La universidad de Villa María entregó el título de  Profesor Honoris Causa al ex presidente uruguayo “Pepe” Mujica

La universidad de Villa María entregó el título de Profesor Honoris Causa al ex presidente uruguayo “Pepe” Mujica

“Si tuviéramos muchos Pepe Mujica no pasarían las cosas que pasan”, dijo el canciller Felipe Solá al participar hoy en la ceremonia de entrega del título de Profesor Honoris Causa al ex presidente uruguayo por parte de la Universidad Nacional de Villa María.

 Es un honor que me hayan ofrecido la excelente idea de entregar un premio de profesor honorario. En muy pocas palabras, he visto a Pepe Mujica cuando era Presidente electo. Él mostraba sabiduría en eludir preguntas del pasado para hablar del Uruguay que tenía que encarar y me dijo: ‘Lo que voy a hacer es bajar a cero la indigencia’. En otras palabras, que todos pudieran comer, lo que necesitan para vivir todos los días”, manifestó Solá.

Y agregó: “Estamos en presencia de un hombre que fue servicio público todos los días, que fue coraje, y que fue resistencia y aprendizaje de lo que estaba viviendo”.

Recordó que la primera vez que se encontró con Pepe Mujica, antes de su presidencia, le dijo que bajaría a cero la indigencia. “En otras palabras, que todos pudieran comer lo que necesitan para vivir durante todos los días”.  Y añadió: “Es un hombre que fue servicio público, que fue coraje, que no alardeó de ese coraje y que está transmitiendo constantemente su sabiduría sobre la vida”.

El aprendizaje de Pepe Mujica sobre la vida y las circunstancias ha sido fenomenal y, en palabras sencillas, las está transmitiendo, y ello tiene un valor cualitativo tan alto de lo que puede ser la monotonía de la vida o los días grises de la pandemia. Lo que transmite él es tanto más fuerte, tanto más importante que lo convierte en algo tremendamente atractivo. Es nutritivo para el que tiene hambre, Pepe Mujica tiene hambre de sabiduría, filosofía, de entender qué es lo que hay que hacer”, dijo el canciller argentino acompañado por el jefe de Gabinete de la Cancillería Guillermo Justo Chaves y el director de Organizaciones Intermedias y Diplomacia Pública, Conrado Carrasco Quintana.

Solá rescató del ex presidente uruguayo la concepción de “valorar el uso del tiempo. Uno no sabe cuándo está perdiendo el tiempo. Pensar que las cosas son colectivas. Estos no son tiempos de soledades, son tiempos de acciones fuertes y colectivas. Hay muchísimo por hacer y el Pepe cree en el Mercosur profundo, en la hermandad del Río de la Plata, en la hermandad de los sauces. Tiene una forma sencilla y gandhiana de hablar. Quisiera tenerlo cerca siempre para tomar unos mates”.

Por su parte, Mujica les dijo a los estudiantes de la Universidad de Villa María: “Pienso, muchachos, que se puede vivir solo por el milagro de haber nacido, pero la diferencia que tienen los humanos es que hasta cierto punto por tener conciencia pueden obrar sobre el rumbo de su vida”.

“Si conscientemente no tienes una causa, el mercado te va a orientar la vida, porque siempre va a tener una novedad para ofrecerte y hacerte confundir. El dominio cultural es más fuerte que cualquier ejército y la libertad está acá en la cabeza. La sobriedad es para ser libre. Pero lo que se acumula no es plata sino la suma del tiempo de vida gastado para tener esa plata. Por eso piensen que tener una causa para vivir no es una carga. Construir un mundo mejor es luchar para arrimar un pequeño escaloncito de progreso a ese capital común que se llama civilización humana”, subrayó.

Vale la pena luchar por un mundo en que lo mío y lo tuyo no nos creen un abismo de separación”, concluyó Mujica.

A %d blogueros les gusta esto: