Sin garantías

Sin garantías

La instancia de deliberación y acción que reúne a estudiantes y docentes de la ciudad, junto con miembros del Centro Universitario Azuleño, se reunió por cuarta vez desde el comienzo de la cuarentena poniendo sobre la mesa los avances logrados hasta ahora.

El balance fue positivo en tanto que la visibilización de las demandas ha hecho que un sector de educación del municipio y del Concejo Deliberante escuche las demandas. Todavía no hay, lamentablemente, ninguna garantía de que el Departamento Ejecutivo vaya a implementar políticas favorables para la comunidad educativa.

El Decreto 400 mediante el cual se declaró la emergencia económica de la Municipalidad de Azul hasta fin de año le permite al Ejecutivo arbitrar sobre los fondos comunales sin necesidad de pasar por ninguna instancia de debate. El Plenario Educativo propone que una parte de los fondos afectados a abordar la pandemia del coronavirus se destinen a los reclamos planteados por el sector educativo de la ciudad como, por ejemplo, un subsidio de emergencia para el C.U.A.

A la espera de respuestas, la organización decidió seguir presentando notas formales y pedidos de audiencia en todos los niveles del estado local para que las autoridades canalicen sus demandas. Sin embargo, considerando las omisiones y las estrategias de evasión que hasta acá puso en práctica la política local, el Plenario Educativo resolvió movilizar y concentrar en el veredón municipal el 7 de julio. La manifestación coincide con la próxima sesión ordinaria del Concejo Deliberante. Ese sería el marco institucional para tratar las problemáticas de la comunidad educativa y proponer soluciones urgentes y concretas.

Desde que se conformó la agrupación de docentes y estudiantes de la ciudad ya pasaron dos sesiones del legislativo local y en ningún momento los ediles abordaron sus demandas sobre tablas. A pesar de esto han logrado visibilizar masivamente sus objetivos en las redes sociales y en la comunidad azuleña.

A más de 100 días de cuarentena obligatoria, la situación es cada vez más grave. De no tener respuestas favorables, es probable que el Centro Universitario Azuleño no encuentre alternativas viables para sostener su vida institucional y sus becas de alojamiento universitario. Paralelamente, la falta de conectividad y de dispositivos apropiados está profundizando la deserción de estudiantes en los institutos terciarios de la ciudad. Es imperioso, en este marco, que se reabran las becas junto con un nuevo proyecto de becas integrales que pueda mitigar la situación del estudiantado.

El Plenario Educativo de Azul resolvió poner en marcha campañas de difusión del pliego de demandas que presentó ante las autoridades comunales hace semanas. También realizará un festival virtual cuya organización ya se encuentra en marcha. Finalmente, invitan a quienes defienden la educación pública a sumarse, con todos los cuidados necesarios y la distancia social sugerida, a movilizar al veredón municipal durante la próxima sesión del Concejo Deliberante.

¡Defendamos la educación pública en este contexto de crisis, movilicemos junto a terciarios y el C.U.A. por todos los reclamos del sector!

A %d blogueros les gusta esto: