Bertelys y Vieyra como siempre contra los pobres

Bertelys y Vieyra como siempre contra los pobres

Bien ubicados en el partido que representa su forma de entender la política, el intendente de Azul y su secretario de gobierno, desconocen la importancia del reciclado en un país que produce cada dos segundos una tonelada de basura y ponen en duda que “el emprendimiento genere ingresos dignos para las 20 familias“, que trabajan en el galpón cuyo alquiler el gobierno municipal no quiere seguir pagando.

Alejandro Vieyra atacó hoy la protesta poniendo en duda que las familias puedan subsistir del reciclado “debemos trabajar sobre números reales, no podemos subsidiar un emprendimiento que no garantiza el mínimo ingreso a las familias. Queremos que nos expliquen cómo viven 20 familias de este emprendimiento”.

De sus palabras se desprende que al gobierno de Bertellys no le interesa seguir subsidiando el emprendimiento. Antes, en la misma declaración de prensa cuestionó “el préstamo de camiones del municipio para el traslado del material reciclado a otras localidades”.

La industria de la basura mueve en la Argentina unos 450 millones de pesos al año y en nuestra ciudad tanto el servicio de recolección domiciliaria como el de barridos de calles están privatizados desde hace décadas. No es ilógico pensar que a Bertellys y Vieyra les moleste el trabajo de los recicladores si evaluaran privatizar la ruta de la basura que incluye recolección y clasificación de los materiales, continúa con los galponeros o acopiadores y termina en las empresas de reciclado

“Estamos frente a una necesidad urgente, porque las cartoneras y cartoneros nos quedamos sin espacio físico para seguir trabajando, veinte familias viven de éste trabajo y es urgente garantizar sus fuentes laborales. El pedido formal al Intendente ya fue entregado y sólo les estamos solicitando un galpón para seguir reciclando en nuestra ciudad, dónde NO hay una política pública que fomente la separación de los materiales reciclados”, señaló el Movimiento de Trabajadores Excluidos, la organización que los agrupa y que es parte de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular

Otra razón cuestionable para Vieyra es que les trabajadores del galpón estén organizados en la defensa de sus derechos o participen en política: “esperemos que este reclamo no tenga un trasfondo político ya que la mayoría de las personas que reclaman la asistencia son miembros de la  agrupación que conduce políticamente Juan Grabois”, dijo el secretario de gobierno para quien parece ser que la política debiera ser elitista.

Para Vieyra también es un “pecado” que algunes de les trabajadores reciban el beneficio de algún plan social de la nación o la provincia: “tenemos información de que algunos de los integrantes reciben cobros por planes sociales” cuestionó como si cobrar un plan social se pudiera equiparar a su sueldo de funcionario y una familia pudiese vivir solamente con ese ingreso o con el de la venta de la basura.

La falta de sensibilidad del gobierno de el ex peronista Hernán Bertellys y de su principal operador y mentor político Alejandro Vieyra es ya conocida. Oportunamente no dudaron en mandar a desalojar con la policía el palacio municipal cuando era ocupado por mujeres y niñes y luego dieron vuelta la cara al reclamo por los 250 despidos de Fanazul acatando las ordenes que en ese momento les impartían Macri y Vidal.

A %d blogueros les gusta esto: