Unidad Ciudadana: “en este día queremos abrazar a las y los trabajadores. Porque no todo está perdido”

Estamos, es cierto, en un contexto que poco y nada hace por celebrarlos. El Gobierno de Cambiemos entregó el destino de nuestra Patria al Fondo Monetario Internacional, que impone sus metas para transformarnos en meros proveedores de materia prima y mano de obra barata. En busca de la flexibilización laboral que pretenden, los gobiernos nacional y provincial han aumentado brutalmente las tarifas de la energía y la inflación ha disparado el costo de los alimentos.

El panorama se hace más sombrío con la apertura de las importaciones, que, sumada a los factores anteriores, provoca al cierre de empresas y una escalada del desempleo como hace décadas que no veíamos en nuestro país.

En Azul, el mayor golpe al empleo fue el cierre de Fanazul, decidido por el Gobierno nacional pero que hubiese sido inviable sin el apoyo explícito de la Gobernadora Vidal en Provincia y del Intendente Bertellys en lo local.

Pero las bajas no terminan ahí: también perdimos Cerámica Valle Viejo y el Molino Nuevo, hubo reducción en San Lorenzo y Pachi Lara dejó de producir.También se registraron en los últimos días despidos en las canteras, que el Ejecutivo local se empecina en presentar como el santo remedio a la desocupación azuleña.

Mientras tanto, el tan aplaudido parque eólico de Los Teros no dará más que un puñado de puestos de trabajo a los azuleños, y esto apenas por algunos meses. El resto será ocupado por trabajadores de otras zonas.

Las tarifas astronómicas y la baja en la capacidad del consumo de la población han diezmado el comercio local, que ha visto cerrar más de mil emprendimientos sólo en el último año.

Debemos recuperar lo que es nuestro. Nuestros derechos al trabajo, a la vivienda, a la salud. Necesitamos volver a tener un Gobierno que apoye a los emprendedores, que priorice el trabajo local, que no descarte la soberanía.

De cara a la inminente campaña electoral, algunos candidatos hablan bonito y descubren que Azul tiene barrios que necesitan atención. La experiencia nos enseña que es un error elegir aquéllos que dicen tener las mejores intenciones: la opción para levantar el país, la provincia y el partido, está en aquéllos que no alquilan sus convicciones, que tiene un discurso que respaldan con sus actos.

Por eso en este día queremos abrazar a las y los trabajadores. Porque no todo está perdido. Porque estamos a tiempo de torcer el timón y volver a tener futuro.

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: