Patada de Burro

Los que tuvimos oportunidad de vivir en el campo sabemos que la patada de burro es la más fuerte que se conozca. Seco, intenso, casi despiadado y mucho más fuerte que el de su pariente equino. 

por Alcides Ramón Balbuena 

Así y al mentón de propios y extraños fue la noticia que se difundía ayer por las redes, pasado tres minutos de las 9. 
Un mensaje claro, sin atenuantes, con la impronta de una verdadera líder. Así explicaba porque ella baja un escalón. Todo para que se beneficie el proyecto, no solo ideológico sino de país. 
Al principio, y como todos, hice conjeturas sin medidas, tal vez un poco de desilusión, aún así volví a escuchar para entender a la perfección del mensaje e ir atando otra vez cabos sueltos. Es que Cristina no te dice todo en un mensaje, tenes que seguir el hilo. Cada vez que se presenta dice algo que no está tirado al aire porque sí. Ella es la nutriente del sentido político ideológico más grande de los últimos 45 años. Cada frase o palabra se suma de la anterior alocución para entender. Lo expresó en la presentación del libro: “Bajar”. Lo dijo en el PJ: “Sin egoísmos”. Nos invitó a que conozcamos la otra parte del Alberto. Ese que fue fuertemente atado al sentido único de unidad que partía de Néstor. No busquemos en él a un líder pragmático o a un estadista. Es lo que es,  un político de muy alta calidad en su género. Muy diplomático y a su vez enérgico en sus apreciaciones. No está visto como un títere, como sí fue conceptuado Daniel Scioli. Justamente eso marca la diferencia. 
La altura moral que demuestra Cristina ahora debe ser la bisagra de los demás dirigentes, deben entender que no pasa todo por quien esté al mando sino del colectivo que lleve adelante una planificación de Estado. Se caen a pedazos los argumentos del tercer camino, se cae la idea de buscar el pelo al huevo. La avenida ancha se convirtió en vereda. 
El peronismo federal quedó grogui, Moreno lanzó manotazos desesperados tildando a Alberto de no peronista. Él, que tanto decía que no tiene un perómetro ahora nos quiere dar a entender que éste no proviene de la vertiente ideológica más grande de todas. Claro, no es de su palo, y eso le hace morder los labios. Derrota segura para todos. Eso le duele, a él y a los otros. El único que mantuvo calma y tuiteó por allí fue justamente el más contrario al kirchnerismo, sí Sergio Massa, “Voy a acompañar a Alberto Fernández” dijo y ya dio a entender que bajaba una candidatura que nunca expresó que sería pero que todos daban por sentado que tarde o temprano iría a una interna en su espacio federal. 
En la provincia, los intendentes deberían tomar nota, creo que ayer a más de uno se le habrán bajado los humos. La provincia de Bs. As. es hoy un botín de guerra para CAMBIEMOS y no se pueden dar pasos en falso. La elección del candidato debe ser por medición y no por consenso. Allí sí es más complejo, es que Vidal mide alto, y el único que se acerca en intención de votos es nada más y nada menos que Axel Kicillof. 
Ahora queda en nosotros, que tenemos la posibilidad de dar a conocer expresamente nuestras ideas como dirigentes que somos, la posibilidad de acordar una rápida resolución a este inconveniente, que seguramente será subsanado en pocos días. 
El PJ pidió, exigió, que los candidatos se den a conocer antes del 31 de Mayo. Ahí están, ellos son, los que por algún designio del cielo tendrán que afrontar la más dura de todas la batallas, la económica, la de la restauración de la sociedad y la de la esperanza. 
Nación tiene candidatos. Falta la provincia de Bs As, entonces manos a la obra. Sean idóneos y no egoístas. Tomen el ejemplo de quien teniendo todo bajo sus pies, dio un paso al costado para beneficio de la Patria. 

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: