G20: Argentina ratificó el compromiso para normalizar la deuda externa y planteó que es el tiempo de la solidaridad global

Argentina participó de la Segunda Reunión Ministerial Extraordinaria de Comercio e Inversiones del G-20 sobre el COVID-19, donde reafirmó el compromiso del Presidente Alberto Fernández de “iniciar un diálogo global para superar esta pandemia, con el objetivo de poner fin a la exclusión social, la depredación ambiental, la codicia y la especulación descontrolada”.

En su intervención, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Jorge Neme, reafirmó el compromiso que tiene el país en la provisión de alimentos global en el contexto de la pandemia y destacó la necesidad de ayudar a las pequeñas y medianas empresas en este contexto.

El funcionario destacó que el Gobierno de la República Argentina pretende normalizar la deuda externa heredada y planteó que el país ha recibido el apoyo del FMI para avanzar en su reestructuración. “El propio organismo internacional considera que la deuda, en las condiciones actuales no es sostenible. Esperamos recibir este mismo tipo de entendimiento de los acreedores”, añadió.

Estamos ansiosos por normalizar nuestra economía y cumplir con nuestros compromisos de manera sostenible al tiempo que protegemos nuestro tejido social y productivo”, indicó también.

En línea con las políticas promovidas por el Canciller Felipe Solá, Neme marcó que el país se está esforzando para asegurar un flujo de comercio adecuado tanto como lo permita la situación actual del transporte mundial, al asegurar que “Argentina continúa proveyendo al mundo con sus proteínas vegetales y animales de calidad y, asimismo, nuestra industria agroalimentaria se está adaptando muy rápidamente a esta nueva realidad”.

El funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores remarcó ante los miembros del G20 que los productos alimenticios, cereales, carne, frutas y aceites “se embarcan diariamente a muchos destinos en todo el mundo. Como siempre, aplicamos protocolos sanitarios estrictos y apoyamos las redes logísticas para la agroalimentación”.

Atento a la incertidumbre económica que causó el COVID-19, el representante argentino reafirmó el compromiso del Gobierno de trabajar arduamente para ayudar a las micro, pequeñas y medianas empresas y a los sectores más vulnerables, incluidos los trabajadores y los pobres.

En cuanto a las inversiones, para la Argentina deben mantenerse y aumentarse después de la pandemia, a fin de contribuir a un mejor desarrollo y a una recuperación económica mundial sostenible, equilibrada e inclusiva.

Estamos listos para recibir inversiones en agronegocios en Argentina, ya que tenemos excelentes condiciones naturales, capacidad técnica y competitividad para expandir nuestra frontera de producción”, concluyó Neme.

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.