La recaudación tributaria registró cinco meses de aumentos consecutivos por primera vez desde el 2017

La recaudación tributaria registró cinco meses de aumentos consecutivos por primera vez desde el 2017

La Plata, 20 feb (Por InfoGEI).-  De acuerdo con el trabajo académico, el cuatrienio gobernado por la administración anterior significó un notable deterioro de todas las principales variables sociales y económicas del país. Asimismo, el sector público en particular se encontraba en una situación crítica, es decir, un Estado nacional sobre-endeudado, con un nivel recaudatorio insuficiente para hacer frente a los distintos gastos relacionados con las múltiples funciones del Estado y para planificar al mediano/largo plazo. Sin olvidar, la pérdida de capacidades regulatorias por parte del Estado en la economía doméstica.

La irrupción de la pandemia del coronavirus agravó considerablemente la crisis económica. Las medidas adoptadas por parte del gobierno nacional con el objetivo de reducir la velocidad de los contagios afectaron de sobremanera la actividad económica, lo que resultó en una menor recaudación impositiva. En este escenario, ante la imposibilidad de colocar deuda en el mercado de capitales local en buena parte del año 2020, la emisión monetaria emergió como la única vía para financiar los gastos destinados a mitigar las consecuencias del aislamiento social preventivo y obligatorio sobre el conjunto de la economía.

Recuperación

Dado que las restricciones a la circulación se flexibilizaron como consecuencia de la disminución de los decesos y contagios, las fuerzas productivas comenzaron a ganar intensidad con implicancias positivas sobre la recaudación tributaria, al mismo tiempo, que el financiamiento vía emisión monetaria se redujo conforme a la reactivación de la actividad económica.

De igual modo, la estabilización macroeconómica llevada adelante durante el año pasado posibilitó el acceso al mercado de capitales local, lo que redundó en una menor necesidad de asistencia al tesoro nacional a través del Banco Central de la República Argentina (BCRA). Por consiguiente, la consolidación de la recuperación económica y el trabajo realizado para sanear las finanzas públicas por parte de la actual administración nacional permitió que el sector público nacional cuente con mayor capacidad de financiamiento.

Crecimiento

La recaudación impositiva de enero del corriente año aumentó interanualmente en términos nominales un 46,6%, lo que resultó el quinto mes consecutivo en donde el crecimiento de la recaudación tributaria supera a la inflación. Como se visualiza en el gráfico, la variación porcentual interanual en términos reales previo a la irrupción de la pandemia del coronavirus se contrajo a causa de la crisis económica heredada. Con las restricciones a la circulación para bajar la velocidad de los contagios, los ingresos fiscales por parte del Estado nacional se vieron afectados de sobremanera, puesto que, en abril del año 2020, la caída en términos reales alcanzó los 23,4%.

La flexibilización de la cuarentena implicó que la actividad económica comience a expandirse, con su correlato en una mayor recaudación, por ende, en septiembre del año 2020 se registró un crecimiento de 5,2% en términos reales de los recursos tributarios consolidándose en los siguientes meses de octubre, noviembre y diciembre, con 4,9%, 0,6% y 1,4% respectivamente. Por último, el mes de enero del corriente año arrojó un incremento del 5,9%, como consecuencia de un aumento del precio de los commodities.

Medidas de emergencia

En el mes de mayo del 2020 comenzaron a estar en funcionamiento los ATP (que en los primeros meses llegó a más de 2 millones de trabajadores de cerca de 300.000 empresas del sector privado) y el primer pago del IFE ($10.000 a 9 millones de personas). A partir de allí, mes a mes se fue reduciendo el nivel y la variación interanual del gasto, llegando a la menor variación en noviembre (40,5%i.a.). En diciembre, el aumento del gasto primario se suele dar por estacionalidad (pago de medio aguinaldo, por ejemplo), por lo que cerró con una variación del 52,7% i.a.

Conforme la recaudación tributaria y la colocación de deuda en el mercado de capitales se incrementaron, la monetización del déficit se redujo. Incluso, en octubre hubo devolución de adelantos transitorios por parte del Tesoro en -$95.780 millones. Si bien en diciembre hubo asistencia del BCRA por $254.982 millones (producto de las necesidades por el nivel de gasto que implica dicho mes) dicha fue menor a la realizada en diciembre 2019. Enero 2021 comenzó sin asistencia por parte del BCRA (al igual que enero 2020). (InfoGEI) Jd

A %d blogueros les gusta esto: