Declaración de APDH por el aborto legal

La confluencia de las luchas de la izquierda y las agrupaciones populares y de derechos humanos por la justicia social, la igualdad y la memoria, pudo articularse con los movimientos sociales, por la identidad de género y los sectores democráticos de todos los partidos políticos con representación parlamentaria.
La confluencia de las luchas de la izquierda y las agrupaciones populares y de derechos humanos por la justicia social, la igualdad y la memoria, pudo articularse con los movimientos sociales, por la identidad de género y los sectores democráticos de todos los partidos políticos con representación parlamentaria.

La sanción en la Cámara de Diputados de la Nación de la Ley de interrupción voluntaria del embarazo constituye un gran triunfo del movimiento de mujeres y de las organizaciones políticas democráticas, populares y de izquierda que impulsaron el proyecto.

Desde nuestra organización celebramos este avance legislativo que deberá en lo inmediato abrirse paso en el Senado de la Nación, venciendo los fuertes vientos conservadores que predominan en algunas de nuestras provincias.

Garantizar el acceso en el sistema de salud a las mujeres y adolescentes para la realización de abortos en condiciones seguras permitirá prevenir la mortalidad materna y otras lamentables consecuencias para la salud de las mujeres y de sus familias.

En las largas jornadas de debates previos a la sesión, el Parlamento argentino escuchó los avances científicos y profesionales que en distintos países del mundo han logrado reducir a cero la mortalidad materna y en porcentajes crecientes la realización de abortos puesto que la atención en el hospital público permite incluir a las pacientes en servicios de prevención y planificación.

El resultado de la votación en diputados ha mostrado una vez más que el movimiento feminista ha crecido de manera sustancial en amplitud y diversidad. La marea verde que rodeó las calles de Buenos Aires y de las principales ciudades del país, ha recogido las luchas de las pioneras y se ha enriquecido con los debates de los Encuentros Nacionales de Mujeres, con las luchas de las trabajadoras asediadas por los despidos y el plan de ajuste neoliberal, con las luchas estudiantiles contra las reformas inconsultas y regresivas.

Por ello este reclamo es tan potente. No expresa solamente la lucha por el aborto legal, que es sin duda la gran deuda de la democracia con las mujeres, también sintetiza el profundo deseo de derribar el sistema patriarcal que oprime a todos los sectores subordinados.

La confluencia de las luchas de la izquierda y las agrupaciones populares y de derechos humanos por la justicia social, la igualdad y la memoria, pudo articularse con los movimientos sociales, por la identidad de género y los sectores democráticos de todos los partidos políticos con representación parlamentaria. En este sentido felicitamos a las compañeras de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito que en forma sostenida y coherente han logrado la interacción necesaria con los bloques políticos y el movimiento social. Ejemplo de lucha y dignidad.

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.