“Nuestra hipótesis es que el ARA San Juan fue hundido por un ataque externo con misiles”

Entrevista exclusiva a Mariano Pi, coordinador de la Red Federal de Investigación ARA San Juan. La red reúne a especialistas de diferentes áreas e incluye a familiares de los tripulantes del submarino. ¿Por qué concluyen que fue un ataque?
Entrevista exclusiva a Mariano Pi, coordinador de la Red Federal de Investigación ARA San Juan. La red reúne a especialistas de diferentes áreas e incluye a familiares de los tripulantes del submarino. ¿Por qué concluyen que fue un ataque?

Por Enrique de la Calle y Branco Troiano

APU: En primer lugar, hicieron o van a hacer una presentación ante la Justicia en el marco de la investigación por la desaparición del submarino ARA San Juan. ¿Es así? ¿Cuál es la hipótesis sobre la que están trabajando?

Mariano Pi: No hicimos presentaciones por fuera de los familiares. Más bien aportamos desde un principio al trabajo de la jueza y la querella de los familiares de los tripulantes haciéndolos parte de los avances de nuestra investigación. Creemos que ese puede ser nuestro homenaje a la memoria de los 44 tripulantes del submarino.

Ni bien ocurrido el incidente del ARA San Juan denunciamos las mentiras oficiales y semioficiales, impulsamos la creación de la comisión bicameral en el Congreso (para lo cual hicimos un proyecto que era mucho más ambicioso que el que se terminó consensuando) y con un puñado de amigos, hermanos, patriotas y familiares de tripulantes del ARA San Juan de distintas ciudades y provincias, armamos la Red Federal de Investigación.

Desde el 23 de enero, en que la CTBTO (Organización del Tratado de Prohibición Total de Pruebas Nucleares) dio a conocer su informe sobre la explosión registrada el 15/11, planteamos que el gobierno debía dar a conocer la equivalencia en TNT de esa explosión. La equivalencia en TNT es una medida universal que permite establecer la magnitud e intensidad de eventos explosivos. Estando sumergido en el Atlantico Sur, el ARA San Juan no tenía muchas opciones: tuvo una falla, un accidente o sufrió un ataque.

Nos negábamos a definirnos por una u otra hipótesis, que veíamos eran utilizadas con fines partidistas y facciosos. Sostenedores de una u otra hipótesis, sin ninguna prueba, ya tenían responsables a quienes culpar y meter presos. Ya sea de este gobierno, o del anterior.

Por nuestra parte, hicimos hincapié en continuar la búsqueda y realizar las pericias sobre el evento explosivo, que era lo único con lo que contábamos ya que aún no podemos peritar el submarino.

APU: ¿Por qué pone tanto énfasis en esa equivalencia en TNT?

MP: Saber la equivalencia en TNT nos permitiría realizar las simulaciones y cálculos necesarios para reafirmar o descartar hipótesis de acuerdo a los rangos explosivos posibles de cada una y de esa manera poder orientar eficazmente la investigación en las causas. Y luego, si cabe hacerlo, establecer las responsabilidades operativas e institucionales sobre el siniestro.

El 4 de diciembre, el ministro Oscar Aguad anunció en TN (Todo Noticias) que a principios de diciembre habían detonado 100kg de TNT a 40m de profundidad para comparar esa explosión con la registrada el 15 de noviembre. Según el ministro, ambas explosiones habían resultado idénticas.

Como la pericia iba en el sentido de lo que pedíamos, le exigimos hacer públicos, ya no solo el informe de equivalencia en TNT de la explosión del 15/11, sino también los resultados de su comparación con la prueba realizada. Tampoco tuvimos suerte.

Gracias a algunas fuentes, logramos enterarnos con precisión de que la explosión del 1/12 había sido de 108kg de TNT, y mediante el cálculo de equivalencias, llegamos a la conclusión de que no habían detonado TNT “encapsulado” como decían y los medios repetían, sino un misil antisubmarino MK54 que tiene ese mismo rango de explosión.

El gobierno y la CTBTO compararon la hipotética explosión del ARA San Juan con la explosión de un torpedo cuyos resultados se calificaron como idénticos, arrojando la prueba valores apenas inferiores, porque claro, entre otras cosas, no estaba el San Juan de por medio…

A los pocos días, lo del (torpedo) MK54 pasa de ser un secreto a voces a un reconocimiento formal, pero aún se dejaba en un cono de sombras la información técnica fundamental de la equivalencia en TNT de la explosión del 15 y los resultados concretos del informe sobre la prueba realizada con el torpedo.

Entonces, impulsamos que distintas legislaturas provinciales y municipales se expidieran apoyando este pedido. Estábamos en eso cuando surgió la posibilidad de hacer preguntas al Jefe de Gabinete (Marcos Peña) con motivo de su informe periódico obligatorio al Congreso de la Nación.

No desaprovechamos la oportunidad y ahora tenemos los resultados. Se ha desatado una interna feroz entre el Gobierno y la Armada denunciando operaciones cruzadas y se ha abierto una crisis institucional monumental debido a que han tomado estado público los informes presentados por el Jefe de Gabinete.

APU: ¿Cuáles son los datos que aportó Jefatura de Gabinete y que generaron esa interna en el gobierno, y entre el Ejecutivo y la Armada?

MP: Nos centramos en dos de ellos, por ahora: el informe de la CTBTO y la orden de operaciones del ARA San Juan.

El primero, evidencia de manera concluyente que las fuentes de explosión en uno y otro caso, son del mismo tipo en magnitud, intensidad y duración. Es decir, el ARA San Juan fue hundido por un ataque externo con misiles.

El segundo documento refiere a que el ARA San Juan tenía orden de vigilancia sobre el destructor HMS CLYDE, que transporta helicópteros antisubmarinos Merlín.

Esto es muy importante, pues los Merlin disparan los misiles MK como los que hundieron al San Juan. Y son los mismos helicópteros británicos que habían perseguido al San Juan unos días antes, según los mensajes enviados por tripulantes del San Juan a sus familias.

El HMS Clyde y sus helicópteros Merlín son el único sistema de armas presente en la zona capaz de disparar los misiles que hundieron al San Juan, según se desprende del informe de la CTBTO y la orden de operaciones.

¿Quiere una noticia más indignante? En la lista elaborada por la Armada de los equipos extranjeros que ofrecieron su colaboración “inmediata, espontánea y desinteresada” se encuentra el HMS Clyde británico. Con toda crudeza, esta es nuestra hipótesis. Que por lo visto, ya contaba con varios antecedentes…

APU: Si su hipótesis se confirmara estamos hablando de una situación muy grave. Antes: ¿Qué puede decirnos sobre ese informe de la CTBTO? ¿Qué elementos aporta para pensar en una explosión por un ataque externo?

MP: Nuestra opinión sobre el informe de la CTBTO parte del reconocimiento de su veracidad por todos los actores involucrados en la investigación.

El informe comparativo de las explosiones (la que se adjudica al ARA San Juan y la del MK54) es muy rico en información pero pobre en conclusiones. Las partes más importantes del informe no son comentadas y las más irrelevantes nutren una conclusión que no se juega ni por la verdad ni por la mentira.

ras demostrar en todo el informe que la comparación arroja dos explosiones prácticamente gemelas de fuentes similares, se agarran de una pequeña diferencia para decir que solo pueden afirmar que una explosión fue más fuerte que la otra. Es lógico: hacer una conclusión que desate un conflicto regional y posiblemente global, no está entre las misiones de los técnicos de la CTBTO.

Pero más allá de eso, lo cierto es que el informe es muchísimo más completo y determinante, a tal punto, que Oscar Aguad, ministro de Defensa, dijo que las explosiones eran idénticas con valores idénticos, aunque el registro de una fue levemente superior a la otra. La misma CTBTO en el informe aclara que éstas diferencias pueden tener su origen en distintos niveles de profundidad, o en la interacción de las ondas sonoras con las corrientes marinas, etc.

Ahora que ha tomado estado público este informe, quedan excluidas por completo las operetas como la encabezada por el agente de inteligencia naval norteamericano retirado Bruce Rule que sanateaba sobre los 5.700kg de TNT de la explosión del ARA San Juan y sin tener la ubicación exacta y su profundidad, pudo calcular por arte de magia la velocidad de caída al lecho marino tras el supuesto colapso. La operación Rule, revivida por los medios como novedad un mes después de ser publicada por esos mismos medios (y no duden que ahora volverá nuevamente como novedad) tuvo como objetivo plantear un rango de explosión que sea completamente incompatible con un ataque con misiles. Por suerte ha fracasado.

APU: Para resumir y entender bien su posición. Hasta el momento, está el informe de CTBTO, un organismo internacional irreprochable. Luego, se comparó ese resultado con una prueba realizada por el Gobierno argentino, que midió cómo sería el impacto de una explosión por un torpedo. Según ustedes ambos resultados son idénticos. ¿Es así? ¿No hay otros elementos para descartar esa posibilidad y pensar en una situación de avería del buque?

MP: No hay medidas de prueba para negar la hipótesis del ataque externo. La equivalencia en TNT la tienen oculta porque lo único que hace es comprobar el ataque. El informe de la CTBTO es muy claro en eso. Y es el organismo internacional multilateral que analizó los dos eventos explosivos, el del San Juan y el del torpedo.

Las comunicaciones del comandante reportando fallas en ningún caso implican peligro, sino control de la situación y relativa normalidad. De hecho en un documento de los aportados por el Jefe de Gabinete Peña, el comandante cuenta cómo en el entrenamiento habitual de la tripulación se los prepara para la navegación con circuito dividido (es decir anulando un sector de baterías).

Todos los involucrados coinciden en que el submarino reunía condiciones seguras de navegabilidad, y que estaba en condiciones para cumplimentar las misiones asignadas. No era una lata de sardinas atada con alambre, ni un arma obsoleta. Que podía tener fallas, un montón de fallas, nadie lo duda, que debía ser sometido a reparaciones periódicas tampoco.

Lo que estamos discutiendo aquí es si esas fallas fueron capaces de provocar una explosión de tal magnitud, justo y exactamente igual a la de un torpedo que en todo el Atlántico Sur solo lo disparan los sistemas de armas ingleses sobre los que el San Juan tenía pedido de vigilancia e inteligencia.

Por otra parte, el informe de la CTBTO echa por tierra con la idea de una explosión interna, como bien lo explica el perito de la UTN Ariel Garbarz.

APU: ¿Cuál es el planteo de Garbarz?

MP: Lo que analizó Garbarz, y así lo hizo público, tiene que ver con que una explosión interna por acumulación de gas tiene tiempos distintos de expansión y distinta intensidad respecto a una explosión externa por un torpedo (en este caso, más tiempo y menos intensidad). Por su parte, la pericia conjunta realizada por la Armada y la CTBTO detonando el MK54 establece una similitud absoluta y concluyente en la intensidad y tiempo de las señales. (Nota de Editor: APU dialogó con Garbarz y confirmó su posición, que además transmitió al ministro Aguad, sin respuesta alguna).

Fuente: http://www.agenciapacourondo.com.ar

 

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.