las consecuencias que tuvieron los recortes presupuestarios aplicados durante 2018 y 2019 en los programas nacionales para combatir el Sedentarismo y la Obesidad. Un claro ejemplo se registró el año pasado ya que el presupuesto asignado por ley del congreso nacional sufrió un recorte del 23% y sobre ese total, a fines de 2019, quedaron el 40% de los recursos sin ejecutar.

A %d blogueros les gusta esto: