Macri enviará un proyecto de ley para bajar la edad de imputabilidad

Desde el macrismo buscarán que se baje la edad de imputabilidad a 15 años de edad. Cabe recordar que desde Unicef y la Defensoría General de la Nación ya habían rechazado el proyecto en 2017 y advirtieron que «violaría el principio de progresividad y de no regresividad en materia de Derechos Humanos».

El Poder Ejecutivo impulsará un paquete legislativo para bajar la edad de imputabilidad a 15 años de edad. La idea del macrismo no es nueva. En 2017 desde Unicef y la Defensoría General de la Nación ya habían rechazado un proyecto similar y advirtieron que «violaría el principio de progresividad y de no regresividad en materia de Derechos Humanos». De esta manera, el Gobierno girará al Congreso para que el proyecto sea tratado en sesiones extraordinarias. Según detalla el borrador legislativo la pena de prisión máxima para adolescentes de entre 15 y 18 será de 15 años.  A partir de esta nueva normativa impulsada por el macrismo, adolescentes de 15 años podrán ir a prisión por delitos graves, como homicidios, violaciones, lesiones gravísimas, secuestros extorsivos y robos con armas de fuego. 

Estamos creando una imputabilidad penal a los 15 pero imputabilidad administrativa a cualquier edad; no importa la edad del menor que cometa el delito, inmediatamente entra a un régimen socioeducativo terapéutico y se lo va a tratar para que no siga en las conductas disvaliosas que lo llevan a matar o morir», señaló la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en declaraciones radiales.

En mayo del 2017, AGENCIA PACO URONDO dialogó con Sebastián Revairols, vicedirector del Instituto de Menores Agote, sobre los intentos del Gobierno para bajar la edad imputabilidad y el funcionario afirmó: “Uno de los primeros pilares por los que escuchamos que se impulsa la baja de la edad de imputabilidad es la cuestión de la seguridad. Para nosotros es una mentira porque los delitos cometidos por menores son pocos. En segunda instancia se habla de delitos graves pero, dentro de la población juvenil que ha cometido delitos, es una porción muy pequeña la que ha cometido delitos graves. Es insignificante. El debate va acompañado de un discurso relacionado con una política más represiva que siempre se caracterizó por señalar a la juventud”.

Además, añadió: “Otro tema fundamental a destacar es que cuando se habla del tratamiento de los jóvenes para que no vuelvan a incurrir en el delito; la discusión es de fondo y primaria. Uno no puede pensar que el sistema de prevención de derecho y de garantía va a funcionar desde el Sistema Penal, porque estaríamos confundiendo los roles de cada organismo. ¿Cómo puede ser que el sistema de protección empiece después de que un pibe comete un delito? Nosotros trabajamos y estamos convencidos de que el sistema de prevención debe comenzar antes de que un niño cometa un delito. Empieza con la asignación universal, con la educación, con condiciones dignas de vida dentro de los lugares más marginales que, lamentablemente, es donde más se dan los casos de delito”.

Acá se cree que la prevención empieza luego del delito, cuando el joven se institucionaliza. No es así. Tenemos que estar en los barrios, en las escuelas, con las familias, con los chicos de la calle», concluyó.

Fuente: http://www.agenciapacourondo.com.ar

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: