ATE denuncia a Gonzalo Santamarina por contrataciones irregulares entre el Ministerio de Trabajo de la Nación y la Fundación Contemporánea

Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) denunció irregularidades en la contratación de cursos de capacitación entre el Ministerio de Trabajo y la Fundación Contemporánea, durante la gestión del ex Director de la oficina Regional Pampeana, Gonzalo Santamarina y del responsable de la Agencia Territorial Tandil, el contador Juan Martiniano Corbetta.

Los trabajadores y trabajadoras estatales advirtieron sobre “una clara situación de incompatibilidad y falta de ética” en el servicio de la función pública. Denuncian  la ejecución de convenios firmados entre el Ministerio de Trabajo y la Fundación Contemporánea para el dictado de cursos en el marco del Programa Jóvenes con más y mejor Trabajo.

Gonzalo Santamarina fue Director de la Regional Pampeana del Ministerio de Trabajo durante la gestión de Cambiemos entre 2016 y 2019.

Era quien autorizaba los pagos de eso cursos a la Fundación Contemporánea de la cual el mismo  había sido presidente hasta pocos días antes de asumir sus funciones en la cartera de empleo.

Fuentes del Ministerio de Trabajo detallaron a este medio que la Fundación Contemporánea operó durante la gestión de Gonzalo Santamarina como el principal prestador de servicios de capacitación.

Las erogaciones de dinero por el dictado de esos cursos ascenderían a unos 2 millones de pesos.

El informe elaborado por la Junta Interna de ATE fue acercado al actual Subsecretario de Articulación Territorial, el Lic. Gerardo Gabriel Girón, quién solicitó que se elabore un expediente con la información de los acuerdos celebrados durante la gestión anterior.

Consideramos que debería analizarse el proceder de este ex Jefe, en tanto puso recursos de la Agencia de Trabajo al servicio de la Fundación Contemporánea, principalmente poniendo a su disposición personal contratado por el Ministerio a través del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y que ejerció el rol de interlocutor de esa Fundación en el territorio” indicaron.

En el documento se adjunta  un reporte con los números de expedientes que referencian los cursos que fueron dictados en la jurisdicción de la Agencia Territorial Tandil y en donde constan el tipo de formación  que se dictó y la cantidad supuesta de personas alcanzadas con esa capacitación.

La información obtenida de la base de datos de acceso público Datawarehouse al 31/01/2019 muestra que la Fundación Contemporánea cobró por dictar cursos de “Introducción al Mundo del Trabajo” a un total de 1052 personas y de “Apoyo a la empleabilidad” a 394 personas, entre 2017 y 2018. Es decir que desde esa oficina de empleo la Fundación Contemporánea habría capacitado a cerca de tres personas promedio por día en cursos de formación laboral.

Si bien Gonzalo Santamarina fue Presidente de la Fundación Contemporánea hasta pocos meses antes de asumir como Director Regional en nuestra ciudad, el vínculo con esa asociación civil siempre se mantuvo intacto. En una especie de pase de gestión en formato capicúa y que demuestra los lazos muchas veces poco transparentes de estas asociaciones civiles con la estructura de funcionamiento del Estado, el dirigente tandilense de Cambiemos volvió al redil en la Fundación Contemporánea una vez derrotado el proyecto político de Macri y Vidal.

La prueba más contundente de su continuidad en dicha Fundación es la nota de opinión que el propio Santamarina publicó días atrás en la edición dominical del principal medio de comunicación de Tandil.

Allí el ex funcionario de Trabajo emprende una fuerte crítica sobre la actual gestión del Estado Nacional en materia de empleo y sustentabilidad de las PYMES afirmando que, dos semanas atrás, habían organizado “desde Fundación Contemporánea” una charla virtual “con más de 30 empresarios pymes de nuestra ciudad”. El objetivo explicitado en la nota era “llamar la atención de quiénes elaboran la política económica del país” y que, según su perspectiva, “suelen desconocer el mundo Pyme y allí están los resultados”

Que el sector PYME es el que genera la mayor cantidad de empleos del país y que es el mayor dinamizador de la economía lo sabe cualquier dirigente político más o menos avezado en temas de empleo y producción. Casi un caballito de batalla utilizado en uno u otro sentido según convenga.

Lo curioso es que quien se reafirma a sí mismo en el lugar del “saber hacer” sosteniendo  que son otros “los que desconocen el mundo PYME”, es el mismo personaje que no planteaba ninguna solución – y mucho menos crítica alguna – cuando en nuestra ciudad se cerraban industrias como Metalúrgica Tandil que dejó más de un centenar de trabajadores en la calle. O cuando un empresario amigo de Mauricio Macri se quedó con las empresa Río Paraná; o cuando los empleados de LOIMAR reclamaron instancias de diálogo para resolver un conflicto creado por la dinámica especulativa del proyecto económico de Cambiemos. O cuando cerró Cinpal. O cuando cientos de comercios minoristas se mostraban vacíos y sin ventas.

La lista es enorme

Durante el gobierno de Mauricio Macri se cerraron 24.505 empresas, una contracción del 4,3% en el periodo 2015 – 2019 según cifras oficiales de la Administración Federal de Ingresos Públicos. El 91% de esas empresas afectadas tenían hasta 10 trabajadores. Sólo en la provincia de Buenos Aires se registró una caída de 8.949 empleadores.

¿Dónde estaba Gonzalo Santamarina cuando esa realidad sacudió con enorme fuerza y durante cuatro años al conjunto de empresarios, productores y trabajadores y trabajadoras de nuestra ciudad? Quizás el funcionario haya estado preocupado en elaborar acuerdos económicos entre la Fundación Contemporánea que supo presidir y el Ministerio de Trabajo del que formó parte durante la gestión Macrista.  Por lo pronto, la denuncia discurre por los canales institucionales que tiene el organismo para resolver este tipo de irregularidades.

Fuente: http://www.laopiniondetandil.com.ar/

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.