En marzo, el magistrado ahora suspendido, ya había denunciado una caza de brujas, una persecución ideológica de parte del gobierno nacional. El juez ya había tenido cruces con la gestión de Cambiemos en 2016, cuando rechazó los tarifazos.

En marzo, el magistrado ahora suspendido, ya había denunciado una caza de brujas, una persecución ideológica de parte del gobierno nacional. El juez ya había tenido cruces con la gestión de Cambiemos en 2016, cuando rechazó los tarifazos.

Suspendieron deliberadamente y sin ningún sustento jurídico por el término de dos meses al Juez Luis Federico Arias, por no ser funcional al Ejecutivo.

El magistrado denunció una embestida del gobierno en su contra por fallos que no fueron de su agrado sobre incrementos de tarifas, el conflicto docente y el rechazo a descuentos a trabajadores estatales, entre otros. Hay una razón política y no jurídica detrás de esto. De hecho, mi actuación en la inundación de La Plata ya fue motivo de otro jury y el jurado descartó todo tipo de irregularidad, aseguró.

En marzo, el magistrado ahora suspendido, ya había denunciado una caza de brujas, una persecución ideológica de parte del gobierno nacional. El juez ya había tenido cruces con la gestión de Cambiemos en 2016, cuando rechazó los tarifazos.

El jurado estuvo compuesto por cinco legisladores, cinco abogados de la matrícula y la presidenta de la Corte Suprema bonaerense, Hilda Kogan. Después de la decisión del jury, Arias acudió a su página de Facebook para hacer su descargo: “Me quedo con el calor de los abrazos mojados por la lluvia, y el inmenso afecto de la gente. No bajaremos los brazos. Que no se confundan, que este no es el final, sino el comienzo”, escribió.

Fuente: http://www.avenidargentina.com