2Este viernes 9/02 el Partido Obrero de Azul invita a todos los trabajadores, a las trabajadoras, y a los vecinos en general a participar de una charla – debate titulada “La clase obrera y sus tareas en la nueva situación política”. En la misma hablará el dirigente nacional del Partido Obrero Eduardo “Chiquito” Belliboni. Será en el local partidario ubicado en Lavalle 255 a las 18:00.

Esta actividad está enmarcada en el XXV Congreso Nacional del Partido Obrero y tiene como escenario político la resistencia de los trabajadores contra la ofensiva capitalista que se viene desarrollando en el país luego de las masivas jornadas de diciembre contra la reforma previsional. Desde los ingenios azucareros del norte del país hasta los mineros de Río Turbio en Santa Cruz, la lucha contra los despidos se va transformando en una bandera nacional. Lo prueba, también, la masiva ocupación del Inti, la pueblada en favor de los trabajadores de Fabricaciones Militares en Azul y la lucha del Hospital Posadas.

A la cabeza de los despidos está el propio gobierno. Es el mismo gobierno que quiere imponer una paritaria a la baja del 15%, cuando todos descuentan que la inflación superará cómodamente ese porcentaje. Y que insiste con la reforma laboral, para eliminar conquistas históricas de los trabajadores e imponer la precarización generalizada.

La tarea del momento es movilizarse por el triunfo de las luchas en curso. Si triunfan el Inti, Fanazul, el Turbio y el Posadas se abre una nueva situación política que tendrá a los trabajadores al frente. Para eso es necesario convocar de inmediato un paro activo nacional y un plan de lucha, contra los despidos, la reforma laboral y en defensa del salario.  Sin embargo, la CGT y la CTA, así como la inmensa mayoría de las direcciones sindicales, le dan la espalda a estas luchas.  Es por ello que desde el Partido Obrero en el Frente de Izquierda llamamos a movilizarse por el triunfo de las luchas en curso, y a multiplicar el reclamo del paro activo nacional y el plan de lucha.  Es una política que debe envolver al conjunto de las organizaciones obreras, mediante la convocatoria a un Congreso de Bases para que los trabajadores debatan un plan de lucha y un programa de salida a la crisis.