En Bahía Blanca estalló la furia

Familiares del fallecido futbolista Claudio “Turco” Apud y de otras personas fallecidas en los últimos días ingresaron esta mañana a los golpes a la oficina del intendente Héctor Gay buscándolo por una presunta promesa que les hizo de “solucionar el conflicto” en el Cementerio que no realiza entierros ni cremaciones por el paro municipal.

Según informa radiofm2001, en la oficina estaba Pablo Romera, el vocero municipal, quien según testigos fue agredido por la multitud.
Otras fuentes dan cuenta de que Héctor Gay, el Intendente de Bahía Blanca huyó cuando vecinos enfurecidos pedían que se le diera sepultura a sus familiares fallecidos este fin de semana.

El Intendente por Decreto Intervino la Obra Social de los empleados Municipales y estos últimos en medida de protesta hicieron un quite de colaboraciones.
El enojo de una ciudad que está a punto de estallar por por falsas promesas, recortes y abandono de calles, se resume en la foto de Macri que formaba parte de la ornamentación del despacho del Intendente.

Por su parte, el coordinador de los espacios Nido, Luis Tonin, intentó calmar al grupo y conversar con ellos para evitar más conflictos.

El problema comenzó a fin de año, cuando el intendente realizó cuatro nombramientos en la obra social de los trabajadores municipales (DOSEM). Los empleados municipales, dirigidos por su sindicato, comenzaron una medida de fuerza que afecta todos los servicios que presta la Comuna, entre ellos el entierro y cremaciones de muertos.

Esta situación encontró a la familia Apud y a al menos otras 10 con sus familiares en las casas funerarias y ya sin mucho más espacio para guardar cuerpos.

Orlando Apud, hermano de Claudio, a los gritos llamó al intendente primero y luego seguido por una multitud ingresó a la oficina donde el único referente político que se encontraba era Romera.

La situación desencadenó en roturas en la oficina y la salida del grupo buscando a Gay en el Palacio, para luego volver a ingresar al despacho del intendente.

Algunos familiares abandonaron la Comuna al grito de: “Él no sale, manda a sus títeres. Salí cobarde, basura”, mientras el resto se quedaron al arribo del comisario Claudio Petrizán.

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=596347104152582&id=800389696662719

Minutos después de iniciado el conflicto, la Municipalidad informó que la situación en el Cementerio estaba resuelta y que las familias iban a poder despedir a sus familiares.

La novedad la dio Lucas Cavani, del área de Políticas Sociales ante la presencia de los diferentes representantes de las familias.

Sin embargo, en el Cementerio las actividades no se retomaron y en el despacho del intendente ingresó la Policía Científica para realizar pericias tras los incidentes.

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: