Crisis sin fin: aumento del agua, una nueva estafa a los y las bonaerenses

Este martes 8 de enero se realizó una audiencia pública en La Plata para solicitar una nueva suba del 38 %. La medida va en consonancia con eliminar la perspectiva de derecho, retirar subsidios y dolarizar tarifas.

Por Viviana Pereyra

El gobierno de María Eugenia Vidal llevó adelante una audiencia pública para convalidar un aumento del 38 % del servicio de aguas y cloacas de la provincia, en sintonía con los incrementos de todos los servicios públicos que golpean el bolsillo de las y los  trabajadores.

La concesionaria ABSA solicitó un nuevo aumento del metro cúbico que pasará del $ 8.08 a $ 11.10. A esta situación, hay que sumarle el 4 % de la Tasa de Fiscalización y Control que va destinada al organismo de control (actualmente la Autoridad del Agua) y 21% que recauda el gobierno nacional a través del IVA.

Además, el impacto del aumento será aún mayor porque el servicio no medido (que es mayoritario) se establece a partir de la valuación fiscal de los inmuebles que tuvo una fuerte suba el año pasado.

Por su cuenta, ABSA acumula en tres años un aumento de 364 por ciento, mientras que los salarios crecieron en promedio un 124 por ciento, según datos de la Defensoría del Pueblo de la Provincia.

Por ejemplo, durante el 2016 la empresa incrementó el costo del servicio entre un 140% hasta 570%, de acuerdo a la valuación fiscal, mientras que las y los trabajadores del sector privado registrado, tuvieron una variación salarial del 33% y los de sector público, % 32,6(*), con una inflación anual del % 40,3.

Estos incrementos, sumados a los de energía y transporte, se dan en el marco de un cambio de paradigma basado en tres ejes: priorizar lo lógica mercantil por sobre la perspectiva de derecho, eliminar subsidios como parte del acuerdo establecido por el FMI y llevar adelante un proceso de dolarización de las tarifas.

En el mismo informe presentado por ABSA ante la Autoridad del Agua compara el precio del metro cúbico en dólares respecto a otros países, en vez de tener en cuenta el índice salarial de las y los trabajadores de un servicio público que tienen la responsabilidad de brindar.

Desde el Poder Judicial también se han expedido sobre la necesidad de garantizar el derecho al agua. En la causa “Kersich, Juan Gabriel y otros c/ Aguas Bonaerenses y otros s/ amparo”, la Corte recordó que el agua es un recurso natural limitado y un bien público fundamental para la vida y la salud.

Pese a los incrementos, no ha habido un mejoramiento de la calidad del servicio o en inversiones para extender la red. En la capital provincial, desde el Consejo Local de Tierra y Hábitat impulsamos la resolución Nº 49 votada en 2018 por unanimidad en el Concejo Deliberante para que se extiendan y/o mejoren los servicios públicos en más de 160 barrios populares. Ante representantes del intendente macrista Julio Garro, las prestatarias de los servicios informaron que sólo podían avanzar en las obras si el Estado o las propios usuarios costeaban la realización de las obras. Y se multiplican los reclamos de organizaciones y usuarios por baja presión, mala calidad del servicio y ausencia de extensión de la red para nuevos usuarios.

Es por eso que este incremento que hoy tendrá luz verde con la audiencia pública no estará fijado de acuerdo a la capacidad contributiva de los usuarios (como tendría que ser una lógica que priorice el derecho a un servicio esencial a la vida), ni mejorará a la calidad del servicio, sino que será una nueva estaba a las y los bonaerenses para cumplir con las metas del FMI.

(*) Índice de salarios. Números índices y variaciones porcentuales respecto del período anterior y acumuladas, por sector. Octubre 2015-octubre 2018, INDEC. El dato establece la variación salarial de diciembre de 2016 respecto a diciembre de 2015.

Fuente: http://www.agenciapacourondo.com.ar

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

A %d blogueros les gusta esto: