Nadie se quiere ir…

Nadie se quiere ir…

El canciller argentino Felipe Solá habló hoy del impacto económico que genera la pandemia de Covid 19 y sus implicancias en los debates internos del Mercosur. Vaticinó que el mundo que se viene “va a ser cada vez más regionalizado y por eso nadie se quiere ir” del bloque.

Las discusiones que teníamos sobre acuerdos extra Mercosur se mencionaron, pero todo el mundo sabe que están semisuspendidas por las circunstancias que vivimos. Los temas quedan inmersos en la cuestión de la pandemia”, manifestó esta mañana en declaraciones a CNN Radio.

Y resaltó: “El Mercosur tiene sus problemas, pero las diferencias quedaron atrás. El tema central es `yo de acá no me quiero ir´. Eso predomina en los cuatro países, más allá de las visiones diferentes. Está la idea de fortalecer el Mercosur y la prudencia sobre el mundo que vendrá, donde primará un mundo de regiones, y en ese sentido fortalecer el Mercosur es fundamental”.

Logramos por primera vez que los acuerdos con países de Latinoamérica, de América Central, que nos interesan comercialmente, estuvieran sobre la mesa. Se puede abrir la economía a nivel regional a un ritmo razonable sin que se rompa el bloque del Mercosur”, indicó.

El canciller manifestó: “El mundo no estaba preparado para esta pandemia. Ni siquiera había un simulacro, y más allá de si la OMS actuó bien o mal, que en todo caso es una discusión para dentro un tiempo, no hay ninguna posibilidad de enfrentar una pandemia sin los organismos multilaterales, sin que todos recurramos al mismo organismo multilateral, en este caso la OMS. Estar en contra de esto implica otra idea muy equivocada que es ‘me salvo solo, puedo hacerlo solo, lo que pasa en otros países no me influye’, y eso es equivocado”.

En relación a la conversación que mantuvo el jueves el Presidente Alberto Fernández con su par de Corea del Sur, Moon Jae in, el ministro indicó: “Teníamos problemas con el acuerdo con Corea; el Presidente mantuvo una charla con su par y el mandatario coreano planteó el tema del acuerdo comercial y a su vez nosotros le planteamos que nunca habíamos podido sortear las barreas fitosanitarias que a veces eran usadas como barreras paraarancelarias”.

En tanto, explicó que “es falso que Fernández hubiera dado un `portazo´ cuando habló Bolivia. Había dicho que él podía quedarse hasta cierta hora, que era hasta que terminaran los presidentes del Mercosur. Del mismo modo que no estuvimos cuando habló Josep Borrell, el representante de la UE”. De todos modos, resaltó que “para nosotros Añez no es la presidenta de Bolivia. No hemos reconocido a ese gobierno”.

A %d blogueros les gusta esto: