El círculo perfecto de Dark

El 27 de junio se estrenó la tercera y última temporada de Dark, uno de los grandes fenómenos de Netflix en el último tiempo. La serie alemana de ciencia ficción lo tuvo todo: filosofía, viajes en el tiempo, misterio y una de las tramas más intrincadas que los fans puedan recordar. Por Agustín Mina Dark llegó a nuestras vidas sin hacer mucho ruido hacia fines de 2017. Sin embargo, la primera producción alemana original de Netflix rápidamente se convirtió en una de las favoritas, tanto para la crítica como para los millones de usuarios de la plataforma, convirtiéndola en la serie más vista de habla no inglesa de ese momento. La trama gira alrededor del pueblo ficticio de Winden y sus habitantes. El elenco lo conforman las distintas familias que viven allí, algunas hace varias generaciones, otras más nuevas. Se suman, además, muchos personajes misteriosos que irán apareciendo con el correr de los capítulos. Al mejor estilo Stranger Things, todo comienza con la desaparición de un niño: Mikkel, el hijo del jefe de policía. De esta manera, en la primera temporada transcurren en paralelo la investigación de la desaparición y los eventos de ciencia ficción y misterio que comienzan a aparecer en la historia. Crímenes sin

seguir leyendo

A %d blogueros les gusta esto: