El impacto del aumento de las jubilaciones en marzo de 2020

CEPA analiza el impacto que tendrá al mes de marzo de 2020 el aumento en jubilaciones anunciado en el día de hoy. En el texto se analiza puntualmente:El poder adquisitivo de la Jubilación Mínima considerando el aumento de marzo de 2020 y la proyección de la inflación, la evolución de precios de alimentos y medicamentos, la situación de los jubilados según segmento de ingresos, l análisis de la actualización en el mes de marzo.

A instancias de una serie de recomendaciones elaboradas desde el FMI, en diciembre de 2017 fue modificado el índice de actualización de las jubilaciones y AUH. Esto, sumado a la pérdida de poder adquisitivo experimentado por dichos ingresos aun con la fórmula anterior – en virtud del magro derrotero de la economía argentina (particularmente en 2016)- implicó un sensible perjuicio para los jubilados.

El poder adquisitivo del haber mínimo, considerando la evolución del IPC-INDEC y el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) realizado mensualmente por el Banco Central de la República Argentina (BCRA), se retrajo 19,1% (por cada $100 que cobraba un jubilado de la mínima en 2015, en 2019 cobró el equivalente a $80,90) en la comparación entre el promedio de 2015 y el promedio de 2019, es decir, unos $2.673 mensuales, a valores de diciembre de 2019. Si se multiplica esa pérdida por doce meses, el monto anual alcanza los $32.075 para dicho período de comparación.

Comer y descomer

Entre noviembre de 2015 y enero de 2020, mientras que la jubilación aumentó 227% (343% si se considera el bono), los alimentos incrementaron su precio 318% 1 .

En virtud de lo mencionado, el incremento de un monto fijo de $1.500 más 2,3% implica un incremento de casi 8% de aumento respecto del monto agregado de jubilaciones previas, es decir, no habría pérdida de poder adquisitivo si se considera una estimación de inflación de 8,04% 5 para el trimestre marzo-mayo de 2020.

Esta propuesta llevaría la jubilación mínima de los actuales $14.068 a $15.892 (con la fórmula de movilidad ascendería a $15.694), es decir, unos $200 adicionales.

Así entonces, el aumento para los primeros tres quintiles (el 60% de los casos) superaría la fórmula de la movilidad anterior, el cuarto quintil quedaría al nivel de la inflación estimada por CEPA y solo el 20% quedaría por debajo de la inflación. Considerando esta estructura de distribución de jubilaciones, el aumento implicaría una reducción del monto de jubilaciones agregadas de unos $5.500 millones.

Si se analiza el semestre diciembre de 2019 a mayo de 2020, se percibe que la movilidad de diciembre más el aumento por decreto de marzo implica un incremento de 17,3% que alcanza 25,1% si se considera el bono. Considerando una inflación de 16,9% para ese semestre7 , la actualización de diciembre más el aumento de marzo queda por encima, recuperándose 0,4% de poder adquisitivo sin considerar el bono y 8 puntos porcentuales si se considera el bono.

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: