“El discurso de Macri es el discurso del psicópata”

Afirma el destacado psicoanalista argentino, radicado en España, Jorge Alemán Lavigne. Tras la inauguración del período de Sesiones Ordinarias en el Congreso Nacional, donde el presidente apeló una vez más a “colocar la culpa de lo que nos pasa en los propios ciudadanos” sin reconocer errores de su gobierno, el ensayista y profesor honorario de la Universidad de Buenos Aires, destaca los rasgos psicóticos en la construcción del relato de Macri.

El análisis de Lavigne es el siguiente:

“El discurso de Macri es el discurso del psicópata: niega y tergiversa lo que podemos percibir por nuestra propia experiencia, lo cual es enloquecedor.

Pone a la víctima en el lugar del culpable de su propio sufrimiento, lo cual genera sobre la víctima el efecto de confundirla y deprimirla.

No se responsabiliza por sus actos, sino que estos siempre responden a la acción de otros, de la cual es él la víctima inocente.

Esto apunta a generar, otra vez, confusión y culpa en la verdadera víctima, y un profundo, demoledor sentimiento de impotencia.

Y por último, ejerce una violencia arrasadora con una sonrisa, con buenas maneras y palabras tranquilizadoras, lo cual adormece, hipnotiza y -nuevamente- confunde: “es por tu bien”, dice mientras lastima y destruye.

Y muchos/as le creen, porque el arte de la manipulación y la crueldad es la especialidad del psicópata.

Pero hay algo con lo que el psicópata no cuenta: ese momento, que no siempre llega, en que empieza a resquebrajarse la ilusión y puede verse, de a poco primero, después con claridad total, la magnitud del daño que está haciéndonos.

Ese momento, que no siempre llega, en que las -hasta entonces- víctimas de su juego perverso, se dan cuenta de su propia fuerza. Ese momento, aunque no siempre llega, es la pesadilla del psicópata.

Estoy convencido de que no estamos para nada lejos de ese momento”.

JA/ Jorge Alemán Lavigne

Sobre el autor del artículo

Jorge Alemán Lavigne, es un psicoanalista y escritor de origen argentino. En 1976 se exilió en España, con 25 años de edad. Desde esa fecha vive en Madrid. Tanto su formación como su pensamiento singular, sostenido por un orador y un ensayista notables, se ha potenciado, sin duda, por la partición geográfica y cultural en estas dos regiones de una misma lengua. Ha publicado numerosos libros que dan cuenta de un pensamiento que une psicoanálisis, filosofía y política, así como libros de poesía. Fue nombrado por el Gobierno español comendador de la Orden de Isabel la Católica en el grado de Encomienda. Es profesor honorario de la Universidad de Buenos Aires. Entre los años 1972 y 1976 publicó en esa ciudad varios libros de poesía, uno de ellos, Sobre hospicios y expertos navegantes obtuvo el Premio Nacional de Poesía del Fondo de las Artes.2​ Durante la segunda mitad de los setenta formó parte de la avanzada del psicoanálisis lacaniano en España. Fundó grupos de psicoanálisis y la primera revista lacaniana de Madrid, Serie Psicoanalítica

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: