Perón y la comunicación

Perón y la comunicación

La pandemia nos invita a pensar en el futuro; nos abre a la posibilidad de poner en vigencia ideas innovativas que vayan en contra de la dirección que nos puso en este trance. Ideas que contradigan el dogma neoliberal, de un mundo sin estados nación, sin regulaciones y que habilita a un puñado de megacapitalistas a enriquecerse cada día más.

Escribe Néstor Piccone*

Que ponga en cuestión concretamente una concentración económica que además se promueve como destino único a través de un sistema de  comunicación a escala planetaria que se consolida a través de una información controlada y promovida en todos sus formatos y plataformas, desde las redes hasta los medios más tradicionales, en perjuicio de los pueblos y de los Estados Nación.

A 46 años de la muerte del General Juan Domingo Perón no está demás hacer un racconto breve de las políticas públicas impulsadas durante sus gobiernos.

En el marco del Plan Quinquenal el peronismo  promovió y promulgó la primera  Ley de Radiodifusión aprobada por el Congreso Nacional. Fue en el año 1953 y llevó el número 14.241.

Dos ideas fuerza de las políticas de comunicación del primer peronismo permitieron considerar a los medios como un servicio público y alentar un sistema mixto de comunicación asociando la inversión privada a la pública estatal. Hasta ese momento la comunicación tenía sólo un fin comercial.

En alianza con Jaime Yankelevich se concretó la instalación del Canal 7 que primero se llamó Radio Belgrano TV; federalizó Radio Nacional y creó Telam, con la idea de evitar que Reuter y Associated Press monopolizaran la información de Argentina en el exterior.

El golpe militar fusilador de 1955 derogó la Ley de Radiodifusión democrática y habilitó a las grandes cadenas televisivas de EE. UU. a hacerse cargo de Canal 11, que quedó en manos de ABC; Canal 13 que quedó bajo el control de CBS-Time Life y  Lowe en Canal 9. Los pocos canales del interior se convirtieron en  repetidoras de contenidos enlatados de Buenos Aires y de series estadounidenses. Volvió la concepción comercial y la transnacionalización de los Medios en perjuicio de una comunicación federal.

En el  segundo peronismo, durante la década del 70,  Juan Perón recuperó para el Estado las frecuencias de los canales de televisión al vencerse en 1973,  las licencias otorgadas en  los años 60.

Y aunque se pierda en la parafernalia telecomunicacional actual, monopolizada por un grupo nacional y  un reducido grupo de grandes empresas transnacionales  como Google, Amazon, Facebook-whatsap, Apple, Claro y Telefónica, el Estado tiene posibilidades de retomar el legado ideológico que para la comunicación ejercimos  soberanamente los argentinos en los gobiernos de Juan Perón (http://www.codehcom.org/).

*Integrante de Cochecon. Periodista y psicólogo. Director de TeleSur (2007), gerente de Noticias de Radio Nacional (2003-2008) y Canal 7 (2007). Cofundador de la CTA y primer secretario de Difusión (1989-2001) de esa Central. Coordinador del programa radial En el Laberinto, que se emite de lunes a viernes a las 11 hs. por AM 740, Radio Rebelde.

A %d blogueros les gusta esto: