Tapalqué la perla de la pampa bonaerense

Tapalqué la perla de la pampa bonaerense

Hasta 1995 cuando Ricardo Romera llegó al gobierno, Tapalqué era un pueblo que dormitaba como tantos otros la eterna siesta de la pampa bonaerense. Romera, médico y peronista, tenía proyectos de vanguardia para mejorar la vida de los tapalqueneros, en especial la de los postergados de siempre. Siendo intendente la muerte vino a querer interrumpir su obra, pero no pudo. Los ideales y proyectos del médico rural ya habían sido asumidos como propios por Gustavo Cocconi el primer concejal que ahora debía hacerse cargo del destino del pueblo.

Por Miguel Di Spalatro*

Vale este recuerdo para entrar en una localidad donde la constancia política y la coherencia ideológica se traducen en una armónica convivencia entre crecimiento, cuidado del medio ambiente y posibilidades de mejoras para la gente.

Cocconi es intendente de Tapalqué desde el 2004. Kirchnerista confeso gobernó con viento a favor y en contra. En los últimos cuatro años soportó el tornado macrista y las políticas de Vidal que endeudaron a la provincia, sin resignar nada y administrando con austeridad los fondos del municipio.

Mientras otros distritos contratan empresas privadas para la pavimentación, en Tapalqué el asfaltado se hace con cuadrillas municipales por la mitad de precio -y como si fuera una comarca socialista- el estado administra desde el matadero hasta el hotel del pueblo, pasando por la moderna sala de cine y la pileta climatizada.

Con lo que se ahorró en obras públicas se construyeron 12 viviendas financiadas totalmente por la municipalidad que fueron entregadas en junio de este año.

Cuando llegan visitas los tapalquense muestran con orgullo el Centro para la Tercera Edad:  un barrio con casitas, plaza, sala de atención médica y gimnasio, donde la vejez se puede vivir con dignidad en una vivienda independiente, pero a la vez con la seguridad de saberse cuidado.

Uno de los proyectos más ambiciosos del pueblo es el Balneario Termal. Una empresa que ya lleva 12 años, que está muy avanzado, y que cuando comience a recibir turistas cambiara las posibilidades de desarrollo de la ciudad.

Una ciudad que se amiga con el medio ambiente y ya tiene colectivos, camionetas y motos eléctricas en un desarrollo conjunto con la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata y Viviendas Sociales Bioclimáticas experiencia de vanguardia en el territorio bonaerense.

En plena pandemia surgió la necesidad de descomprimir los grandes centros urbanos. Es por eso que nación y provincia están trabajando junto al municipio para relocalizar familias quinteras de Florencio Varela que conformarán una colonia agrícola en Tapalqué en cuanto la cuarentena lo permita.

De esta manera los vecinos tendrán verduras frescas y sin el costo de los fletes de acarreo desde el Mercado Central.

Desde que despertó aquella mañana de 1995, este pueblo singular no volvió a dormir. Un caso atípico de crecimiento sostenido, algo así como un mojón de esperanza en la inmensidad de la pampa bonaerense.

*Director de Del Pueblo Medios

A %d blogueros les gusta esto: