Aquí están los fabriqueros

Solo pasó un año pero sus rostros han cambiado. Cada día del 2018 dejó huellas no solo en las almas. Ya no hay esperanzas de torcer el rumbo. Gritar no sirve si el que gobierna es sordo. Sin embargo aquí están. Ya no son 250. Pero son los que son y se juntan para darse fuerzas y seguir en la lucha. Es 28 de diciembre. Una fecha que recordarán por el resto de sus vidas.

La fábrica daba mucho más que la seguridad de un sueldo cada fin de mes. Aún hoy permanece inalterable el sentido de pertenencia. Ser trabajador de Fanazul era ser un eslabón importante en la producción nacional para la defensa. Era, pensarse  desde una máquina  construyendo soberanía desde la convicción del saber obrero.  

Basta una firma para cambiar el destino y la vida de cientos. La estabilidad se derrumba y los proyectos familiares se vuelven cenizas que luego dispersa el viento.  Cada uno de ellos, nuestros fabriquerxs,  son para el que gobierna números que sobran, variables de un ajuste perverso. Mujeres, niñes y hombres arrasados por el tsunami de la oligarquía neoliberal que solo gobierna para ellos.

Intendente tibio, gobernadora ausente, presidente insensible, responsables absolutos de los padecimientos del pueblo. No alcanza el maquillaje de ayudas o subsidios. La dignidad se construye desde el trabajo, ese que dinamitaron sin importar las víctimas.

Por Miguel Di Spalatro *Director Del Pueblo Medios. Foto: Azultv

Del pueblo Digital

Permitida su reproducción total y/o parcial citando la fuente.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: