En Azul hay que ganar 17.989 pesos para no ser indigente

En Azul hay que ganar 17.989 pesos para no ser indigente

Así lo revela un estudio del Observatorio de Precios de Azul para una familia de cuatro integrantes (dos adultos y dos menores de 10 años) , el informe establece además para el mes de septiembre, el valor de la canasta básica en 5.803 pesos. Entre los que más aumentaron están los productos de verdulería y hay bajas en el pan, el aceite y el queso cremoso.

La CABaA (canasta básica de alimentos), en el mes de septiembre presentó un valor de $5803.- con una variación mensual de 6,5%, con un acumulado de 24,6% durante 2020. La variación de este mes supera la baja observada
en el mes anterior y muestra una continuidad alcista de los precios retomada a partir de agosto, luego de la desaceleración observada de abril a junio.

Se han observado variaciones significativas en algunos productos.
Durante el último mes se observaron variaciones positivas y negativas. Entre estas últimas, lo que más ha bajado fue el pan (-10,0%), el aceite (-7,2%) y el queso cremoso (-5,8%), aunque de todos ellos solo el pan tiene una incidencia relativamente importante en el valor de la canasta.

Por otro lado, la manzana ha presentado una variación sumamente importante (60,9%) representando una incidencia relativa muy alta y siendo la responsable del 60% del aumento del valor de la canasta.

En términos generales, los productos de verdulería presentaron fuertes aumentos: papa (25,2%), cebolla (9,1%) y naranja (14,3%). En su conjunto, los productos de verdulería explican en 92% de la variación del valor de la CABaA.

El valor de la CABaA representa un 34,4% del SMVM, con una tendencia alcista, lo que representa un valor levemente elevado.

En relación a la línea de indigencia, una familia de cuatro integrantes (dos adultos y dos menores de 10 años) precisa $17989.- para adquirir los alimentos básicos para preparar sus comidas.

Toda la información se encuentra públicamente disponible en opazul.net.ar.

El relevamiento de precios se continúa realizando en alrededor de quince puntos de venta de la ciudad, desde aquellos con mayor superficie a los pequeños comercios o mercaditos de barrio, con una dispersión geográfica uniforme dentro de los límites de la ciudad. Este relevamiento de precios se está realizando desde septiembre de 2018.

A %d blogueros les gusta esto: