La Provincia de Jujuy en colapso sanitario crónico

La Provincia de Jujuy en colapso sanitario crónico

Actualmente, Jujuy se encuentra en un colapso sanitario que se inició a principios del mes de agosto, en la localidad de Libertador General San Martín y hoy lo sufren todas las localidades importantes de la provincia. La provincia hoy tiene 10774 casos totales, de los cuales 4811 son activos, pero esta cifra está lejos de representar la realidad ya que en numerosas localidades ya no se realizan testeos y familias enteras se contagian.

Hoy no hay una sola cama de Terapia Intensiva libre, la ocupación está al 100 %. Desde hace un mes los pacientes críticos no llegan a ser atendidos porque no los reciben cuando necesitan internación, también está desbordado el servicio de telemedicina y representa una gran dificultad la disposición final de los fallecidos, las morgues están colapsadas y existen grandes dificultades para generar más espacio en los diferentes cementerios de la Provincia.

Asimismo, escasean los trabajadores de salud que están en condiciones de asistir a los enfermos críticos. Un 40 % de estos trabajadores han dado positivo y número importante de profesionales han fallecido o no se han reincorporado por las secuelas de la enfermedad. Actualmente, los médicos se ven obligados a emplear un protocolo de selección (Triage) similar al empleado en una guerra: los pacientes que tienen menor probabilidad de sobrevivir (para COVID-19, todos los pertenecientes a grupos de riesgo) son los que tienen menos prioridad de atención y son devueltos a sus hogares para que mueran allí.

El servicio del SAME está colapsado también y hay denuncias de que el Gobierno está ocultando la cifra real de muertos diarios porque no está considerando los fallecimientos que ocurren en los domicilios particulares.

Desde el SEOM Jujuy denunciamos a finales de Julio, dos semanas antes del colapso, que la situación podía desencadenarse como está ocurriendo. El Gobierno de Gerardo Morales, ocultó información sensible y no alertó a la población de manera oportuna, lo mismo hicieron los emisarios del Gobierno Nacional cuando visitaron la Provincia, en medio del colapso y tuvieron una actitud de proteger al Gobierno de Jujuy, siendo incapaces de hacer la crítica pública a la gestión de la pandemia. En ese momento, hacíamos responsable al Gobierno de la provincia por los fallecimientos originados ante la falta de asistencia sanitaria que hoy están ocurriendo, ya que son innumerables las evidencias de que no se están garantizando en tiempo y en forma, las acciones del sector público dirigidas a la prevención, resguardo y atención de la salud de la población, ante las cuales el Estado es el principal responsable.

Una solución posible sería el empleo de cuarentenas muy estrictas pero breves que se dispongan de manera intermitente. Pero frente a esta opción, han podido más las presiones de los sectores empresariales y algunos intendentes irresponsables que no se preocupan por la preservación de la vida.

Este drama sanitario y social vino a agravar aún más las condiciones de pobreza estructural que padece la provincia y de la cual son en gran medida responsables los dos partidos mayoritarios que cogobiernan en la política y los negocios a través del Estado desde el retorno a la Democracia y que representan un verdadero lastre para el pueblo jujeño.

Denunciamos el abando y el genocidio al pueblo jujeño del gobierno de Gerardo Morales y el Gobierno Nacional.

Histórico pueblo combativo y valeroso, desde el éxodo junto a Belgrano hasta luego de padecer políticas de hambre y entrega voltear a 5 gobernadores.

Pueblo empobrecido por todos los gobiernos de turno, prácticamente esclavizado con salarios miserables, reprimido y hoy más que nunca abandonado a su suerte, en una provincia de una enorme riqueza, pero que aún tiene arraigado un sistema semifeudal en su estructura productiva y de poder, los gobernadores señores feudales que manejan la provincia haciendo y deshaciendo a su antojo, con los que los gobiernos nacionales han sido cómplices directos de lo que ha sucedido históricamente y cómplices indiscutidos de este nuevo genocidio silencioso y silenciado por los medios de comunicación, genocidio que duele y nos hace hervir la sangre a los que tenemos compañeros amigos y hermanos padeciendo y sufriendo impotentes , escuchando excusas mientras dejan morir a un pueblo entero.

Cansados del discurso simple y oportunista de los que nos dicen que la culpa si el virus se propaga es de la gente, de nuestros hijos hermanos amigos compañeros de nuestra clase, virus que trajeron los burgueses y ahora quieren culpar a los pobres inquietos que no obedecen por su propia muerte, mientras se disputaban y debatían si serian el ejemplo al mundo de cómo combatir la pandemia, lo más humilde de nuestro pueblo, lo más humilde de nuestra querida provincia de Jujuy, hizo y garantizo la cuarentena, el aislamiento preventivo y obligatorio, como se pudo, con frio , amontonados, con hambre, con techos lloviendo, con dolor, con miseria, con esperanza y aferrándose a lo más valioso sus seres queridos y su vida, meses padeciendo para no perder lo que hoy el sistema y sus representantes le están arrebatando por ser pobres, le están arrebatando a sus seres queridos les están arrebatando la vida, y no por desobediente no porque no se cuidaron, nos están arrebatando todo por ser pobres.

Los meses de aislamiento eran para prepararnos para la pandemia, pero Morales el señor feudal que juega siempre a ser Dios, no solo no se preparó, sino que ignoro a los que anunciaban el colapso, a los que pelan hace décadas por la dignidad del pueblo, por salarios mejores, por vivienda, por dignidad, nuestros compañeros del SEOM y la TUPAJ KATARI, encabezados por nuestro dirigente histórico CARLOS “PERRO” SANTILLAN, con la misma fuerza, y coherencia que pelean día a día gobierne quien gobierne, y en medio de los padecimientos y de enterrar compañero tras compañero familiar tras familiar, siguieron pidiendo, parar la apertura que promovía el gobernador y que el gobierno nacional aceptaba mansamente, parar todo y testear masivamente, para aislar y contener, para que los muertos no los siga poniendo nuestra clase trabajadora, para que los muertos no sigan siendo siempre nuestros compañeros hermanos y amigos.

Hay que aprender a convivir con el virus dicen, y cuando se enferma un jujeño en medio de la desesperación la miseria el frio y la incertidumbre de sus seres queridos nadie atiende el teléfono, los hospitales ya hace más de un mes que no reciben pacientes, eligiendo además decidiendo además quien vive y quien muere, los jujeños que tienen 7mil pesos se hacen el test privado, los que no se quedan en sus casas a morir sin saber si es o no covid-19.

Morales que ya quería abrir el turismo y que comiencen las clases que negó la realidad que le marcaron nuestros compañeros, ahora pretende culpar al propio pueblo heroico y valeroso de Jujuy, tratando además de acallar los reclamos de esta decidía y abandono con palos amenazas y represión, esa es su esencia fascista que debemos denunciar con todas nuestras fuerzas.

 Históricamente el NOA  marco muchas veces el camino a seguir, ha sido antorcha y punta de lanza para desenmascarar a este sistema de explotación y exclusión, donde las clases dominantes aprovechan, ya que está a 2mil kilómetros de los grandes medios de comunicación , pretenden aislar la realidad más nefasta de este sistema perverso al que debemos hacer frente en cada lugar, llenando de solidaridad a nuestros hermanos jujeños que hoy más que nunca necesitan que levantemos la voz por ellos, no puede ser gratis el padecimiento y la muerte de nuestro pueblo, no puede ni va a pasar silencioso el genocidio que pretenden instalar.

Responsabilizamos al Gobierno Nacional y provincial de los fallecidos si no se aísla, testea y asiste inmediatamente al pueblo de la provincia de Jujuy…si nos tiran a Jujuy al bombo va a haber quilombo!!!Movimiento 1°de octubre dentro de la corriente social y sindical 1°de mayo.

A %d blogueros les gusta esto: