El gerente general de Fabricaciones Militares Nicolás Panichelli se reunió con los trabajadores de Fanazul despedidos por el gobierno de Macri

El gerente general de Fabricaciones Militares Nicolás Panichelli se reunió con los trabajadores de Fanazul despedidos por el gobierno de Macri

Dirigentes, concejales y un diputado del Frente de Todos acompañaron al Gerente General de Fabricaciones Militares Nicolás Panichelli a reunirse con los trabajadores despedidos durante el anterior gobierno. El encuentro se produjo a tres años exactos del cierre y posterior desmantelamiento de la fábrica de explosivos, lo cual resultó en la pérdida de la fuente de trabajo de más de 220 familias azuleñas.

El 28 de diciembre de 2017, y luego de que el intendente Bertellys lo negara públicamente junto al entonces Jefe de Gabinete presidencial Marcos Peña, la gestión de Mauricio Macri dejó en la calle a más de 220 trabajadores de Fabricaciones Militares en Azul y luego desmateló la planta ubicada en la Ruta 80, cerca de la Boca de las Sierras. Toda la ciudad salió a la calle para reclamar contra la medida, que el Gobierno de Cambiemos no sólo sostuvo sino que incrementó sus alcances al vaciar los galpones y llevarse las máquinas que hacían posible la producción.

Desde el Frente de Todos se manifestó entonces y en reiteradas oportunidades la importancia de FanAzul no sólo en términos económicos, sino también productivos y de soberanía. Hace unos días, el dirigente Nelson Sombra (concejal con licencia y Director Ejecutivo de la UGL XXX de PAMI) articuló una reunión de los trabajadores con el presidente del Directorio de Fabricaciones Militares, Iván Durigón, en la que se confirmó que Fanazul vuelve a ser parte de Fabricaciones Militares en uno de los pasos iniciales para su reapertura.

Del encuentro de hoy participaron, además de Sombra y Panichelli, el diputado provincial César Valicenti, los concejales Cecilia Martínez, Gabriela Lambusta, María Inés Laurini, Silvio Santillán y Joaquín Propato, la Delegada del Registro de la Personas Marina Pardo Ruiz y autoridades de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Foto: Guillermo Fittipaldi

A %d blogueros les gusta esto: