Intendente Corrupto?

Intendente Corrupto?

Una cámara de seguridad registró al intendente de la localidad correntina de Mburucuyá, Pablo Kelo Guastavino, y a su hermano José Miguel, cuando atacaron a golpes y le robaron el celular a un periodista en plena calle, según la querella criminal en la que pidieron la detención del jefe comunal por los delitos de robo simple, lesiones y amenazas.

El periodista se encontraba filmando el momento en el que los hermanos Guastavino bajaban mercaderías enviadas por el Gobierno nacional en la casa familiar, lo que podría demostrar otro grave delito de corrupción vinculado al manejo de alimentos para comedores.

Con la prueba del video y testimonios de testigos, la Justicia de Instrucción de Corrientes estaría en condiciones de ordenar la detención del intendente Guastavino, que legamente no tienen fueros, por el grabe delito de robo en la vía pública.

En pleno centro de Mburucuyá y en medio de una calle, el video muestra al periodista Marcelo Florindo defendiéndose de las lesiones que recibía de los hermanos Gustavino, además del momento en el que uno de ello le quita el teléfono celular con el que filmaba y nunca más se lo devolvió. El aparato fue encontrado por la Policía recién al día siguiente y totalmente destruido.
Florindo trataba de correr por el pavimento mientras recibía golpes de puño y patadas por las piernas, espalda y cabeza, además de sufrir el salvaje robo de su teléfono que nunca más recuperó.

Todos estos delitos fueros asentados en una querella criminal contra el intendente Guastavino y su hermano en el juzgado de Instrucción de Saladas el miércoles pasado, escrito en el que además se pidió la detención del jefe comunal.

Lo grave del caso también es que la jueza de Saladas, María Mareco, se negó este viernes a recibir otro escrito que solicita medidas de protección para testigos y denunciantes, además de la contundente prueba del video que muestra el ataque y el robo. La magistrada argumentó en forma absurda que la emergencia por coronavirus no le permite comenzar con el trámite.

La querella la realizó Florindo con el patrocinio del abogado Juan Manuel Cubilla Podestá. El caso es gravísimo para la vida institucional de Mburucuyá porque el periodista estaba filmando al intendente cuando bajaba en su domicilio familiar mercaderías enviadas por el Gobierno nacional para comedores comunitarios.

El supuesto manejo irregular de los alimentos que el Municipio recibe del Gobierno nacional podría comprobar también otro grave delito de funcionario público, con el agravante de que el país se encuentra en emergencia sanitaria por coronavirus y las necesidades de la población aumentan.

Momento en que el Intendente le arrebata el celular al periodista
A %d blogueros les gusta esto: