Secuestran 219 facas, 34 celulares y drogas en la Unidad 9 La Plata

Este tipo de operativos sorpresivas comenzaron a ser implementadas el año pasado por disposición del Ministerio de Justicia provincial y dieron como resultado un marcado descenso de los casos de violencia dentro de los penales bonaerenses.
Este tipo de operativos sorpresivas comenzaron a ser implementadas el año pasado por disposición del Ministerio de Justicia provincial y dieron como resultado un marcado descenso de los casos de violencia dentro de los penales bonaerenses.

En una requisa sorpresiva realizada ayer en la Unidad 9 La Plata, dependiente del Servicio Penitenciario Bonaerense, se secuestraron 219 elementos punzocortantes, 34 celulares, drogas y vestimentas de mujer.

El procedimiento estuvo a cargo de la Dirección General de Seguridad, la que contó con la colaboración de efectivos de distintas Direcciones Generales.

Del operativo participaron 124 agentes penitenciarios y perros de la Dirección de Cinotecnia, los que revisaron siete pabellones, patios y duchas e incautaron elementos prohibidos.

La requisa se llevó a cabo en los pabellones 3, 5, 6, 7 11, 12, y 13. Del procedimiento se destaca que en el pabellón 3 se secuestraron 63 facas y 25 elementos contundentes. Además de ocho envoltorios con una sustancia similar a la marihuana. En tanto, en el pabellón 7 se encontraron tres prendas de vestir de mujer y otra prenda similar a la utilizada por el personal penitenciario.

El resto de los elementos prohibidos mencionados se hallaron en los otros sectores requisados.

Este tipo de operativos sorpresivas comenzaron a ser implementadas el año pasado por disposición del Ministerio de Justicia provincial y dieron como resultado un marcado descenso de los casos de violencia dentro de los penales bonaerenses.

A partir de un informe de la Unidad de Gestión y Coordinación Estadística del SPB, se determinó que en 2012 la población carcelaria era de 28.762 personas y que durante ese año ocurrieron 5.235 peleas y agresiones entre internos, además de casos de autoagresión.

En tanto, el informe indica que si bien en 2017 la cantidad de reclusos fue mayor, ya que aumentó a 37.817, se verificó una disminución del 30 por ciento de casos de violencia, que fueron un total de 4.059.

Se destaca que el secuestro de elementos contundentes, la capacitación del personal penitenciario que se ocupa de la seguridad interna y el reacomodamiento de la población carcelaria según las situaciones que se presentan entre internos son los principales motivos del descenso de esos casos.

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.