Washington Uranga: “Francisco cuestiona al neoliberalismo, a la globalización y al populismo xenófobo y violento”

Esta semana, el Papa Francisco dio a conocer la encíclica “Fratelli Tutti”, un documento de particular importancia que hace un cuestionamiento profundo acerca de la globalización, el capitalismo financiero, y la concentración de las riquezas mundiales en pocas manos.

La Plata, 09 Oct (InfoGEI).- En dicha encíclica, el Sumo Pontífice expresa su preocupación por los excluidos y propone rescatar el concepto de hermandad entre las personas y de la vida en comunidad frente a un mundo donde los seres humanos se encuentran cada vez más aislados y encerrados en la virtualidad.

En diálogo con radio Mestiza, el periodista, docente e investigador, Washington Uranga , que cuenta con  un amplio conocimiento de los temas relacionados con la Iglesia Católica y las religiones, analizó el documento papal.

En tal sentido, Uranga destacó la importancia de la encíclica, que supera a lo que es estrictamente un documento eclesial. “Lo que hace el Papa es hablar para la sociedad. Dice que recoge las opiniones de muchos y muchas con quienes viene dialogando a lo largo del tiempo. Tiene una particularidad: escribe en primera persona, expresa su propia experiencia y su propia mirada sobre el mundo. Jorge Bergoglio construyó un lugar de liderazgo mundial sobre la base de una vinculación con las creencias religiosas. En el texto alude a conversaciones con el Gran Imán Ahmad Al-Tayyeb y otros referentes religiosos. Analiza la situación del mundo en todos sus aspectos, habla sobre la persona, los vínculos humanos, las relaciones internacionales, la política, la gobernanza global, y lo hace desde la convicción de que los dirigentes religiosos tienen mucho para aportar. En un momento en que se habla de una crisis de la política, él la rescata”.

Crítica del individualismo

El periodista señala una mirada muy crítica del individualismo, Francisco dice que no contribuye a la construcción colectiva. Lo mismo opina respecto al neoliberalismo, que ensalza en individualismo por encima de cualquier otra cosa. “Abandona una postura de ‘soy un líder religioso y como tal no me puedo meter en la política’. Ingresa en ella y en la cuestión económica. Habla de la injusticia, de la deuda externa ilegítima, de la necesidad de construir gobernanza global.”

“La encíclica opone el concepto de populismo con la noción de pueblo”, continúa. “Dice que hay un intento de hacer desaparecer del lenguaje la palabra ‘pueblo’, algo que, advierte, podría traer como consecuencia a eliminar la palabra ‘democracia’ si entendemos a ésta como el gobierno del pueblo. Destaca que hay fenómenos sociales que necesitan articular la mayoría. Entonces, dice que hay que rescatar el sentido del pueblo y el adjetivo de lo popular.”

Abrevación jauretchana

Ante la pregunta acerca de si hay un aire jauretchiano en la valorización que hace la encíclica de la cultura local frente al intento de sustituirla por un símil global, Uranga observa: “Eso tiene que ver con las raíces políticas y culturales de Bergoglio. Jauretche es una fuente en la que él abrevó y que nunca negó. Siempre lo asumió como una riqueza para la propia cultura. No nos olvidemos que además de ser hijo de la Argentina es jesuita, y por lo tanto, de muchas lecturas y mucha reflexión acerca de los textos a los que se ha ido acercando.”
El investigador señala que en la encíclica hay todo un capítulo dedicado a la comunicación, lo que es muy significativo en un documento de este tipo. “Hace una crítica muy fuerte a una sociedad que comunica sin comunicar, que aísla, que no reconoce el derecho a la comunicación. Me tomo la libertad de decir que es un texto que podríamos firmar muchos de nosotros cuando discutimos cuestiones vinculadas al derecho a la comunicación y su democratización. Es sorprendente que aparezca un texto así en un documento pontificio. Es un análisis muy certero, directo, muy al grano de lo que está pasando en la comunicación en el mundo.”

Resistencias

Uranga considera que, aunque Francisco juega un papel muy importante en la Iglesia Católica y en otros espacios religiosos, también tiene muchas resistencias, incluso en la Argentina. “En la encíclica hay una mirada política, sobre el ser humano, sobre la persona, una discusión acerca de cómo entender el mundo. Estoy seguro de que algunos van a tomar una parte y otros, otra. Los documentos pontificios sirven para justificar posiciones encontradas. Creo que va a tener influencia en la vida de la iglesia y las comunidades, pero tampoco me haría muchas ilusiones. Las consecuencias no se verán de inmediato sino, quizás, en 20, 30 o 40 años.”

Reformar el sistema

Por último, el periodista destaca otros aspectos de la encíclica: “Esta idea de ‘nadie se salva sólo’, pero no solamente en términos personales, sino en términos de comunidad y de Estado. Cuando habla de gobernanza global, propone reformar el sistema internacional, porque así como está no sirve para mejorar las condiciones de vida de los pueblos. Algo que echo de menos, aunque aparece en algunas partes, es una mención más expresa a los derechos de la mujer y la necesidad de rescatar su papel en el mundo. Lo menciona, pero quizás, por la coyuntura en el mundo, hubiera requerido un capítulo especial para hablar de esto”, pondera. (InfoGEI)Jd

El Papa Francisco a la ONU: “la pandemia demostró que no podemos vivir uno contra el otro”

En un mensaje grabado por el 75º aniversario de la creación de la Organización de Naciones Unidas, el pontífice repasó diversos temas entre ellos la pandemia por Covid-19, la cultura del descarte, el desarme nuclear, entre otros.

La Plata, (InfoGEI).- El Papa Francisco en su mensaje a la Organización de Naciones Unidas (ONU) con ocasión del 75º aniversario de su creación abordó varios problemas que afligen actualmente al planeta y a la humanidad (Ver video).

Sobre la pandemia por Covid-19, el Papa aseguró que “ha puesto de relieve la urgente necesidad de promover la salud pública y de realizar el derecho de toda persona a la atención médica básica”. Es por ello que renovó su llamado a los responsables políticos y al sector privado “a que tomen las medidas adecuadas para garantizar el acceso a las vacunas contra el Covid-19 y a las tecnologías esenciales necesarias para atender a los enfermos”.

Francisco se detuvo después en la situación de precariedad que amenaza a gran parte de los trabajadores. “Es particularmente necesario encontrar nuevas formas de trabajo que sean realmente capaces de satisfacer el potencial humano y que afirmen a la vez nuestra dignidad. Para garantizar un trabajo digno hay que cambiar el paradigma económico dominante que sólo busca ampliar las ganancias de las empresas”.

El concepto “cultura del descarte” no podía faltar en este mensaje. Francisco aseguró que es “un atentado contra la humanidad” ya que se trata de “una gran falta de respeto por la dignidad humana, una promoción ideológica con visiones reduccionistas de la persona, una negación de la universalidad de sus derechos fundamentales, y un deseo de poder y de control absolutos que domina la sociedad moderna de hoy”. De hecho, sostuvo, “es doloroso ver cuántos derechos fundamentales continúan siendo violados con impunidad”.

El Santo Padre también habló del desarme nuclear y planteó cuestionarse si las principales amenazas a la paz y a la seguridad como, la pobreza, las epidemias y el terrorismo, entre otras, pueden ser enfrentadas efectivamente cuando la carrera armamentista, incluyendo las armas nucleares, continúa desperdiciando recursos preciosos que sería mejor utilizar en beneficio del desarrollo integral de los pueblos y para proteger el medio ambiente natural.

En este sentido, subrayó que hay que desmantelar “las lógicas perversas que atribuyen a la posesión de armas la seguridad personal y social” y en especial “la disuasión nuclear”, pues “fomenta un espíritu de miedo basado en la amenaza de la aniquilación mutua, que termina envenenando las relaciones entre los pueblos y obstruyendo el diálogo”.

Es por eso que es tan importante, recalcó, “apoyar los principales instrumentos legales internacionales de desarme nuclear, no proliferación y prohibición”. De hecho – puntualizó – “la Santa Sede espera que la próxima Conferencia de Revisión del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP) resulte en acciones concretas conformes con nuestra intención conjunta ‘de lograr lo antes posible la cesación de la carrera de armamentos nucleares y de emprender medidas eficaces encaminadas al desarme nuclear’”.

Francisco afirmó en su mensaje que nuestro mundo en conflicto “necesita que la ONU se convierta en un taller para la paz cada vez más eficaz” y explicó que la reciente adopción del alto al fuego global durante la presente crisis “es una medida muy noble, que exige la buena voluntad de todos para su implementación continuada”.

Por último, exhortó a repensar el futuro de nuestra casa común y proyecto común. “Es una tarea compleja, que requiere honestidad y coherencia en el diálogo, a fin de mejorar el multilateralismo y la cooperación entre los Estados” y sostuvo que la pandemia mostró “que no podemos vivir sin el otro, o peor aún, uno contra el otro”.

Las Naciones Unidas fueron creadas para unir a las naciones, para acercarlas, como un puente entre los pueblos; usémoslo para transformar el desafío que enfrentamos en una oportunidad para construir juntos, una vez más, el futuro que queremos”, concluyó. (InfoGEI) Mg

América Latina registra mayor número de periodistas fallecidos por COVID-19

América Latina es la región más afectada por la pandemia de coronavirus y que hasta el mes de julio ha cobrado la vida de al menos 93 periodistas, cifra que supera con mucho a los registros de Asia, con 34 víctimas; Europa, 26; África, 19; y América del Norte con 14. Los datos responden a un registro realizado por la organización internacional Campaña Emblema de Prensa (PEC, por su sigla en inglés)

Según la estadística publicada por la PEC, Perú es el país latinoamericano con el mayor número de comunicadores fallecidos por el Covid-19 (37). Brasil ocupa el segundo lugar, con 16 víctimas; luego viene México (14) y Ecuador (12). En Estados Unidos de norteamérica habrían fallecido al menos 13 periodistas. En Nicaragua se registran 4 víctimas de la prensa y República Dominicana con 3; Colombia con dos, Panamá uno.

A escala mundial, entre el 1 de marzo y el 30 de junio de 2020, al menos 186 periodistas murieron a consecuencia del Covid-19. Tan sólo en el mes de junio, se contabilizaron 59 víctimas, es decir, dos por día, dice la PEC.

La cifra real es ciertamente mucho mayor, ya que los periodistas que murieron durante este período no han sido probados o sus muertes no han sido anunciadas públicamente. “En algunos países se lleva a cabo un recuento y en otros no; todo esto en detrimento de la información sobre la evolución de la pandemia y de una comparación internacional”, subrayó el Secretario General de la PEC, Blaise Lempen. El registro de la PEC se basa en el uso de numerosas fuentes: asociaciones nacionales de periodistas, medios locales y corresponsales de la PEC en diferentes países.

Comunicadores católicos y comunitarios también se cuentan entre las víctimas del COVID

Varios comunicadores de medios católicos y comunitarios suman también la estadística de fallecidos a consecuencia del coronavirus, entre los que se cuenta el del sacerdote dominico Fray Héctor Herrera, O.P., quien fue director de la radio católica San Martín, de Arequipa, Perú.  También en Perú fallecieron los comunicadores Luis Cadenillas Nieto, quien fue directivo de la Coordinadora Nacional de Radio y trabajó en radio San Sebastian de Chepén, en radio Marañón de Jaén y Chami radio de Otuzco Trujillo.Según informó a SIGNIS ALC el coordinador general de ALER, Hugo Ramírez, otras víctimas de la pandemia son el comunicador popular Hugo Cipriano Condori Chambilla, quien compartió su compromiso de cambiar este mundo desde la comunicación, primero desde el Centro de comunicación Amakella y después Radio Yaraví;  “Alonso Paz Choque, ex compañero de radio Madre de Dios, de Puerto Maldonado también nos dejó”, explicó.

Además, comentó que fueron afectadas por el covid las compañeras y compañeros de radio Kampagkis, radio Cutivalú, radio Yaraví, en Perú, en dónde “casi todos los compañeros y compañeras se infectaron; en radio Huayacocotla en México”, dijo.

Agregó que también “hay complicaciones en Bolivia con compañeros de la radio Pio XII y ERBOL”. Para Hugo Ramírez, con seguridad hay muchos más casos, pero que “algunos compañeros y compañeras de otras radios prefieren mantener en reserva la situación de sus integrantes, lo cual respetamos”. Lo cierto es que es “un momento muy complicado para nosotros”, concluyó.

Iglesia boliviana solidaria y cercana con los comunicadores afectados por el COVID

SIGNIS ALC consultó al Secretario General de la Conferencia Episcopal de Bolivia, CEB, Mons. Aurelio Pesoa, sobre el acompañamiento que ofrece la iglesia en Bolivia a los comunicadores católicos infectados y fallecidos por la pandemia, quien comentó que en todo momento la Iglesia católica boliviana ha permanecido cercana, no únicamente con los comunicadores católicos sino con todos los profesionales del país que durante esta emergencia han ofrendado su vida o se han contagiado, tras estar cumpliendo su misión en el frente de esta pandemia y ha expresado su solidaridad a los comunicadores afectados, dijo.

La Asociación Católica Latinoamericana y Caribeña de Comunicación, SIGNIS ALC expresó también su sentimiento de hondo pesar por la muerte de varios comunicadores católicos, comunitarios y de todos los profesionales de la comunicación en los diferentes países de América Latina, y de manera especial por el fallecimiento inesperado del padre Héctor Herrera, director de Radio San Martín, quien durante varios años fue un colaborador permanente a la Red de Radioevangelización, a través de sus reflexiones semanales sobre el evangelio encarnado en la realidad de los pueblos latinoamericanos.

En una nota de condolencia publicada en la fanpage de la Red de Radioevangelización (facebook), que es coordinada por SIGNIS ALC, se expresa el “profundo pesar y condolencias por la inesperada partida de Fray Héctor Herrera, O.P., comunicador incansable, que con su palabra y testimonio compartió la luz del Evangelio, encarnado en la vida de los pobres y excluidos. Gracias infinitas por su colaboración generosa y desinteresada, con sus reflexiones sobre el Evangelio dominical
Que nuestro buen Dios, de la vida y de la comunicación, lo tenga en su Reino eterno”

Redacción: SIGNIS ALC

Falleció Julián Zini, el cura chamamecero

A los 80 años, falleció este domingo el sacerdote y cantautor chamamecero Julián Zini.  Así lo confirmó el presidente del Instituto de Cultura de la provincia, Gabriel Romero, en sus rede sociales.

El cura que trascendió con su obra musical los límites de su provincia natal, había nacido en “El Centinela”, un paraje de Corrientes en el departamento de Ituzaingó, cerca del límite con Misiones el 29 de septiembre de 1939.

Durante la última dictadura Zini “estuvo desaparecido un tiempo”, “Los amigos me salvaron y me ofrecieron irme a Europa”, contaría en una entrevista a Radio Infinita de Goya en el 2017, “recibí cartas de gente del pueblo y del campo que me decían que si abandonaban la chacra se perdía la cosecha y si yo abandonaba las ovejas el lobo se hacía dueño del rebaño. Y le dije a mi obispo, no yo me quedo. Le debo la vida a mucha gente” .

En cuanto a su vocación realizó sus estudios de Filosofía y Teología en el Seminario Menor de la ciudad de Corrientes y los completó en el Seminario Mayor de la ciudad de La Plata. En 1963 se ordenó  como Sacerdote.

En la década del 70, instalado  en la ciudad e Mercedes se vinculó estrechamente con jóvenes artistas locales. En esta época, aparecen sus primeras composiciones, las que no llegaron a editarse bajo la dictadura militar en Argentina.

Los años siguientes, estudió incansablemente la música litoraleña y la religiosidad correntina.

En la década del 90, formó su agrupación “Julián Zini y Neike Chamigo”; con la que se presentó en numerosos escenarios del país hasta que la enfermedad se lo impidió.

A finales de julio ya había ingresado de urgencia debido a una recaída y desde el Departamento de Oncología del centro de salud habían informado que se le practicaron estudios para conocer el progreso de la enfermedad, ya que las evaluaciones clínicas practicadas previamente determinaron que la diseminación estaba avanzada.

Zini falleció hoy alrededor de las 20 en el Hospital Vidal de Corrientes capital.

El presidente del Instituto de Cultura de Corrientes, Gabriel Romero fue uno de los primeros en despedirlo a través de las redes sociales donde redactó: “Hasta siempre Pai Julián, gracias por todo Arandu de nuestra cultura y que descanses en paz”. El gobernador hizo lo propio, expresando sus condolencias por medio de su perfil oficial de Twitter: “Con profundo dolor, despedimos al padre Julián Zini. Con sus poemas y recitados, supo interpretar y expresar la esencia del ser correntino. Deja tras de sí sus obras, además del mejor de los recuerdos. ¡Hasta siempre, Paí!”

Entre la fe y la lucha: las marchas de San Cayetano y las reivindicaciones de la Economía Popular

Desde 2016, cada 7 de agosto, distintas organizaciones, marchan de la Parroquia de San Cayetano a Plaza de Mayo con sus consignas y demandas. Este año fue diferente, la situación sanitaria no permitió ese encuentro masivo en la calle. Realizamos un recorrido de las marchas precedentes para mirar en perspectiva lo que significó este evento en la política argentina.

Por Laureano Gonzalez*

Todos los 7 de cada mes y en particular cada 7 de agosto, miles de devotos y devotas se dirigen al santuario de San Cayetano, Patrono del Pan y el Trabajo en Liniers. Tras varias horas de espera, llegan a sus pies para pedir trabajo o agradecerlo. En determinados contextos, la festividad excedió la centralidad religiosa para convertirse en escenario de reclamos por parte de organizaciones políticas y sindicales. 
El primer antecedente se dio el 7 de noviembre de 1981 cuando Saúl Ubaldini, referente de la CGT Brasil, convocó a una de las primeras movilizaciones fuertes contra el gobierno dictatorial y sus políticas regresivas y represivas, desde la cancha de Vélez Sarsfield a la Parroquia bajo la consigna “Paz, Pan y Trabajo”. La marcha fue reprimida, pero la violencia no logró contener la incipiente movilización social, que de allí en adelante fue en aumento. Así, San Cayetano se impregnaba en la memoria colectiva del movimiento obrero.

La marcha de San Cayetano 2016

En el año 2016, 35 años después de la convocatoria de Ubaldini, trabajadores/as y militantes llegaban con sus bombos y sus banderas a la Parroquia de San Cayetano. A la cabeza de la columna se ubicaba una gran Virgen de Luján que guiaría a esos/as peregrinos/as a su destino, la Plaza de Mayo. Bajo el lema de “Paz, Pan, Tierra, Techo y Trabajo”, sintetizando la consigna popularizada por el Papa Francisco y la memoria histórica del movimiento obrero, la marcha oficiaba de escenario para el encuentro entre diversos actores políticos y sociales, en un contexto que mostraba un empeoramiento de las condiciones de vida de las clases trabajadoras.

Las organizaciones convocantes, entre ellas la Confederación de los/as Trabajadores/as de la Economía Popular (CTEP), Corriente Clasista y Combativa (CCC), y Barrios de Pie, luego denominadas mediáticamente como Los Cayetanos, buscaban visibilizar las demandas de la Economía Popular, a través de esta festividad religiosa. Su objetivo era la sanción de la Ley de Emergencia Social y la figura del santo del trabajo daba el respaldo necesario para reclamar la intervención del Estado en este sector que no contaba (y aún no cuenta) con las políticas necesarias para dignificar su actividad. Esta ley contemplaba la creación del Salario Social Complementario, el aumento de las asignaciones, la creación de un millón de puestos de trabajo, del Consejo de la Economía Popular y el Salario Social, y del Registro Nacional de la Economía Popular (RENATREP), con el correspondiente financiamiento de esas instituciones.

La masividad de la marcha y el fuerte acompañamiento, impulsó la sanción de la Ley, a la vez que posicionaba a estas organizaciones como un interlocutor ineludible para el nuevo gobierno y para la política argentina en su conjunto.

La persistencia cayetana: sus demandas y las coyunturas políticas

Los años siguientes la marcha siguió realizándose por nuevas demandas del sector. La marcha del 2017 se realizaba en pleno año electoral: los cayetanos salían a reafirmar sus reclamos mientras la política miraba encuestas. Exigían la plena implementación de la Emergencia Social y la sanción de la Ley de Emergencia Alimentaria, buscando garantizar recursos para comedores y merenderos, que volvían a poblarse después de muchos años. La novedad era la participación oficial de la CGT, algo que siguió repitiéndose los años siguientes.

El fatídico 2018 encontraba al gobierno firmando el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). En este contexto, los cayetanos convocaban a Liniers bajo la misma consigna de siempre, adosándole un contundente “No al FMI, explicitando el rechazo unánime a este acuerdo que no mostraba luz al final del túnel para los sectores populares ni para la soberanía argentina. A su vez, exigían el tratamiento de las leyes de Emergencia Alimentaria, Urbanización de Barrios Populares, Infraestructura Social, Agricultura Familiar y Ley de Adicciones. La marcha se realizó un día antes de la votación en el Senado de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, discusión que atravesaba a la sociedad entera, y las organizaciones no eran la excepción. En medio de la marcha podían verse pañuelos verdes y celestes, y no faltó ocasión para que se realizaran intervenciones y pañuelazos en diversas columnas. A pesar de las posturas dispares sobre este debate, la marcha se realizó sin conflictos, sin opacar la unidad centrada en las demandas de la Economía Popular.

La marcha de 2019 estuvo signada por los impactos de una crisis que ya mostraba sus facetas más cruentas y por la expectativa en torno a la elección presidencial a realizarse cuatro días después. Frente a “la política de exclusión y de hambre del gobierno nacional” las movimientos populares marchaban junto a organizaciones sindicales, bajo el mismo reclamo, políticas para la Economía Popular: la prórroga por 4 años de la Emergencia Social, presupuesto para la aprobada ley de Urbanización de Barrios Populares, sumado a la reiterada demanda por la sanción de la Emergencia Alimentaria, en Adicciones y Violencias de género; y se agregaba la significativa exigencia por participar del Consejo del Salario a la par de los/as trabajadores/as formales. Este evento cerraba un proceso de resistencia al gobierno de Cambiemos y abría una puerta para volver el próximo 7 de agosto en un contexto diferente. 

Este año la llegada de la pandemia impidió la movilización, si en algo más podía ser adverso este contexto, ahora les impide salir a la calle a visibilizar sus reclamos. Habrá jornada con virtualidad y distanciamiento social, pero con el mismo espíritu de siempre. Veremos si alcanza para poner sus demandas en la agenda del nuevo gobierno a la hora de pensar la coyuntura y el día después de la pandemia. Sobra lucha, esperanza y fe. 

*Sociólogo (UNLP) y becario doctoral de CONICET

Celebrarán San Cayetano con misas sin fieles presentes y cumpliendo el protocolo sanitario

Autoridades de la parroquia del barrio porteño de Liniers informaron que este viernes 7 de agosto el templo estará abierto para venerarlo y retirar las clásicas espigas con estampita respetando el distanciamiento social.

Autoridades de la parroquia San Cayetano, del barrio porteño de Liniers, informaron que este 7 de agosto -fiesta del santo- el templo estará abierto desde las 7, se podrá venerarlo y retirar las clásicas espigas con estampita respetando el distanciamiento social y las normas del protocolo sanitario, y que se realizarán misas sin la presencia de fieles.

“Estamos en un tiempo muy difícil, muy apretados también, con mucha angustia. El tema del trabajo es una preocupación de todos los padres de familia”, dijo el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, en un mensaje enviado a los fieles devotos de San Cayetano en vísperas de su fiesta.

Cuando se abren las puertas del santuario -escribió el arzobispo- se abre también la esperanza y se abre la providencia, porque a los que buscan a Dios a través de sus santos, Dios nunca los suelta de su mano, y ha mostrado muchas gracias a través de San Cayetano y de tantos santos amigos del Cielo que siempre están dispuestos a concedernos las gracias materiales y espirituales que necesitamos para seguir caminando”, aseguró.

“No vamos a poder ir a los templos, van a estar cerrados”, anticipó el cardenal Poli.

“No podemos tener mucha aglomeración de gente, en este tiempo se reúne mucha gente en los dos santuarios”, detalló, convocando a los fieles para que “recen desde sus casas, que prendan una vela a San Cayetano, que tienen en sus altarcitos”, porque “Dios sabe escuchar la oración de los devotos donde se encuentren”.

Nosotros celebraremos las misas dentro del santuario, que podrán ver por televisión y por las redes, y vamos a poner las intenciones de todos ustedes. Que esta peregrinación no sea con los pies sino con el corazón”, animó.

Que esta peregrinación no sea con los pies sino con el corazón”

“Que transforme también esta angustia en esperanza. Que si hay tristeza en los hogares por lo que estamos padeciendo, que no falte la alegría de la fe. Que el Señor nos conceda todo esto, y especialmente que no falte lo necesario para la comida, el trabajo, la salud en cada hogar. Que el Señor los bendiga y San Cayetano los proteja”, pidió con su bendición.

Las misas serán transmitidas a través de www.sancayetano.org, en la página de Facebook Santuario San Cayetano Liniers, en el canal de Youtube Santuario San Cayetano y por radio en www.radiopanytrabajo.com.ar.

La Iglesia frente a la corrupción es tema del conversatorio para construir el futuro

Los conversatorios buscan aportar a la reflexión y discusión de alternativas posibles en la post pandemia.

El arzobispo de Mérida, Venezuela, cardenal Baltazar Porras, y el arzobispo de Guayaquil, Ecuador, Monseñor Luis Cabrera, son los invitados al nuevo conversatorio para construir el futuro en medio de la pandemia, que se llevará a cabo el jueves 30 de julio, desde las 18h00, hora de Quito. Los dos pastores católicos reflexionarán sobre el tema “La Iglesia frente a la corrupción” y comentarán sobre las consecuencias que causa en la sociedad latinoamericana este persistente mal, particularmente en el período de emergencia sanitaria por la expansión del COVID-19.

Las conferencias virtuales de la serie “Conversatorios para construir el futuro en medio de la pandemia” son una iniciativa que llevan adelante SIGNIS ALC, la Comisión Ecuatoriana Justicia y PazSIGNIS Ecuador y el Instituto de Espiritualidad Santa Teresa del Niño Jesús, con el objetivo de dialogar sobre diferentes temas de coyuntura como aporte a la reflexión y discusión en busca de alternativas posibles hacia un mundo de Justicia y Paz, en la post pandemia.

El nuevo conversatorio se llevará a cabo el jueves 30 de julio, desde las 18h00 (hora de Ecuador), a través de la plataforma de conferencias virtuales ZOOM y se transmitirán en vivo a través de las páginas de facebook de la Comisión Ecuatoriana Justicia y PazSIGNIS ALC y SIGNIS Ecuador.La conferencia virtual es abierta a la participación de todas las personas interesadas en dialogar sobre las alternativas posibles a la postpandemia. La participación en este conversatorio virtual es libre y gratuita, pero es necesario registrarse con antelación, para que los interesados puedan interactuar con los invitados.

Para registrarse se debe llenar el formulario en línea para obtener la clave de acceso a la plataforma ZOOM. Para más información se puede escribir al correo electrónico de SIGNIS ALC (signisalc@signisalc.org); Comisión Ecuatoriana Justicia y Paz (justicia_ypaz@yahoo.com) y SIGNIS Ecuador (signisec@gmail.com)

Experiencias exitosas

En el marco del programa “Más Trabajo, menos reincidencia”, y como una forma de contención a los liberados, desde la Iglesia Católica han implementado experiencias exitosas denominadas “Casa Libertad”.

Para acompañar el proceso de reinserción social, feligreses y capellanes penitenciarios, quienes trabajan permanentemente con las personas que se encuentran privadas de libertad, abrieron las puertas para recibir a quienes egresan del Servicio Penitenciario Bonaerense.

Con el objetivo de contener y albergar a los que cumplieron sus penas y no tienen un lugar a dónde ir, en La Plata y en Mar del Plata se crearon las llamadas “Casa Libertad”. Estos dispositivos pretenden ser un espacio para incluir, paulatinamente, en el tejido social a las personas de la Federación Familia Grande Hogar de Cristo que salen en libertad y no tienen un contexto favorable para reinsertarse y desarrollarse integralmente.

La “Casa Libertad” en La Plata se inaugurará entre agosto y septiembre de este año. “A los cinco varones que vamos a recibir los conocimos hace dos años por nuestra tarea. Ellos ya forman parte del Centro Barrial, pero ahora vivirán y dormirán allí”, explicó la coordinadora del Centro Barrial Puertas Abiertas, Griselda Barrionuevo.

Para tener un lugar en “La Casita”, los liberados deben cumplir con algunas normas. En este sentido, Barrionuevo detalló: “Las pautas se acuerdan y se construyen entre todos. Sin embargo, hay dos reglas muy básicas que tienen que ver con el no consumo de drogas y la no violencia.”

Las personas que allí vivirán participarán, junto a otra población vulnerable, de diferentes talleres de capacitación laboral y de actividades religiosas.
La experiencia de “Casa Libertad” también se desarrolla en la zona del Puerto de Mar del Plata, gracias al predio cedido por el arzobispado local.

La delegada de la Pastoral Penitenciaria de la Alcaidía Penitenciaria Batán, Hermana Helena Kuc, se refirió a la actividad y contó: “Ahora hay cuatro ex internos viviendo en el lugar. Apuntamos a darles una salida laboral. En este momento, los residentes trabajan en un microemprendimiento de panadería. Y, en el terreno grande, estamos construyendo un espacio nuevo con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos para instalar máquinas que les permitan trabajar”.

En San Nicolás, con el apoyo del Obispado y de Cáritas, se ubica “El Refugio”, un espacio que, al momento, aloja a 17 liberados.

Para poder ir allí, primero los entrevistamos y analizamos la situación en la que se encuentran. Si bien no ponemos plazos para que permanezcan en el refugio, porque podrían quedar en situación de calle, deben participar de los talleres y capacitaciones”, informó el capellán de la Unidad 3 San Nicolás, Damián Vidano.


Luis Aguirre, capellán de la Unidad 26 Olmos, no tiene una “Casa Libertad”. Sin embargo, inspirado en la idea, decidió alojar en la casa parroquial de la iglesia que conduce en General Belgrano a un ex interno que egresó del Servicio Penitenciario Bonaerense a fines de febrero.

El padre Luis me cobijó acá, porque no tenía domicilio. Para mí, él es como un amigo, es una persona muy dada, muy dedicada, muy caritativa y muy humilde”, expresó Osvaldo, un mecánico aeronáutico de 60 años, que pasó 16 detenido.

Por su parte, Aguirre se refirió a la decisión y argumentó: “En la parroquia tenemos una casa para mujeres violentadas, así que pensé que podía darle también una mano a él. Si bien la casa parroquial es grande, esto es para mí un mandato evangélico. Jesús nos llama a que hagamos verdad su palabra”.
Desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires ya se coordinaron dos encuentros de la Mesa Interjurisdiccional de inclusión social penitenciaria y post penitenciaria, en el marco del programa de inclusión “Más trabajo, menos reincidencia”.

La mesa de trabajo tiene por objetivo generar un espacio interjurisdiccional e intersectorial entre el gobierno nacional, provincial y los municipios, con la participación de la Iglesia y organizaciones sociales, que brinde a los internos la formación necesaria para lograr la inclusión laboral y así disminuir los niveles de reincidencia.

Beato Esquiú

El viernes 19 de junio, el papa Francisco autorizó a la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano a promulgar el Decreto sobre el milagro obrado por el fraile catamarqueño Mamerto de la Ascensión Esquiú , lo que lo convierte en beato.

Luego de que el papa Francisco decretara beato al fraile catamarqueño Mamerto de la Ascensión Esquiú, los comprovincianos celebraron la decisión del máximo pontífice y la provincia se ilusiona con poder organizar la ceremonia de beatificación, paso previo a la canonización.

“Celebramos la decisión del Papa Francisco de avanzar con la promulgación del decreto que beatifica a Esquiú y elevamos una oración a la Virgen del Valle por su intercesión. Ahora solo resta esperar la ceremonia de beatificación, que esperamos sea en poco tiempo más”, dijo el gobernador de Catamarca, Raúl Jalil a través de sus redes sociales.

Guillermo Ferreyra, intendente de Fray Mamerto Esquiú, un departamento catamarqueño de más de 12 mil habitantes que lleva el nombre en honor al fraile, se ilusionó con la posibilidad de celebrar la ceremonia de beatificación en ese lugar.

“Viendo, analizando y soñando con todo lo que se viene, lo que va a ser la ceremonia de beatificación, estamos muy esperanzados de que sea acá en Catamarca en su pueblo natal”, dijo en diálogo con Télam.

El viernes 19 de junio, el papa Francisco autorizó a la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano a “promulgar el Decreto sobre el milagro, atribuido a la intercesión del Venerable Siervo de Dios Mamerto Esquiú, de la Orden de los Frailes Menores, Obispo de Córdoba (Argentina); nacido el 11 de mayo de 1826 en San José de Piedra Blanca (Argentina) y fallecido el 10 de enero de 1883 en La Posta de El Suncho (Argentina)”, expresa el Boletín de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Fray Mamerto Esquiú nació el 11 de mayo de 1826 en la localidad catamarqueña de San José de Piedra Blanca y falleció el 10 de enero de 1883 en La Posta de El Suncho, fue un fraile, sacerdote, obispo, docente, periodista y reconocido legislador destacado por su encendida defensa de la Constitución Argentina de 1853.

El intendente de la localidad que lleva el nombre de Esquiú indicó: “Es una emoción impresionante conocer la noticia de su beatificación, el sueño de la mayoría de los catamarqueños y argentinos que conocieron la figura de Fray Mamerto Esquiú”.

En otra línea, Ferreyra destacó que la figura del fraile: “La visión social que se le destaca a Fray Mamerto Esquiú en sus valores es la visión social típica del catamarqueño y argentino empezando por la solidaridad, la transparencia, la seriedad, el ser afectuoso porque ya no es de Catamarca solamente, es un beato de todos los argentinos y por supuesto nos enorgullece”, aseguró.

Finalmente, el intendente adelantó que en los próximos días se organizará alguna ceremonia para celebrar la noticia, acorde a la situación que vive el país y respetando todos los protocolos de seguridad e higiene para que Catamarca mantenga 0 casos de coronavirus.

Por su parte, el historiador y biógrafo de Esquiú, el profesor Mario Daniel Vera, que además forma parte del Comisión Esquiú, creada en 1921 y que desde ese momento trabaja por la beatificación y la causa del fraile, en diálogo con Télam se mostró emocionado por la noticia y relató algunos hechos importantes y destacados de la vida del Fraile.

“Fray Mamerto Esquiú fue un hombre que ha sido fundamental en la historia Argentina durante el Siglo 19, pero que es una figura muy importante para los Argentinos del Siglo 21, Pero por sobre todo fue un hombre comprometido con los problemas de su tiempo. Un sacerdote que tenía un ojo puesto en el evangelio y el otro puesto en las necesidades de su pueblo”, aseguró.

Y puntualizó: “Muchos no saben que Fray Mamerto Esquiú fue un hombre que ha contribuido fundamentalmente a la paz de nuestro país con su sermón allá por el 9 de julio de 1853, cuando era el momento de jurar la constitución nacional. Cuando llegaron esos sermones a la entonces ciudad de Paraná que era la capital de la confederación Argentina, el entonces vicepresidente Salvador María del Carril decreto, que ante la profundidad del pensamiento y la concordia que proponía Fray Mamerto Esquiú, editar e imprimir esos sermones y distribuirlo por todo el país”, contó Vera

“Es así como la palabra de Esquiú apaciguó los ánimos en esa tremenda guerra Civil del siglo 19 que dividió a los argentinos y fue protagonizada por Unitarios y Federales, por eso yo lo defino como el Santo de la Unidad de todos los argentinos”, concluyó Vera.

A su vez, el vicepostulador de la Causa de Esquiú, Fray Marcelo Méndez, expresó: “Esta es una gran alegría para todo el país, para América Latina, en el que este hombre de fe, que tanto bien hizo, finalmente, tiene reconocidas no solamente sus virtudes sino también el milagro que obró el Señor por su intercesión”.

En tanto, el Obispo de Catamarca Luis Urbanc, manifestó: “Damos gracias al Sagrado Corazón de Jesús porque en el día en que lo celebramos tenemos esta hermosa noticia de que el Papa haya aprobado todo el trabajo que han hecho los médicos, los teólogos y los cardenales en la Causa de nuestro amado fraile Mamerto Esquiú. Terminó todo el trámite y la beatificación es sólo un paso”.

Pobres

En un mensaje para el 4º Día Mundial de los Pobres, Francisco fustigó a quienes “se llenan los bolsillos” y no se conmueven con la pobreza. El papa recordó “que la oración a Dios y la solidaridad con los pobres y los que sufren son inseparables”.

La Plata, 13 Jun (InfoGEI).- El Papa Francisco dijo hoy que la pandemia de coronavirus ha desafiado muchas suposiciones porque “nos sentimos más pobres y menos autosuficientes porque hemos percibido nuestras limitaciones y la restricción de nuestra libertad”, y fustigó a quienes “se llenan los bolsillos” y no se conmueven con la pobreza, en un mensaje para el 4º Día Mundial de los Pobres.

La pérdida de empleos junto con la oportunidad de pasar más tiempo con sus seres queridos “de repente nos abrió los ojos a los horizontes que hemos dado por sentado desde hace mucho tiempo”, y que el período de encierro permitió a muchos redescubrir “la importancia de la simplicidad y de mantener nuestros ojos fijos en lo esencial ”, agregó el pontífice.

La pandemia “nos ha hecho más conscientes de la presencia de los pobres en nuestro medio y de su necesidad de ayuda”, y que su repentina llegada provocó “una poderosa sensación de desconcierto e impotencia” que también demostró “Nuestra propia necesidad de una mano extendida”.

En este sentido, Francisco denunció en su mensaje a quienes “tienen las manos en los bolsillos y no se dejan conmover por la pobreza”, de “la que a menudo son también cómplices”, como los vendedores de armas, los especuladores y corruptos, según publicó la agencia de noticias Télam.

El papa recordó “que la oración a Dios y la solidaridad con los pobres y los que sufren son inseparables” y que “para celebrar un culto que sea agradable al Señor, es necesario reconocer que toda persona, incluso la más indigente y despreciada, lleva impresa en sí la imagen de Dios”.

Un católico, aseveró el pontífice, no puede “sentirse bien” si “un miembro de la familia humana es dejado al margen y se convierte en una sombra”.

Valoró no obstante que en medio del “dolor y muerte, desaliento y deconcierto” que ha traído la pandemia de coronavirus se ha podido apreciar la solidaridad de tantas personas, entre los que citó a los médicos, enfermeras, farmacéuticos, sacerdotes y voluntarios y todos quienes han tendido la mano.

Todas estas manos han desafiado el contagio y el miedo para dar apoyo y consuelo”, añadió.

Y señaló que en esa situación, “encerrados en el silencio de nuestros hogares” se “ha redescubierto la importancia de la sencillez y de mantener la mirada fija en lo esencial”.

Agregó que “este es un tiempo favorable para “volver a sentir que nos necesitamos unos a otros, que tenemos una responsabilidad por los demás y por el mundo”.

Como conclusión, el papa aseveró que “las graves crisis económicas, financieras y políticas no cesarán mientras permitamos que la responsabilidad que cada uno debe sentir hacia al prójimo y hacia cada persona permanezca aletargada”. (InfoGEI) Mg

A %d blogueros les gusta esto: