Martín Randazzo: “Cada vez estamos más cerca de poder plantar cannabis medicinal”

El intendente de General La Madrid, Martín Randazzo, afirmó que “cada vez estamos más cerca de cumplir el sueño de poder plantar cannabis medicinal” en el distrito.

En declaraciones a La Mecha por Radio Provincia destacó que el municipio viene “trabajando mucho” en el tema “desde el 2014 y aseguró que poder plantar cannabis medicinal “no sólo mejorará la calidad de vida de algunos pacientes sino que además generará puestos de trabajo y una mayor recaudación para el Estado”.

Randazzo explicó que “no hay ningún otro producto que genere, por hectárea, la cantidad de empleo y la cantidad de ingresos en moneda extranjera. Y eso es lo que necesitamos” y añadió que “hay que evitar lo que pasó con otras producciones de desarrollo agrícola pusimos la tierra y el agua, pero  la tecnología, la innovación y el valor agregado se va para otro lado”.

En ese marco, sostuvo que “ojalá podamos lograr con el cannabis que haya pequeños y medianos productores que se puedan animar, liberar sus prejuicios. Utilizar la relación con el Estado y con el privado”.

Randazzo detalló que “ahora con la reglamentación de la ley que hizo la Nación se podrá crecer porque antes teníamos una ley que no era la ideal” y añadió que “se mejoró mucho con el impulso político que le dio el presidente, Alberto Fernández  y el gobernador, Axel Kicillof, presentando en la Legislatura bonaerense una adhesión a la ley”.

Explicó que “se parece bastante a la reglamentación que está en Nación, ya eso para nosotros es muy satisfactorio y gratificante y nos permite acercarnos al sueño de plantar cannabis medicinal de manera legal”.

Randazzo señaló que “en ese contexto ya tenemos un espacio físico que está construido con columnas de iluminación, un centro de monitoreo y se terminó de hacer un invernáculo con características muy específicas de ventilación, refrigeración y riego”.


#InformaProvincia

En el CONICET se estudian vacunas contra el coronavirus

La presidenta del CONICET, Ana Franchi, destacó la tarea de “muchos grupos de investigación que se pusieron a trabajar para enfrentar el COVID-19 y en un mes y medio elaboraron un kit antisuero”.

En declaraciones a Con Quién Hay Que Hablar por Radio Provincia agregó que también se desarrollaron barbijos y respiradores.

Al respecto, la titular del CONICET explicó que “hay dos grupos de investigadores estudiando vacunas contra el coronavirus en nuestro país. Los tiempos faltan, pero demuestran la importancia de tener una vacuna propia”.

Tan sólo 10 países se quedan con el 90% de las vacunas, por eso necesitamos tener ciencia y tecnología propia para afrontar un mundo que no es generoso”, enfatizó.

En otro orden, señaló que en “los años de Cambiemos fuimos muy maltratados, ninguneados y hasta un ministro dijo que había que ver si se financiaba la ciencia. Hoy nos faltan investigadores y becarios”.

Franchi señaló que “queremos empezar una real federalización y en abril tendremos 12.000 becarios”.

Con tecnología argentina, investigan la autenticidad de la obra de uno de los mayores referentes del barroco latinoamericano

Se trata de una pieza de Cristo que se atribuye a Antônio Francisco Lisboa, conocido como Aleijadinho, considerado el artista colonial brasileño más importante. El INTI acompaña a la empresa GIVOA en este trabajo, con herramientas tecnológicas que antes debían contratarse en Europa.

Según el último informe publicado por la reconocida agencia internacional Artprice, el mercado mundial del arte genera más de 13 mil millones de dólares anuales. En este ámbito, la tecnología juega un rol muy importante porque es una aliada clave a la hora de peritar obras artísticas e investigar su autenticidad.

Es el caso del trabajo que están realizando actualmente especialistas del INTI, a pedido de la consultora de arte GIVOA, para determinar la autenticidad de una escultura de madera policromada de Cristo crucificado que se atribuye a Aleijadinho. El artista es famoso por haber realizado (entre 1796 y 1805) 12 estatuas de profetas y 66 imágenes talladas en madera en el santuario del Senhor Bom Jesus de Matosinhos en el estado brasileño de Minas Gerais, sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

“En nuestro laboratorio de Ensayos no Destructivos realizamos estudios radiográficos de toda la pieza para determinar características de su sistema constructivo, desde los métodos de anclaje o sujeción hasta la presencia de elementos estructurales metálicos en su interior”, detalla María de los Milagros Córdova del INTI, que forma parte de un grupo interdisciplinario de técnicos y profesionales del Instituto, especializados en diferentes materiales que aportan su conocimiento al estudio de bienes culturales. “Las piezas metálicas, como la corona del Cristo y los clavos que lo sujetan a la cruz, los analizamos por medio de fluorescencia de rayos X, a fin de conocer qué tipo de aleación las compone”, agrega la especialista.

Desde el Instituto también se analizó la policromía (pintura con múltiples colores) de la escultura a través de espectroscopía FTIR y Raman, y microscopía electrónica de barrido con sonda EDS. Para realizar este último ensayo, debido a las dificultades que la actual pandemia presenta para el trabajo presencial, se analizó la muestra en forma remota, por medio de una reunión virtual entre la operaria del equipo y los analistas del Laboratorio de Bienes Culturales.

El trabajo se enmarca dentro de las acciones que vienen implementando Givoa y el INTI desde 2015, para la interpretación complementaria de resultados junto a restauradores, peritos e historiadores para la emisión de certificados de autenticidad de obras de arte. En relación a la pieza en estudio, Perino concluye que “independientemente de los resultados, que estarán disponibles en los próximos meses, se trata de una espectacular pieza artística que tiene antigüedad y valor patrimonial para el arte sacro latinoamericano”.

Comida a base de insectos, el alimento del futuro que ya llegó a Argentina

En búsqueda de fuentes de proteínas alternativas, especialistas del INTI realizaron una investigación sobre la obtención de polvo de una especie de grillo nativo y evaluaron su aplicación como ingrediente en productos alimenticios. Debido a su alto contenido proteico y a la variedad de aminoácidos esenciales encontrados, los resultados obtenidos hasta el momento son muy prometedores.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) anticipa que los insectos serán el “alimento del futuro” clave para los más de 9 mil millones de habitantes que se estiman para 2050, no sólo por su elevado nivel nutritivo sino también por sus beneficios económicos, ambientales y porque plantean un riesgo reducido de transmisión de enfermedades zoonóticas (de origen animal). En línea con esta tendencia mundial, especialistas del INTI avanzaron en un trabajo de investigación sobre el desarrollo de alimentos a base de polvos provenientes de insectos comestibles.

Al investigar sobre la producción de insectos comestibles en el ámbito nacional, nos encontramos con la empresa Grillos Capos, que los cría y comercializa para alimentación de mascotas exóticas. Nos contactamos con su fundador y comenzamos una colaboración para determinar el perfil nutricional del polvo de grillos de la especie Gryllus assimilis y estudiar posibles aplicaciones en alimentos”, detallan las profesionales del área de Desarrollo de Ingredientes del INTI, Mariana Murano, Désireé Lenz y Gabriela Gallardo.

El proceso consistió en la cría, faena y posterior congelación del insecto en cautiverio en las instalaciones de Grillos Capos. Luego se estudiaron las variables de secado y molienda para obtener un polvo con características organolépticas (que se perciben por los sentidos) y tamaño de partícula adecuadas para su mezcla homogénea con harina de trigo. Posteriormente se determinaron las características reológicas para evaluar posibles aplicaciones en alimentos panificados.

Respecto al perfil nutricional, se encontró que el polvo proveniente de grillos adultos y secado bajo condiciones óptimas, posee el mayor contenido proteico, alrededor de un 60% en base seca con un 37% de aminoácidos esenciales. En base a estos resultados, se prepararon mezclas con harina de trigo conteniendo un diez por ciento de polvo de grillo para elaborar panificados de gran calidad nutricional.

A partir de los datos reológicos hallados, se elaboraron prototipos de panes, muffins y budines, los cuales se desarrollaron en forma adecuada, similar a los productos tradicionales. El color observado fue semejante al de alimentos que contienen harinas integrales, con olor y sabor agradable.

El costo de la tonelada fresca de grillo producida a gran escala rondaría entre los 300 y 400 dólares, mientras que la de carne vacuna promedia los 5000 dólares y la de harina de pescado los 500 a 2000 dólares (según su origen)”, detalla Daniel Caporaletti, director de Grillos Capos.

Si bien en el país el consumo de insectos no está permitido por el Código Alimentario Argentino, desde INTI junto con otras entidades estatales —como el Instituto Nacional de Alimentos, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, el Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria— y privadas —Universidad Argentina de la Empresa y Grillos Capos— se está trabajando para promover su incorporación como un nuevo capítulo en el código”, anticipa Murano. Una vez que se apruebe, el INTI podrá acompañar a la industria para desarrollar productos que contengan insectos comestibles y así sumarse a la tendencia mundial en la búsqueda de nuevas fuentes proteicas alternativas.

Actualmente se está evaluando el potencial uso de estos grillos como materia prima para la obtención de concentrados proteicos para el desarrollo de suplementos dietarios con alto perfil nutricional.

Cuenta regresiva para el eclipse total de Sol que se verá hoy

Por segundo año consecutivo, el fenómeno astronómico surcará el cielo argentino. En esta ocasión, ocurrirá sobre el mediodía del lunes 14 de diciembre, trayendo una noche súbita de dos minutos a distintas ciudades de las provincias de Río Negro y Neuquén.

La Plata, (Por Carolina Vespasiano/Agencia CTyS-UNLaM/InfoGEI).- Una coincidencia cósmica. Una casualidad. O, según el físico e investigador de CONICET Guillermo Abramson, “simplemente una cosa que pasa delante de la otra”. Los eclipses totales de Sol, ese momento en que la Luna pasa exactamente frente a nuestra estrella y cubre por completo su luz, son de los eventos astronómicos más sencillos que la naturaleza regala. Sin embargo, lo simple no quita lo extraordinario, y este año tendremos la chance de disfrutar de cerca su espectáculo.

Este lunes 14 de diciembre, alrededor de las 13 horas, un eclipse total de Sol se verá perfectamente en toda la región que va desde el Volcán Lanín y Punta del Aguila, en Neuquén, pasando por Valcheta, Bahía Creek y Las Grutas, en Río Negro. En el resto del país y en toda Sudamérica también podrá observarse, pero de forma parcial.

Si bien todos los años hay temporadas de eclipses, tenemos la suerte de que este pasará por la Argentina al igual que el que ocurrió en julio de 2019 en la provincia de San Juan. Eso es lo extraordinario: que haya eclipses totales de Sol en años consecutivos por la misma región. El del próximo año será en la Antártida y el siguiente que cruce el territorio argentino va a ser recién en el año 2048”, explicó Abramson en diálogo con Agencia CTyS-UNLaM.

El breve escondite de un gigante

Abramson indicó que, a diferencia de otros eventos astronómicos, los eclipses totales de Sol “no son gratuitos”, ya que, para verlos, “hay que ir a la región donde suceden”. “La razón para que esto ocurra es una coincidencia cósmica: la Luna es cuatrocientas veces más pequeña que el sol, pero está cuatrocientas veces más cerca. Eso hace que el Sol y la Luna tengan el mismo tamaño y que, durante los eclipses totales, esta pueda ocultar exactamente la parte brillante de la estrella”.

Según el divulgador, la diferencia entre un eclipse total y uno parcial es sustancial. “La alineación va a ser perfecta en una franja que viaja a miles de kilómetros por hora desde el océano Pacífico y, en Argentina, desde el volcán Lanín, hasta el balneario de Las Grutas”, añadió.

Esa franja dibuja la trayectoria de la punta del cono de sombra de la Luna, “que barre la Tierra durante el eclipse y apenas toca la superficie”. Así, quien logra observar el eclipse total es porque está ubicado en la punta del vértice de ese cono de sombra, una suerte de óvalo de alrededor de cien kilómetros de diámetro.

Noche súbita

Cuando la Luna cubra por completo la fotósfera del Sol –la parte más brillante- se producirá una noche súbita en pleno mediodía, que durará alrededor de dos minutos y diez segundos, y que permitirá ver algunas estrellas e incluso planetas brillantes, como Venus y Mercurio, del lado izquierdo del Sol, y Júpiter y Saturno del lado derecho.

Pero quizás lo más extraordinario de ese momento es que, en su apogeo, se podrá ver la corona solar y sus múltiples rayos en danza. “La corona es la atmósfera del Sol y es una sustancia eléctrica gigantesca que envuelve incluso a los planetas. El campo magnético del Sol la acomoda formando tenues filamentos que se ven a simple vista y que, por su naturaleza dinámica, cambian de forma en cada eclipse”, agregó el investigador.

Algunas recomendaciones

Para poder disfrutar de este fenómeno astronómico sin riesgos es necesario estar preparado. Mirar fijo al Sol sin protección puede dañar la vista por acción de sus rayos ultravioletas. En los momentos previos al eclipse, conviene tener a mano gafas con filtros especiales para la radiación.

En caso de no conseguirlos, recomendó utilizar vidrios de máscara de soldar número 12 o superior, que se pueden adquirir en ferreterías y suelen ser más económicos. Una vez que llega el eclipse total, hay que quitarse estos protectores para poder apreciar el evento. En esos instantes, también se puede usar binoculares.(InfoGEI)Jd

Científicas del CONICET obtienen un premio internacional por sus estudios sobre patógenos

Científicas del CONICET fueron galardonadas con el Premio Ben Barres que otorga eLife, una organización sin fines de lucro fundada en 2011 por el Instituto Médico Howard Hughes, de Estados Unidos, la Sociedad Max Planck, de Alemania, y el Wellcome Trust, del Reino Unido.

La Plata, 25 Nov (InfoGEI).- Se trata de Daiana Capdevila, del Instituto de Investigaciones Bioquímicas de Buenos Aires (IIBA, CONICET- FUNDACION INSTITUTO LELOIR), quien estudia la resistencia de bacterias a los antibióticos y al sistema inmune, y de María Eugenia Segretin, del Instituto de Investigaciones en Ingeniería Genética y Biología Molecular “Dr. Héctor N. Torres” (INGEBI, CONICET), cuyas investigaciones apuntan a revelar la base molecular de la interacción entre las papas y el patógeno que causó la gran hambruna irlandesa de mediados del siglo XIX y continúa provocando estragos en el agro.

Según consigna un cable de la Agencia CyTA-Leloir, la distinción concede fondos para investigación y tiene como objetivo “crear un ambiente más inclusivo en las ciencias”, dando visibilidad y generando oportunidades de colaboración a científicos que hayan obtenido resultados relevantes y pertenezcan a grupos subrepresentados, como mujeres, personas que integran minorías étnicas o científicos de países donde los recursos son limitados.

Recibir este premio es una gran alegría porque nos da recursos necesarios para hacer más experimentos e impulsar así nuestra línea de investigación”, afirma Capdevila, jefa del Laboratorio Fisicoquímica de Enfermedades Infecciosas en el IIBA y agrega: “El Premio Ben Barres refleja lo que creo que es necesario en ciencia: valorar los desarrollos no como cosas en el vacío sino como el producto del esfuerzo colectivo en un contexto que plantea dificultades particulares”.

Avance científico relevante

El Premio Ben Barres nos permitirá acceder a tecnologías de vanguardia para abordar el objetivo de la investigación que llevo adelante, además de generar un contexto interesante para el establecimiento de nuevas colaboraciones y futuros desafíos”, afirma, por su parte, Segretin.

Uno de los requisitos para postular al premio es haber publicado un avance científico relevante en eLife, una revista de acceso abierto y altos estándares de calidad cuyo editor en jefe fue, hasta 2019, el premio Nobel Randy Schekman, sucedido en el cargo por Michael Eisen, investigador de la Universidad de California y del Instituto Médico Howard Hughes (HHMI), con sede en Chevy Chase (Maryland), Estados Unidos.

Trabajos publicados

En 2018, Capdevila y colegas publicaron un trabajo en esa revista que describe cambios a nivel atómico que ocurren en una proteína llamada AdcR presente en el neumococo (Streptococcus pneumoniae), un patógeno que figura en la lista de prioridades de la Organización Mundial de la Salud para el desarrollo de nuevos fármacos. Causa desde infecciones del oído y sinusitis hasta neumonías y meningitis, dos de las principales causas de morbilidad y mortalidad en niños y adultos mayores.

La proteína AdcR integra la lista de los llamados “represores de resistencia a múltiples antibióticos” del neumococo (MarR por sus siglas en inglés), que son los sensores que le avisan a la bacteria que está en peligro. En el caso de AdcR, detecta la falta de zinc: un metal presente en el medio celular que la bacteria usa como nutriente. Si las concentraciones son altas, el patógeno puede intoxicarse, pero si falta no puede sobrevivir. “La proteína AdcR le permite alcanzar un balance entre ambos extremos”, explica Capdevila, quien es doctora en química egresada de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA y días atrás recibió el Premio Nacional L’Oréal-UNESCO “Por las Mujeres en la Ciencia” en la categoría Beca por un proyecto que apunta a monitorear la calidad del agua que consumen los habitantes de la Cuenca Matanza- Riachuelo.

Nuevas estrategias

Entender las bases moleculares de cómo las bacterias aprenden a resistir la alternancia entre hambruna e intoxicación que sufren en el cuerpo humano podría permitir pensar en nuevas estrategias que no maten a todas las bacterias, sino que solo restrinjan el crecimiento de las más patogénicas. “De hecho, es una estrategia muy explotada por nuestro sistema inmune, que intoxica a las bacterias con muchos metales y restringe la disponibilidad de otros que pueden favorecer su multiplicación”, explica Capdevila.

Mi enfoque es tratar de entender desde una perspectiva biofísica cómo pequeños cambios en la posición y el movimiento de los átomos en algunas moléculas permiten que las bacterias adquieran esa resistencia y a partir de ese conocimiento desarrollar nuevas estrategias antimicrobianas”, indica Capdevila.

Estudio de infecciones

Segretin, por su parte, estudia la patogenicidad de Phytophthora infestans, agente causal de la enfermedad conocida como “tizón tardío”. En particular, se concentra en estudiar las proteínas secretadas por este oomicete (llamadas efectores) y cómo éstas interactúan con proteínas de la planta para promover la infección y colonización en variedades de papa que se cultivan en Argentina.

Estas proteínas pueden ser reconocidas por receptores inmunes presentes en algunas plantas y ese reconocimiento es crucial para la resistencia al patógeno. Allí radica la importancia de estudiar la variabilidad de estas moléculas presentes en poblaciones locales del patógeno”, puntualiza Segretin.

Trabajo publicado en eLife

En 2018, Segretin también participó como coautora en un trabajo publicado en eLife y liderado por colegas del Reino Unido en el Imperial College London, en Londres, y The Sainsbury Laboratory, en Norwich. En este trabajo se describe cómo una proteína efectora de Phytophthora infestans (llamada PexRD54) es liberada al interior de la célula vegetal para manipular su maquinaria interna en beneficio propio y en detrimento de la planta.

En la actualidad, el control de la plaga requiere la aplicación constante defungicidas, con las desventajas asociadas. “El desafío actual es generar conocimiento y utilizarlo para el desarrollo de estrategias novedosas que permitan proteger a los cultivos frente a diversos patógenos, con menor impacto ambiental y mayor eficiencia”, señala Segretin.

Y agrega: “Desarrollar nuevas estrategias de resistencia a patógenos como Phytophthora infestans que puedan ser transferidas para el mejoramiento de cultivos ha sido el objetivo principal durante gran parte de mi desarrollo profesional”. (InfoGEI)Jd

El INTI crea una herramienta clave para la Industria 4.0

Cualquier usuario o empresa podrá acceder de forma gratuita a la “hora INTI” generada por el conjunto de relojes atómicos del Instituto. Esto permitirá no sólo ajustar el horario de las computadoras sino también sincronizar equipos industriales a través de un servidor de tiempo —ntp.inti.gob.ar—, sin generar variaciones en casos que se produzcan retrasos en las comunicaciones.

En los inicios de la agricultura, bastaba con conocer el día del calendario para decidir sobre la siembra. Con el correr del tiempo, la sociedad y la industria comenzaron a requerir coordinar tiempos en forma cada vez más exacta: desde las redes de ferrocarriles que llevaron a ajustar los relojes con una exactitud de minutos, hasta los mercados de valores que demandan estampas de tiempo con exactitudes mejores al milisegundo o experimentos científicos que utilizan niveles de sincronía del orden del nanosegundo.

Teniendo en cuenta la creciente demanda de sincronizar sistemas informáticos, decidimos diseminar la <hora INTI> vía web a través del servidor gratuito ntp.inti.gob.ar. Este método permite ajustar el reloj de una computadora a un servidor de tiempo vía internet y resulta clave para realizar acciones simultáneas en tiempo real, porque alcanza una exactitud de milisegundos y no genera alteraciones pese a las variaciones que se pueden dar en la comunicación”, subraya Karina Bastida, coordinadora del Departamento de Óptica y Dimensional del INTI

El término “Industria 4.0” hace referencia a una nueva revolución industrial, donde las comunicaciones, la internet de las cosas, la inteligencia artificial, la robótica colaborativa, entre otras tecnologías, están produciendo un cambio radical en las formas de producción.  Para este tipo de escenarios una sincronización horaria distribuida y confiable entre los distintos procesos autónomos, juega un papel decisivo.

El desarrollo que alcanzamos desde el INTI facilitará la adopción de estas tecnologías por parte de la industria y es vital en el camino hacia la cuarta revolución industrial”, anticipa Bastida.

Vehículos eléctricos: impulsan marco normativo para facilitar la reconversión

Se trata de uno de los objetivos principales del reciente convenio firmado por la Facultad de ingeniería de la UNLP y la Cámara Argentina de Vehículos Eléctricos, Alternativos y Autopartes. Buscan articular actividades de cooperación y asistencia técnica vinculadas al desarrollo de unidades que, en lugar de combustibles fósiles, utilizan baterías de litio.

La Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) no detiene su marcha en pos de promover el desarrollo y la circulación de vehículos a propulsión eléctrica en el país. Con ese objetivo firmó un convenio con la Cámara Argentina de Vehículos Eléctricos, Alternativos y Autopartes (CAVEA). Entre los ejes del acuerdo se destaca la necesidad de trabajar en normativas que reglamenten el uso de estos vehículos en espacios públicos y el impulso a la industria de electropartes.

De la firma, que tuvo lugar en la Unidad Académica, participaron el decano de Ingeniería Horacio Frene, el vicepresidente institucional de la UNLP y director del Centro Tecnológico Aeroespacial (CTA) Marcos Actis, y el presidente de CAVEA Emmanuel Núñez. El convenio establece el diseño y desarrollo de programas de cooperación y asistencia técnica en áreas de mutuo interés. Éstas tienen relación con los proyectos llevados adelante por la Facultad relacionados con la propulsión de vehículos con baterías de litio.

Ing. Guillermo Garaventta

A lo largo de este año, el CTA realizó la conversión de una unidad de transporte de la empresa Nueve de Julio; puso en marcha una camioneta convertida para el servicio de recolección de residuos del municipio de Tapalqué; y fue convocado por el Gobierno de Jujuy para brindar asesoramiento en la conversión del transporte de pasajeros a propulsión eléctrica de esa provincia.

En tanto CAVEA, como representante del sector de fabricantes e importadores y de profesionales de la automovilidad, cuenta en su trayectoria haber participado en la redacción del Decreto 32/2018 (norma nacional en electromovilidad) y realizado aportes en otras reglamentaciones.

En este sentido, a través del convenio, se buscará avanzar en el camino de la legislación para vehículos eléctricos. “Que un vehículo reconvertido pueda circular por la calle hoy no está reglamentado. Estos trámites muchas veces se hacen de manera individual y se aprueban de la misma forma. La idea es que la normativa permita hacer la reconversión de vehículos comunes a eléctricos usando las normativas y los procedimientos que haya que hacer”, indicaron desde el CTA.

Agregaron que también es necesario trabajar sobre cuestiones como las motos eléctricas importadas que circulan de manera irregular en el país y necesitan patente y el seguro correspondiente.

Además de los aspectos legales, en el documento la Facultad y CAVEA comprometieron sus esfuerzos para incentivar la fabricación de electropartes. Otro propósito es instrumentar un programa de información y comunicación con los organismos oficiales y privados interesados, con el fin de promover el interés por el uso de energías limpias para el transporte público y el desarrollo en la industria local.

Esto se suma al acta compromiso firmada recientemente por la Facultad de Ingeniería; la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), representada por su director ejecutivo José Arteaga; la Subsecretaría de Transporte de la provincia de Buenos Aires, a cargo del subsecretario Alejo Supply; y la Empresa Nueve de Julio SA de Transporte, presidida por Walter Mastropietro, a fin de adoptar las medidas necesarias para llevar adelante acciones para el desarrollo de la reglamentación específica que permita la circulación de unidades de transporte público automotor de pasajeros de propulsión con energías renovables. También, en particular, las reconvertidas de propulsión convencional a propulsión eléctrica, alimentada con baterías de litio, abarcativo al ámbito de la provincia de Buenos Aires.

Durante la firma del convenio, el presidente de CAVEA otorgó un reconocimiento especial a la Facultad de Ingeniería de la UNLP, representada por Horacio Frene, y a los ingenieros del CTA, Guillermo Garaventta y Marcos Actis, por el trabajo que desarrollan desde hace más de una década sobre vehículos eléctricos con baterías de litio. Primero fue la conversión de la moto, después el triciclo, luego el auto y en los últimos años los micros eléctricos. Proyectos que requieren de mucho tiempo y trabajo en equipo, con resultados que están a la vista.

Maduro anuncia que Venezuela desarrolló un fármaco que anula el covid-19 “al 100%”

Se basa en la molécula DR10, que se usa como tratamiento contra la hepatitis C, el virus de papiloma humano (VPH) y el ébola.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado que su país ha logrado desarrollar una medicina que anula “al 100%” el coronavirus.

El fármaco se basa en la molécula DR10, que se usa como tratamiento contra la hepatitis C, el virus de papiloma humano (VPH) y el ébola, así como otras enfermedades. El Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) realizó el estudio al respecto.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado que su país ha logrado desarrollar una medicina que anula “al 100%” el coronavirus.

El fármaco se basa en la molécula DR10, que se usa como tratamiento contra la hepatitis C, el virus de papiloma humano (VPH) y el ébola, así como otras enfermedades. El Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) realizó el estudio al respecto.

'Minipulmones' cultivados en laboratorio permiten a científicos observar cómo el coronavirus infecta los alvéolos y hallar soluciones más eficientes

“Hoy puedo decir oficialmente que esta molécula […] ha sido probada para covid-19, se han hecho todas las investigaciones […] dicho estudio duró 6 meses, dando como resultado la aniquilación al 100% del virus covid-19”, declaró el mandatario este 25 de octubre.

Quiero decir que Venezuela ha conseguido una medicina que anula al 100% el coronavirus”, afirmó. La medicina actúa contra el coronavirus “sin ningún tipo de toxicidad que afecte a las moléculas sanas”, destacó el presidente venezolano.

El estudio se ha certificado por parte de expertos y científicos, dijo, agregando que “se va a proceder en los próximos días a construir la ruta para, a través de la Organización Mundial de la Salud, ratificar los resultados obtenidos por el IVIC”. “Al obtener dicha ratificación de la Organización Mundial de la Salud, procederemos a preparar la producción masiva, las alianzas internacionales para la producción masiva de esta molécula y aportarla a nivel mundial como una cura contra el coronavirus”, señaló.

Felipe Solá: “la verdadera soberanía es la capacidad de conocimiento científico sobre el Atlántico Sur”

“La política sobre el Atlántico Sur tiene muchísimo de investigación: todas las bases argentinas en la Antártida son bases de investigación científica”, aseguró hoy el canciller Felipe Solá y resaltó que “la verdadera soberanía la da la capacidad de conocimiento científico que uno tiene sobre el Atlántico Sur y sobre todo el continente antártico”. 

El Canciller argentino recordó en declaraciones a Radio Milenium que Malvinas “es un mandato constitucional: estamos obligados, y lo hacemos con gusto porque creemos que es lo que debemos hacer, a buscar no solamente reafirmar nuestros derechos imprescriptibles en Malvinas, Georgias, Sandwich y áreas marítimas circundantes, sino además buscar que se den las negociaciones sobre soberanía que establece la Resolución 2065 de las Naciones Unidas, del año 1965”. 

Tenemos un abanico de tareas para cumplir con ese objetivo. En primer lugar, instalar Malvinas como política de Estado”, dijo Solá y se refirió a una de las tres leyes enviadas por el Presidente Alberto Fernández al Congreso de la Nación y aprobadas por el Parlamento argentino, que “crea un Consejo Asesor sobre Malvinas, que es donde van a salir las políticas y donde van a estar presente los miembros de los tres bloques más importantes del Senado y la Cámara de Diputados, representantes de los excombatientes y un representante de las Fuerzas Armadas, pero además científicos”. 

Solá hizo mención a la valiosa presencia de científicos de nuestro país en las bases argentinas en la Antártida: “La gente cree que son bases militares; los militares prestan la logística de las bases, pero adentro de las bases lo que se hace es investigación científica, de científicos civiles, del CONICET, del Instituto Antártico Argentino y de otros organismos invitados” para “saber muchísimo más sobre el futuro y sobre el presente del continente antártico”. 

El ministro también habló el trabajo que se está llevando a cabo con el sector agroindustrial para potenciar las exportaciones argentinas: “Mantenemos ese contacto permanente con el Consejo Agroindustrial Argentino, que son casi 65 cámaras y están todos los que producen insumos, asesoramiento, maquinaria agrícola, además de todos los que intervienen en el transporte y la comercialización, más los productores, y después están los industriales, los que elaboran productos, y los exportadores. Es decir: todos”

“No está trunco el entendimiento con el campo”, aseguró.

“Estuvieron en el gabinete exportador hace 15 días más o menos y nosotros bregamos porque algunas de las cuestiones que ellos piden se puedan concretar, sobre todo aquellas que nosotros estimamos que son posibles y que no afectarían el presupuesto del año que viene, ni nuestro cálculos para este año, aunque es una apuesta a corto, mediano y largo plazo. En el largo plazo necesitamos de un adicional, que es la inversión en el interior del país”.

El Canciller señaló “otro cometido no mediato” que es “exportar, ya no 65 mil millones, sino 85 mil millones, como en 2011”. 

Queremos promover la exportación adicional de alimentos para las personas y de productos que sean más bien caros. Siempre se dice cuánto valor agregado hay; nosotros decimos cuánto valor hay”, explicó Solá.

A %d blogueros les gusta esto: