Felipe Solá: “la verdadera soberanía es la capacidad de conocimiento científico sobre el Atlántico Sur”

Felipe Solá: “la verdadera soberanía es la capacidad de conocimiento científico sobre el Atlántico Sur”

“La política sobre el Atlántico Sur tiene muchísimo de investigación: todas las bases argentinas en la Antártida son bases de investigación científica”, aseguró hoy el canciller Felipe Solá y resaltó que “la verdadera soberanía la da la capacidad de conocimiento científico que uno tiene sobre el Atlántico Sur y sobre todo el continente antártico”. 

El Canciller argentino recordó en declaraciones a Radio Milenium que Malvinas “es un mandato constitucional: estamos obligados, y lo hacemos con gusto porque creemos que es lo que debemos hacer, a buscar no solamente reafirmar nuestros derechos imprescriptibles en Malvinas, Georgias, Sandwich y áreas marítimas circundantes, sino además buscar que se den las negociaciones sobre soberanía que establece la Resolución 2065 de las Naciones Unidas, del año 1965”. 

Tenemos un abanico de tareas para cumplir con ese objetivo. En primer lugar, instalar Malvinas como política de Estado”, dijo Solá y se refirió a una de las tres leyes enviadas por el Presidente Alberto Fernández al Congreso de la Nación y aprobadas por el Parlamento argentino, que “crea un Consejo Asesor sobre Malvinas, que es donde van a salir las políticas y donde van a estar presente los miembros de los tres bloques más importantes del Senado y la Cámara de Diputados, representantes de los excombatientes y un representante de las Fuerzas Armadas, pero además científicos”. 

Solá hizo mención a la valiosa presencia de científicos de nuestro país en las bases argentinas en la Antártida: “La gente cree que son bases militares; los militares prestan la logística de las bases, pero adentro de las bases lo que se hace es investigación científica, de científicos civiles, del CONICET, del Instituto Antártico Argentino y de otros organismos invitados” para “saber muchísimo más sobre el futuro y sobre el presente del continente antártico”. 

El ministro también habló el trabajo que se está llevando a cabo con el sector agroindustrial para potenciar las exportaciones argentinas: “Mantenemos ese contacto permanente con el Consejo Agroindustrial Argentino, que son casi 65 cámaras y están todos los que producen insumos, asesoramiento, maquinaria agrícola, además de todos los que intervienen en el transporte y la comercialización, más los productores, y después están los industriales, los que elaboran productos, y los exportadores. Es decir: todos”

“No está trunco el entendimiento con el campo”, aseguró.

“Estuvieron en el gabinete exportador hace 15 días más o menos y nosotros bregamos porque algunas de las cuestiones que ellos piden se puedan concretar, sobre todo aquellas que nosotros estimamos que son posibles y que no afectarían el presupuesto del año que viene, ni nuestro cálculos para este año, aunque es una apuesta a corto, mediano y largo plazo. En el largo plazo necesitamos de un adicional, que es la inversión en el interior del país”.

El Canciller señaló “otro cometido no mediato” que es “exportar, ya no 65 mil millones, sino 85 mil millones, como en 2011”. 

Queremos promover la exportación adicional de alimentos para las personas y de productos que sean más bien caros. Siempre se dice cuánto valor agregado hay; nosotros decimos cuánto valor hay”, explicó Solá.

A %d blogueros les gusta esto: