Con la excusa de que hay ratas Bertellys quiere desalojar el acampe fabriquero

El acampe fabriquero, símbolo de la resistencia de los trabajadores despedidos de FANAZUL, lleva  15 meses y 12 días desde aquel momento en que los fabriqueros decidieron quedarse en la plaza hasta la reapertura de la fábrica de explosivos o las elecciones de Octubre.

Desde entonces, la carpa negra, montada en uno de los laterales de la municipalidad es un recordatorio permanente de que Azul, en esta gestión de gobierno de Cambiemos (nacional, provincial y municipal) perdió una de sus principales fuentes de trabajo.

La carpa quizás activa también la conciencia de quienes desde el gobierno municipal prefirieron ser obsecuentes a las políticas macristas antes que escuchar el reclamo de los azuleños que masivamente salieron a la calle en aquel verano de 2017/2018 para pedir la continuidad de –Fanazul.

Ahora la estrategia de Bertellys es denunciar  a los fabriqueros porque “en el acampe hay ratas”.

Según los propios ex trabajadores “las ratas vienen del interior de la municipalidad y también se observaron roedores en inmediaciones de la catedral”.

El acampe esta limpito acá les dejo las fotos y nosotros no lo vamos a levantar hasta las elecciones en octubre y  es muy posible que nos quedemos hasta el 10 de diciembre”, respondió un ex trabajador de Fanazul a la denuncia a través de su cuenta de Facebook.

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

A %d blogueros les gusta esto: